Los videojuegos cada vez dejan más de lado el verdadero juego social

Cervezas y multitaps

Los videojuegos cada vez dejan más de lado el verdadero juego social

Más o menos cada mes realizo un ritual en el que intervienen tres amigos, una consola de alguna generación pasada y un videjuego con modo cooperativo para cuatro personas. Ya saben de qué va el asunto. Unas cervezuelas, codazos, insultos desde el cariño y la terrible sensación de que estos momentos cada vez son más difíciles de vivir si no se recurren a máquinas de otro tiempo, pues en la actualidad, aunque se abogue por este tipo de experiencias en el ámbito de los party games, a los clasistas les sigue urgiendo la necesidad de poner a sudar el gamepad en sus manos.

 

El problema en sí no está en el hecho de permitir en el título de cuatro personas simultáneas; con la infraestructura del juego online instaurada en los hogares como un estándar básico para el ocio interactivo, la propuesta lúdica es enorme y las posibilidades del disfrute e interacción masiva están a tiro de piedra. Pero los carcamales del sector como el que suscribe, que han vivido durante muchos años esa cultura del guateque gamer y han podido mezclar la socialización más primigenia con el moderno divertimento que son los videojuegos, no acabamos de pillarle el punto a la alternativa multimedia que se nos presenta.

 

Wall E gordos

 

El juego online, por muy divertido, excitante y revelador que sea, es frío. El distanciamiento del individuo y el levantamiento de esa infranqueable fachada de privacidad, seguridad y anonimato puede resultar reconfortante a la hora de guarecernos del frenético mundo en el que vivimos, y más con la que está cayendo, pero por muchos avances tecnológicos que haya no podemos olvidarnos de que la verdadera interacción social requiere obligatoriamente de una interacción física. ¿Se acuerdan de cómo le iban las cosas a la civilización humana en la película Wall-E? Pues eso.

 

Ayer jugué a un videojuego de PS2 llamado Mashed, que bebe del concepto multijugador de los clásicos Micromachines de Codemasters en cuanto al frenetismo de sus carreras. Y por mucho FPS estratosférico y juego social descacharrante que pruebe, tan solo con estos jueguecillos se me sube por la espalda ese gustirrinín de estar realizando una actividad en grupo y un juego que no se entretiene con barrocos y engorrosos sistemas de juego con una ristra de opciones online, entramado social, contenido adicional y leches en vinagre.

 

 

El nuevo dominó de tasca en el siglo XXI, el nuevo juego de canicas para talluditos comenzó hace un par de décadas y empieza a apagarse. Una experiencia social hermanada con la tecnología más actual que ha servido de puente entre el ocio más peregrino y la nueva ola tecnológica. No me gustaría que eso se perdiese, por mucho que todas las consolas actuales se obcequen con el rollo interactivo, los mensajitos entre amigos y la madre que los parió. Al final todo eso es una milonga para despistar la idea que no deberíamos dejar de tener en mente: Para disfrutar de la vida hay que compartirla en persona con los que tienes cerca.    

19 de Julio de 2012 a las 14:28 por Raúl Rosso
8
Comentarios
Comentar
    • Has mencionado Mashed y me han venido muchos recuerdos. Recuerdo que machacamos la demo de la revista oficial de Playstation (venía en un CD) hasta que al fin pudimos comprar el juego. Nos recordó mucho a los piques que teníamos con el Bmx simulator en el Amstrad!
    • Por esta razón la consola con la que más he disfrutado ha sido la Nintendo 64.

      Una consola nacida para disfrutar del modo multijugador junto a otros tres amigos. Recuerdo viciadas antológicas a títulos como Goldeneye, Mario Kart 64, Super Smash Bros. o Perfect Dark. Disfrutábamos al máximo incluso en TVs de 14', dejándonos la vista para dar un certero tiro en la cabeza.

      Es una pena que con el paso del tiempo se haya dejado de lado la clásica pantalla partida y esas partidas con tus colegas de toda la vida acompañadas de una bolsa de patatas y de la consiguiente grasa acumulada en los pads...se ha perdido la magia.
    • Hace años con los amigos quedamos los sabados por la noche hasta las 7 para machacarnos en el Worms de PC. Eso se ha perdido.
    • Yo creo que la moda de juegos sociales, casuals o como se quieran llamar es pasajera y está muerta del mismo modo que murió el multiplayer a 2-4 jugadores de épocas pasadas.

      Si ha terminado triunfando el juego online (también llamado "desde la sombra") es porque los gamers en el fondo siempre hemos sido gente apática que nos gusta jugar solos en nuestro apestoso cuarto con olor a zorro y queso manchego. Es cierto que hemos disfrutado de una era multiplayer con amigos tan apáticos, apestosos y cerveceros como nosotros, pero simplemente la tecnología a terminado por sacar a relucir nuestro yo verdadero.

      Los hardcore gamers somos Morlocks (los murlocs del WoW son otra cosa :D) que amamos la oscuridad, la soledad y el mal olor cuando estamos jugando, y en el momento en que internet se ha vuelto algo común en todos los hogares se ha demostrado que la mayoría tira de online para los multijugadores.

      Yo también soy un viejales en este mundo (27 añazos) y desde luego recuerdo con mucho cariño los multis al Perfect Dark de N64 o al Road Rash de PlayStation, pero tras el efecto nostalgia me doy cuenta que lo mejor de aquellos juegos eran los amigos... Y con esos siempre puedes ir al bar del barrio a tomarte algo, para luego fundirles a un Halo Reach a las 3 de la madrugada estando cada uno en su casa.


    • Es cierto que estos rituales se están perdiendo... He leído que comentan lo de Battlefield a 4 players pero quien no se ha dejado la vista hechando un multiplayer a Goldeneye 64??? Era brutal y no había problema.
      Yo también soy de los que prefieren una juerga en casa con unos colegas jugando a juegos como Mario Party, Fifa... La gracia está en compartirlo con gente físicamente. El online está bien para desquitarte jugando con randoms, pero es más frío. Estar en compañía es divertido, cachondeo... Además si tienes más de una pantalla y reproductor o PC, tienes una sala recreativa montada!

      Veremos que nos depara el día de mañana... La evolución de este sector avanza a una alta velocidad increíble pero ahí estaremos, jugando!!!

      Kuidaros!
    • Bueno, en cierto modo también lo veo lógico, los juegos de deportes siguen teniendo el factor multi pero porque te fijas en un muñequito sobre un entorno plano, es como los juegos de antes que se diferenciaba muy bien tu personaje/vehículo del escenario, pero hoy en día imaginaos un battlefield a 4 jugadores a pantalla partida, no te enteras de la misa la mitad, y si es en una tele de menos de 28 pulgadas, apaga y vámonos.
      El juego online es mucho más cómodo porque estás hablando con tus amigos, con la tele entera para ti y te puedes rascar el "hojaldre" sin temor alguno a que te llamen cerdo.
      Aunque los juegos multis de antes eran más divertidos porque estaban muy simplificados, hoy en día como son más técnicos son menos accesibles a "tu amigo el manco" que no ha jugado nunca o que sencillamente es un negado.
    • Cuuando los miembros que formamos esa generación (la de los 80) pasemos a mejor vida (digital XD) eso es lo que ocurrirá.

      Reunirse con los colegas a echar unos pros via multitap es cosa del pasado.

      El presente y futuro se circunscribe a las partys del LIVE dandolo todo en el COD anual de turno.

      Esto es asi.
Mostrar más comentarios
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....