Joshua, Claire y robopilinguis: La Pasión según Cyberpunk 2077

Más allá del meme

Joshua, Claire y robopilinguis: La Pasión según Cyberpunk 2077

Cyberpunk 2077 se ha convertido en mi alido esta Navidad. Night City es el rincón favorito de mi consola en el que refugiarme de la distancia y las conversaciones telefónicas, con el añadido de unas Badlands que, parche tras parche, cada vez da más gusto visitar. Mientras las velas se mueven de un lado a otro según sopla el viento, el juego de CD Projekt sigue siendo una de las mejores experiencias que he disfrutado en ese fatídico 2020 que se despidía hace una semanita con sus doce campanadas de rigor.

 

cyberpunk meme

 

El dedo en el ojo

Reconozco que estoy sorprendido. Hace unos meses escribía, respondiendo a las acusaciones de racismo de CD Projekt, que no podíamos valorar una obra ni su mensaje sin tenerla en las manos. Se puede hacer crítica desde el tópico aprovechando el cliché como una forma de invitar al público a meditar sobre determinados aspectos sociales partiendo de puntos comunes y pre asumidos. También se puede hacer crítica de golpe en el pecho, de medalla, dejando claro tus intereses como adalid de una buena causa y haciendo que tu obra gire en torno a esa crítica mediante la vieja técnica de meterle el dedo en el ojo a tu público de forma constante para que hasta el más especso entienda que tus intenciones son buenas, puras y revolucionarias. 

 

Afortunadamente CD Projekt opta por el camino sutil, y lo hace con una serie de misiones que no sólo no son obligatorias para terminar el juego, sino que también puedes cortar en cualquier momento si no estás a gusto, perdiendo, eso sí, la posibilidad de vivir unas de las mejores secundarias que se han escrito jamás. Los polacos tienen claro que lo suyo era hacer un juego, un videojuego con todas las letras, y dejan el experimento social a otras empresas porque bastante tienen ellos con lo suyo. Lo de Cyberpunk 2077 no es la revolución agitando las mentes del ganado, sino más bien la sutil paradoja de lo que sabemos frente a lo que es o podría ser, dejando al jugador que tome las decisiones, que se plantee los dilemas de forma personal y tome lo que considere neceario de lo que está sucediendo en pantalla para ser mejor persona... o no.

 

cyberpunk Neo

 

Mucha intensidad

Para conseguir esto, CD Projekt juega con las misiones, la secundarias y la trama para crear un reflejo de nuestra sociedad, tremendamente duro en ocasiones, pero que ni aún así logra rozar la dureza del mundo real. Snuff movies en primera persona, un psicópata reconvertido en mesías, robopilinguis que nos ayudan a conocernos a nosotos mismos, una mujer trans que busca venganza más allá de las reglas, una granja de adolescentes perdidos secuestrados por un pederasta, políticos dirigidos por un grupo que opera en las sombras... Más allá del meme y el guiño, de la broma y el homenaje, Cyberpunk 2077 critica con dureza lo que falla en nuestra sociedad actual mediante su reflejo distorisionado, exagerado, en su experiencia de juego. Y lejos de darnos la solución definitiva, la moraleja forzada, nos permite buscar la solución que consideremos adecuada para solucionar el problema o sentir que hemos hecho justicia. 

 

Algunas de las misiones de Cyberpunk 2077 valdrían por sí solas para dar vida a un juego completo de otra compañía, pero CD Projekt opta por sembrar su juego de posibilidades, de historias que te dejan tocado, te arrancan una sonrisa o te dejan con la lagrimita en el ojo al terminar. Una lástima que todo esto se eclipse por noticias como usuarios que demandan a la compañía porque quieren una compensación además de la devolución del dinero que ya vuelven a tener en el bolsillo o vídeos comparándolos con juegos que llevan dos generaciones en el catálogo. Pero justo esa es una de las críticas que encontraréis en Cyberpunk 2077. Da qué pensar...

 

¡Nos leemos!

07 de Enero de 2021 a las 09:30 por Rafa del Río
1
Comentarios
Comentar
    • Llevo unos dias sin tocar la historia principal, perdido en esta inmensa ciudad en la que encuentras cosas que la hacen única. Incluso cosas que no salen en el atiborrado mapa, como el monje budista en un parque que me invitó a entrar en una neurodanza, personajes que has salvado de alguna situación y aparecen en otro lugar, o la misión que has citado con la frase "un psicópata reconvertido en mesías", que justo la acabé ayer. Lo cojonudo es que la misión empieza que dices: en menuda mierda me estoy metiendo, se va liando, y según hasta donde quieras llegar (tal como dices el juego jamás te fuerza) se puede convertir en algo que no vas a olvidar fácilmente.
      Me gustaria comentar también lo bien que lo paso metiéndome por callejones, entrando en balcones y pasando de un rascacielos a otro por túneles o puentes y ojo!, sin tirar de glitch!, ya que encuentras cajas con material en rincones que te hacen ver que los de cd project querían que pudieras llegar ahí. Hace un par de dias estuve toda una tarde metido en un edificio laberíntico, con escaleras, pasillos y ascensores, encontrando cosas como un ordenador rodeado de minas, un escondido y misterios holograma de un zorro rojo, o lo más inquietante: una sala a la que no podia acceder repleta de velas encendidas y pintadas rollo secta satánica, ignoro si pertenece a una secundaria o dlc futuro. Estoy muy acojonado con todo el trabajo que han hecho en Night city, finalmente he dado con una ciudad viva de verdad.
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
The Witcher 2 Assassins of Kings The Witcher 2 Assassins of Kings
Vuelve Geralt de Rivia, brujo y cazador de monstruos profesional. Inmerso en los conflictos políticos que afectan a todo Temeria. La segun...
The Witcher 2 Assassins of Kings Enhanced Edition The Witcher 2 Assassins of Kings Enhanced Edition
Vuelve Geralt de Rivia, brujo y cazador de monstruos profesional. Inmerso en los conflictos políticos que afectan a todo Temeria. La segunda...
Remember Me Remember Me
En la Neo-París del año 2084, uno de los mayores peligros son los cazadores de memorias, agentes capaces de entrar en la mente de un ...
Ir a ficha completa