La batalla entre Sony y Microsoft nos sigue beneficiando

¡Pelea, pelea!

La batalla entre Sony y Microsoft nos sigue beneficiando

Casi todos hemos gritado eso de "¡pelea, pelea!" en nuestra estancia en los colegios e institutos para animar a dos compañeros a que se zurrasen en el recreo o después de clase, con la única motivación de conseguir ser espectadores de ese cruel espectáculo. Pero eso no está bien, todos lo sabíamos en su momento y espero que los más jóvenes hayan cambiado con el paso de los años, para que este tipo de situaciones se den mucho menos a menudo.

 

Pero hay peleas que realmente se disfrutan y que además invitan a degustarse, principalmente por dos motivos: el primero es que no implica ningún daño físico ni psicológico para ninguna persona en concreto, y el segundo es que beneficia de forma directa a esa gran masa de público a la que podríamos definir como consumidores. Nosotros somos consumidores de la industria de los videojuegos, comprando consolas, títulos, servicios o cualquier otra cosa. Todos formamos parte del mismo barco, aunque algunos se sigan esforzando por convertir a estas batallas en propias defendiendo a una marca por encima de sus posibilidades, como si ésta se preocupara de pagarle las facturas o de ponerle el plato de comida encima de la mesa.

 

Sabéis de sobra que estoy hablando de la bella batalla que están librando actualmente Sony y Microsoft con sus consolas de nueva generación. He de reconocer que la palabra "guerra" ha estado durante un tiempo escrita en el titular de este artículo, pero luego la he cambiado porque "batalla" me parecía mucho más adecuada. Creo que hay que quitarse el sombrero en esta generación ante estas dos compañías, porque están sabiendo competir con clase, sin llegar en ningún momento a la demagogia (aunque puede que alguno considere que sí viendo algunos vídeos que se han marcado ambas marcas) y reconociendo los éxitos de sus rivales. Y da gusto que sea así, porque está claro que esas peleas que nosotros alimentábamos cuando éramos jóvenes no terminaban precisamente con los dos implicados dándose la mano al terminar. "Me ha encantado tu patada en las costillas mientras estaba tirado en el suelo, compañero". No, esas son las batallas que precisamente todos debemos evitar.

 

La competencia entre ambas nos viene genial, por eso lo mejor que podría pasar ahora mismo es que la diferencia de ventas entre PS4 y Xbox One se mantuviese o incluso se recortase. Y no lo digo porque sea un xboxer ni cualquier otro término fan utilizado, precisamente, por esas personas que no tienen dos dedos de frente y que pueblan internet, sino porque es la mejor forma de que nosotros los consumidores nos beneficiemos de ello. Estamos siendo testigos directos de cómo esta batalla solo nos da alegrías: ¿Una compañía rebaja el precio de su consola? La otra también, por supuesto. ¿Una incluye la retrocompatibilidad como servicio para intentar atraer a más jugadores? La otra intenta responder con otro servicio, igual o similar. ¿Se incluye la opción de jugar desde nuestro PC de forma remota en la consola? Pues claro, la competidora no va a ser menos y también va a incluir la opción no vaya a ser que al final se lleven un disgusto.

 

Palomitas

Estas son las peleas que debemos disfrutar como consumidores de videojuegos

 

Me encanta esta batalla y me alegraría enormemente en caso de seguir muchos años más. También estoy contento de que Sony no se haya acomodado demasiado en su posición de líder indiscutible en el mercado mundial, ya que hubiese sido bastante sencillo para ellos no haber tomado ninguna de estas decisiones para seguir aumentando su margen de beneficios (que os recuerdo que es su único interés, no nosotros, ni aquellos que luchan por ella a través de internet), pero están entendiendo que hoy en día las batallas psicológicas son también muy importantes. Los jugadores cada vez están más enterados de lo que ocurre y no van a permitir que Microsoft les gane la partida (cuya única finalidad, también, es conseguir sacarnos el dinero y nada más). Por eso debemos celebrar estas batallas. Este sí es el momento para que nosotros, como consumidores pertenecientes al mismo bando, gritemos a Sony y a Microsoft al únisono eso de "¡pelea, pelea!"

30 de Noviembre de 2015 a las 09:45 por Álex Pareja
3
Comentarios
Comentar
    • Despues de 2 años del lanzamiento y como poseedor de ambas ....mi opinión... podian haber esperado ,todavia el salto no ha llegado y no tiene pinta de llegar...como consolero veo a esos nuevos devotos adorando a ps4 cuando ayer lo hacian a wii o a 360... Enfrentamientos absurdos....complejos de superioridad por tener una maquina que solo ocultan una clara inseguridad....no se no me gusta como esta el panorama...yo soy solo consolero y me gustan todas...
    • Yo no veo que nos beneficie tanto, al final sólo se puede jugar lo que nos dejan... alguien con una xbox no podrá jugar a street fighter 5, y alguien con una ps4 no podrá jugar a killer instinct o forza (por no hablar de zelda o mario, eso sólo en nintendo).

      Y la "retrocompatlibilidad", bueno, tengo una docena de juegos de la 360 y sólo uno tiene esa retrocompatibilidad. Además es a causa de una actualización, si Microsoft dentro de un par de años dice que no le mola, con otra actualización puede desactivarla y adiós.

      No veo yo que los fabricantes de dvds te limiten las películas que puedes ver, esto sólo pasa con los videojuegos, y no lo veo justo, la verdad. Que peleen me parece bien, pero que limiten mi derecho a jugar a lo que me de la gana no lo veo bien.

      Yo me pasé al pc... el mal menor a mi modo de ver en este asunto
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....