La simbología egipcia de Death Stranding explicada: del dios Ra a las máscaras

Todo enkaha

La simbología egipcia de Death Stranding explicada: del dios Ra a las máscaras

Aviso: spoilers tamaño nave del misterio

 

Hideo Kojima ha preparado en Death Stranding un discurso que involucra la relación entre el alma y el cuerpo. Para ello, ha recurrido a un espacio que las vincula a las dos, un limbo representado por la playa y que permite al cuerpo separarse del alma y morir. De esa relación depende todo el imaginario del juego: la presencia de E.V., de las criaturas a las que nos tenemos que enfrentar e incluso las motivaciones de los enemigos y de Sam Porter; sin embargo, el juego no dice nunca o muy pocas veces la palabra alma, en su lugar, recurre al ka y al ha.

 

Estos dos términos pertenecen a la mitología egipcia, una de las civilizaciones que más ha centrado su cultura en la relación entre la vida y la muerte. Hay mucho de Egipto en Death Stranding. Sabemos que se necesita un B.B. enterrado en cada refugio (a modo de módem pero también de Dios) para que la red quiral pueda llegar a él. En cada refugio se encuentrauno de estos pequeñines y otros tantos de sus ‘subditos’ enterrados, como si estuviéramos hablando del contenido de una pirámide.

 

Por otra parte, los minerales quirales son dorados, color principal en la decoración de las máscaras funerarias de los faraones, ¿y por qué el oro? Porque representaba la luz del sol de dios Ra. Nótese que no hay un sol real en Death Stranding. Estos B.B. también tienen un color que nos recuerda al sol, solo que a uno crepuscular, a uno condenado a morir. Los monstruos del juego a los que nos enfrentamos, cubiertos por brea e invocados por Higgs, son animales, y uno de los principales es una especie de gato gigante. El empleo de los animales servía para representar a los dioses.

 

 

En el búnker de Higgs hay un busto de Tutankamon

 

Higgs, en su locura, se presenta como un faráon. La parte interior de su capa emula el patrón de colores de la parte de la máscara de Tutankamon de detrás delas orejas del busto, y lleva una máscara. Estos antifaces se colocaban sobre el rostro de los faraones para que su alma, su ka, pudiera encontrar a su cuerpo, su ha, al otro lado, guiados por la luz dorada del dios Ra. Es por ello que los que llevan máscaras en el juego son los que están muy cercanos a la muerte y han regresado: Amelie, Higgs y Die-Hardman. ¿Y Heartman? ¿Por qué Heartman no lleva una? Si os dais cuenta, lleva también un elemento dorado como la luz de Ra, solo que colgado del pecho, de su corazón, para esta misma representación. Es decir, sí lleva una máscara en el corazón, que es su símbolo.

 

La idea de ka es muy similar a la del alma del cristiano, solo que no es una única cosa, no es un solo fuego fatuo como el alma, sino que es un conjunto de partículas. La representación de los E.V., de este Ka que no ha pasado al otro lado, es así: no es un único cuerpo etéreo, son muchísimos puntitos que se acumulan en una misma masa y se separan al liquidarlos.

 

En definitiva, Death Stranding parece querer explicarnos que el dios Ra, su sol, es la materia quiral, que ha estado ahí desde siempre y ha gobernado la vida y la muerte, que los egipcios fueron los primeros en entenderla y por eso su cultura llega al futuro extraño del universo de Kojima.

09 de Diciembre de 2019 a las 09:17 por Adrián Suárez Mouriño
3
Comentarios
Comentar
    • Qué buen artículo :D

      Una capa más de las que recubren este juegazo. Una capa muy sólida, muy intencionada y creo que muy bien plasmada.

      Otra capa que creo que tiene el juego es la vía japonesa, la del Sam.urai que emprende un viaje solitario para salvar a Amelie, algo así como su Shogun o la heredera de su Shogun.
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Ir a ficha completa