Niños y videojuegos: ¿Se están perdiendo algo las grandes compañías?

PC y móviles parecen haber aprendido rápido.

Niños y videojuegos: ¿Se están perdiendo algo las grandes compañías?

El otro día hablaba de Play Tales en la sección para móviles e iniciaba el análisis con un hecho real: La semana pasada tuvimos una reunión con la que será la primera profe en la entrada de mi hija en el fastuoso mundo de la escolarización pública. Después de muchos jijis y jajas, muchos ¿qué tal se porta? y algún que otro ¿le tiene miedo a algo? la seño me soltó a traición una pregunta que me puso los pelos de punta:

 

¿Juega la niña a videojuegos?

Se me hizo un nudo en la garganta, me entraron los sudores fríos y, dispuesto a desatar sobre mi cabeza los siete infiernos y ver caer sobre mí a Dante, Hades, el demonio de los ojos amarillos ese de Supernatural e incluso al Pozí, respondí con la verdad. Mi hija juega a videojuegos en dispositivos móviles, comparte partida conmigo en los Lego y a veces es simple espectadora de esos pocos títulos en los que puedo limitar la violencia en pantalla. La profesora, como ya dije, no sólo no llamó a asuntos sociales ni me prendió fuego, sino que asintió con una sonrisa. Estupendo, porque resulta que en clase juegan con un ordenador y con una tablet, y el año anterior un padre puso pegas a eso. Terminaron  cambiando el plan de estudios a riesgo de que una turba tumultuosa y enardecida tomara por la fuerza el patio del colegio con antorchas, hoces y iPhones, que para algo estamos en el siglo XXI.

 

¿Niños jugando? Naaa... Niños corriendo al Game a por su 3DS.

 

Huelga decir que la conversación se relajó, y mucho, y gracias a la profesora supimos que a día de hoy las aplicaciones infantiles se consideran por los educadores infantiles como una fuente de bondades con las que ayudar a los chiquillos a aprender jugando cosas tan interesantes como literatura, música, anatomía y geografía, a la vez que aprenden cómo enfrentarse a momentos tan complicados como 'la primera caca sin pañales' o '¡viene un hermanito!'.

 

El mini-público olvidado

Llevamos una semana intensa, un mes duro y un trimestre que 'pa qué' con una hipersensibilidad absoluta en lo que respecta a clanes, grupos, afiliaciones y castas sociales. El mundo arcoiris se la lió a Bioware y a Tomodachi, el lado más oscuro del feminismo cargó las tintas de nuevo y, mientras tanto, en mundogamers, seleccionamos los blancos un poquito al azar para ponerle las pilas a la industria deseando que Phil Fish o Molyneaux digan algo para soltarles una colleja

 

Todos queremos ver representadas nuestras aspiriaciones y filias en los videojuegos, y mientras nos quejamos de la falta de representación que tienen éste o aquél grupo hemos olvidado, quizá, el grupo que nos engloba a todos. El grupo del que luego surgirán los heteros, los gays, las lesbianas, los peluche-fuckers y los machistas, las feministas, los abolicionistas y aquellos a lo que lo único a lo que aspiramos es a que nos dejen en paz.

 

Este grupo universal es, obviamente, los niños

Tenía un tochotexto ya escrito hablando de cómo la sociedad no pone pegas generalmente a todo esto de las apps infantiles y me he dado cuenta de que, copón, la industria es muy desigual a este aspecto. Así que nada, me lo he ventilado de un plumazo y he vuelto a empezar de cero. Porque mientras los dispositivos móviles están llenos hasta cansar de fantásticos juegos para los chiquillos, mientras por internet se pueden encontrar páginas y más páginas de aplicaciones y experiencias interactivas para críos con las que jugar en tu PC, las grandes compañías consoleras parecen no tener intención de darle cabida a este tipo de productos

 

images2 747

Cuidado, Moe, ¡pensar demasiado en los niños es ilegal!

 

Oh, sí, tenemos Little Big Planet, los Kinectimals, InviZimals, Skylanders, Disney Infinity, The Walking Dead... Bueno, el último no, pero gracietas aparte estos juegos tienen poco o nada que ver con las aplicaciones que mencionaba al principio. Mientras en tablet, móviles y PCs aplicaciones como Dr. Panda, Pepi Play o Play Tales nos ayudan a estimular a nuestros hijos, los juegos de consola en lo único en lo que ayudan es a tener tranquilo al niño sentado en el sillón sin dar el coñazo. Hasta que se levanta y trata de repetir lo visto en la pantalla en el mundo real, claro, momento en el que te acuerdas de Sony, Microsoft, Nintendo y la madre que los parió a todos.

 

Wake up, the babies are cute (y sus papis palman pasta)

Ojo, no digo que esté en contra de los juegos semi-infantiles de consola grande, que anda que no me río jugando con la peque al Lego, pero sí que me extraña que todo ese rollo de las Apps infantiles haya llegado a las smart Tvs y no a las consolas propiamente dichas. Imagino que es una cuestión de target, algo tan sencillo como que los mandos de PS4, ONE y WiiU no están especialmente configurados para los chiquilos, por no hablar de que difícilmente un padre se va a gastar 400 pavos para que su hijo juege con Pocoyó (aunque no veo por qué, muchos nos gastamos 400-500 pavos para jugar a Don't Starve). Y sin embargo...

 

...Sin embargo hay un error de fondo en todo este planteamiento, que ha olvidado el rostro de su padre o, si lo preferís, su concepción original como fuente de entretenimiento familiar. WiiU lo ha intentado, su predecesora lo consiguió, y por ahí hay juegos que intentan convertirse en la estrella de la noche en familia con pulsadores, controles por movimiento, cámaras y musiquita de tambores. Mola, pero no es necesario tanto paripé para disfrutar un rato de tu pareja, los niños y la mascota, ya puestos. Ahora que está de moda exigirle a la industria que se adapte a los más oscuros deseos de cualquier tonto con blog o con una webcam y una cuenta en youtube, yo voy a escribirle una carta a ese Papa Noel metafórico -y metafísico- que es 'el mercado':

 

¡Somos niños modelitos y aprobamos el contenido de esta carta!

 

'Estimado mercado de los videojuegos, quillo, tron, déjate de pamplinas y piensa un poco en los niños, que te va a venir bien. Estruja a tus indies para que dejen de intentar hacérnosolo pasar mal con títulos insufribles -que nos lo hacen pasar mal, pero no por los movtivos correctos. Tú déjales caer que éste público tiene mucha pasta por soltar. Me sé de 22 latas que se van a poner a ello ipso-facto.

No hace falta que sean juegos para niños, ni que eduquen muchísimo a golpe de tedio. Incluso aunque sean los padres los que sostengan el mando, estoy seguro de que será sencillo encontrar la forma de convertir estos juegos en un contenido familiar disfrutable por todos, que nunca está de más recordar que vuestro público ha cambiado.  

Gracias por todo, arded en el infierno si no me hacéis caso,

Rafa'

 

¡Nos leemos! 

12 de Septiembre de 2014 a las 10:00 por Rafa del Río
8
Comentarios
Comentar
    • Hacen falta juegos infantiles, y ná, no creo que jugar a videojuegos convierta a nadie en un criminal, en mi caso yo ya venía así de serie.

      No obstante, ojo, estamos confundiendo edades. Cuando hablo de público infantil de tablets y en convertir esto a consolas hablo de público INFANTIL (de 2 a 7 años) no preadolescente, ni mucho menos adolescente. Esta franja de edad necesita juegos que no tengan diálogos escritos y que les hablen en un idioma propio, como por ejemplo Lego y poquito más.

    • Ya estaba cuchillo en vena tras leer el primer párrafo pensando en una respuesta negativa por parte de la docente..

      Los juegos para móviles, desde mi punto de vista, han triunfado tanto por la accesibilidad que tienen: le dejas el SmartPhone a un niño y cuando lo recuperas tienes veinte juegos gratuitos instalados debido a la facilidad de obtención de los mismos y a que, joder, tienen un catálogo de videojuegos gratuitos a sus piés, es el sueño de todo crío.

      Pero lo veo algo muy negativo a todo esto. Nosotros (o al menos yo debido a mi corta edad) nos criamos con sagas como Kingdom Hearts, adaptaciones de Disney, Pokémon, Zelda, Final Fantasy o Grand Theft Auto -Sí, aunque parezca increíble, jugaba a la obra de R* con menos de diez años y no he asesinado a nadie por ahora-. Fueron franquicias que nos hicieron mella y nos dejaron un gran recuerdo y, si no hubiera sido por ellas, probablemente no tendríamos esta afición por el medio. Nos educaron y formaron a su modo pues no hay mejor profesor que la experiencia personal y hemos vuelto a ellas para avivar ese buen recuerdo.

      Pero, las nuevas generaciones, ¿qué tienen? Si sus padres son consecuentes podrán jugar a cosas como Uncharted o CoD (jeje) pero si no tendrán a Nintendo o.. ¿Knack? ¿Ben 10?
      Los grandes lanzamientos son juegos para "adultos" sin ningún valor para los menores más allá de diversión injustificada sin trasfondo dirigidos a aquellos a los que les empiezan a salir pelillos en las piernas.

      Y no me hagáis hablar de las apps de móviles. Son juegos 'de usar y tirar' que aportan diversión durante un rato pero después ya no quieres volver a ellos porque es una experiencia vacía, rápida y sin justificación, o que le pregunten a mi hermanita que ha probado miles de juegos de Google Play y aun no está cómoda con ninguno. Incluso las obras didácticas son malas ya que obligan al aprendizaje forzado e indecoroso sin aportar una clara diversión, ahí tenemos el maravilloso aprecio de los jóvenes al sistema educativo. Educativos son los juegos de Zelda, que en vez de enseñarte te ayudan a forjar un desarrollo progresivo de tu experiencia personal mediante un contexto tan atractivo como entretenido.

      Esta clase de obras que antaño serían juegos flash en páginas como minijuegos.com, no contribuyen a forjar una buena fama del arte interactivo entre los más peques, en cambio, les da la idea de que se trata de un entretenimiento rápido y barato sin ningún otro atractivo que pasar el rato, o eso es lo que me hace ver mi hermana.

      PD: Añoro tu atractivo semblante al pié del artículo.
    • Me echaron el chisme de que los niños no quieren ser niños y juegan call fo duty para demostrar queno son niños y los viejos no quieren ser viejos y se refugian en candy crush para que los colores les estimulen las zonas muertas del cerebro y ya de paso escuchar la voz sensual del narrador.

      Yo se que es un tema delicado y que hay padres aqui pero como las consolas, tablets y demas estan muy caras yo agarraria la manguera hago un charco de barro y los pongo a pelear ahi todo el dia jajaja.

      (Lo anterior es broma cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia)
    • A los crios les encanta Minecraft, los juegos de Lego, Skylanders, Little Big Planet y Disney Infinity. Lo cual se nota en sus buenas ventas en consola.

      Antiguamente las empresas estaban enfocadas en juegos para niños y adolescentes porque eran el público mayoritario, pero hoy en dia el jugador tiene de media 30 años, motivo por el cual no se ven tantos juegos para niños en consola.

      A los niños de hoy en dia también les gusta mucho el jugar en móviles o tablets. Y a los padres les va bien, ya que hay mucho juego gratuíto o barato para que el niño trastee.
    • como de costumbre, otro articulazo de Rafa del Rio. Sin duda, un fichaje galactico para MG, lo mejor que habeis hecho (y no, no soy su abuela...)
    • Yo me pasé Final Fantasy VII con 7 años, poco después me pasé el VIII sin matar a nadie con una katana (ni siquiera cuando me regalaron una años después), y veía Dragon Ball a todas horas. No he salido psicótico ni he estado en la cárcel ni nada XDD

      Con esto me refiero a que un niño no se va a transformar en Jack el destripador por jugar a Silent Hill o Resident Evil (igual alguna noche lo pasa mal). Esa obsesión por Disney y Dora la exploradora de los educadores me parece exagerada, como cuando se satanizaba a los videojuegos porque sí (aún más digo).

      Dicho esto, si que echo de menos a Crash Bandicoot, Jak and Daxter, Rachet & Clank, Sonic...A Mario no :D
    • Rafa!!! Qué grande. ¿Es posible que haya un guiño escondido a la saga La Torre Oscura de Stephen King o ha sido casualidad?
En respuesta al comentario anterior:
Mostrar más comentarios
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....