La evolución de Kojima como cineasta y creativo en Metal Gear Solid 1, 2 y 3

"A Hideo Kojima game".

La evolución de Kojima como cineasta y creativo en Metal Gear Solid 1, 2 y 3

Game Creator: 70% of my body is made of movies."

 

Biografía de Hideo Kojima en Twitter (@HIDEO_KOJIMA_EN)

 

Kojima se ha autodefinido varias veces como un cineasta frustrado. Un creativo cuyo viaje a las producciones audiovisuales se ha visto interrumpido por un repentino enamoramiento fugaz con los videojuegos. Por suerte, los usuarios más acérrimos a este mundillo hemos podido disfrutar de unas obras que tambalearon los cimientos del sector en cuanto a cómo se puede explotar lo técnico para contar una historia. El director japonés sigue considerando que gran parte de su alma se debe a las películas, y esta naturaleza propia se ha visto proyectada en sus títulos más de una vez. Porque, al fin y al cabo, lo que hace a un juego “a Hideo Kojima game” es su esencia más particular.

 

He podido observar esta evolución en la relación entre cine y videojuego mediante su marca más icónica: Metal Gear Solid. Voy por la tercera entrega y no he podido evitar fijarme en los cambios y mejoras del creativo a la hora de trabajar, tanto en lo narrativo, con relatos profundos y confusos que consiguen romper la cuarta pared, como en lo técnico, a través de planos profesionales y acciones cada vez más inmersivas. No es la primera vez que un director de cine decide integrarse en las particularidades del videojuego como medio potencial para contar historias, pero Hideo Kojima es el más sorprendente. Este asombro empezó en el primer minuto de Metal Gear Solid, pues su inicio es la perfecta combinación entre una producción cinematográfica de calidad y una buena interacción entre jugador y juego. Y, tras un título que replanteó la manera de visualizar este entretenimiento, su originalidad e imaginativa no han dejado de crecer, tal y como demuestran las subsiguientes entregas de la saga.

 

Snake en Metal Gear Solid 2

 

Sons of Liberty, el segundo título, sigue explorando todavía más las vertientes narrativas del videojuego a través de la imagen audiovisual típica del mundo cinematográfico. El resultado fue una historia notablemente desconcertante, pero realmente interesante, que pone de manifiesto la importancia de un cambio de protagonista para su desarrollo. Dejando de lado esas decisiones narrativas, también consigue ir más allá de la primera entrega en cuanto a cinemáticas y llamadas que explican al jugador todo lo que está sucediendo. Porque este es uno de los sellos que mejor definen el buen trabajo de Kojima como contador de historias: unas escenas profesionales.

 

Estos elementos se reproducen todavía con más calidad en Metal Gear Solid 3: Snake Eater, el título al que estoy jugando actualmente. Porque llevo unas pocas horas de partida y puedo asegurar que las cinemáticas y las llamadas con radio se comen más tiempo de partida que la propia jugabilidad. Quizás éste sea un detalle que frustre a algunos usuarios; a mí me encanta. Porque en este título se observa fácilmente que Kojima evoluciona en sus dos facetas: la de creador de videojuegos y la de cineasta. Los momentos jugables ofrecen más libertad, más posibilidades de exploración y nuevas opciones dentro del ámbito del espionaje que abre la imaginación en la forma de progresar de la partida. Y, por otro lado, los planos están más trabajados, los movimientos en las cinemáticas más calculados y, en definitiva, también es disfrutable aunque apenas haya interactividad. Incluso la introducción adopta el estilo típico de James Bond, adaptado al contexto de la entrega, para separar el prólogo del resto del juego. Sé perfectamente que me caerá una kojimada en cualquier momento, y que ésta me dejará tan descolocada como lo estuve en los dos títulos anteriores, pero no puedo dejar de maravillarme por la manera con la que me cuentan todo.

 

Todavía no he podido experimentar más allá de las creaciones del director nipón, a pesar de que ya conozco detalles famosos que preceden su trabajo como que Metal Gear Solid 4 tiene todavía más escenas y que Death Stranding finaliza con una cinemática de dos horas de duración. Al fin y al cabo, Kojima Productions está preparado para dar el salto a lo cinematográfico en el futuro, tal y como lo comentaba en una entrevista de la BBC. Por el momento, podemos disfrutar de sus experimentos dentro del entretenimiento digital, ya sean con más o menos cinemáticas o jugabilidad, pero con toda la esencia que solo Kojima puede aportar.

08 de Enero de 2021 a las 13:00 por Brenda Giacconi
2
Comentarios
Comentar
En respuesta al comentario anterior:
    • Venía a esto xD
      El problema es que en otros juegos lo dices convencido. Cuando se trata de uno de Kojima te planteas... “me habré dejado algo?” 😂
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Metal Gear Rising Revengeance Metal Gear Rising Revengeance
Platinum Games y Kojima Productions colaboran para traernos el juego de acción definitivo. La agilidad y el buen hacer de los creadores de B...
Metal Gear Solid HD Edition Metal Gear Solid HD Edition
Recopilación de Metal Gear Solid 2, Metal Gear Solid 3 y Peace Walker en versión HD para PlayStation 3 y Xbox 360 y PlayStation Vita....
Metal Gear Solid V Ground Zeroes Metal Gear Solid V Ground Zeroes
La esperadísima quinta entrega de la saga de Hideo Kojima se hará esperar hasta llegar en su versión completa. Después ...
Ficha
3DS

Género: Acción/Infiltración

Lanzamiento: 08/03/2012

Desarrollador: Kojima Productions

Distribuidor: Konami

Pegi: +18

Comunidad: Foro

Noticias relacionadas
Ir a ficha completa