Eurogamer abandona las notas

Y yo que me alegro

Eurogamer abandona las notas

Si alguien mira el análisis de Watch Dogs, verá que tiene un 7.5. La culpa es mía. Hace pocos días escribí mi análisis de Dying Light y, mientras seleccionaba la nota, me pregunté si, en su mediocridad, era peor que la producción de Ubisoft. No, por supuesto que no. Pero el 6.5 dice algo distinto. Odio poner notas; odié puntuar a Jazzpunk con un 7 y el 8 que le puse al primer capítulo de la segunda temporada de The Walking Dead aún me escuece. Debería aprender de mis errores, intento hacerlo, pero el sistema de puntuación es algo a lo que nunca me adaptaré a pesar de llevar más de tres años en esto. Tengo apuntadas todas mis películas y todos mis videojuegos en un documento. Antes seguía la catalogación con una clasificación por estrellas, similar al sistema de La Luna de Metrópoli, pero incluso entonces acababa encerrado en callejones sin salida ¿Bajo qué criterio puntuaba una película con dos estrellas y a otra con cuatro? La primera podía ser Vampyr, un clásico del séptimo arte que a pesar de sus logros no me cautivaba, y la segunda podría ser El Discurso del Rey, cuyos méritos no se equiparan a los de la obra de Dreyer pero que se traga con mucha más facilidad. Al final acabé borrando las notas, una a una. Las películas eran lo que eran, valían donde valían y yo no era nadie para encapsular su alcance o calidad en un número. Ahora sólo puntúo las canciones de mi iPod, no para saber su calidad, sino como guía visual para considerar si escuchar algo o no cuando tengo puesto el aparato en reproducción aleatoria. Soy feliz viviendo así.

 

Eurogamer ha declarado que no pondrá notas de ahora en adelante y su filial española ha seguido el ejemplo. No podría hacerme más feliz. La industria está cambiando y, con el análisis provisional popularizándose, está bien ver una decisión que piense en la profundidad del texto más que en una vía para banalizarlo. En los inicios de la página, explica Josep María Sempere en su comunicado, “las notas en los análisis eran un estándar de facto en la prensa especializada. Un recurso útil que reforzaba los textos y permitía resumirlos de forma sencilla y muy visual. Hoy”, continúa, “creemos que se han convertido más en un problema que en una solución”.

 

 

En efecto, lo son. Preguntadle a cualquier periodista. A pesar de que la prensa se ha endurecido hasta cierto punto y ahora no suelta nueves y dieces con tanta facilidad como antaño, puntuar sigue siendo una labor de cuidado y saber maniobrar. Si dices lo que no debes la comunidad se lanzará sobre ti para crucificarte, acusándote de vendido y sin negarse a bajar del “hijo de puta”. Mega64 hizo un vídeo al respecto y es de los mejores de toda su producción. Las notas son un problema no sólo por esta rabia, este “¿cómo has puntuado este juego por debajo de este otro?”. También es cuestión de banalizar el propio texto. Puedo pasarme horas escribiendo, reescribiendo, revisando un análisis y sus argumentos sólo para ver al único comentario mencionar la injusticia de la nota que le he puesto sin siquiera atender a por qué lo he hecho. Así visto ¿para qué esforzarse? Podría escribirme un “lorem ipsum”, poner la nota al final y ahorrarme todo el lío. Evidentemente este santuario es una excepción, pero se han dado casos en otros lares.

 

Sí, un número puede ser una buena referencia, una forma de solidificar la opinión para indicar claramente hacia dónde se va, pero el problema llega cuando la gente sólo mira si es un siete, un ocho, un nueve. El problema llega cuando Metacritic se convierte en el centro del universo y las compañías reciben bonificaciones dependiendo de la nota. El problema llega cuando tenemos un sistema de puntuación sobre diez pero rendir por debajo del 7 es prácticamente un suspenso. Y todos sabemos que hay juegos mediocres que merecen esa nota. El lenguaje tiene mucho poder, igual que el marco, y a la larga el público acaba asumiendo ciertas reglas que jamás deberían haberse impuesto. La gente piensa que todos los juegos son geniales, porque uno que no es más que una distracción pasajera recibe buena nota, así que este de aquí con tan buena pinta tendrá que recibirlo también. Y cuando se baja la nota la gente se pregunta qué ha ocurrido y qué catástrofe ha llevado a esta puntuación tan baja.

 

No me gusta que la gente piense que un juego recibe menos nota por ser peor que otro. Suena como algo evidente; al fin y al cabo ¿por qué otro motivo iba a tener esa puntuación? Pero puntué a The Evil Within con un 8.5 y eso no significa que sea categóricamente mejor que Valkyria Chronicles y su 7.5: significa que es una mejor versión de sí mismo que el juego de SEGA. Pero es fácil malinterpretarlo. Lo escalamos todo, hacemos tops de lo mejor, mejores juegos de cada género, mejores juegos para jugar con los amigos. No puedes comprar muchos juegos al año, así que mejor será escoger uno con buena nota y descartar los demás.

 

 

Es un pensamiento dañino, uno que quita valor a la crítica y convierte nuestra profesión en un concurso de popularidad, de ver quién es el niño más guay este trimestre. Muchos periodistas quieren salir de ese sistema, pero ahora que Eurogamer lo ha hecho no puedo evitar sentir miedo al mismo tiempo que emoción e ilusión. “Es un movimiento arriesgado”, dice Sempere. Es arriesgado porque significa que los publishers ya no te ven con los mismos ojos. No estás en Metacritic, no tienen que apuntar a que puntúes a lo alto. Operas en otro nivel. Pero también es arriesgado porque cuando otros medios han preguntado a su público qué quería, la respuesta ha sido “notas”. Quizá, eso espero, nos encontremos con un caso de una audiencia que no sabe realmente lo que quiere. Por lo pronto la reacción parece ser positiva. Serán las próximas semanas y meses lo que decidan el futuro de esta iniciativa ¿huirá la gente a otros medios que sí puntúen y les permitan ir a lo fácil? Nadie lo sabe. Espero que el intento salga bien y les deseo suerte.

 

Esta es una oportunidad, no sólo para salir de un sistema lleno de vicios, sino para mejorar, refinar nuestra forma de analizar videojuegos y aspirar a algo más. Ida la nota, el texto es el rey. Surgirán nuevas formas de argumentar, análisis en mayor profundidad. Al menos es la teoría. Pero hacer lo contrario sería desaprovechar la ocasión. Cierro con las últimas líneas de Chiconuclear en Anait. Son palabras a tener en cuenta en estos tiempos:

 

“Los que hemos crecido leyendo las revistas que se publicaban en España en los noventa y ahora nos dedicamos al oficio de escribir sobre videojuegos tenemos suerte de estar viviendo esta época. Es un momento importante para nuestra crítica, igual que lo es para nuestro medio. Ya no nos vale la ropa de hace unos años; tenemos que buscar ropas nuevas, unas que sean consecuentes con nuestros tiempos. La crítica de videojuegos ya no puede limitarse a ser una guía de compra, ni un repositorio de información de notas de prensa, ni una gigantescanewsletter en la que enterarse de qué demonios cambia en la nueva actualización de no sé qué juego. La crítica de videojuegos debe crecer con los profesionales que la realizan, y con los lectores que, de otro modo, asfixiados por la pobreza de la oferta actual, simplemente se rinden, se retiran. La crítica de videojuegos debe ser inteligente y aportar algo al lector inteligente. El buen lector solo llega con la buena crítica”.

10 de Febrero de 2015 a las 20:02 por Dayo
8
Comentarios
Comentar
    • "¿Que fue primero el huevo o la gallina?" o el juego basura inflado con mucho marketing y "prensa".

      Yo empece a mirar las notas, las puntuaciones cuando todo el mundo escribía o comentaba que "X" juego era perfecto y al comprarlo era un estupendo apoya vaso. Hay que prestar atención y tal ves nos demos cuenta que el mismo que puntúa mal es el mismo que escribía una mala reseña o un review pésimo. La mayoría usa las notas o puntuaciones para no coleccionar apoya vasos, para hacer compras eficientes entre lo que uno puede pagar y le que le gusta.
      No estamos en tiempo de derroche y de alguna manera voy a evitar clavarme con un pes 2014 para ps3 o un pes 2011 para ps2.


      Preferiría en este orden:
      Noticia
      Avance; teniendo en cuenta la fuente del avance (demo, expo, beta, alpha o lo que sea), Ficha; modos de juegos, características del multijugador si lo tiene etc.
      Análisis; de 1 a 3 meses después de la fecha de lanzamiento y o una ves asentado el juego y reparado en casos de bugs y otros errores.
      nota/puntuación; en un tiempo prudente la nota individual a cada aspecto o general.

      mirando revistas de juegos del año 2000 no tenían puntuación e igual me convencían de comprar juegos.
    • Joder macho! Vaya manía le has cogido al Dying light, "en su mediocridad". A mi me parece un juegazo, aunque el guión y/o la historia no la vayamos a recordar toda la vida.
    • He crecido con la escuela de Meristation y sus notas. Los tomaba en serio. Y aun con los tiempos que han cambiado, y que coincido que eso ya se han vuelto obsoletos, dentro del tiempo que aun existen antes de que dejen de ser relevantes, personalmente creo poder entenderlos mejor que tú. Para mi un 7 no significa mediocridad, eso es cosa del 5, y ademas de que estas tienen que tener relación con los pensamientos escritos en determinado texto, redondearlo todo, para así darle una relación con el mismo, una razón de porque esa nota. Son como las notas de nuestros exámenes escolares. Si Dying Light o el DLC de Saint Row IV te parecieron mediocres, un 5 es mas indicado. Pero es cierto, los tomamos demasiado en serio y yo soy victima de ello.

      Mi padre o mis hermanos me preguntaban "¿Que nota le pones a la película?" cuando terminaba de ver un film. Al principio era fácil pero con el tiempo perdí gusto decirles que numero pongo. Yo tengo un blog que hacia mucho que no lo usaba y hace dos noches lo volví a usar. Antes puntuaba las películas, así como el blogger "Sr. Alga" (Blogger de música a quien recomiendo muchísimo) puntúa los últimos lanzamientos discográficos, pero para mi regreso pensé que ese método es un tanto novato, y necesitaba madurar al menos un poco. Rechace la puntuación en mi nuevo post. El numero de cada película rondaba mi cabeza, pero ya no eran el centro de mis criticas del blog.

      Interesante articulo, aunque reabriste una vieja herida con el tema de Valkyria Chronicles.
    • ¿Que fué primero?, ¿el buen periodista de videojuegos o el jugador exigente con los análisis? No importa, lo bueno es que esta ocurriendo. No será del gusto de todos, pero yo odio lo de las notas desde mi primer "cate" en la escuela. Valemos todos igual ante un examen de matemáticas, seas ducho con los números o no, el mismo filtro para todos, solo vale responder lo que el profesor quiere ver, ni se te ocurra ser creativo y dar un rodeo, solo vale una cifra correcta que se transforma en un punto. Con este sistema se deja fuera de circulación la creatividad, el margen de duda o la curiosidad. Nos guste o no ya desde pequeños nos acostumbramos a ponerle nota a todo, y quizás por haber sido un sistema injusto conmigo le tengo cierta manía, o incluso asco.
      Seamos realistas, a todos se nos van los ojos a la nota cuando sale un análisis, pero ese nuevo punto de vista del que habla Dayo es un rayo de luz a ese sistema que es como una apisonadora, un filtro estandarizado que no mira a la cara, solo mira el resultado. La mayoría de publicaciones se ciñen a describir el juego y darle una nota a los gráficos, el sonido, la jugabilidad y luego se agita la coctelera para sacar el veredicto final.
      Entiendo que no todo el público desea el mismo tipo de puntuación, yo mismo me hubiera hechado atrás cuando tenia 15 años ante un análisis de 3 páginas, pero ahora es lo que quiero, es lo que necesito!
      Tampoco creo que lo que han hecho los de Eurogamer tenga que servir para todos, entiendo que cierto tipo de jugador desee seguir con el sistema de puntuaciones, pero lo que esta claro es que el mercado tiene que acabar abasteciendo a todo tipo de lectores, y Mundogamers es una prueba de ello.
      Esta web ha contribuido a ajustar mi olfato -lo digo muy en serio- a la hora de escoger mis juegos. He encontrado una nueva manera de hablar del videojuego, una forma mucho más precisa de saber que hay detrás de unos buenos o malos gráficos o una banda sonora bién escogida. Estos buenos artículos, paralelamente a los análisis, me ayudan a valorar también la historia que cuenta un juego, la profundidad de los personajes y unas mecánicas que lo hagan accesible y entretenido, ¿pero que estoy diciendo? ¿En que me habeis convertido Mundogamers? Pués en alguien que ya no compra Assassins a ciegas, en alguien que incluso ante su juego favorito le sabe encontrar esos defectillos que hasta ahora parecian estar ocultos ante mis ciegos ojos.
      Ojalá prospere este sistema sin puntuaciones, al menos, que se mantenga como opción para aquellos que deseamos enriquecernos con el buen trabajo de todos aquellos periodistas que quieren llegar más lejos, y contribuyen a darle al videjuego la dignidad y el prestigio social que merecen y del que han carecido durante años.
    • Vale, todo esto de quitar las notas es muy bonito, se ha eliminado el yugo de los Doritos, el medio progresa y blablabla; pero si te paras a pensarlo tampoco han hecho nada tan revolucionario. Simplemente han cambiado al uso los números por palabras. ¿O acaso la nueva forma de valorar los juegos de Eurogamer (Imprescindible, Recomendado, A evitar) no es en esencia una escala del 0 al 2? Que sí, que los palabros estos dan un aire más flexible a la valoración y permiten al autor escudarse en la subjetividad, pero a estas alturas los lectores con dos dedos de frente ya saben que las notas no son para nada objetivas.

      No sé, quizá estoy siendo demasiado cínico y debería ver esto como un cambio simbólico hacia la prensa de videojuegos del futuro, pero ahora mismo me cuesta ver algo más que un cambio de formato. De hecho, esta movida me recuerda a los eufemismos que se usan para puntuar a los niños en el colegio, cada uno más creativo que el anterior. "Progresa adecuadamente", "rendimiento satisfactorio" o "notable bajo" no dejan de ser una forma rebuscada de decir que tu niño ha sacado un 7/10.
    • Es la opcion mas sensata y espero que se extienda en mas medios eeeeee. Que despues hay que hacer encaje de bolillos para explicar porque unity tiene mas nota que evolve xdxd
    • Un poco en la línea de lo que dije en Anait, uno de los graves problemas de los grandes portales es que no ofrecen análisis interesantes, y quizá esa sea una de las razones por las que la gente recurre únicamente a las notas. ¿Para qué gastar nuestro tiempo leyendo una lista de lo que podemos hacer en el parque cuando no nos interesa? El parque, eso sí, tiene un 8. Es triste verlo de ese modo.

      El caso es que uno de los objetivos que deberían buscar estas nuevas críticas sin nota debería ser incentivar al lector, crear un análisis atractivo para él. El hecho de alejarse de las disecciones habituales es un paso importante que, sin duda, hace más interesante y valioso el acto de leer una crítica, pero eso habría que llevarlo a un nuevo nivel a partir de ahora.

      De hecho, un recurso que me parece excelente dados los recursos actuales son los videoanálisis, y tú lo sabrás bien, Dayo. En tu caso, si alguien no se traga tu texto de Infamous: Second Son siempre puede recurrir al vídeo, y viceversa. Al fin y al cabo, la opinión será la misma, solo que buscando la forma más amena de conocerla.

      Por eso es tan triste que la nota lo defina todo, y no la palabra. En cierto modo, más correcto es poner palabras a un juego que ponerle una nota.
    • El caso esque valorar un videojuego es muy difícil, todo es subjetivo y son muy dependientes tanto de la experiencia que tiene cada jugador como de la interpretación que este hace de ella a la hora de puntuarlo.

      Yo creo que la solución a esto son los videonalasis, porque ¿Por qué la gente se fija tanto en la nota y pasa del texto? porque queremos información de forma rápida que además sea "divertida". Viendo un video análisis no tienes que esforzarte, estás teniendo información visual de primera mano mientras se te hace la pertinente valoración, y si al final no te pusieran una nota daría igual, tu puedes hacer una valoración personal en función de lo que has visto.

      En un texto es más difícil, primero el esfuerzo de leer que mucha gente no está dispuesta a hacer, yo mismo si un juego no me interesa igual me veo un videoanálisis, pero no hago el esfuerzo de leérmelo. Tampoco es información rápida ni "divertida", osea, ver un análisis se puede ver como una forma de entretenimiento, leer un texto donde ves alguna que otra imagen y donde la información que recibes no es tan completa es más difícil verla así. Yo de pequeño me compraba revistas y leía análisis porque era muy aficionado a los videojuegos, pero no le pidas ese esfuerzo a un jugador random.

      También creo que es culpa del estrecho margen que dan las notas. Por ponerte un ejemplo, en cierta página las notas al menos de los triple A el 90% de las veces son 8/8,5/9, lo cual deja muy poco espacio a los matices. Porque ya de primeras estás poniendo a un juego de 7,8 al lado de otro de 8,2, diferencia de casi medio punto, pero lo peor esque al tener un margen tan estrecho ese medio punto puede significar una diferencia abismal.

      ¿Son las notas algo malo? yo creo que no, pero se les da una importancia excesiva y tampoco se maneja nada bien esto de las puntuaciones. Si yo hiciese un top personal de los juegos que más me han gustado, hay algunos que estarían en los primeros puestos y que sin embargo tendrían mucha peor nota que otros que están muy por detrás, las notas como algo orientativo están bien, pero hay que dejar de darles tanta importancia y refinar mucho más los sistemas de puntuación. Aunque tampoco me parece mal que no se puntue.
Mostrar más comentarios
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....