Firewatch. Ni walking simulator ni juego de puzles

El punto intermedio

Firewatch. Ni walking simulator ni juego de puzles

Suelo encontrarme, por regla general, con un problema evidente en aquellos videojuegos que intentan ofrecer un mensaje profundo o una historia interesante al jugador: que no saben ser videojuegos o que intentan serlo en exceso. Hasta el momento solo me he encontrado con ejemplos que oscilan entre un extremo y otro, que son aquellos que resultan experiencias demasiado contemplativas en las que el jugador apenas interactúa (los que podríamos denominar walking simulator) y aquellos que meten puzles hasta la saciedad sin motivo alguno y sin que se amolden a la trama. 

 

En The Vanishing of Ethan Carter, por ejemplo, me parece genial la idea de que los pensamientos del protagonista se escuchen mientras paseamos por los escenarios de ese pequeño mundo abierto que se nos plantea, mientras nos pide que investiguemos y exploremos los escenarios por nuestra cuenta. En ningún momento llega a ser una experiencia totalmente contemplativa, en la que solo te mueves hacia delante y ya está, pero para mi gusto todo se va al traste en cuanto te tienes que enfrentar a una inmensa cantidad de puzles que, además, son de todo menos interesantes y originales. Es como si el juego sintiera la necesidad de gritar al jugador que se sigue encontrando en un videojuego, y por eso tira de la herramienta más fácil posible. Y pongo este ejemplo pero hay muchos más, como The Talos Principle, cuyos puzles me hicieron abandonar totalmente la experiencia y olvidar muy a mi pesar esos temas trascendentales que trataba de forma estupenda. Si quieres contarme una historia, cuéntamela, y si quieres crear un juego de puzles, que al menos sea original, como The Witness

 

The Vanishing of Ethan Carter

¿Te está gustando la historia? Pues espera un momento, que vamos a meter un puzle que ya has visto mil veces para que no te olvides de que esto es un videojuego

 

Sin embargo, he conseguido encontrarme con ese juego que consigue situarse en el punto intermedio entre esos dos extremos, creando una experiencia tan increíblemente satisfactoria, que no puedo más que recomendárselo a todo el mundo. Firewatch no es un walking simulator, a pesar de que su intención es similar a otros ejemplos de ese llamado género, pero no recurre a puzles sin sentido y siempre sabe generar la sensación de que se está jugando a un videojuego, planteando tareas que son coherentes con lo que quiere contar

 

En Firewatch interpretamos a un guardabosques en una obra donde la historia es la gran protagonista. Sin embargo, esa trama siempre se va narrando a través de la interacción del jugador (activando el walkie talkie y decidiendo cuál será nuestra respuesta, por ejemplo, aunque también podemos decidir no responder), pero también contamos con objetivos que siempre mantienen ocupado al jugador, junto a un sistema de exploración en el que debemos estar mirando al mapa y a la brújula continuamente. Firewatch no tira de puzles facilones para que sepamos que estamos en un videojuego mientras nos cuentan una historia entre medias, sino que el propio juego es el de interpretar al protagonista realizando sus acciones cotidianas. 

 

 

Espero que después de esta estupenda obra muchos estudios sepan darse cuenta de que se puede crear una atmósfera que funcione bien para contar una buena historia sin dejar de plantearla dentro de los márgenes del videojuego, sin recurrir a esos manidos puzles que a mí me parecen una herramienta sencilla, aburrida, poco inspirada y nada original para incluir la interacción. Jugad a Firewatch y descubrid por vosotros mismos todas sus virtudes. 

29 de Febrero de 2016 a las 10:00 por Álex Pareja
5
Comentarios
Comentar
    • - Una sensación parecida me está pasando con Layers of Fear (por cierto, mecánicas simplísimas pero el juego me está encantando): los puzzles, muy sencillos por otra parte, se integran con la historia y no te sacan en ningún momento de la trama.

      Por cierto, increíble el partido que se le está sacando al motor Unity ya que, si no me equivoco, tanto Layers of Fear como Firewatch están realizados con dicha herramienta gráfica.
En respuesta al comentario anterior:
    • Sí! Ambos están creados con Unity si no me equivoco yo también. No he probado Layers of Fear, pero si los puzles están bien implementados y son coherentes con el resto de aspectos, bienvenidos sean, así sí!
    • Muy buena nota. De todas formas, creo que el problema de estos juegos no es incorporar puzzles, sino que sean estúpidamente obvios.
      Lo que quita de la experiencia, en realidad, podría no ser tanto el diseño del puzzle en si sino el COMO contrasta con su entorno, quitando de la experiencia. En pocas palabras, se siente como si te sacaran de una película para jugar al Hugo.
En respuesta al comentario anterior:
    • Efectivamente, por eso digo en el texto que si incluyes puzles deben ser coherentes con el marco narrativo creado. No es que vea un puzle y automáticamente cierre el juego xD Pero cuando los incluyen porque sí, como si fuese el único recurso para incluir esa interactividad propia de los videojuegos, me parece absurdo.
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Gone Home Gone Home
The Fullbright Company nos ofrece esta fantástica aventura gráfica en primera persona. En este título podemos percibir la incluencia de los artista...
Sunset Sunset
Sunset es un juego de exploración en primera persona, una aventura gráfica si lo queréis llamar así, en el que tomamos ...
The Witness The Witness
La nueva creación de Jonathan Blow, el autor de Braid, es este The Witness, el puzle de una isla desierta repleta de más puzles que n...
Ficha
PS4 PC

Género: Aventura Narrativa (Walking Simulator)

Lanzamiento: 09/02/2016

Desarrollador: Campo Santo

Distribuidor: Campo Santo

Pegi: +16

Comunidad: Foro

Noticias relacionadas

Valve ha comprado a los creadores de Firewatch

Trabajan en un nuevo proyecto

¿Cuándo la coherencia en un videojuego es importante y cuándo da igual?

Ficciones, mímesis y jugabilidad enfrentada a las historias

Ir a ficha completa