Nier: Automata, la moral de A2 y nuestro querido Jean-Paul

El pensador del título

Nier: Automata, la moral de A2 y nuestro querido Jean-Paul

Cuando visitamos por primera vez la aldea de Pascal, si nos paramos a conversar con sus habitantes, no tardaremos en dar con un personaje que nos asalta con las siguientes reflexiones: “La existencia precede a la esencia” y “el hombre no es más que lo que hace de sí mismo”. Seguro que sois bastantes los que sabéis a quién me refiero. Ambas frases son pronunciadas por Jean Paul, el robot que quizá supone una de las mejores coñas filosóficas que podemos encontrar en el juego, y no son pocas. A lo largo de Nier: Automata nos encontramos con jefes finales bautizados con nombres de pensadores reconocidos como Engels, Marx, Simone, Auguste o Hegel. Sin embargo, en el caso del fracés Jean Paul Sastre, al igual que ocurre con Blaise Pascal, su nombre es utilizado para dar vida a un NPC, que además cuenta con su propia misión secundaria. Pero, ¿por qué precisamente darle protagonismo a este y no a otros filósofos más “populares”?

 

Nier Automata

 

Quiero a ese hombre

 

Para empezar a teorizar, lo primero que tenemos que tener claro es que el propio Yoko Taro mostró un gran interés en poder usar, precisamente, ese nombre. En Square Enix eran sabedores de lo estricta que resulta la gestión del patrimonio del filósofo francés. Tal y como declaró el propio director, en una entrevista realizada por Matt S. para el medio Digitally Downloaded, ante el temor a futuros litigios legales, la productora instó al estudio a buscar caminos alternativos a la hora de ponerle nombre a este personaje en la versión occidental. Con lo que “Sastre” (así es llamado en la versión japonesa) no pudo ser utilizado, así como tampoco “Sastre 2” o “Sastre X”. Todos ellos fueron rechazados, hasta que Taro dio con la fórmula que conocemos (“???” cuando hablamos con él y Jean-Paul en la información de la unidad y las líneas de diálogo). En sus propias palabras:

 

Estaba tan molesto por no poder usar el nombre, que si 'Jean-Paul' no pasaba, lo iba a llamar 'El Cerdo de los Derechos de Autor."

 

Para el director, este era un punto clave, y lo era por dos motivos. Primero porque si el robot recibía otro nombre, la relación que se establece entre este y uno de los primeros jefes finales, Simone (por Simone de Beauvoir), no tendría el mismo sentido, pues ambos filósofos fueron pareja durante muchos años. El segundo responde directamente al núcleo discursivo del juego, en el cual las principales tesis del pensador francés tienen mucho que decir.

 

2 (1)

 

Si hay algo que persiguen las máquinas de este universo, es precisamente la búsqueda de la esencia del ser humano. Tanto los robots desconectados de la red, como las nuevas y evolucionadas formas de vida (Adam y Eve) aspiran a ese conocimiento, y lo hacen a través de la imitación. Lo vemos en la creación de poblados pacíficos, en la fundación de reinos ocultos en el bosque y en la constante investigación llevada a cabo por Adam. Y sin embargo, a lo largo de todo el juego, hay un personaje que sin buscar este fin, logra alcanzar parte de esa esencia adquiriendo una moral que podríamos calificar como humana. O por lo menos podríamos calificarla así, en función de lo que Sastre entendía como moral humana. 

 

El crecimiento de A2

 

Hablamos de A2. El primer modelo de la serie 2, comienza sus andanzas en la Tierra siendo enviada por YoHra a una misión suicida, cuyo principal objetivo es la obtención de datos de combate destinados a la creación del futuro modelo 2B. Durante el transcurso de su estancia en el planeta, se ve obligada a asumir el mando de su escuadra, a confraternizar con los miembros de la resistencia y a ver morir a cada una de las unidades que la han acompañado durante todo ese tiempo, siendo Anémona, la única conocida que le queda en la vida. La androide descubre las mentiras de YoHra y, cuando se revela, es situada por sus circunstancias ante la posibilidad de la muerte. En ese momento, da comienzo una nueva etapa en su vida, una etapa de libertad.

 

nier 3

 

Cuando nos encontramos por primera vez a A2, ya es un personaje capaz de tomar sus propias decisiones. Y en ese instante, toma una, la de eludir el enfrentamiento con 9S y 2B. Algo vio en ellos, y gracias a ese algo entendió que no valía la pena seguir luchando. Al igual que ocurre con Pascal cuando nos lo encontramos en la tercera vuelta, pues aunque en ese instante se nos da la opción de elegir si ejecutarlo o no, se trata de una decisión falaz. Si optamos por matar al robot, la partida termina de forma abrupta llevándonos directamente a los títulos de crédito. Por lo tanto, solamente hay una decisión correcta para seguir avanzando. Pero, ¿por qué A2 se comporta de esa forma, cuando está acostumbrada a matar a toda máquina y androide que se le pone por delante? Por su moral. La misma que le lleva a atravesar con su arma el cuerpo infectado de 2B, y a intentar salvar a 9S si escogemos combatir con ella en la batalla final.

 

Nier Automata

 

Y esto es algo que vemos de forma directa cuando, tras ejecutar a 2B, se corta el pelo. Antes de morir, 2B descarga toda su base de datos en la espada que porta a la espalda, y le pide explícitamente a su ejecutora que se la quede. Cuando A2 toca el sable, todo el flujo de información pasa a través de ella, todos los recuerdos, las vivencias y las decisiones del androide que tiene frente a sí, atraviesan su cuerpo. Y aquí empezamos a hablar de esencia, porque lo que realmente ha recibido A2 es la esencia de 2B. Su existencia continúa, pero se ha visto modificada, ahora sabe más de 2B y de 9S. Es conocedora de que 2B ha luchado por la vida de 9S, sabe que se arrepiente de todas las veces que le ha dado muerte, y se ha dado cuenta de que para el joven androide de reconocimiento lo más importante es la vida de su amiga. Ahora es consciente de que esos dos androides están actuando de forma libre, de que ya no se encuentran alienados por YorHA. Al darse cuenta de todo esto, A2 decide cortarse su cabellera y adoptar la imagen de 2B. Es un gesto de aprobación, ya que desde su propia moral, esa que ha ido construyendo a lo largo de toda su estancia en la Tierra, respeta profundamente al ser en el que ha llegado a convertirse la difunta coprotagonista.

 

De A2 a Sastre

 

Ahora volvamos a Jean-Paul Sastre. La premisa existencialista del autor se fundamenta en la idea de que la existencia precede a la esencia. Con esto, lo que hace es contraponer el ser y la consciencia, creando así una suerte de dualismo entre la consciencia y lo físico (algo que curiosamente está muy presente en las entregas anteriores del universo Nier). Este punto de partida le lleva a entender la libertad como la principal categoría de la moral humana, como la esencia de la conducta del hombre y como una muestra fehaciente de su existencia. Esto es algo que Jesús M. Morote explica mucho mejor que yo, definiendo al hombre satriano como un ser individual, que establece sus propios valores y que actúa en función de los mismos sin descargar su responsabilidad sobre nadie más, respondiendo tanto por sus acciones como por sus inacciones.

 

nier 5

 

Eso es lo que ve A2 en 2B, en 9S y en Pascal, ve individuos que en un momento dado han sido capaces de responder ante su propia moral, y no ante las imposiciones de la red de las máquinas o las órdenes de YoHra. Nier no va de salvar a la humanidad (que ya no existe), ni siquiera va de salvar a los androides o de expulsar a las máquinas. Para mí, el principal tema del juego es la búsqueda de la esencia humana, algo que pocos personajes llegan a alcanzar a lo largo de toda la aventura.

 

En otra entrevista que podemos encontrar en The Guardian, Taro explica cómo Yosuke Matsuda le espetó que se está volviendo blando en cuanto a los cierres de sus juegos, aludiendo al final E del título que nos ocupa. En este final, los pods, que también empiezan a construir su propio futuro, deciden reparar a 2B y 9S. Durante la escena nos queda claro que ambos conservarán los recuerdos anteriores, que existe la posibilidad de un futuro diferente y que tal y como explica la unidad 042: “El futuro no es algo que se te dé, es algo que tú tomas para ti”. Para Satre la nada es la destrucción de lo ya dado, algo que nos permite crear nuevas realidades. En dicho final, tras todas las batallas libradas, nuestros protagonistas cuentan con la libertad de vivir y crecer en un nuevo mundo posible, mientras que nosotros tenemos la oportunidad de borrar todos nuestros datos, para así poder acceder a una nueva realidad, de las muchas que nos ofrece Yoko Taro.

13 de Octubre de 2020 a las 10:30 por David Oña
0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Devil May Cry 4 Special Edition Devil May Cry 4 Special Edition
Devil May Cry 4 Special Edition es el nombre que recibe esta versión remasterizada del clásico original de la anterior generaci&oacut...
DMC Devil May Cry: Definitive Edition DMC Devil May Cry: Definitive Edition
Ninja Theory nos trae de nuevo la última entrega de Dante, en la que con apariencia juvenil debemos derrotar a las fuerzas demoniacas. En es...
DmC Devil May Cry DmC Devil May Cry
La polémica del cambio de manos de la saga y del cambio radical en el diseño de Dante, el cazador de demonios del videojuego por exce...
Ficha
PS4 PC XOne

Género: Hack'n'slash

Lanzamiento: 10/03/2017

Desarrollador: Platinum Games

Distribuidor: Square Enix

Pegi: +16

Comunidad: Foro

Ir a ficha completa