Lo que los videojuegos necesitan de España

Y viceversa

Lo que los videojuegos necesitan de España

Todos crecemos y nunca dejamos de crecer. No necesariamente en altura (yo en eso dejé de crecer nada más empezar), pues también nos crecen las uñas o el pelo incluso una vez hemos estirado la pata. También crecemos en otros aspectos más allá del físico, en eso que viene a llamarse madurez. Las industrias también crecen, porque si no lo hicieran se irían a la mierda nada más empezar. Con los países ocurre exactamente lo mismo. No, no crecen las fronteras al estilo de Civilization, crece la economía y ese tipo de cosas aburridas. ¿Y qué pasa cuando relacionamos una industria con un país? Pues pueden pasar cosas buenas o cosas malas. En el caso de España, en cambio, podemos dejarlo en cosas... de crecimiento.

 

Hoy he leído un par de noticias sobre los videojuegos y el apoyo que reciben en nuestro país. Esta misma mañana, el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, ha desvelado las cifras que se empiezan a mover en la industria del videojuego español. Con datos de 2014, este sector ha crecido más de un 30% en el último año, con una facturación de más de 410 millones de euros. Eso se traduce en muchísimos puestos de trabajo y bastante dinerito para el bolsillo de más de 400 empresas. La verdad es que viendo estos números, la cosa pinta bastante bien en nuestro país. Con un gran PERO, eso sí.

 

PERO: A España todavía le queda mucho que aprender, a nivel económico y social, para poder ser, no ya una potencia mundial en la industria de los videojuegos, sino un referente. Un país del que alguien se acuerde al escuchar palabras clave como desarrolladores, indie o deportes electrónicos, entre otras cosas.

 

Punto número uno: La financiación. Más de un 90% del capital de las empresas proviene del territorio español, aunque la inversión extranjera se ha duplicado con respecto a 2013. Bueno, bien, vamos mejorando. El problema llega cuando son muchos los estudios pequeños y las compañías que acaban de empezar, mientras que la financiación estatal se la llevan unos pocos. Al particular le toca apechugar sacando las perras de su bolsillo o haciendo uso de plataformas como Kickstarter, y si esto no sale bien, todo se va a la mierda. El gobierno debería darse cuenta del potencial económico de los videojuegos y apostar por ellos de forma más contundente. Lo mismo pasa con otras empresas que poco tienen que ver con el sector y meten la cabeza en modo de patrocinio. Es algo que algunas de renombre como El Corte Inglés o Domino's empiezan a hacer en las competiciones de eSports.

 

Punto número dos: La visibilidad. Nuestros productos necesitan ser más visibles en el mercado internacional. Es lo que he dicho antes: La “marca España” de la que tantos presumen en otras cosas debería estar también presente en esta industria, creando conciencia en todo el mundo de que nosotros también estamos ahí, dándolo todo. Y, ¿quién se tiene que encargar de esa visibilidad? Bueno, eso nos lleva al punto número tres, íntimamente relacionado con los dos anteriores.


La actitud. Los andaluces tenemos fama de ser unos vagos, pero creo que esta característica la tenemos en común todos los españoles en más de una ocasión. No sé si es pereza o miedo, pero nos cuesta arriesgar. No somos capaces de arriesgarnos a comprar un juego español, como si fuera una escopeta fabricada en Estados Unidos. No somos capaces de poner dinero en un Kickstarter que vaya destinado a una compañía española. La mayoría ni siquiera es capaz de asomarse al ancho mundo de los videojuegos. Pero esto ya viene de mucho tiempo atrás, claro.

 

Hace no mucho, aquellos que jugábamos a la consola o los que trabajaban en empresas dedicadas al desarrollo de videojuegos, éramos considerados unos bichos raros. En España nos gusta faltar al respeto a los demás por una razón que no alcanzo a comprender, por lo que no pocos son tachados de niños rata y marginados sociales. Y, claro, cuando una sociedad de echa la cruz para siempre, te cuesta mucho más formar parte de ella.

 

Sé que me repito muchísimo con el tema de los deportes electrónicos, pero es que es algo que en nuestro país necesitamos como el agua, como el oxígeno, como los chistes de Chiquito de la Calzada. Es algo necesario a un nivel que roza la urgencia. No podemos seguir quedándonos atrás en todo, y menos después de ver esos porcentajes. Miles de puestos de empleo, cientos de eventos, decenas de proyectos. Lo que los videojuegos traen a España es muy bonito y muy importante para todos nosotros. Ya está bien de dejar los píxeles en un rincón, ya está bien de que la gente que juega a videojuegos se avergüence a la hora de decirlo públicamente. Sueño con el día en el que España llegue al nivel de Alemania o de Corea del Sur en lo que a competiciones se refiere, al de Japón en cuanto a ideas y proyectos. Pero para eso hay que dejar de soñar y luchar para que sea posible.  

14 de Julio de 2015 a las 23:01 por Kysucuac
10
Comentarios
Comentar
    • Francamente, esa percepción de la que se habla en el artículo sobre los videojugadores está destinada a desaparecer, y solo percibo ese tipo de comportamiento por parte de gente de cierta edad que ni siquiera comprenden de que hablan y de gente joven de dudosa formación cultural.
      Hace mucho que no noto aversión hacia mi persona por viciarme a diario, aunque puede ser meramente circunstancial claro está.
En respuesta al comentario anterior:
    • Tienes mucha razon en lo de la actitud, no digo que compremos todo lo español que salga (que si lo hubiera hecho con en el cine ya me habria dado alguna embolia) sino que estaria bien que varias compañias pequeñas se juntaran e hicieran algo grande. Y respecto a los bichos raros, sigue esa tonteria. Tampoco es que los medios de comunicacion se preocupen mucho de difundir el mensaje, directamente los mencionan como causa cuando hay algun asesinato y punto.
    • Antes que nada voy a dejar esta página con una tabla tan cuca que me ha dado el venazo de buscar para complementar el tema y porque las estadísticas siempre molan: http://www.xataka.com/videojuegos/videojuegos-espanoles-en-2015-una-industria-al-borde-del-acantilado

      Dejando a un lado mi modesta contribución.Concuerdo con todo menos con la actitud de los consumidores que describes.A lo mejor es que no estoy tan puesto en el tema como creía, pero no creo que el problema de que los españoles no compren videojuegos patrios sea por una cuestión de desconfianza.

      Hablando desde mi modesta y gafotística visión personal del asunto:

      Cuando miro los videojuegos creados en nuestras tierras no me dicen nada.Ojo, no digo que sean malos.Seguramente tengan una calidad excelente, pero me parecen anodinos y generalistas a más no poder.Y no porque sean españoles.Simplemente me parecen un "Mñé" más de los miles de títulos que te puedes encontrar por Steam.No sé si es porque todavía estamos un poco verdes en está industria o porque somos incapaces de crear buenos vídeos promocionales pero no siento ese interés que me despertaban obras como, poniendo un ejemplo también español, La Abadía del Crimen.

      De los videojuegos que superan el centenar de ventas en la anterior tabla encontramos nombres conocidos y que más llaman la atención como God´s Will Be Watching o Unepic.He jugado a ambos y, aunque son buenos, no han sido unas experiencias que recuerde como excepcionalmente memorables.Es más, hasta que no he escrito estás líneas no había pensado en ambas obras desde que las vi en noticias o en los MGIndie.No podría coger y decirle a los desarrolladores "¡Guau!¡Buen trabajo!", que suele ser mi indicativo personal de que un juego me ha entusiasmado.

      No creo que el problema sea que desconfiemos de la industria del videojuego española sino que simplemente no llama la atención.Es más.en ocasiones hay cierto proteccionismo por parte de la prensa de nuestro país, donde se les sube unas décimas al más puro estilo del "barrer pá casa"

      No sé.Me gusta pensar que la actitud de los consumidores, más allá de las coñas sobre la torpeza española, es la correcta.Si es bueno se compra, y si no se deja.

      PD: Chistes de gente que no crece.I know dat feeling.
En respuesta al comentario anterior:
    • ¡Gran aporte y muy buena visión! Leer los datos de FX me ha dado bastante penita, ya que estuve trabajando con ellos de beta tester y... :((
      Pero, bueno, yo creo que todo tiene que cambiar: el estilo de los juegos y la actitud. Es una mezcla de ambos.
    • En mi opinión los dos tenéis razón, en España siempre hemos sido un poco segundones,nos limitamos a copiar y pocos tienen el valor de innovar y los que lo tienen son apartados. Tenemos un país rico en alimentación, energías renovables, mentes creativas, etc... Aun así nos quieren hacer competir con china, son muy cortos de miras..bLo que vengo a decir es que los que nos gobiernan están en su burbuja, como Nintendo, solo que estos no tienen ni puta idea y mucho menos valor para apostar por explotar nuestros mejores valores.

      Pienso que es cuestión de tiempo que empecemos a avanzar y depende también de nosotros (los que disfrutamos de este medio), basta ya de avergonzarse, si algo te gusta, por qué ocultarlo? Si alguien te ve inferior por ello es que o es un ignorante o un pobre diablo que ha de reírse de los demás para olvidarse de su propia condición, la de borrego.

      Por otro lado, tengo un amigo que está haciendo un máster en Madrid y me cuenta que en su clase el 80% ni siquiera juega a videojuegos regularmente y mucho menos saben de su historia. La mayoría gente que en estos momentos esta andando el camino para trabajar en esta industria o no está preparada o lo hace por el simple hecho de que tiene futuro, vamos que así poco saldrá de España. Todavía estamos muy verdes.

      Gran articulo y reflexión, gracias Kysucuac.
    • Esto último que ha dicho Ppenox es una gran verdad. La gente ve el trabajo como el medio para ganar el máximo de dinero posible, hay muy poca pasión y esto se acaba notando en los resultados, y no hablo solo de videojuegos.
    • Casualidad, justamente hace poco he jugado a Gods will be watching y Unepic y ambos me parecieron notables a su manera. Cierto que copian tendencias y que no son el colmo de la técnica y la originalidad, pero no se tiran a la piscina sin dar lo que prometen de buenas a primeras. Unepic, por ejemplo, en su simpleza es muy divertido y te invita a seguir jugando. GWBW es algo más atrevido y aunque cojea un poco se nota que tiene ambición más allá de ser ese "indie español que les llame la atención en el gamelab"; es una experiencia con mucha personalidad. Es cuestión de ver el vaso medio vacío o medio lleno, supongo.
    • @Súnion! Gods will be watching no lo he probado pero Unepic es una maravilla, siento decirte que estos y alguno más son la excepción que confirma la regla.

      Son un paso y más teniendo en cuenta que Unepic lo ha hecho una sola persona, quizas sea esa la razón, esperemos que tomen nota y empecemos a ver mas joyitas.
    • Pues supongo que soy yo que no he conseguido pillarles la copla.No digo que sean malos juegos o que no hagan bien lo que ofrecen.Unepic, como bien dice Súnion, engancha y God´s Will Be Watching tendrá "ambición" (comillas porque dicha ambición se encuentra maquillada con una desesperación por ser original que lo sume en lo regular) pero más allá de sus propuestas no encuentro nada con lo que quedarme.No me ofrecen "el souvenir" para recordar por donde he pasado.Cave Story también lo hizo una sola persona y sin embargo lo tengo grabado a fuego en la memoria, y eso que el contenido es más reducido al compararlo con las otras dos obras.

      No sé.Tendré algo roto en la cabeza por no ver eso que la gente alaba tanto.

Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....