Hay que modificar el mercado: Ninja Theory y su teoría ninja de los presupuestos

Hellblade y su bajo presupuesto prometen un soplo de aire fresco

Hay que modificar el mercado: Ninja Theory y su teoría ninja de los presupuestos

Ayer anunciábamos que Dominic Matthews, director de Hellblade en Ninja Theory, defendía el bajo presupuesto como una forma de cambiar la industria, de decir no a esa guerra absurda por el fortunón invertido de los triple A y preocuparse más por la calidad que por el dinero gastado. Dinero que, en muchas ocasiones, ni siquiera afecta al proceso desarrollo del videojuego, si no que va a otros departamentos como marketing, publicidad, dietas y bollitos para el catering del desayuno.

 

Según Matthews, debe haber un punto intermedio, un puesto entre el gasto absurdo innecesario del ver quién la tiene más grande -esto no lo dice Matthews, lo digo yo- y el ahorro de la creación libre de los indies, que a veces no tienen ni para una conexión de internet decente. Ico, Oddworld o Jet Set Radio son algunos de los títulos que el director de Hellblade menciona a la hora de hablar de grandes juegos que conmocionaron al mercado por su calidad sin necesidad de estar apoyados por un presupuesto disparatado.

 

En sus propias palabras, como podéis ver en el vídeo de desarrollo incluido a continuación y tal y como declaró en una entrevista a ComputerandVideogames:

 

Hemos planteado nuestro trabajo en Hellblade como una oportunidad de cuestionarnos el modo en el que la industria del videojuego está haciendo las cosas, buscamos ver si hay una forma diferente de hacerlo. Una más directa, y crear igualmente un producto de gran calidad pero con un menor presupuesto (...) Creemos que hay una tercera vía de desarrollar y lanzar juegos, una que no es ni la de los transatlánticos Triple-A ni la de los indies... Juegos con riesgos creativos que pueden hacerse para una audiencia más pequeña pero con calidad Triple-A. De eso va Hellblade"

 

 

Y qué demonios, tiene razón el chaval

Debo reconocerlo: Ninja Theory es una de esas compañías que, simplemente, me caen bien. Bueno, me caen mejor que bien, les tengo un cariño especial porque saben dar a sus productos un toque direfente y muy, muy acertado. Ya desde sus inicios para Microsoft como Just Add Monsters y ese Kung Fu Chaos rematadamente divertido hasta su trabajo para Sony con Heavenly Sword, el multi Enslaved Odyssey to the West o incluso ese dmc que habría ganado mucho llamándose de otra forma, sus juegos tienen ese punto de humor privado, de guiño al usuario, de lograr que el jugador conecte con sus personajes que me parece genial. Un elemento mucho más típico de la literatura que del mundo de los videojuegos y que hace que, desde ya, ponga la mano en el fuego por estos tíos

 

Ahora Matthews habla de gastarse algo menos y dejar de ser tan despilfarradores en un momento en el que estamos todos pegados a la pared, y a mí me da subidón... aunque a priori pueda parecer poco lógico. Me gusta que el estudio hable de dejar de apuntar a todo bicho viviente como posible público potencial y saque juegos para una audiencia más pequeña. Me gusta este toque a cine de autor que se adivina en sus pabras, y me gusta que estén apostando por una rentabilidad a menos copias, hablando de que Hellblade va a ser rentable en torno a las 200.000-300.000 copias vendidas respecto a los tropecientos millones y un riñón que se dijo requería Destiny en el mundo del pasado-pasado 

 

estudio

¿Se refieren a esto con lo de Estudio 'in the pendiente'?

 

Me gusta porque eso significa que no van a estar perdiendo el culo por colocarme el juego a punta de pistola. Me gusta porque eso significa que van a tratar con mimo a su obra, y con más mimo aún a su selecto público. Me gusta porque todo esto suena a 'diferente' sin la carga de cutrez que suele conllevar el concepto indie, y me gusta porque Dominic tiene unos ojillos que hacen que entren ganas de invitarle a cenar y ser su mejor amigo. Y a mí, con eso, ya me vale. 

 

A priori no tiene sentido. 

No, de primeras puede parecer un poco estúpido que el hecho de que un juego invierta menos dinero en su producción me ponga contento. Parece ilógico alegrarse por pagar lo mismo por algo que ha salido más barato, pero, para qué engañarnos, ya todos sabemos que la relaciión entre presupuesto y calidad hace mucho que dejó de ser directamente proporcional.

 

001 25

0" height="379"/>

 

Por otro lado, no sólo hay poca relación real entre la calidad de la versión final de un juego y las cenas pagadas por la empresa que se hayan pagado los acrónimos de turno -sean CEOs, PRs, CMs, DoCs o KKs-, si no que además hay un valor añadido en esta menor inversión que es posible que, de primeras, se nos escape: menor presupuesto = menor número de enchaquetados mirando por encima del hombro para que metas bikinis, tetas, disparos y sangre.

 

Y eso es cojonudo. 

Puede que me equivoque y al final Hellblade sea una chufa. Puede que ese título exclusivo para Playstation 4 que poco después verá la luz en otras plataformas no sea lo que espero, que se pegue una leche tremenda y que deba reconocerr que, 'vaya, me quivoqué' -podéis machacarme si estom ocurre-. Todo es posible, claro que sí, pero viendo al estudio que hay tras el proyecto, viendo cómo tienen las miras en juegos como Ico, Oddworld o Jet Set Radio, y viendo, en fin, que son los padres de esos juegos que hacen que se me encoja el corazón al recordarlos mientras cientos de sus compañeros cayeron hace años en el cajón del olvido... No me importa jugármela y apostar por ellos.

 

ensalved

Enslaved: Odyssey to the West, grandísimo juego, mejor final.

 

¡Nos leemos!

31 de Octubre de 2014 a las 10:00 por Rafa del Río
2
Comentarios
Comentar
    • Desconozco cuanto se gastan en un videojuegos salvo casos contados, así que es difícil opinar. Lo único que puedo es intuir y gracias a ello es fácil ver que un presupuesto ayuda, pero un equipo talentoso con el presupuesto suficiente, es un bonus mayor. Un ejemplo sería la comparativa FFXIII vs Dark Souls. El primero tendrá un presupuesto mucho mayor, lo que se traduce en gráficos y escenas de infarto, pero el segundo... creo que sobran las palabras. Yo adoro FFXIII y me parece un juego maltratado, pero Dark Souls es la joya de la pasada generación a mi ver.
    • ¿Para qué sirve el presupuesto? ¿Para pensar una historia que te deje sin aliento? ¿Para instaurar una jugabilidad con un toque distinto? ¿Para un diseño de personajes original? Yo creo que esas cosas se consiguen por medio de la creatividad, no con dinero. Como dices, la calidad no va ligada al dinero que cuesta un videojuego.
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....