Outlast y las mecánicas del miedo.

La bioquímica de la ansiedad.

Outlast y las mecánicas del miedo.

Hace un par de semanas las plataformas steam y Playstation Plus recibieron la visita de Outlast, un título independiente que prometía miedo y angustia a raudales de la mano de Red Barrels. 

 

El género de terror no es un desconocido para los usuarios de videojuegos. Desde Resident Evil a Dead Space, de Galerians a Parasite Eve, Call of Cthulhu, Kuon, Project Zero, Ghost Hunter, Forbidden Siren y Clock Tower, por mencionar algunos, han intentado hacérnoslo pasar mal en la tranquilidad de nuestros hogares y conseguir que dos bultos compartan sitio con la traquea en la zona en la que, generalmente, se suele colocar la corbata.

 

Con la misma intención llega Outlast, que nos invita a convertirnos en periodistas y, con la única ayuda de nuestra libreta y una videocámara, descubrir los oscuros secretos que se ocultan en un antiguo psiquiátrico plagado de lo que en algún momento fueron pacientes. El juego no guarda mucha complicación: Vista en primera persona, un botón para correr, otro para saltar y otro para utilizar la handycam y su visión nocturna. Un sistema sencillo que huye de los inventarios complejos, el uso de las armas y los puzzles complicados y se aplica en la ambientación y el uso de las luces y las sombras. 

 

outlast mundogamers

No, no es un anuncio ruso de Vitaldent, es Outlast en su versión más fría.

 

El miedo.

Decíamos al principio que el género del terror no nos es desconocido. Pero el miedo, el miedo terrorífico y anulador que prometen las promos de estos títulos... Eso, amigos míos, es otra historia. Mucho ha llovido desde que nos asustáramos con el primer zombie de Resident Evil en su versión censurada de BioHazard allende fronteras. Desde entonces múltiples títulos nos han prometido pasarlo realmente mal... Sin conseguirlo. Project Zero, Forbidden Siren y Kuon trataron de asustarnos a base de terror nipón, un género que se puso de moda a finales de los noventa principios del 2000 y que al final terminó por cansar. Silent Hill consiguió que tuviéramos pesadillas con su versión de la Escalera de Jacob, pero la licencia fue perdiendo fuelle después de la segunda parte hasta nuetros días. Clock Tower supo conseguir que nos sintiéramos indefensos en sus inicios, pero ya hacia la cuarta entrega se había convertido en un capítulo largo de Entre Fantasmas.

 

outlast mundogamers02

¡Foto twenty!

 

Resident Evil perdió su magia cuando pasó de los puzzles absurdos al shooter puro y duro, alcanzando cotas que daban vergüencita ajena en su sexta entrega. Alan Wake ni lo intentó siquiera ¿A quién le puede dar miedo un puñado de criaturas cuyo punto débil es la luz de una linterna? Alone in the Dark fue más bien un título de acción con el que hacer turismo por Central Park, Parasite Eve era sólido, aunque incapaz de asustarnos, Condemned... eh... sin comentarios, y Ghost Hunter cometió el mismo pecado que Clock Tower

 

En lo que respecta a éste Outlast, la cosa empieza bien, especialmente si nos internamos en el edificio sin saber demasiado acerca de lo que nos vamos a encontrar: Entornos logrados, casquería, cuerpos decapitados y una sarta de personajes que dan, hablando claro, MUY mal rollito. Los primeros instantes de juego logran con creces el objetivo de meternos el miedo en el cuerpo. Buena ambientación, imposibilidad de defendernos, desconocimiento de lo que hay detrás de cada esquina... Hay un momento en el que tenemos que pasar al lado de una criatura sentada en una silla de ruedas en el que la respiración del personaje, entrecortada y acelerada, hace juego con la nuestra. Sí, el principio mola, pero dura poco.

 

outlast mundogamers03

Lo que viene siendo el baño de un bar de carretera cualquiera.

 

Sólo es cuestión de tiempo que nos demos cuenta de que la casquería da mal rollito, pero peor la hemos liado nosotros mismos en Columbia o el Yermo. Los sustos se quedan en eso: sustos, y todo ese miedo que da el juego en los primeros compases va desapareciendo como por arte de magia cuando comprendemos la lógica de los programadores: "Una vez descartado lo imposible, lo improbable es la respuesta". Y ahí queda todo. 

 

¿Hemos perdido la capacidad de asustarnos?

El miedo es la sensación generalmente desagradable, que surge de la percepción de un peligro real o imaginario, presente, futuro e incluso pasado. Se localiza en las zonas reptilianas del cerebro y el sistema límbico, encargados de los instintos naturales de supervivencia -respirar o comer- y de la conservación del individuo y la especie -lucha, huida, buscar cobijo, evitar el dolor-. Tiene una triple dimensión: Biológica de supervivencia -miedo a las arañas, a las alturas, a la oscuridad-, sociocultiural -miedo al fracaso, al ridículo, a la soledad- y evolutiva, en la que las situaciones que nos han causado un perjuicio tienden a causar miedo en el futuro.

 

Hitchcock mundogamers

Hitchcock, poniendo a prueba su amígdala central a cañonazos.

 

De esta forma, los ambientes opresivos, la oscuridad, la sangre... Activan una serie de alertas en nuestro sistema límbico que envía la información a la amígdala central. Cuando ésta considera que los datos recibidos lo justifican, activa los mecanismos del miedo y la ansiedad: Aumentan la presión arterial, la actividad cerebral, el metabolismo celular y los niveles de glucosa en sangre para mejorar los sentidos y la capacidad muscular y de reacción. Al darse este proceso mientras jugamos un videojuego o vemos una película, disfrutamos "pasándolo mal". Es una actividad de riesgo controlada que dispara los niveles del metabolismo sin riesgo real.

 

El problema surge cuando el mercado nos acostumbra a estas situaciones de alerta. Nuestra amígdala central deja de reconocer determinados datos como activadores del mecanismo del miedo, y la sensación de ansiedad y temor desaparecen. Esto se nota sobre todo en los juegos: Mientras que en una película somos meros observadores y lo que vemos en la pantalla bien podría "sucedernos a nosotros", despertando nuestros instintos; en un videojuego somos protagonistas directos. Esto hace que nuestro cerebro se acostumbre antes a superar con éxito las situaciones de peligro y, tras varios sucesos, pasemos del "oh, mierda, una puerta cerrada, ¿¡qué habrá detrás!?" al "puaf, otra puerta, qué pesados, en media hora grabo que he quedado con los colegas en el bar". 

 

Sin embargo hay otras fuentes de ansiedad, no necesariamente producidas por el miedo, que sí logran mantenernos agarrados a nuestros mandos o butacas de cine como si nos fuera la vida en ello. La forma en la que Rockstar nos obligó en su momento a romper los tabues con su ManHunt o las decisiones que Walking Dead nos obliga a tomar son el equivalente jugable del mal cuerpo que películas como Hostel, La Naranja Mecánica o Scarface provocan en el espectador, y que químicamente en poco o nada se diferencian al miedo que tanto parece costarnos sentir.

 

¡Nos leemos!  

25 de Febrero de 2014 a las 09:30 por Rafa del Río
4
Comentarios
Comentar
    • Outlast... ese titulo que logro que algunos le colocaran la insignia de "el titulo mas terrorifico de todos los tiempos" (que te garantizaban cagarte pues), es un buen juego, sin duda, pero si que le faltan muchas cosas, bueno en un indie a fin de cuentas, tenemos que dejar de ser tan cabrones a la hora de juzgarlo.

      Lamentablemente los puntos en los que falla es en prescisamente asustarte, o mejor dicho, crear tension; hay escenarios muy muy densos, y logra incomodarte, seguro, pero todo esto se va al retrete cuando: vida regenerativa y hasta cierto punto multiples checkpoints, ¿por que esto es malo?, la vida regenerativa en un survival horror es como tener sexo con condon, simplemente no hay tanto riesgo, cuando encuentras a los primeros enemigos, o mejor dicho, al primer enemigo, te ocultas, mides su patrullaje intentas escabullirte entre las sombras y... la cagas, ok, errar es humano, pero... pues resulta que te han descubierto y si te pegan, pues si, tu pantallita se pone en rojo, temporalmente, sales corriendo mas ligero que el viento y nada, no ha pasado nada, tu personaje se recupera y no has perdido mas que dos minutos de juego, luego te das cuenta que es mas sencillo salir corriendo para todos lados con los enemigos detras haciendo los objetivos del juego, solo cuidando que no te peguen mas de 3 veces en menos de 30 segundos, ahi esta, toda la ambientacion del juego, hecha pedazos...

      En los buenos juegos de Survival horror, te sientes vulnerable, expuesto, y claro, este juego lo logra, solo puedes correr, y lo unico que tienes para defenderte de la oscuridad es tu camara de vision nocturna a la que le tienes que buscar pilitas para no quedar alone in the dark, pero no hay "gran" tension si un enemigo te encuentra, te aporrea, sales corriendo, fin de la situacion, en los Silent Hill, Resident Evil, si un enemigo te pegaba, pues es una total desventaja, ahora tienes menos curaciones, eres aun mas vulnerable y tienes que cuidar que no te maten en esa zona que no conoces por que haz grabado hace 2 horas, eso es tension y un horror que desespera, que te hace ser mas cauto, que te hace sentir mucho mas vulnerable, que te duele si algo sucede, aqui no, aqui te matan, sales en el checkpoint de hace 4 minutos... buh... ok, si, el juego tiene momentos brillantes, pero algo asi como una revolucion del survival horror... pues no, y eso de no poder distraer a los enemigos con una piedrita o algo como en far cry 3 de verdad jode, y nos invita a un mas a jugar a correr y esquivar loquitos de manicomio (cuidado que solo hay dos enemigos en todo el juego que si matan de un toque), a lo mejor un mod para añadirle la banda sonora de Akira Yamaoka ayude, eso, e items de vida, y sitios de guardado...
    • El miedo es casi totalmente subjetivo, o mejor dicho, dependiendo de los antecedentes genéticos, las alertas que desencadenan la mecánica del miedo cambia de un individuo a otro. ¿Recuerdas el banco de memoria genética, el animus y los comentarios del inglesito tonto de Assassin's Creed? Pues resulta que hay teorías bastante fiables que apoyan todo ese rollo.

      Así, de antecedentes rurales vienen los miedos a las alimañas, de antecedentes costeros, el respeto a las profundidades marinas. La agorafobia, claustrofobia aracnofobia y... sep, la ofidiofobia (miedo a las serpientes), son miedos instintivos que se han desarrollado en nuestros ancestros y pasan a nosotros como sistema evolutivo: Las personas nacidas en el Amazonas a las que les parecen monísimas las tarántulas no suelen durar lo suficiente para dejar descendencia.

      Por otro lado tenemos los miedos aprendidos y sociales, y aquí viene Sigmund Freud y pone los huevos en la mesa con un "aquí estoy" y sus teorías conductivistas.
      Ná, te suelto el rollo porque me lo he tenido que empollar para el artículo y me da coraje no haberlo utilizado.

      Sea como sea, sí, el miedo es algo subjetivo, y sí, los primeros momentos en Massive Mountain son una auténtica gozada digna de partida de rol al Cthulhu en la que se pifiarían todas las tiradas de cordura. Aún así, si no fuera un título gratuito de Playstation Plus no habría superado su paso por nuestras plataformas con tanta nota.

      Gracias por comentar, y más así de bien :)
    • En cuanto al juego (el cual aún estoy en proceso de completar) cierto es que una vez bastante avanzado quizás respondes de manera menos asustadiza, y si mas alterado en función de los sobresaltos que como jugador se lleva uno en cualquier estado de suma concentración.

      A pesar de ello el miedo es (como casi todo) algo muy subjetivo. Yo en concreto con este juego digamos que lo he pasado realmente mal (como no hacía desde ese primer Silent Hill de PSX) al principio. Con niveles de terror que alcanzan lo más extremo, de no girar una puta esquina sin que el pecho me palpite a raudales, pero que ciertamente una vez metido en faena ha bajado el listón a momentos de completo desasoiego (todo lo concerniente a llamémoslos "jefes finales") y ratos más controlados, pero que visto así merece una nota muy alta. Pues si bien no se mantiene todo el rato al mismo nivel, las cotas de calidad del juego de terror han visto de nuevo llenar sus arcas con un gran título. Y lo más importante, uno hecho por una empresa modesta, lo que determina que si antes debíamos poner en jaque a las franquicias más gordas, ahora tenemos razones más que de peso para no pagar un solo céntimo por la enésima entrega que promete para luego solo decepcionar con mentiras.
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Daylight Daylight
Daylight es un nuevo juego de terror en el que la protagonista no tendrá forma de luchar contra los enemigos, sino que sólo podr&aacu...
Dying Light Dying Light
Informate de todas las novedades de Dying Light para ps4, videos, imagenes y mucho mas.
Lakeview Cabin Collection Lakeview Cabin Collection
Lakeview Cabin Collection es un juego de exploración en el que podemos revivir todo tipo de clichés del mundo de las películas de terror de culto. ...
Ficha
PC PS4

Género: Survival Horror

Lanzamiento: 04/09/2013

Desarrollador: Red Barrels

Distribuidor: Red Barrels

Pegi: +18

Comunidad: Foro

Noticias relacionadas

Outlast 2 llegará a Playstation 4, Xbox One y PC

Y lo hará de forma simultánea

Outlast llega a Xbox One

El survival pasa a la máquina de Microsoft

Ir a ficha completa