Precipitaciones en la nube

Jaque al cloud-gaming

Precipitaciones en la nube

Muchos de ustedes no se dieron cuenta, pero el viernes pasado ocurrió una de esas madrugadas locas que acontecen una o dos veces al año en la que se anuncia una bomba y pocos estamos en casa para tratarlo como nos gustaría... pero eh, diantres, es viernes, ¿qué íbamos a hacer? OnLive era la culpable de esa locura nocturna: a eso de las 2 de la madrugada, hora española, se sabía que la empresa de cloud-gaming había despedido a la mitad de los trabajadores por motivos todavía sin confirmar; poco después se hablaba de que se había echado a todos las personas que trabajaban allí; al rato se hablaba de un comprador anónimo que no resultaba ser una empresa, que parecía ser una única persona. Diantres, mejor echar un vistazo a lo ocurrido y sacar alguna conclusión potable, ¿no?

 

Antes, una reflexión: no sé si os habéis dado cuenta, pero con el juego en la nube se ha generado un debate de esos “a la española” en la que eres de uno u otro bando y no existen los grises. Viendo la reacción en algunos foros y redes sociales con el anuncio de las malas noticias algunos salieron a Cibeles y Canaletes a celebrarlo. Creo, sinceramente, que tampoco era la manera de tomarse el asunto: no sé qué deparará el futuro, y yo soy en el presente debate más de gris que de blanco o negro, y si bien el cloud-gaming podría cambiar nuestra concepción para mal de nuestro hobby, creo que tampoco tenemos en cuenta muchas cosas positivas que trae consigo. 

 

onlive

 

¿Saben lo malo? Que el presente “caso On-Live” ha dejado en una posición muy delicada a esa nueva forma de entender el negocio, y muy probablemente muchos jugadores hayan quedado avisados y sean reacios a dar el salto, aunque sea para probarlo y no me extraña: ¿Os imagináis haber comprado uno o dos juegos y que de golpe, zas, te los quitan sin motivo o razón alguna? 80 dólares al cubo de la basura, y tú esperando a que alguien dé alguna explicación: te puedes morir del asco. Algunos han llegado a penar que la que ha salido reforzada ha sido Gaikai y Sony, pero creo firmemente que aquí no hay ganadores, aquí ha perdido el juego en la nube, y la herida, con los ríos y ríos de tinta que han corrido en los últimos días, no van a existir litros de tippex para borrarlo. Ojo, ni queremos ni debemos borrarlo: creo que como clientes nos viene bien saber que no todo es de color de rosa, y que la innovación no siempre trae consigo el éxito. ¿Hace falta que cite ejemplos?

 

Eso sí, para auténtico perdedor, HTC, que con la broma de On-Live y el trato que tenían de exclusividad para los smartphones de su marca, se habla de una escalofriante pérdida de 40 millones de dólares. No se alarmen, que la batalla entre una y otra probablemente ni ha comenzado todavía. Lo único que ha quedado claro en los últimos días ha sido la cara dura del CEO de On-Live, Steve Perlman, que se ha ingeniado las mil y una trapicherías para no dar muchas explicaciones sobre el capítulo vivido en Palo Alto, pero eso no le ha salvado de la quema: muchos ex-trabajadores de la empresa no han tenido problemas en dirigirse a distintas páginas del sector y contar muchas de las historias para no dormir que acontecían entre esas cuatro paredes californianas. Uno de los más curiosos rumores hablan de 1800 jugadores simultáneos jugando como media diaria, algo que no pagaría ni de lejos una infraestructura anual que se dice que está por encima de los 50 millones de dólares. Por sacar punta al dato: ¿de esos 1800 usuarios activos cuántos han comprado un juego y cuántos están disfrutando de las demos gratuitas? En fin, en caso de ser cierto no deja de ser representativo y hasta cierto punto, decepcionante. 

 

gaikai

¿Qué estará pasando por la cabeza de Perry tras el suceso con OnLive?

 

¿Cómo seguirá el affaire de OnLive en los próximos días? De momento, promesas: la empresa ha sacado hoy mismo un comunicado en el que afirma que el servicio seguirá funcionando con total normalidad y que no toda la plantilla ha sido despedida: únicamente la mitad y a expensas de poder contratar a más gente. Poca credibilidad, ¿verdad? Una de las pocas buenas noticias acontecidas en las últimas horas ha estado dedicada para los seguidores de Ouya, la nueva máquina Android pagada por crowdfunding que saldrá a finales del presente año y de la que se ha confirmado que sigue manteniendo el trato que tenía con la empresa de juegos en la nube. 

22 de Agosto de 2012 a las 13:00 por Toni Piedrabuena
0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....