Los mejores juegos de la historia también son los más difíciles

Quejas de un abuelo

Los mejores juegos de la historia también son los más difíciles

No han pasado muchas semanas desde que me acabara ese juegazo de Rockstar que es Max Payne 3, descubriéndose ante mi un lanzamiento que, aparte de enamorarme prácticamente a todos los niveles, me cautivó por su más que acusada dificultad. Logré atisbar el ending jugándolo en “difícil” de primeras, pero a posteriori pude comprobar cómo Max Payne 3 era igualmente desafiante en su modo “normal”... algo que, todo hay que decirlo (y con permiso de Dark Souls y familia), resulta complicado de ver a día de hoy, donde la mayoría de los títulos que inundan las estanterías de las tiendas parecen haber sido concebidos para octogenarios con problemas de coordinación.

 

Max Payne 3

 

Es evidente el hecho de que todo parece responder a lo que dictan los estudios de mercado, y al parecer las ventas de un videojuego funcionan mejor cuando éste evita cualquier amago de frustración. Un buen ejemplo de esto es aquello de lo que os hablaba el otro día, haciendo referencia a lo anodino y poco desafiante de los actuales juegos de olimpiadas mientras que antaño los durísimos Track & Field, HyperSports y Decathlon triunfaban a base de torturar nuestros sufridos dedos. Lo triste es que esta dinámica se extiende a la práctica totalidad de los géneros, condicionando sobremanera la actitud de los jugadores más veteranos frente a las jóvenes masas que se contentan únicamente con la satisfacción de llegar al final de un videojuego que nos ha llevado todo el camino de la mano.

 

A nivel personal, servidor se indigna bastante ante esta situación. Y creo que por norma no deberían ser pocos los perros viejos en esto del ocio electrónico que se encuentren como yo, topándose de bruces ante una mansalva de lanzamientos que, entre aburridos tutoriales, ayudas de parvulario y una total ausencia de penalizaciones muy susceptibles de no conducir a nada si lo que el usuario busca es algo de reto. Lo gracioso de todo esto es que, a poco que uno tenga una visión más o menos objetiva del pasado, podrá decir con claridad que una gran mayoría de los mejores videojuegos de la historia también se hallan entre los más difíciles de sus respectivas metodologías lúdicas.

 

Contra: Hardcorps & Metal Slug

 

Si nos ponemos a pensar en los clásicos juegos de naves, posiblemente nombres como Gradius Gaiden, Einhänder, Ikaruga o R-Type puedan ser buenos ejemplos de lo que bien podrían ser los mejores títulos del género de los mata marcianos. Se da la circunstancia de que ninguno de ellos son precisamente fáciles; todo lo contrario, son auténticamente demenciales. Algo parecido se puede decir de los mejores “run and gun” de todos los tiempos, donde títulos como Metal Slug o cualquier magno ejemplar de la saga Contra pueden aspirar a la corona de su rabiosa mecánica. No creo equivocarme si digo que un jugador de los de hoy día tendría serios problemas para, así de primeras, pasar más allá de la segunda fase… ¡o si me apuras de la primera! Y lo mismo para los “yo contra el barrio”… igual es sobrevivir diez minutos en un Final Fight (he omitido conscientemente el nombre de Battletoads) que en cualquiera de los God of War

 

En cuanto a las aventuras gráficas, las clásicas obras de LucasArts no eran precisamente un paseo. Quizá Loom podría encajar en el perfil de las más sencillas, y aún así es un ejemplo de coherencia y dificultad bien medida que se aleja sobremanera de los guiados conceptos de hoy, donde parece que el género aventurero se ciñe a un enigma por pantalla. Hasta los simuladores de vuelo, donde antaño cualquier excelso ejemplar a la usanza de F/A-18 Interceptor o, atención, X-Wing eran increíblemente jugables y, a su vez, mil veces más complejos y profundos que cualquier “juego de aviones” de los de hoy día. ¿Las plataformas? Me avergonzó ver el triste desafío de Enslaved mientras recordaba los mil y un secretos de Super Mario World abiertos a ojos de los más habilidosos con el pad. O lo durísimo de progresar de cualquier Adventure Island

 

Enslaved

 

Salvo honrosas excepciones, los veteranos apenas nos encontramos con situaciones clásicas de esas en las que los amigos decían cosas a la usanza de "es imposible pasar el jefe de la tercera fase". Dicho de otra manera: el catálogo actual es demasiado condescendiente con el usuario; se camufla la dificultad con un “todo” juegable que en la mayoría de los casos es un lamentable planteamiento de cartón-piedra. Un tío duro como yo se las ve y se las desea al contemplar que no hay nada capaz de darme la sensación de participar en un reto como los de antes, donde llegar al final de Green Beret era una odisea digna de alabanzas. Porque hoy no hay narices de nadie que se pase, a pelo, algo como el Temptations de Topo Soft.

30 de Julio de 2012 a las 17:30 por José Manuel Fernández "Spidey"
8
Comentarios
Comentar
    • mencionar algunos, ahora no ir tan lejos Donkey kong 64? para conseguir las 200 bananas? era un gran reto pero.... uno las queria conseguir para sacar el 100% en Star fox 64? para conseguir las medallas? en todos los planetas? y tambien conseguirlas en maestro, me acuerdo cuando les hablaba a mis amigos de la escuela cuando termine esos juegos al 100% ahora no tan lejos? como en un comentario anterior en F-ZERO GX? es uno de los juegos mas Hardcore que puede haver para nintendo pasarte todo el modo historia en las 3 dificultades facil, normal y dificil y terminar con los 41 corredores en modo maestro al terminar eso me senti tan satisfecha, ahora en la actual generacion si quieren algo dificil y con mucha dificultad jueguen DEAD SPACE 2 en su modo Hardcore es muy dificil y ahun no lo termino. pero... antes terminar un juego dificil era todo un acontecimiento, uegos retadores si hay solamente tenemos que buscar muy bien lo que queremos :D
    • Solo un nombre: Abu Simbel Profanation, quien se lo haya pasado, se carcajea de I Wanna Be The Guy, Super Meat Boy o Demon/Dark Souls.

      Yo, como "paquete" intergeneracional me conformo con mundos lo suficientemente abiertos como para perderme en ellos.

      Por eso el sandbox es mi género hoy dia...la dificultad se las dejo a los jarcoretas nuevos y viejunos; que uno ya se está haciendo demasiado mayor como para intentar el modo "New York Minute" en MP3.

      Tempus Fugit.
    • Me acuerdo del gran Altered beast, un juego muy difícil pero adictivo. También me acuerdo de Act Raiser un juego sinceramente para mi imposible y eso que era muy original pero la dificultad llegaba a tirar para atrás.
    • Cuando era pequeño que alguno de los colegas nos pasáramos un juego era todo un acontecimiento. Algo inaudito.

      Hoy en día sólo es cuestión de tiempo. De ir finiquitando fase tras fase sin el más mínimo esfuerzo y sin ningún tipo de penalización. Como estar viendo una película.

      Pero tampoco generalicemos, hay honrosas excepciones y si no, reto al más hardcore de MG que intente superar en la máxima dificultad todos los eventos del modo historia de F-Zero GX. Me quedan dos de ellos y ya me parece un logro mucho mayor que los 1000G al Dark Souls que desbloqueé la semana pasada.

      Nos están volviendo unos blandos.
    • Adventure Island!!! Es verdad, eso sí que era un juego chungo jejeje.

      Estoy de acuerdo en que la dificultad siempre viene bien, pero hay juegos donde es tan extrema que a mí me han dado ganas de tirarlo por la ventana, como por ejemplo el Ninja Gaiden de Xbox(sin el "Black" detrás)

      Dejo un apunte de videojuego imposible y desconocido... Werewolf: The Last Warrior de NES, épico de lo difícil que era.
    • Adventure Island!!! Es verdad, eso sí que era un juego chungo jejeje.

      Estoy de acuerdo en que la dificultad siempre viene bien, pero hay juegos donde es tan extrema que a mí me han dado ganas de tirarlo por la ventana, como por ejemplo el Ninja Gaiden de Xbox(sin el "Black" detrás)

      Dejo un apunte de videojuego imposible y desconocido... Werewolf: The Last Warrior de NES, épico de lo difícil que era.
    • estoy de acuerdo pero teniendo enc uenta lo q valen los juego y q el publico pontencial q se busca ahora es el casual, es lo q hay. Las compañias no se pueden permitir fustrar a un jugador q quiere diversion rapido y con el minimo reto.
    • Totalmente de acuerdo Spidey.

      Hoy en día parece que se quiere sobreproteger a los jugadores de una forma demencial evitando por cualquier medio que sufran la impotencia , tan habitual por otro lado hace años, de no poder progresar más allá de un determinado nivel.

      Como resultado el acabarse un juego hoy no otorga ni por asombro la misma satisfacción que entonces cuando, conseguir ver el final de un juego automaticamente te concedía el derecho legítimo de poder vacilar a amigos y vecinos de tu gesta.

      No era casualidad por tanto el alboroto que se organizaban alrededor de la recreativa de turno, cuando algún elegido conseguía progresar más allá de los primeros niveles en el juego de moda. Se había ganado el respeto de todos los allí presentes.
Mostrar más comentarios
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....