Por qué algunos no confían en Kickstarter

Malgastando dinero ajeno

Por qué algunos no confían en Kickstarter

A veces las noticias de videojuegos se entremezclan con asuntos que parecen bien distintos y al final esto acaba pareciendo Sálvame Deluxe. Pero cuando una industria se llena de personajes más o menos célebres, de compañías polémicas y de estudios independientes con demasiadas ideas en la cabeza, acaba pasando de todo. Algo así ha sido lo que ha ocurrido con Ant Simulator, que ha sido cancelado.

 

Tenía todas las papeletas para ser un buen juego. No en el sentido de título inolvidable, sino en el de “este juego está ahí, ha vendido bastante y no ha habido ningún problema con nada”. Principalmente porque el equipo detrás de él estaba formado por unos buenos amigos de la infancia. Lo malo es que siempre hay un momento en la vida en el cual se te abren los ojos y te das cuenta de que no puedes confiar en nadie. Eso es lo que le ha ocurrido a Eric Tereshinski, jefe de desarrollo de Ant Simulator, o, al menos, eso es lo que nos ha contado. Pongámonos en situación.

 

Después del éxito cosechado por simuladores absurdos como el ya más que conocido Goat Simulator, muchos se han unido al carro. La vida de una cabra fue lo suficientemente absurda e interesante como para que la siguieran los trenes, los cirujanos y... yo qué sé, más cabras. De modo que Ant Simulator venía a subirse al carro del éxito, a ser uno más entre esos juegos absurdos. Sin embargo, en éste en concreto había algo más puro que ser una cabra conduciendo un helicóptero. El título se volvió “bonito”, interesante más allá del humor. ¿Consiguió llamar la atención? Sí, por supuesto. Entonces, ¿por qué ha sido cancelado? Porque el ser humano es idiota.

 

Creo que no hay nada más importante que la vocación cuando se trata de trabajar. No, no sólo trabajar. Sino de cuando hablamos de crear algo, una obra, sea ésta cual sea. En Ant Simulator se estaba creando una obra de arte, un videojuego, se estaba dando vida a una idea magnífica que significó mucho trabajo, y muchísimo sacrificio, por parte de un estudio pequeño y, principalmente, de Eric Tereshinski. No obstante, cuando no tienes vocación se nota, y a los amigos de la infancia de este señor se les ha notado. Y mucho.

 

Desde luego, ha habido una movida chunga por aquí, si bien nunca podemos creer solo a una de las partes afectadas y hay que contrastar toda la información. Lo que sí que sabemos es que el juego se ha cancelado por falta de fondos, más que nada porque los fondos conseguidos hasta ahora han sido malgastados. Ni que decir tiene que dichos fondos, al menos una gran parte, venían de Kickstarter y esas manos amigas que están dispuestas a actuar de anónimos mecenas con tal de que un título salga adelante. Ay, y luego nos preguntan que a qué viene tanto recelo a la hora de poner dinero en este tipo de plataformas.

 

El tema Kickstarter da, desde luego, para mucho debate. Que se lo digan al Boss y al señor Pareja, que estuvieron dándole un ratejo en el último MGPodcast. Si es que ya hemos visto a lo largo de los años cómo han pasado cosas que nos hacen esconder la cartera cuando una compañía pide ayuda económica – sobre todo si se trata de una compañía grande que puede pagarse ella solita el juego y no meter a Shenmue a mendigar – y nos pasa como con todo: Sospechamos hasta del más inocente. Que, en este caso, parece ser Tereshinski, quien ha visto cómo sus compañeros de equipo y ahora ex amigos se gastaban la mayor parte de los ingresos en barcos y putas... literalmente. Porque sus antiguos colegas decidieron dejarse la pasta recaudada en alcohol, strippers y... bueno, pues más cosas que hayan considerado oportunas.

 

La principal cabeza pensante detrás de Ant Simulator no tardó en subir un vídeo a Youtube pidiendo disculpas por lo ocurrido y jurando que devolverá el dinero a todos los afectados, mientras que el título quedará cancelado para siempre. Y, claro, yo me pregunto: Si no lo tienes, ni lo tenías antes de empezar a desarrollar el juego... ¿Cómo piensas devolver ese dinero? Años y años de trabajo parcial (el bueno de Eric ya tenía un trabajo más allá de la creación de Ant Simulator) va a tener que dejar pasar este señor antes de poder devolver los 4000 dólares recaudados (y malgastados).

 

Pero volvamos al tema de barcos... ¿De verdad alguien puede sentir tan poca pasión por su trabajo y tan poco amor por la humanidad como para, simplemente, beberse el dinero? De igual forma, no todo ha sido strippers a la hora de gastarse el dinero, y los amigos de la infancia han acabado tomando medidas legales (por ambos lados) que no sabemos cómo acabarán. Nosotros seguimos escondiendo la cartera sin tener muy claro en quién confiar. Yo os lo diré: En el colchón de la cama. Guardad el dinero ahí y a dormir. 

 

03 de Febrero de 2016 a las 23:55 por Kysucuac
7
Comentarios
Comentar
    • El problema reside en la poca exigencia que se les pide a los desarrolladores desde Kickstarter y la permisividad de la plataforma en dejar entrar a cualquiera, responsabilidad también de los usuarios, ya que si hubiera un mayor control de la financiación la cosa cambiaría.

      Pongamos un ejemplo: En Kickstarter el dinero donado no puede ser recogido por el beneficiario sino que se queda a modo de fondo. No lo tiene el donante ni el donado sino que se queda entremedias y éste mismo dinero es usado para ir a una entidad financiera y solicitar el dinero usando como aval ese fondo donde está la cantidad de dinero solicitada y que se podrá devolver dicha cantidad una vez el proyecto esté finalizado, siempre y cuando el desarrollador haya cumplido los objetivos de los donantes.
      De no ser así, el que pierde dinero es el desarrollador, también quien tiene que hacer frente a la deuda es él, y el usuario recupera su dinero. Si el desarrollador consigue su objetivo recibe el dinero y por lo tanto puede pagar su deuda.

      Si fuera así creo que más de uno se lo pensaría dos veces a la hora de pedir el oro y el moro...
    • Según parece, Tereshinski tampoco está libre de sospechas, pues se le acusa de haber desviado fondos del proyecto a la cuenta de un tercero y de mentir con sus declaraciones sobre el número de personas implicadas en el desarrollo.

      Lo que mejor podemos hacer es callarnos antes de juzgar a alguna de las partes, al menos hasta que sepamos que es lo que ha ocurrido realmente.
    • Siempre hay álguien esperando la ocasión para aprovecharse de los demás y corrompiendo buenas ideas. El resultado casi siempre acaba igual, se toman medidas para evitar que vuelva a suceder y se corrompe también la idea, pués esas medidas acaban afectando a todos, incluso a los que jamás hubieran aprovechado la ocasión para joder al prójimo. La historia que siempre se repite demostrando que no hay sistemas malos, si no personas malas. Lo digo ignorando quién sea el auténtico culpable, da igual, lo han jodido.
    • En cualquier caso, Kickstarter, Indiegogo y similares deberían tener un equipo de abogados para proteger a los usuarios patrocinadores y a su propia empresa de estos casos de estafa. Y es que a ver quién se arriesga a apoyar a una panda de desconocidos que puede pulirse el dinero sin garantía alguna de que terminen cumpliendo su palabra. A Kickstarter el negocio le va de la comisión, y sin dinero apoyando proyectos, se les termina el asunto. Por eso deberían poner en marcha una medida para mostrar que su cliente patrocinador no queda desprotegido.
    • Antes de esto deberíais conocer la otra versión de la historia que es lo opuesto. Tereshenski fue el que se llevo el dinero a una cuenta privada.
    • 4.000 pavos tampoco es que den para mucha puta y mucho alcohol. Si alquilas porno para matarte a manolas y bebes marca blanca del Mercadona igual puedes estirarlos, pero para güomanes de la life y Lagavulin no lo veo, la verdad. Salvo que pillasen una tarifa plana o que en Kalamazoo, Michigan, aún estén vigentes los precios de 1943.
      Lo que sí me asombra es que pretendiesen sacar el juego adelante con sólo esa cantidad. Claro que al no tener ni idea de en qué situación se encontraba el asunto, tampoco puedo saber si se marcaron una meta realista. Pero a bote pronto diría que no.
En respuesta al comentario anterior:
Mostrar más comentarios
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Life Is Strange Life Is Strange
Life Is Strange es la nueva obra de los creadores de Remember Me, en un estilo completamente diferente. Esta vez DONTNOD nos trae un estilo gr&aacu...
Tomodachi Life Tomodachi Life
¿Qué sucede cuando los amigos, la familia y celebridades se convierten en personajes Mii y viven juntos en una isla? ¡Tomodachi...
Shenmue 1 y 2 Shenmue 1 y 2
Llegan las primeras entregas de la saga Shenmue en un recopilatorio para permitir a los fans disfrutar de sus aventuras en consolas de última generac...
Ficha
PS4 PC

Género: Aventura

Lanzamiento: 19/11/2019

Desarrollador: Ys Net

Distribuidor: Deep Silver

Pegi: +12

Comunidad: Foro

Ir a ficha completa