Ese factor perdido en los videojuegos que es el humor...

Un mundo sin risas

Ese factor perdido en los videojuegos que es el humor...

Después de haber recorrido un par de veces la caverna que nos presenta Ron Gilbert en The Cave puedo decir que me he reencontrado con un matiz que antaño consideraba importantísimo en el mundo del videojuego y que, sin embargo, a día de hoy se encuentra en el más absoluto de los ostracismos. Y es el factor comedia aquel que tanto echaba de menos, siendo una vez más Double Fine la encargada de recuperar algo tan básico como el sentido del humor entre polígonos y píxeles varios.

 

Aunque por el trailer no lo parezca, The Cave es una aventura de lo más simpática

Echando la vista atrás, es bastante sencillo encontrar multitud de ejemplos muy capaces de sacarnos la risa tonta. Un buen ejemplo lo tenemos en la edad dorada del software español, topándonos en aquellos ochenta un catálogo abundante en humor. Con un país que vivía en una época donde el Mortadelo y Filemón de Francisco Ibáñez era el sustento de muchísimos jóvenes lectores, se apostaba bastante fuerte por el humor gráfico -Capitán Sevilla o Goody eran dos buenos ejemplos- y, de manera un tanto más particular, por el narrativo -La Guerra de las Vajillas o las aventuras de AD-. Igualmente, el software anglosajón, principal fuente de entretenimiento para los Spectrum, Amstrad y demás máquinas de los años de la movida madrileña, cumplía de sobra en lo que a risas se refiere, gracias a títulos tan ingeniosos como Jack the Nipper, Stifflip & Co o Everyone's a Wally.

 

He aquí el remake para los PCs actuales de Capitán Sevilla. Comedia española muy de los ochenta.

Años después, no se llegó a perder esta tendencia humorística en los videojuegos, sobre todo gracias a una Nintendo capaz de crear personajes encantadores e impregnados de gracia, algo que han sabido mantener a la perfección en sus últimas producciones. En otras marcas también imperaban las mascotas que trataban de ganarse nuestra simpatía, pecando algunas de ellas de reflejar ese estilo 'cool' que en verdad tan poco nos gustaba, tal y como le pasaba al perro Poochie en Los Simpson (ahí está el ejemplo de aquel Bubsy de Accolade). No obstante, algunas compañías supieron tocar nuestro sentido del humor de manera especialmente efectiva, destacando en este sentido una Konami a la que le encantaba reírse de sí misma, como hacía con los grandes Parodius o con la tronchante serie Goemon.

 

Sexy Parodius en escena. Por favor, no dejéis de echarle un ojo al enemigo del minuto 1:40...

No obstante, es cuando llegamos a la era de LucasArts donde nos encontramos con la que posiblemente sea la época más cómica del mundo de los videojuegos. Ya antes Zork había coqueteado de manear más que inteligente con los chistes en el género aventurero, pero Ron Gilbert, Tim Schafer, Noah Falstein y Hal Barwood dieron el do de pecho en este aspecto dentro de la empresa de George Lucas. En cierto modo heredaban no pocos detalles de los juegos de Al Lowe (Leisure Suit Larry) o Mark Crowe y Scott Murphy (Space Quest), pero en LucasArts supieron ganarse al público de medio a medio gracias a un estilo jugable sin parangón y a un humor muy capaz de hacernos partir de risa. Y es que míticos son muchísimos de los gags de The Secret of Monkey Island, Day of the Tentacle o Sam & Max: Hit the Road.

 

Ni siquiera el momentazo musical de Monkey Island 2 está exento de humor...

Desgraciadamente, la llegada de las consolas de 32 bits terminaron apagando la llama de la simpatía en las aventuras gráficas, condenando en gran medida la ambientación de los videojuegos hacia el misterio y el terror. Por supuesto que había excepciones (como el impagable Skullmonkeys)... pero poco había que nos hiciera esbozar una sonrisa de oreja a oreja a la usanza de los clásicos de Gilbert y compañía. Hay quien se ríe viendo a Kratos arrancar cabezas, o a quien le hacen gracias los chascarrillos de los personajes de Uncharted, las muecas de los sackboys en LittleBigPlanet o las absurdeces de Borderlands 2. Pero comparado con aquellos tiempos, la actualidad pugna por mantenerse demasiado seria para mi gusto. Es por ello que The Cave ha supuesto para mí un soplo de aire fresco... y espero que el resto de desarrolladoras tomen un poquito de ejemplo en este sentido.

 

¡Ahora mira esto y dime que no te has reído! Así de grande era Skullmonkeys y su antecesor, The Neverhood.

01 de Febrero de 2013 a las 08:00 por José Manuel Fernández "Spidey"
3
Comentarios
Comentar
    • Hoy con el panorama político actual, mas que nunca deberíamos reír, la industria tendría que recuperar alguno de esos argumentos que se han comentado mas arriba y no hacer tanto juego aburrido y sin sentido.

      Uno que para mi es imprescindible y lo recuerdo con una gran sonrisa es The Trap Door http://www.youtube.com/watch?v=kmqC-QOyEto

      Grandioso articulo Spidey
    • Totalmente de acuerdo con tu articulo Spidey. Mi impresión es que el humor hoy en día por desgracia no vende. Creo que la culpa de esa falta de humor no es de esta generación de consolas, sino de esta generación de jóvenes que solo disfrutan con los mata mata de turno y les sobra todo lo demás. Para otra generación como los que nacimos de mediados de los setenta a los 80 (en la que me incluyo),que nos criamos pegados al televisor y esperando impacientes esas series de humor que si sabíamos valorar, el humor lo era todo. Hoy en día solo hay que ver la programación de televisión para ver ese reflejo en el mundo de los videojuegos, solo importa ser el más matón del barrio, el más chulo y no el más gracioso.
    • El humor se perdió porque el videojuego se convirtió en un entretenimiento falsamente "adulto" para el gran público a partir de la irrupción de las 32 bits. Falsamente adulto porque a partir de entonces nos inundaron argumentos con tendencia a la grandilocuencia, pero guiones e historias muchas veces pobres, donde el humor tal y como era planteado en juegos como Monkey Island, no tenía ni tiene cabida.

      A lo largo de estos últimos años hemos ganado muchas cosas en terrenos técnicos y jugables, pero se ha perdido casi todo el encanto que sentíamos con aquellos juegos.
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....