La industria debe madurar ¿Y eso qué significa?

¿Que se ponga dulce y se caiga de un árbol?

La industria debe madurar ¿Y eso qué significa?

Ha llegado el verano, las minifaldas y los shorts poblan las calles, y lo único de lo que nos preocupamos en Mundogamers es en ponernos filosóficos y profundos. ¿Pero qué no han dado? Iniciamos el debate con la necesidad de un Ciudadano Kane en el mercado de los videojuegos y la posibilidad de haberlo encontrado, continuamos con la edad de la industria, que según Dayo aún debe madurar, y hoy ponemos la puntilla poniéndonos abuelos cebolletas con la pregunta que, como bien apuntó Izanagi, debería haber abierto el debate: 

 

¿Qué significa madurar?

Según la RAE, después de varias acepciones acerca de frutas, planes y tumores, madurar es alcanzar el pleno desarrollo físico e intelectual. Una definición cortita que tampoco es muy fiable en manos de los boicoteadores del lenguaje, así que tendremos que ir a la experiencia de cada uno y a esos niveles del vulgarismo que todos compartimos, a lo conciencia generacional, de lo que significa el concepto. Algo así como ser más sabio, más serio y más adulto, aplicado, claro está a los productos de la industria del entretenimiento. Soy yo o esto suena muy...

 

booored

 

O lo que es lo mismo, como un auténtico coñazo. Supongo que esto me valdrá el sanbenito de complejo de Peter Pan del que habla mi compañero, pero antes de sacar conclusiones, dejad que os cuente una cosa: Hubo unaépoca en la que la madurez también fue muy importante para mí. Puede que por ser el pequeño de cuatro hermanos, porque llevo leyendo todo lo que caía en mis manos desde que tengo uso de razón o porque tengo la traba de haber sido un pedante insufrible en mi juventud a pesar de no haber escuchado Slipknot en mi vida o pensar que Linkin Park hace mucho que perdió el norte. Cuando, con cuatro años, mis amigos escuchaban Parchís, a mí me daban vergüenza ajena y le tangaba a mi hermano las cintas de Loquillo, Deep Purple o los Rolling. Cuando en el autobús se cantaban canciones de viaje ocultaba la cara entre las manos, y he llegado a tirar literalmente -nunca mejor dicho- libros por la ventana por parecerme tan ridículamente infantiles que me da asquito tenerlos cerca. El último en volar, por cierto, fue el amigo Martin y su Danza de Dragones, que apenas llega a Chachachá de Lagartijas

 

¿Seguís ahí?

Estupendo. Con catorce años mis expectativas del mundo eran tan altas como bajas mis esperanzas en la especie humana. Se me rompió la Famicom y decidí abandonar las consolas por ser 'un entretenimiento para niños', me centré en la literatura, mi viejo spectrum -que tenía juegos más adultos- y, por supuesto, las chicas. Y cada año que cumplía me preguntaba por lo que significaba 'ser maduro' y decidía que ya había alcanzado esa meta a pesar de que los recuerdos de mi actuación en el año anterior, en ocasiones, me daban vergüenza.

 

Con 18 años empecé a salir con mi actual esposa y a compartir con ella estos pensamientos. Entre tanto hypterismo, que en aquella época se llamaba cinismo y hastío vital, ella supo reconocer mi pasión por los videojuegos, y me hizo volver a mi afición a la vez que compartíamos el mundo manga y empezábamos a trabajar en el mundo de la prensa del manga y el anime.

 

Pasaron cosas, no os voy a aburrir con más historias. Lo importante, lo realmente importante es que al cumplir los 23 me di cuenta de que todo eso de la madurez era -es- una soberana gilipollez. Mi padre me preguntó, al cumplir yo los 19, cuándo iba a dejar de jugar con esas 'maquinitas de niños', pero él ya ronda los 75 y todos los domingos se sienta a ver cómo 22 tipos en calzoncillos hacen lo mismo que cualquier crío de colegio en el patio y corren detrás de una pelotita. Mi hermana criticó las portadas de mis libros de Pratchett por su colorido, si bien ella nunca ha leído nada que se aleje de Crepúsculo, 50 Sombras o los viejos libros de 'WC' Andrews, y podéis cachondearos de mí por haber dejado de ver Hostel por puro canguelo, pero habrá que ver las pelis que adornan vuestra habitación. 

 

einstein

El tito Einstein

 

Como dato curioso, con 29 años, tras más de diez años de profesión dedicada al mundo del manganime, abandoné de una vez para siempre se mundillo. ¿Por qué? Porque terminó cansándome su reiteración de patrones y su aspecto, en ocasiones insufriblemente infantil. ¿Repiten patrones lo videojuegos? Pues por favor, no me hagáis hablar del manga. Pero no os confundáis, entiendo a los otakus y entiendo a quien sigue disfrutando la afición, soy yo quien ha decidido que ya no me llega, pero no por ello voy a intentar transformarla en lo que no es para que se adapte a lo que yo quiero. Esa, querido Dayo, es la causa por la que aún no nos hemos cosido a puñaladas: Porque compartimos un lugar común en el que ya estuve hace unos años. 

 

Ese complejo de abuelito cebolleta

Habla mi compañero del complejo de Peter Pan, y me temo que obvia ese otro complejo, el de abuelito cebolleta que ve el mundo a su alrededor y no comprende cómo 'la juventud' se conforma con algo 'tan infantil'. Como digo, entiendo su postura mucho mejor de lo que él mismo podría llegar a asumir, al fin y al cabo ha sido una postura propia para mí durante casi toda mi pre y post adolescencia. Es más, fijo que en algún momento también ha sido una postura en vuestras vidas. Cada vez que criticáis a alguien por escuchar reggeton, cada vez que os sentís más adultos por jugar a TLoU en vez de a CoD, cada vez que os sentís superiores a alguien por sus gustos y aficiones, estáis adoptando esta postura, estáis adquiriendo este complejo de 'abuelito cebolleta' sin daros cuenta, ni por un momento, que así le damos la razón a los que critican nuestra afición -cada vez menos- como 'cositas para los chiquillos'. Es un mal de la especia humana: 'lo que nos gusta mola y lo que no es para idiotas', si no fuera así, sería difícil mantener una afición.

 

pprsplease

¿Os acordáis de Theme Hospital o Theme Park? Llamad Theme Frontier a Papers, Please! y pierde toda su magia.

 

A mí me pasó, me sigue pasando, con la literatura. Me revienta entrar en una librería y darme de morros con la basura best seller de la semana, me revienta ver cómo las pequeñas editoras están siendo absorbidas por Random House -ahora Penguin porque suena más chachi-, y me revienta esa mierda de leer en eBook y perder el tacto de unas páginas de papel y de unas bibliotecas que, como la de Alejandría, tienen lo días contados. Así que os entiendo... Pero no debería ser así. 

 

Porque nuestra función es informar,

como mucho, como crítica, ayudar a reflexionar, pero nunca, jamás, educar. ¿Por qué? Porque para educar hay que ser maestros, y para ello antes hay que haber sido educado. No se puede educar en base a Dark Soul sin comprender su dimensión previa con Demon Soul, King's Field, Última y, remontándonos aún más, Zork y Adventure para PDP y la importancia de Moorcock, Silverberg o Jack Vance. No se puede hablar de El Señor de los Anillos sin conocer y comprender La Princesa y los TrasgosEl Anillo de los Nibelungos, La Odisea o el poema de Gilgamesh, y no se puede mencionar Star Wars sin comprender toda la tradición -cutre- de sci fi que hubo a sus espaldas y sus conexiones más que obivas con la Segunda Guerra Mundial. No se puede educar colocando el punto de información en el momento presente, como no se puede educar por tus principios y en base a tus convicciones. Eso es alienación -o así nos lo indican Philippe Pinel, Hegel, Michel Foucault y, por supuesto, el amigo Marx -Groucho no, Carl-. Esa alienación nos acerca peligrosamente a ciertos momentos de la historia en los que una élite ha decidido lo que era mejor para el pueblo. Y ya sabemos todos que eso nunca ha sido buena idea.

 

SHENMUE

No todo es matar zombies y salvar el mundo a tiros, también hay que trabajar.

 

¿Quienes somos? ¿Qué es lo que queremos? Esas son las preguntas que nos plantea la búsqueda de la madurez, y pecan de algo muy gordo que no comprendo cómo se le ha podido escapar a nadie: El generalicionismo o el someter al individuo a la naturaleza de mero elemento componente de una masa no pensante, muy Ortega y Gaset. No se trata del 'quiénes somos', sino del 'quién soy', y no cabe el 'qué queremos' en esta trama, sino el simple 'qué quiero'. Individual, desligado y perfecto. Qué quiero como usuario, qué quiero como desarrollador, qué quiero como productora y qué quiero, en fin, como ser humano. Siendo tan distintos en nuestros gustos y elecciones... ¿Cómo podemos abogar por una forma única de producto que contente a todos? No se puede defender la libre creación y enjaularla en los parámetros de lo correcto y lo incorrecto, como no se puede hablar de un arte dirigido por la convicción de unos pocos, ni siquiera aunque estos pocos sean muchos ni dignifiquen a la especie con su inteligencia por encima de la media. 

 

Rompamos el doble rasero

¿Le queda mucho por crecer a la industria del videojuego? Es obvio que sí, y siempre es una alegría preocuparse por esta pregunta en vez de por esa otra de ¿le queda poco a la industria? de hace unos años. Pero alegrías aparte, una cosa es que le quede mucho por crecer y otra muy distinta tratar de marcar su camino en pro de lo que a mí me parece que debería ser. No deja de sorprenderme este doble rasero en una generación que trata con indolencia y amabilidad a un cine al que se le permite que casi la totalidad de su producción sea fast-food de palomitas y manta con alguna excepción para el festival del momento, rompiendo una tradición de calidad que ya ha quedado más que olvidada en el pasado.

 

Operation Flashpoint

El primer Operation Flashpoint fue guerra en estado puro. Eso sí, dificilillo.

 

Para terminar, me gustaría hacer una reflexión acerca de vuestras diversas respuestas al debate. No deja de ser curioso que seamos precisamente los que ya pintamos canas los que nos preocupemos más por ver cómo evoluciona el mundillo y aleccionar a los ususarios en que busquen más alá en el producto terminado, mientras sois los más jovencitos los que queráis obligar a éste a evolucionar hacia la madurez que vuestra convicción dibuja. Tal vez, como apuntaba Atticus, la madurez sea aceptar la propia naturaleza y no sentirnos mal por simplemente jugar a un juego -lo que parece venir intrínseco en el término- o tal vez los hijos de los setenta seamos víctimas de ese maldito complejo de Peter Pan. Sea como sea, os invito a jugar al MGRetro de hoy: The Great Scape. Estoy seguro de que aprenderéis un par de cosa acerca de una madurez que se ha perdido con el tiempo porque, a grandes rasgos, si se hubiera popularizado habría hecho peligrar la industria. No todo el cine puede ser Truffaut como no toda la literatura puede ser Tolkien ni todos los juegos pueden ser Telltale Games.

 

¡Nos leemos! 

17 de Julio de 2014 a las 10:00 por Rafa del Río
20
Comentarios
Comentar
    • Gracias, @Atticus. A tenor de lo que dices, cuando empecé en esto de la prensa especializada -después de rebotar por varios fancines, que eran los blogs de la época-, mi por entonces jefe me dijo que, para aguantar en la profesión, había que tener alma de gurú. Poco después descubrí lo que dices en tu comentario: Una cosa es tener 'alma de gurú' y querer compartir tus convicciones y conclusiones con la gente, y otra muy distinta tener alma de mesías y tratar de salvarlos de su errónea manera de ver las cosas. Francamente y por bien que me vaya ahora: La he cagado tantas veces en mi vida que no me atrevería a 'enseñar a vivir' a nadie. Sea como sea, es un placer coincidir y no estar de acuerdo en determinados puntos, es lo que le da vidilla a esta página.
      PD: Era lo mínimo
      PD2: La capacidad de síntesis está sobrevalorada en estos tiempos digitales.
      PD3: Pues habrá que verla, gracias por la recomendación

      @BigBoss779 Gracias, y sí, creo que antes o después todos pasamos ese momentillo de sequía y de tomarnos un respiro de la afición para volver con otros gustos (en mi caso sentía pasión por los JRPGs tácticos, y ahora soy incapaz de enfrentarme a uno. Me saturé).
      Respecto al cómo vean la industria o la afición desde fuera... Ná, eso dejó de preocuparme cuando los informativos anunciaron FFX a bombo y platillo y años después la Fnac y en Corte Inglés se llenaron de carteles de Ellie y Joel. Sigo pensando que no hay nada que gane en infantilismo al once contra once, y aún así mira los felices que son los futboleros.
    • Aún no había leído esto.

      No siempre vamos a estar de acuerdo, claro, y de hecho ya se ha demostrado (y se seguirá demostrando) que esto es así, pero de momento son muchas más las ocasiones en que comparto punto de vista contigo que aquellas otras en las que dejo de hacerlo. Justo al revés que con el ínclito Dayo (lo de ínclito es un sarcasmín, pero muy buenrollero, ehh). Por supuesto, en toda esta discusión, compartimos bando (aunque lo maniqueo del término no acabe de convencerme, jeje).

      Sobre los críticos. Una vez, creo que aún no habías llegado, Rafa, o quizás sí pero no lo recuerdo, le contesté a Dayo algo parecido a lo que tú ahora le contestas a este respecto. Ya que estamos, dejaré por aquí lo que, supongo, vendría más o menos a decir entonces: a mí me parece que los críticos no debieran nunca ser tan suficientes como para creerse, no sólo en el derecho, sino casi en la obligación, de escribir para "educar". En eso hay una pretensión, creo yo, muy cuestionable. Por otro lado, ojo, eh, que yo creo que un crítico, no sólo al informar objetivamente sobre un hecho aportando datos irrebatibles, sino también al opinar subjetivamente sobre los mismos, puede estar formando (educando) a un tercero. Lo que a mí me molesta de esto no es que una crítica pueda servir para formar, sino que lo denunciable residiría en la deliberada intención formativa del crítico, en el hecho de escribir pensando en aleccionar como parte primordial de la ecuación; esa consciencia, lo deliberado de la intención, es lo que me repele: el posar la mano en el hombro del pobre y analfabeto léctor para enseñarle el camino correcto. Creo que el buen crítico enseña y forma sin proponérselo porque trata al que lee con el suficiente respeto como para entenderlo como un igual inteligente que puede elegir y que no necesita ser guiado decididamente por ningún "camino correcto". El receptor es el que debe valorar si ha sido educado o formado y si dicha experiencia le ha servido o no.

      PD: Por cierto, muchas gracias por nombrarme en el artículo (parecerá una tontería, pero me he sentido honrado).

      PD2: Me apetecía comentar varias cosas más, pero mi capacidad de síntesis es desastrosa, y me ha vuelto a pasar: me lío para no decir nada, así que aquí lo dejaré por hoy.

      PD3: Por cierto, para aquellos que no la conozcan, recomendar la película (sobre videojuegos) The King of Kong (los enfrentamientos DayoVSRafa prometen convertirse en tan interesantes como los SteveVSBilly, jaja).



    • Le daría a Dayo la razón en este argumento, pero esta vez me inclino más hacia tí. Los dos tienen mucha razón en lo que dicen. Dayo tiene razón cuando dice que el medio debería de dejar de hacer ciertas prácticas, deberían de haber más videojuegos atrevidos y tal, pero Rafa, tú tienes razón al decir que no toda la industria debe de irse por un solo camino. Mientras que me gusta experimentar obras fuera de lo común y que quieran mandar un mensaje y tal, a veces me divierto con mis amigos jugando a Mario Kart y tal. Así como puedo estar viendo cine de arte un día para el otro ponerme a ver una película de superhéroes con mi familia.

      En un solo medio puede existir una gran variedad de obras, eso está bien. Pero eso sí, lo que enoja, es que la gente en general siga sin reconocer a los videojuegos como algo más que puro entretenimiento. Más que nada, la presión social y otros factores son los que nos impulsan a querer más videojuegos "serios", para que la imagen que damos, sea diferente.

      A mi también me paso algo similar con los videojuegos, yo deje de jugar unos… ¿dos años? porque se me hacía muy rídiculo e "inmaduro" seguir jugando. Me empeze a creer que por fin había madurado por dejar mis consolas. Un pensamiento que se me pego a la cabeza por hacerle caso a los demás. Sin embargo, volví después de varios meses gracias a que descubrí otro tipo de videojuegos, y aquí estoy. Yo creo que lo sano es que haya un poco de todo en la industria.

      En fin, me gusto mucho lo que escribiste.
    • @ gandalflin Ay Dios, yo creí que era la única persona del mundo a quien no le gustaba el fútbol... ¿Que digo no gustarme? ¡¡lo aborrezco!!.
      //+1 por resalao :)//
    • @gandalflin, Ná, que me puse a leer rápido y me lié. Ahí estoy totalmente de acuerdo contigo, aunque sigue habiendo excepciones. El problema, como comentaban Frutossecos, Danterut, DanGimeno o Dayo sigue siendo que la industria triple A invierte demasiado como para 'jugársela' cambiando los cánones. Se pueden incluir pequeñas modificaciones, alteraciones que si funcionan irán creando un producto nuevo, pero crear algo diferente desde el principio es tarea de los indies y de algunas, muy pocas, grandes como CD Project o 4A Games.
      Hay sagas que aguantan y avanzan, y ojalá fuera así con todas, pero también es verdad que algunas pierden fuelle como Halo, se estancan en lo que en realidad nunca fueron como Resident Evil (vamos a hacer un Risind Dead con Umbrella!!) u 'olvidan el rostro de su padre' como el pobre Ninja Gaiden. Bioshock, por mucho que fuera criticado por varios motivos -algunos justificados y otros no-, es enorme en todas sus entregas aunque dé coraje que podría ser más, e incluso Dead Space sigue teniendo su gracia, pese a que el último capítulo se acerque más al cine sin complicaciones que a ese what if espacial de Resident Evil que fue el primer Dead Space. Y sí, Zelda siempre será Zelda, ya dije por ahí que el Miyamoto me va a terminar liando y consiguiendo que me compre la WiiU en cuanto saque su nueva entrega.. Puñetero maestro.

      @Insania2014 Mwahahaha sufre!! Y gracias.

      @shirotsuki Gracias ;) Buena reflexión, aunque sigo pensando que algo de esas características se nos cuela día sí, mes no. Por ahora espero con ansias saber más del nuevo Yakuza (otra saga genial que se me olvidó comentarte, @gamdalflin) de Cyberpunk2077 y de lo próximo de Quantic Dreams y Bethesda, que fijo que será interesante. Eso sí, los títulos de acción siguen ganando por goleada. Lo que me recuerda... Curioso que nadie de aquí hable de fútbol. ¿Algún jugador de FIFA en la sala?
      Sea como sea, si vas en serio con lo de dedicarte al manga y al cómic te aconsejo que vayas poniéndote en contacto con Penguin House Mondadori, que según me comentó un amigo de los viejos tiempos se estaba zampando -o se ha zampado- las lineas EDT españolas. También sería interesante que no te cortes a la hora de 'tirar pa fuera' tu trabajo. A las hermanas de Studio Kawaii les fue bastante bien con su trabajo en Europa del Este, a... No soy capaz de recordar su nombre ni aunque me peguen, pero vaya, una de las dibujantes que pasó por la Neko en los noventa le fue genial con los coreanos y se convirtió en ilustradora y autora de mangas de Ragnarok on Line, y tendría que mirar pero creo que Kôsen y Phénix también salieron al extranjero.
      Sea como sea, suerte en tu proyecto!
En respuesta al comentario anterior:
    • Ahhh...Bioshock, gran saga y gran ejemplo.
      Y ya que preguntas, paso de FIFA. La verdad es que...no me gusta el fútbol (la que me va a caer).
      WiiU?? también voy a caer con el nuevo Zelda, Miyamoto me tiene bién agarrado...
    • hace ya mas de un año que sigo mundogamers y en ese tiempo pasaron muchas cosas, conoci mejor el medio,aprendi sobre los pc gamers, me hice adepto del dayismo,y pese a los articulos que escribian jamas senti la necesidad de hacer una cuenta para comentar hasta el dia de hoy.
      he de decir que su batalla a muerte me ha hecho de alguna manera feliz por que hace un tiempo que no paro de pensar en este tema de la madurez y eso es por que yo me quiero dedicar a hacer manga/comic
      y en los años que llevo siguiendo los medios de el cine ,el comic, y venga la redundancia los videojuegos me he dado cuenta de que las industrias poco estan interesadas en el desarrollo de historias profundas por que en palabras de sus propios directores eso no vende y muchas de estas producciones no se quieren arriesgar por los presupuestos pero esto no es solo causa de los hombres de traje no señor esto tambien es culpa de los propios creativos por comparar un poco en el manga/anime los temas,cliches y demas no paran no por que no se puedan cambiar si no por que los mismos autores creen que si los ponen seran mas atractivos para el publico en general, y esto es precisamente por que el publico lo pide lo mismo pasa con los videojuegos, siempre va haber gente pidiendo el cod de turno el nuevo juego de cachondeo o el juego donde haya que matar a todo lo que respire, yo creo que la industria va a madurar el dia en que no solo el publico si no la industria en general decida que quiere mas que un simple pantyshot xd nos vemos , y gran articulo rafa.
    • Buen artículo, espero que esteis contentos tú y los que han comentado, porque por su culpa estare todo el día pensando acerca de la madurez y los videojuegos.
    • Coincido en que estos debates son cojonudos, especialmente por el nivelazo de comentarios que ponéis. Lo he dicho varias veces, pero hacéis que escribir en éste medio sea cojonudo.

      @DanGimeno, diez puntos por esa reflexión.

      @frutossecos, totalmente de acuerdo en lo de la industria.

      @Japadie, mi mujer merece ese saludo enorme pero por aguantarme, que ella es mucho más friki que yo para algunas cosas. Sea como sea, cuando compartes la afición de tu pareja y ella comparte la tuya (y luego los peques se apuntan según van llegando) la cosa es brutal... Excepto por Once Upon a Time. Qué ganas de que acabe esa serie ya y se extinga, por Dios. Abrazo pa ti también, hombre

      @electric-dreams, comentario de oro por ese Kárate a muerte en MG XDDD Por lo demás, coincido bastante aunque no en todo: a veces busco violencia y acción a raudales y otras algo más profundo, aunque sí, para eso siempre tendré un buen libro.

      @Nafii O sea, que hoy me amas más que a Dayo, como debe ser jejeje Ná, pero ahora en serio, ese es el point: Que haya mercado para todos los gustos y sea la industria la que se dé cuenta de cómo y cuándo debe evolucionar. Ah, y castigado cara a la pared por lo del eBook ;)

      @Gandalflin, sí y yo.
      En el tema generacional entiendo lo que dices, pero creo que hay que entender que, en ocasiones, las sagas han de desaparecer para mostrar algo mejor. Por mi parte me cabreé cuando el amigo eastwood dio el paso al ñoñismo de Los Puentes de Madison, y luego eso dio lugar a Sin Perdón (aplauso) Cartas de Iwo Jima (ovación) y Gran Torino (salto mortal con tirabuzón, ola y lo que haga falta).
      Algo parecido pasó Naughty Dog, que pasó de ese zorro coñazo a Jak And Daxter y Uncharted. Y con Resindet Evil y Ninja Gaiden que... eh... No, esos habría sido mejor que se hubieran quedado en el camino.

      @Danterut, pues sí, buen punto de vista

En respuesta al comentario anterior:
    • Gracias Rafa por valorar tan positivamente la participacion de los lectores. Soy nuevo aqui y la verdad es que estoy muy emocionado con el nivel de reflexión tanto de los artículos como de los comentarios, nada que ver con otras webs que mejor no nombrar...
      Creo que no debo haberme explicado correctamente, quizás por intentar ser lo más breve posible, pero opino lo mismo que tu, es decir, no es que mi deseo sea alargar eternamente una saga hasta la saciedad, si no más bién me referia a que si yo de adolescente en una película buscaba acción y efectos especiales cada vez más espectaculares ahora me llena más un cine con mensaje, con una buena fotografia, tramas sin cabos sueltos, nada efectistas y como no decirlo, más maduro?. Qua passa con los videojuegos? Pués que parecen eternamente anclados en satisfacer al adolescente que solo desea acción y gráficos cada vez más reales. Hablo en general, se que hay juegos que valen la pena de verdad pero parecen no querer dar un paso adelante y satisfacer también a ese jugador que ha crecido, en todos los sentidos, y desea que en algunos juegos merezca la pena hacer algo más que simplemente avanzar para llegar a un final. Un buen ejemplo de como una saga puede avanzar y satisfacer a varias generaciones para mi seria Zelda. Poco tiene que ver lo que hemos visto en el E3 con mi primer Zelda de supernes, pero aún conservando una estructura similar se ha demostrado una y otra vez que un buen juego puede evolucionar i adaptarse a los nuevos tiempos gustando al jugador original y al recién llegado.
      No me malinterpretes, es un ejemplo y no deseo que todos los juegos se conviertan en sagas inacabables, si no más bién me refiero a que la industria solo quiere crear nuevos adeptos a los que luego no sabe conservar, me da igual si un buen juego es heredero de una gran saga o es un título nuevo, solo deseo encontrar aquello que el cine si ha sabido darme.
    • Pues este artículo/respuesta me ha hecho pensar y he llegado a la conclusión de que....¿no son solamente gustos?.

      Unos quieren juegos "de pensar", con "mensaje", que planteen problemas filosóficos.Por otra parte, otros preferimos dar prioridad al entretenimiento, sea del anteriormente mencionado, o simplemente poniéndonos en las carnes de un marine en esteroides y matando a cualquiera que se ponga delante de nuestro cañon de plasma.

      Lo que pasa es que yo veo aquí un problema y es ese término tan masticado estos días.El primer grupo es el considerado "maduro".¿Por qué?.Comprendo y apoyo que el mundo de los videojuegos debe ir expandiéndose (que no madurar) y abarcar nuevos temas, nuevas historias, nuevas mecánicas jugables, etc; debido a que la variedad es la chicha del asunto.

      Madurez no es ir de cabeza a un mercado en el cual solo proliferen los títulos "gafapaster" (lo sé, suena ofensivo).

      Voy a copiar a DanGimeno, si este me lo permite.En primer lugar, madurar es :"el momento en que tuvo conciencia de si misma a través de ver pasar delante suyo los billetacos de dolares, euros y yenes."
      Y en segundo, y esta vez de cosecha propia, la industria madura cuando todo tipo de propuestas puedan llegar al público.
    • Le veo dos puntos para enfocar esta reflexión: por una parte es un tema generacional y por otro esta lo que la propia industria del videojuego puede ofrecer.
      Sobre el tema generacional creo que esta claro que los videojuegos no van a llegar a todas las edades hasta que los que los vimos nacer y rondamos los cuarenta y pico lleguemos a viejos. Solo entonces podremos ver como ha calado en la sociedad. Cierto es como dices que si mi abuelo puede pasar 7 horas delante de un televisor sin ser puesta en duda su salud mental por qué narices tengo que seguir aguantando que me digan que dos horas de videojuego me van a dejar solo, tarado y aislado del mundo, ahí es donde yo veo que primero tiene que madurar la sociedad y aceptar al videojuego con la misma naturalidad con que se juzga al cine.
      El otro factor, el propio videojuego, es mucho más complejo de analizar pero a mi me asaltan preguntas que me hacen dudar de la madurez de esta industria: por que no ha calado en toda la sociedad como lo ha hecho el cine? Porque sigue sin atraer a las mujeres? por que motivo he "perdido" colegas de juego con el paso de los años?. Quizá esta falta de constancia, el no haber sido ese fiel compañero a lo largo mi vida, quizás ahí estaria la falta de madurez. Los videojuegos no han crecido jamás a mi ritmo, más bién me he ido yo adaptando a ellos, no han sabido quedarse de donde no los hubiera echado, yo hubiera querido seguir con ciertas secuelas o con cierto tipo de juego que la moda dejo atrás, a veces por que no se vendia o no se sabia vendre y a aveces por esta desalmada hambre que tienen muchos jugadores de pedir a la industria cosas nuevas continuamente a base de enterrar prematuramente sagas que funcionaban o consolas que aún tenian algo que decir. No quiero decir que esté en contra de una evolución constante, pero volviendo a compararlo con el cine (por la madurez de este) no todo son nuevas entregas con mejores efectos especiales que las anteriores, si no que hay otros géneros más clásicos que siguen funcionando pués ahí si que se intenta contentar a todos los públicos y a todas las edades, quizás sea este el talón de Aquiles del videojuego.
    • Suelo darle la razón a Dayo en casi todo (al todopoderoso Dayo) pero esta vez me convence más esta postura.

      Yo también medio abandené los videojuegos hace no mucho (cuando tenía 18-20 años más o menos) y mi forma de volver ha sido gracias a los indies y, fundamente, gracias a Nintendo. He recuperado mi Gamecube y ha sido fantástico (mi consola favorita de lejos ahora mismo) y mi Wii U pinta que va a ser mi next gen (junto a una 360 japo con todos los juegos de Cave). ¿Estaré involucionando? No creo.

      Por otro lado están los indies, y es aquí donde el dayismo surge de mis entrañas clamando madurez. No en el sentido Tlou (que me encantó), más bien hacia el lado de Journey o Gravity Bone. Quiero nuevas experiencias, nuevas narrativas, nuevas mecánicas (quizá porque he jugado demasiado) pero no necesariamente quiero que toda la industria se una a la revolución. Con tener mi hueco me vale y que los demás jueguen a lo que quieran (paletos).

      Nota: Los e-books son la polla.
    • Karate a Muerte en Mundogamers...

      No veo los videojuegos como algo que tenga que madurar conmigo. De hecho, lo que busco cuando decido invertir los cuartos en algún título es justo lo contrario: violencia ciega y acción descerebrada para pasar un rato entretenido tras un día de trabajo. Y esto es así porque los videojuegos son, en mi opinión, para eso.
      Cuando necesito un enfoque maduro de las cosas suelo recurrir al cine o a la literatura, que suelen darme con creces lo que busco.
      La ventaja que tienen esos otros medios a la hora de madurar es que una novela o una película son el fruto de la visión única de un autor y solo requieren que me siente y preste atención sin exigirme ninguna acción que no sea mantener los ojos abiertos o pasar las páginas a medida que las vaya terminando. Y esto, como todos sabemos, no es así en los videojuegos, que requieren de la constante intervención del jugador para avanzar.
      Así que, por mi, que se queden como están.
      Y opino como frutosecos: el enfoque de esta web me gusta cada vez más.
    • Cada vez me gusta más vuestra página y el contenido propio que escribís. En vuestra pelea a muerte no he dejado de pensar que los dos tenéis parte de razón. Si, los videojuegos tienen sus años y han evolucionado y puede que también madurado, aunque todavía les quede. Dentro de unas décadas, no creo que jugar no sea sinónimo de encontrarse con historias profundas, que nos hagan reflexionar, pero seguro que tenemos algunas para elegir. El caso es que la industria se mueve por dinero, y se va hacia donde le dirigen las ventas. Es inevitable que evolucione y madure, pero todo esto llevará su tiempo. En fin, yo me divierto mucho jugando ahora mismo y eso es lo que cuenta.
    • La industria del videojuego maduró en el momento en que tuvo conciencia de si misma a través de ver pasar delante suyo los billetacos de dolares, euros y yenes. En el momento en que decide que no van a arriesgar dinero en chorradas como "El NeNg de Castefa" para PS2 o "Anna Kurnikova's Tennis". Para eso ya se tiene a los indies que se lo pasan teta haciendo Grass/Rock/Cigar/Goat Simulator y se creen superartistas alternativos.

      La industria ha madurado cuando decide no arriesgar donde invierte su dinero, salga mejor o peor el juego. Que luego haya juegos que se tomen más en serio o no pretendan ser profundos no los hace menos maduros. Es su decisión de ser como quieren ser. Porque, no me jodáis, en el cine bien que conviven películas ultraprofundos de la esencia de la humanidad, buenas y malas comedias, espectáculos de FX como Pacific Rim, que aunque tiene un guion previsible y plano, te lo pasas teta, o incluso 3 películas de Los Mercenarios, donde la película se basa en la hostia por la hostia.
      Si el cine (y la música) convive con estas propuestas y habiendo tenido ya su Ciudadano Kane. ¿Cómo no van a hacerlo los videojuegos?
En respuesta al comentario anterior:
    • Absolutamente de acuerdo contigo. En todo. Independientemete de eso, quiero apuntar que gracias a artículos como este y al "karate a muerte en Mundogamers" (que me he descojonado con el comentario de electric_dream)es por lo que sigo leyéndoos. No siempre estamos de acuerdo, a veces le buscáis el rizo al alisado japonés, otras me hacéis cambiar totalmente la opinión que tenía formada sobre algo pero, al final, siempre se agradecen artículos de opinión genuinos, escritos desde el corazón. Suena muy cursi, pero es lo que me transmite. Un abrazo muy fuerte a este equipazo de redactores y un saludo enorme a la mujer de Rafa del Río, con lo que ha tenido que aguantar todos esto años entre mangas y videojuegos a gogó.
Mostrar más comentarios
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....