La loca e irracional arquitectura de interiores de las casas de Final Fantasy VII me fascina

Nada tiene sentido

La loca e irracional arquitectura de interiores de las casas de Final Fantasy VII me fascina

Final Fantasy VII es un collage experimental estético. Entre sus puntos de fuga imposibles, sus giros de cámara y su experimentación con los gráficos prerrenderizados, el universo de juego, de Midgar a Wutai, es una suerte de espacios extrañísimos.

 

Estoy rejugando Final Fantasy VII, el original, el bueno, el inmortal, por el MGPodcast+ que estamos preparando para los patrons, y me está fascinando entrar en cada casa y ver cómo está decorada. Final Fantasy VII viene tras Final Fantasy VI. Con los gráficos pixelados y una vista cenital no había que preocuparse del recorrido de un cajón, de si chocaba contra una mesa al abrirse o de definir bien los marcos de una puerta, pero ya sí en Playstation.

 

Con una mayor definición gráfica, los espacios interiores y la arquitectura doméstica está más definida y se le ven más los errores. Una de mis casas favoritas es una pequeña vivienda en el pueblito que está en la parte inferior de Junon y a la que accedes entrando y a mano derecha.

 

 

En esa casa hay una cama elevada sobre un conjunto de cajones. Para llegar a ella te habilitan una escalera de metal. La gracia es que aunque todo esto quede muy mono visto, la propia escalerilla impide que los cajones se abran. También es muy simpático el biombo y la alfombra tan tupida tan pegadas a una chimenea incandescente con ganar de devorar ambos elementos.

 

Pero esto no es todo. Me encanta ver cómo muchas casas tienen tres camas colocadas en el salón porque, me imagino, predecían que iba a venir un grupo de tres y lucen más estos lechos que una tele. Y a estas cosas se suman hogares con baños super decorados o sin ellos, extraños trasteros y situaciones inverosímiles. Entrar en cada sitio es como presenciar una pequeña pieza de micro teatro.

 

La verdad es que me gusta imaginarme al equipo de desarrollo sin saber si no definir del todo estos espacios como habían hecho siempre o exagerarlos. Por lo general, todo está cargado de detalles y elementos que no cuadran entre sí. Y esto me encanta porque casa con el juego.

 

El mundo de Final Fantasy VII está loco. La gente suele vivir en ciudades a las que no llega el sol, contaminados por Mako y con un señor con una espada larga como un árbol matando por ahí. Hay monstruos y mechas gigantes llamados Arma de paseo. ¿Cómo no va a reflejarse eso en la decoración doméstica de sus casas?

 

A esta locura ayuda que los cuerpos de los personajes sean bloques poligonales deformes; porque así podemos ofrecer una vivienda deforme adaptada a ellos. Este es uno de los puntos que más me atraen del Final Fantasy VII clásico, uno de los pocos JRPG en los que me gusta perder tiempo entrando en cada casa, por lejana o anónima que parezca.

09 de Marzo de 2020 a las 13:34 por Adrián Suárez Mouriño
0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Final Fantasy VII G-Bike Final Fantasy VII G-Bike
Final Fantasy VII G-Bike, nos pone en un juego que mezcla la alta velocidad con una acción emocionante. Nos encontraremos en medio de una pe...
Final Fantasy Type-0 HD Final Fantasy Type-0 HD
El que una vez formó parte del tridente Fabula Nova Crystallis como Final Fantasy Agito XIII terminó por convertirse en Final Fantasy...
Theatrhythm Final Fantasy Curtain Call Theatrhythm Final Fantasy Curtain Call
Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call es mucho más que una versión extendida del primer Theatrhythm. Esta vez no sólo incluy...
Ir a ficha completa