Morir no mola, pero a veces nos la suda

Sobre todo en los MMO

Morir no mola, pero a veces nos la suda

Creo que soy la friki de los MMORPG. No hay otra explicación posible. Los juego todos, sólo me falta hacerlo a la vez. Creo que si tuviera más de un ordenador a mi disposición, lo haría sin dudarlo. Pero sólo tengo uno, así que toca jugar uno un rato y luego otro. Ahora al que más horas le dedico es a World of Warcraft, aunque hay veces que me saca de mis casillas.

 

Cuando mueres en el WoW, tu espíritu (o fuego fatuo si, como en mi caso, eres un elfo de la noche) aparece en el cementerio más próximo. Los objetos que llevas encima al morir pierden durabilidad, y además te toca ir en busca de tu cadáver. Un puto coñazo. No obstante, también tienes la opción de pedirle al Ángel de la Resurrección que te deje volver a la vida en el propio cementerio. Claro que esta segunda opción tiene sus consecuencias, pues tanto los objetos equipados como los del inventario pierden un porcentaje mayor de durabilidad. Por tanto, morir en World of Warcraft es una putada, pero creo que no nos afecta tanto. Después de todo, nuestro personaje sigue siendo el mismo que era antes de morir, con sus habilidades, su nivel, sus misiones cumplidas y demás. En otros juegos no tenemos tanta suerte, y no nos lo podemos tomar tan a la ligera.

 

Realm of the Mad God es un juego aparentemente sencillo, sea por su estética 8bit, sea porque sólo hay que darle a cuatro botoncitos de nada. Pero esos botoncitos de nada pueden acabar hechos ceniza cuando hayas muerto dos o tres veces en esta locura de juego. Porque morir en él significa morir para siempre. No, no es que te vaya a salir una niña asiática de la pantalla, es que tu personaje dejará de existir.

 

En este título (que engancha más de lo que parece) empiezas siendo un triste mago. El Mago irá subiendo de nivel, irá comprándose objetos y quizás algún día llegue a nivel 20, si no ha muerto por el camino. Una vez se llega a nivel 20, se desbloquea otra clase (en este caso, Sacerdote). Pero no se puede cambiar de clase durante la partida, no existe la selección de personaje (a menos que pagues por ello), sólo el suicidio. Porque una vez mueres, lo pierdes todo y empiezas de cero. Sin inventario, sin habilidades, sin nivel 20. Como mucho, se salvarán los objetos que guardes en tu cofre personal, pero nada más. Ahí reside la complejidad de un juego simple.

 

Luego está la otra cara de la moneda. Guild Wars o The Elder Scrolls Online son juegos en los que cagarla no nos importa demasiado. En el caso de Guild Wars 2, ¿qué le decimos al Dios de la Muerte? Not Today. Porque por mucho que nos maten, si acabamos con nuestro enemigo antes de perder toda la “vida” o nos reviven con alguna habilidad, aquí no ha pasado nada. Y, bueno, luego está TESO, donde, como mi compañero Rafa dice, “es como que aparezca un mosquito y se vaya sin picarte”.

 

Morir en los MMO debe ser algo obligado, eso por supuesto. Si ya de por sí pecan de mata-mata, imaginaos cómo sería la cosa si no nos mataran a nosotros de vez en cuando. Pero no hay que tomarse estas muertes como una derrota, sino como experiencia. Menos en el caso de Realm of the Mad God, que ahí te mata hasta un bebé conejo (que no un abejonejo) porque eres un fracasado. Esta experiencia es la clave para avanzar, para dejar de ir a lo loco como unos gilipollas, creyéndonos los reyes del mambo. Uno no puede llegar a Tamriel y creerse un Daedra, tiene que haber limitaciones. Ojo, ésta es una limitación necesaria, más allá de mis chorri-caprichos acerca de la comida en los juegos de rol. Valar Morghulis (segunda referencia a Canción en un solo texto, estoy que no me reconozco), en la vida real y en el juego no vamos a ser menos.

 

Algún día hay que morir, no puedes lanzarte sobre 30 orcos y pensar que vas a salirte de rositas. Pero, por favor, que esas muertes sean de verdad, que no nos hagan cosquillas, que nos duelan, que nos jodan. No pido que sea como en Realm of the Mad God, eso se lo dejamos a juegos de otros géneros más jodidos. En los MMO tiene que haber algo intermedio, algo tipo World of Warcraft PERO con otra manera de resucitar. Porque lo que más me saca de mis casillas no es morir, sino tener que ir a buscar mi cadáver y encontrarlo rodeado por 352462 bichos que nada más resucitar van a matarme de nuevo.  

09 de Julio de 2015 a las 12:00 por Kysucuac
7
Comentarios
Comentar
    • Nose si conocen dofus, un mmo estilo tactis rpg francés, la cosa es que en ese juego hay un servidor llamado heroico, donde la muerte del personaje es permanente y todo lo que poseías( xp e items) son transferidos a quien te mató.Por ejemplo:
      - Un moob de mounstros me mata.
      - Pierdo mi personaje.
      - Alguien luego mata al moob.
      - Esa persona obtiene toda mi xp y objetos.

      Ej2:
      - Estoy caminando en una zona donde agredir jugadores es posible.
      - Me ataca un grupo de jugadores/bandidos.
      - Me matan
      - Mi xp y objetos se les divide entre ellos.

      El lado positivo, es que el drop y la Xp, esta multiplicada en ese server en específico y jugar con miedo cada una de tus partidas te hace pensar 2 o 3 veces antes de ir a una mazmorra o ir por algún drop que necesites.
En respuesta al comentario anterior:
    • ¡Qué buenos tiempos los de Dofus! Sí, jugué al modo heroico y la verdad es que era una pasada. Ya no se hacen cosas así :(
    • Totalmente de acuerdo, la muerte debería ser algo realmente molesto y con mucha mas presencia, algo que te haga perder cosas verdaderamente importantes.
      Lamentablemente como siempre digo, jugadores MMORPG quedamos pocos. El mercado se llenó de maricas que lo único que buscan es avanzar con "W" y matar con "click-izquierdo".
    • yo odiaba morir en el lineage 2 porque resucitabas en la ciudad más próxima si no había nadie para levantarte del suelo. Estando en una zona "normal" no molestaba tanto, sólo tenías que patear parte del mapa, el problema venía cuando estabas en una mazmorra y sólo se puede entrar a ella cumpliendo ciertos requisitos.
    • Me gustaria ver en algun MMO las muertes a lo Legacy Of Kain donde morir por primera vez te desplza al mundo de los muertos y has de pelear por tu vida.Seria un concepto interesante para poner en practica en mazmorras y tal, acabar de perder una gran batalla y tener que que pelear por poder salir de la mazmorra y volver a empezar.
    • Me voy a poner en plan yayo: En Ultima Online morir no era cosa baladí. Al morir todo aparece en blanco y negro y eres un ser en una túnica y capucha fantasmagórica. Puedes hablar con otros fantasmas e intentar hablar con el mundo de los vivos, donde, a menos que desarrolles la habilidad Spirit Speak, solo leeras texto como "OooOOOoOOoO oOO OoOoOOo". Entonces habías de ir a un cementerio o un NPC sanador o contar en tu equipo un compañero con 80% en Healing y 80% en Anatomía, que podrá resucitarte.
      Al resucitar, aparecerás con pocos puntos de vida, resistencia y maná y vestido solo con una tunica raída. El objetivo suele ser ir a buscar tu cadáver, que solo dura 7 minutos, y recuperar los ítems que otros jugadores no te hayan robado.

      En Ultima Online sí que no había que tomarse a la ligera la muerte, no como en estos otros juegos para gente floja.
En respuesta al comentario anterior:
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
World of Warcraft The Burning Crusade World of Warcraft The Burning Crusade
World of Warcraft amplía su mundo con Burning Crusade, una expansión que nos trae dos nuevas razas y todo un territorio que explorar. Junto a esto s...
World of Warcraft Wrath of the Lich King World of Warcraft Wrath of the Lich King
Informate de todas las novedades de World of Warcraft Wrath of the Lich King para pc, videos, imagenes y mucho mas.
World of Warcraft Cataclysm World of Warcraft Cataclysm
Informate de todas las novedades de World of Warcraft Cataclysm para pc, videos, imagenes y mucho mas.
Ficha
PC

Género: MMORPG

Lanzamiento: 13/11/2014

Desarrollador: Blizzard Entertainment

Distribuidor: Activision Blizzard

Pegi: Por determinar

Comunidad: Foro

Ir a ficha completa