Por qué nos ha gustado Zelda: Breath of the Wild y por qué tiene que ser irrepetible

Repetir las mismas preguntas aburre

Por qué nos ha gustado Zelda: Breath of the Wild y por qué tiene que ser irrepetible

Breath of the Wild es el The Legend of Zelda que más ha vendido de la historia. Los motivos comerciales son obvios: queríamos un nuevo Zelda, Nintendo Switch vendió un montón y era el mejor título de la máquina cuando apareció. La verdad es que habría sido muy probable que este título vendiera fabulosamente bien aunque no hubiera sido uno significativo para nuestro medio, pero lo ha sido, ¿por qué? No por llamarse The Legend of Zelda.

 

Este Breath of the Wild podría haber pertenecido a cualquier otra franquicia, el juego no nos enamoró por eso, sino por darnos una manera de disfrutar un mundo abierto original, fresca y absolutamente distendida. El juego tiene errores, tiene muchas imperfecciones, pero tiene algo que es insuperable: subirse a una montaña, mirar al horizonte y descubrir, a lo lejos, una nueva meta que perseguir.

 

Este Zelda ofrece un tipo de libertad muy particular, muy suyo. Esta está limitada por la cuestión de la destrucción de las armas o los efectos ambientales, pero su gran mérito es construir unas reglas de juego a las que es un placer buscarle sus límites. Es una sensación similar a la que te otorga Shenmue porque ¿cuál es el gran mérito de este título? ¿Su libertad? Pues no exactamente, más bien cómo te dirigen todas sus constricciones para que disfurtes esa libertad de una manera particular, de una forma nuevo. Eso es lo maravilloso de los dos títulos.

 

 

Pero, como digo, esto no es un The Legend of Zelda como tal; es un impás, es un spin-off o un replanteamiento de las bases de la saga, un difícil ejercicio que ha resultado exitoso. Breath of the Wild nos ha gustado, pero, ¿querríamos otro igual a él? Yo digo que no. El siguiente paso de la serie tiene que saber traer a este planteamiento jugable las mazmorras bien trabajadas de los originales, un combate potable y sí, el empleo de objetos concretos clave para expandir la jugabilidad, el entorno en el que nos movemos e incluso para manipular líneas temporales.

 

Así es cómo entiendo yo Breath of the Wild: un sobresaliente y acertado experimento de reglas de juego, ni más ni menos. Es un título que responde a la pregunta: ¿cómo se puede conseguir que pasear y escalar sea divertido y que lo demás no importe lo más mínimo? Lo que pasa es que nos apasionan las preguntas interesantes, y una vez que una se ha formulado se pierde todo el interés si se reformula. Es por ello que Breath of the Wild solo ha de existir uno. Ahora toca trabajar a partir de él.

26 de Abril de 2018 a las 19:02 por Adrián Suárez Mouriño
0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
The Legend of Zelda A Link Between Worlds The Legend of Zelda A Link Between Worlds
Vuelve la leyenda, y lo hace en un título completamente nuevo para Nintendo 3DS. No es un remake, sino una continuación del mí...
The Legend of Zelda The Wind Waker HD The Legend of Zelda The Wind Waker HD
El clásico de GameCube y uno de los Zelda más queridos por los fans por su estilo único regresa en un remake para Wii U, con u...
The Legend of Zelda Ocarina of Time 3D The Legend of Zelda Ocarina of Time 3D
Informate de todas las novedades de The Legend of Zelda Ocarina of Time 3D para 3ds, videos, imagenes y mucho mas.
Ficha
WIIU Switch

Género: Aventura

Lanzamiento: 03/03/2017

Desarrollador: Nintendo

Distribuidor: Nintendo

Pegi: +12

Comunidad: Foro

Ir a ficha completa