Mi primer fin de semana con Call of Duty WW2

Luces y sombras

Mi primer fin de semana con Call of Duty WW2

Este fin de semana, por primera vez, hemos podido disfrutar de la beta privada que Call of Duty WW2 ha celebrado en exclusiva en PS4 para todos aquellos usuarios que ya hayan reservado el juego. El próximo fin de semana, del 1 al 4 de septiembre, los usuarios de Xbox One también podrán hacer lo propio para comprobar qué tal le ha sentado a una de las franquicias más importantes de la historia de los videojuegos su regreso al suelo y también al pasado. Yo he estado jugando mucho todos estos días y las sensaciones han sido positivas en algunos aspectos pero algo negativas en otros, dejando algunas dudas tras de sí. 

 

Lo primero es lo primero: obviamente, la nueva ambientación es espectacular. Después de estar durante tres años deambulando y saltando por escenarios futuristas, portando armas que incluso en ocasiones lanzaban rayos láser, es gratificante sentir de nuevo que vamos a enfrentarnos en batallas mucho más realistas, en escenarios creíbles contextualizados en la siempre increíble Segunda Guerra Mundial. Aquí no hay ningún reproche a Sledgehammer, que ha sabido adaptar de maravilla esta ambientación y estética a la jugabilidad de Call of Duty. Los amantes acérrimos de las entregas más clásicas, sin lugar a dudas, van a respirar de alivio al descubrir que después de unos cuantos años volvemos a encontrarnos con una iteración de la saga que recuerda y mucho a los mejores títulos clásicos del pasado. 

 

 

Evidentemente, ambientar el juego en un entorno realista sacrifica las nuevas mecánicas jugables vistas en Advanced Warfare, Black Ops 3 e Infinite Warfare, y ahora nuestro personaje no puede saltar más de una vez, ni desplazarse por las paredes ni tampoco deslizarse por el suelo. Apuntar, disparar, agacharse y poco más. Call of Duty WW2 nos hace regresar a los orígenes de la franquicia también en un sentido puramente jugable, y oye, hay que reconocer que hasta se agradece volver a tener esas mismas sensaciones del pasado en un juego que visualmente luce de forma portentosa. 

 

El problema, en esta beta privada, comenzó a llegar poco a poco mientras jugaba cada vez más partidas. Al principio me di cuenta de que Call of Duty WW2 es un juego muy exigente. De hecho, ya os avanzo que a todos los jugadores les va a costar mucho sacarse las rachas más altas, sobre todo teniendo en cuenta que venimos de unos cuantos juegos donde los saltos y la rápida movilidad de los personajes permitía escabullirse y buscar nuevas posiciones de manera veloz. Aquí no, y si un enemigo te descubre disparando en el minimapa, es mucho más complicado evitar ser visto, apuntado y disparado. Pero eso es una consecuencia lógica del cambio de control, pensé, hasta que echando muchas más partidas me di cuenta de algo importante. 

 

El sistema de reapariciones en la mayoría de los mapas es bastante caótico. Y en Call of Duty, cualquier jugador habitual sabe que este es uno de los elementos más importantes. Hay que jugar mirando el minimapa, para adelantarse a los acontecimientos y saber por dónde van a reaparecer los enemigos o por dónde pueden estar llegando los nuevos una vez que hemos despachado a algún incauto. El problema es que los enemigos comienzan a venir de todas partes, en ocasiones de una forma algo descontrolada. La sensación no es del todo buena: sientes que Call of Duty WW2 obliga de esta manera a que no campees en ningún momento y tengas que estar en continuo movimiento, pero en el momento en que abandonas tu escondite siempre te encuentras con algún enemigo donde menos lo esperas. Por no hablar de alguna que otra ocasión en la que yo mismo he reaparecido en las narices de un enemigo o todo lo contrario, viendo cómo un enemigo reaparece prácticamente en el mismo lugar en el que acabo de matar a uno de sus compañeros. 

 

Call of Duty WW2

 

Y quizás este problema, pienso, sea consecuencia de que la mayoría de los mapas incluidos en esta beta privada son bastante grandes. De hecho, el mapa donde mejor he controlado los respawns en las partidas ha sido en Ardennes Forest, que más o menos tiene una extensión normal respecto a lo visto en los últimos años de franquicia. También espero que tenga que ver con que todavía estamos en esa fase beta donde Sledgehammer necesita hacer cambios, imposible de descubrirlos sin que un montón de jugadores pueblen sus servidores. Ojalá esto sea cierto y en la próxima beta estos problemas se hayan solucionado en parte, y que no existan cuando Call of Duty WW2 llegue al mercado por fin. 

 

Siendo totalmente sincero, no he disfrutado plenamente de este fin de semana por esos problemas. No son partidas divertidas cuando sabes que hay algo que no está funcionando correctamente y que no solo tu habilidad es la que influye en tu medidor de bajas y muertes. Por eso me daría mucha rabia, viendo el potencial ambiental y visual del juego, que no funcionara correctamente a nivel competitivo. Todavía tengo mucha esperanza en Sledgehammer, a pesar de ello. 

28 de Agosto de 2017 a las 11:00 por Álex Pareja
0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Call of Duty 4: Modern Warfare Remastered Call of Duty 4: Modern Warfare Remastered
Vuelve Call of Duty con una de sus entregas fetiche, mejorando sus gráficos y su motor. Y es que Call of Duty 4: Modern Warfare tuvo un gran éxito e...
Call of Duty Infinite Warfare Call of Duty Infinite Warfare
Una nuea entrega de la aclamada serie Call of Duty llega con el nombre de Infinite Warfare. En esta ocasión volveremos a encontrarnos un sistema de g...
Call of Duty Black Ops III Call of Duty Black Ops III
La saga de acción bélica por excelencia vuelve, tras dos entregas nuevas con Ghosts y Advanced Warfare, a retomar una línea ab...
Ficha
PS4 XOne PC

Género: Acción en primera persona (FPS)

Lanzamiento: 2017

Desarrollador: Sledgehammer Games

Distribuidor: Activision

Pegi: +18

Comunidad: Foro

Ir a ficha completa