La religión en Dark Souls a través de los ojos de Petrus y Reah de Thorolund es trágica y oscura

No recéis por mí, ya estoy muerto

La religión en Dark Souls a través de  los ojos de Petrus y Reah de Thorolund es trágica y oscura

Petrus de Thorolund es uno de esos personajes de Dark Souls a los que no se le suele prestar demasiada atención. Su historia pasa de tapadillo si no has realizado un número concreto de acciones en un orden determinado. Todo depende los pasos que des en la oscura Tumba de Gigantes, y es precisamente por esta oscuridad por lo que puedes no fijarte en lo que ahí ha sucedido realmente. Porque Petrus de Thorolund es un cobarde, un mentiroso y un asesino, si descubres que efectivamente lo es.

 

Tanto Siegmeyer como el radiante Solaire son personajes con ética, con una muy distinta pero que es absolutamente suya y que los define, una que les encamina hacia un destino, una misión y una inquietud interior y personal que cumplir. Petrus de Thorolund no tiene de eso, su motivación no es una ulterior, es superficial, es una fe mentirosa que ni él mismo se cree.

 

 

Petrus, el hombre religioso que malinterpreta la fe y se vuelve oscuro

 

Al hablar de ‘fe’ en este caso nos referimos al camino de la Blanca Vía. Petrus está vinculado a la iglesia de Thorolund, una controlada por Lloyd, tío de Gwyn, y del que hablaremos en otro capítulo. Por resumir, tanto Lloyd como Gwyn descubrieron que quemando a los no muertos se podían conseguir pequeñas hogueras que, al unirlas entre sí y a estas con la primigenia, se mantenía el calor de la más importante. Estas hogueras son en las que nos sentamos a descansar y en las que quemamos las almas de los no muertos que nosotros mismos hemos asesinado. Es decir, nosotros mismos seguimos el camino de la Blanca Vía que predica la iglesia de Thorolund aún sin saberlo. Qué listo es Gwyn.

 

El problema sucede cuando alguien de la propia iglesia de Thorolund se convierte en no muerto, ¿qué ocurre entonces? Pues que se le encomienda la misión de ir a por el rito del avivado. Este rito no es otra cosa que un objeto que conseguimos cuando matamos a Molinete, el mid-boss al que nos enfrentamos antes de llegar a Nito y cuyo lore también tiene tela. Lo que nos permite este artefacto es avivar las hogueras y lograr que esta tenga más fuerza, también la principal en consecuencia. Es decir, toda la fe de esta iglesia está basada en una triquiñuela de Lloyd para que, a través del uso y avivado de las hogueras de Dark Souls, no se apague nunca la llama original.

 

Petrus es este tipo que nos encontramos tras pasar un ratito en el Santuario de Enlace de Fuego. Viste una maza con pinchos y un escudo, una armadura y se peina como un fraile, con un corte al tazón. Es obeso, lo que le confiere un aspecto bonachón. Como jugadores, acabamos de confirmar que se trata de un personaje amable cuando descubrimos que nos vende milagros; que es un hombre religioso, vaya. Su misión no es otra que la de escoltar a una mujer de la iglesia de Thorolund, a Reah, que ha pasado a ser no muerta y que, por ello, ha de encaminarse hacia la obtención del rito del avivado.

 

Pero hay un problema, Reah es una mujer poderosa, es la hija de una familia acaudalada, lo que le da derecho a poder llevar escolta en su viaje de sacrificio. Uno de sus guardaespaldas es Petrus, que no acepta de buen grado esta situación. La razón es que a él nadie le ha regalado nada, no es de buna cuna y para llegar a su privilegiada posición en la iglesia de Thorolund se lo ha tenido que currar, no como Reah. No como esa niña pija a la que tiene que servir...

 

 

Reah, la fiel creyente que sacrifica su vida por su fe

 

A medida que Reah viaja con Petrus y sus otros dos protectores, la ira del fraile crece. Al llegar a la Tumba de los Gigantes algo ocurre. Allí se encuentran con Patches, un ser deleznable que engaña a la compañía y provoca que caigan en un hoyo cargado de enemigos. Se produce un combate que acaba con la vida de los dos guardaespaldas, que resultan huecos y Reah queda atrapada con ellos. Cuando llegamos a la chica liquidamos a lo que queda de sus guardianes y hablamos con ella. Entonces nos preguntamos: ¿y qué ha ocurrido con Petrus?

 

Más tarde daremos con él, pero no parece muy apenado al decirnos que todos sus amigos, y la propia Reah, han caído en un agujero y que ahora ella está ahí, llorando e indefensa. Es más, se ríe con malicia de esa situación. Cuando se entera que la hemos salvado, nos dice que no ha merecido la pena y nos habla de la familia de ella, de su aventajada situación económica y de que todo le ha venido dado. Reah, mientras tanto, se refugia en La Parroquía de los No Muertos, rezando y lamentándose de no haber podido cumplir con su misión de obtener el rito del avivado.

 

Viajamos hasta allí para ver qué tal está pero antes de llegar a ella volvemos a toparnos con el vil Petrus, enchido de rabia y envidia hacia Reah y con el único objetivo de matarla. Cruzamos nuestros filos y lo asesinamos porque la dama no tiene ninguna culpa de los celos del fraile.

 

En principio, la historia de Petrus y de Rhea debería terminar aquí, ¿verdad? Pues lamentablemente no. Si recordáis, cuando os contamos la historia de Sombrero Grande Logan y mencionamos a Seath el Descamado, os dijimos que la ambición de este dragón es experimentar con sus súbditos para extraer el poder del cristal, uno que le podría conceder una inmortalidad artificial. En su hogar, Los Archivos del Duque, encontramos a Logan en una sala rodeada de unas criaturas con cabezas de tentáculo llamadas Pisacas. Estos seres son en realidad mujeres víctimas de los experimentos de Seath, transformadas en monstruos por culpa de ellos.

 

maxresdefault (4)

 

Tras irnos de la Parroquía de los No Muertos y dejar sola a Rhea, esta desaparece. Seath la ha secuestrado. Resulta que las mujeres de la iglesia de Thorolund y de la blanca vía son famosas por contar con una resistencia excepcional al dolor, es su don, y Seath decide ponerlo a prueba para sus fines. ¿Son las Pisacas otras mujeres con un umbral al mismo más bajo y que por ello quedaron transfiguradas? Cuando volvemos a los archivos, nos la encontramos transformada en Hueco, suplicándonos que acabemos con su dolor. Y lo hacemos. 

 

Esta es la historia de Petrus de Thorolund y de Reah, ¿y por qué he decidido centrarla en Petrus? Por algo muy interesante y propio de Dark Souls: la oscuridad más negra se produce a causa de la luz más intensa. Petrus es esta negrura. Creyéndose iluminado por una falsa iglesia, acabó condenando a muerte a una pobre chica que no tenía culpa de nada, solo de nacer en una familia rica. En Dark Souls III, este retrato tan oscuro de la religión que hace Miyazaki alcanza su cenit con la espectacular batalla contra los Diáconos de la Oscuridad. Interesante, ¿no os parece? Más lo es ver cómo Seath el Descamado, un científico, está tan desesperado que tiene que recurrir a la iglesia, a Reah, para intentar salvar su alma. Sin éxito, claro está.

14 de Abril de 2018 a las 19:10 por Adrián Suárez Mouriño
0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Dark Souls 4 Dark Souls 4
Informate de todas las novedades de Dark Souls 4 para ps4, videos, imagenes y mucho mas.
Dark Souls III Dark Souls III
Tras su paso por Bloodborne, Hidetaka Miyazaki vuelve al rol de director de la saga multiplataforma de From Software y promete grandes cambios de c...
Dark Souls II: Scholar of the First Sin Dark Souls II: Scholar of the First Sin
Continúa la ampliación del universo Souls con esta entrega llamada Scholar of the First Sin, que nos permitirá vivir la tensi&...
Ficha
PS4 XOne PC Switch

Género: Rol/Acción

Lanzamiento: 25/05/2018

Desarrollador: From Software

Distribuidor: Bandai Namco Games

Pegi: +16

Comunidad: Foro

Ir a ficha completa