El reto autoimpuesto

¿Por qué nos gusta hacer las cosas más difíciles en los juegos?

El reto autoimpuesto

La noticia del día para los periodistas de videojuegos que no tenemos para comer caviar porque los maletines no nos llegan es que un señor chino se ha pasado Ninja Gaiden 2 sin que le toquen. Examinemos esto: sin que le peguen una sola vez en un juego que es ASQUEROSO, HORRIBLE, INJUSTO, EXTENUANTE, una cosa desesperante en lo que se refiere al spam de misiles y enemigos que no aperecen en pantalla. 

 

Voy a pasar por alto los chistes fáciles y racistas sobre el hecho de que un chino consigue una proeza inhumana y voy a hablar mejor de cómo los jugadores nos podemos obsesionar tanto con algo hasta el punto de superar con creces la intención de la obra original e ir más allá. Creo, además, que esto es algo único al videojuego: no hay manera de conseguir nada similar con el cine, la literatura o la televisión, y eso que servidor se sabe de memoria las frases de Arnold en Terminator 1 y 2, una página y pico del comienzo de El Quijote (maldito aniversario que coincidió con mi 2º de ESO) y buena parte de los guiones completos de las temporadas 2 a 10 de Los Simpson.

 

 

Superar récords es algo que ha estado ahí desde el origen de los tiempos, al igual que el poner iniciales chulas o guarras en los leaderboards de las recreativas. No es una novedad que alguien consiga pasarse un juego del modo más absurdo posible, y las compañías cada vez empiezan a recompensarlo más. Está claro que conseguir un logro en Dead Space por pasarte el juego solo con la cortadora de plasma no es demasiado, pero es más que nada. Otra cosa es que alguien se imponga pasarse el juego, yo qué sé, a puñetazos. No sé si es posible, pero bueno, sería una posibilidad.

 

Los videojuegos son fantásticos porque, pese a todo, hay muchas maneras de jugar no solo con lo que nos proponen, sino con lo que no, de superar sus límites y conseguir diversión añadida que no está ahí de forma evidente. Pasarse Call of Duty solo con tiros a la cabeza, cazar a cuchillo todos los animales de Red Dead Redemption, pasarse todo Super Mario World con el mismo Yoshi, etc.

 

Y no hablemos ya de los récords de tiempo, que son posiblemente uno de los retos más comunes pero también de los más difíciles que existen. O de la gente que se hace los 100% de los juegos, incluyendo matar a todo bicho viviente que no sea un NPC fundamental. O la gente que experimenta con los bugs y ve hasta dónde llega con el juego roto. En fin, que vivan los videojuegos y los tipos que se dedican a ir más allá del límite con ellos.

29 de Septiembre de 2014 a las 10:07 por Bruno Louviers
5
Comentarios
Comentar
    • Esos retos autoimpuestos alargan muchísimo la vida del juego y aumentan su experiencia gratamente. Pasarse los Metal Gear sin ser descubierto (y sin matar a nadie para más inri) es de las mejores experiencias que he vivido en un videojuego, sobretodo porque coincide con la temática misma de la serie.

      Jamás he tenido la necesidad de pasarme un Resident Evil sólo con un cuchillo porque pensaba que era algo absurdo y que el personaje al que estaba encarnando jamás haría.

      Sin embargo eludir toda vigilancia y sortear cada guardia, es increíble en un Metal Gear. Da una sensación de inmersión total.

      Evidentemente, esta experiencia varía con cada juego, pero personalmente, son las que más he disfrutado.
    • Esta clase de proezas que aumentan la dificultad de un juego no van con mi estilo pausado y tranquilo, pero eso no quita que de vez en cuando no me autoimponga pequeños retos más modestos. Me quedé cerca de peinar de enemigos el Two worlds 2, de los dos mil y pico me quedaron poco más de 30, supongo que escondidos en algún rincón de alguna cueva. También dediqué más horas a la caza que a la historia principal en Red dead redemption, lo del puñal acabó siendo un juego de niños, anda que no pasé pocas horas agazapado entre la maleza buscando un buén ángulo para atacar a un puma! Se quedó en intento lo de acabar el 100% de Skyrim, pero los malditos bugs me jodieron varias misiones y se fueron al traste las más de 450 horas invertidas.
      Aún así, lo que más buenos recuerdos me trae en mente fueron mis inicios como jugador, con mi querido MSX. En esa época acabar un juego ya era una proeza y puedo contar con orgullo que acabé sin trucos ni ayuda externa (no habia el sr. internet) un montón de juegos, entre ellos el rompeollas King's Valley 2 y me pasé con una sola vida el Vampire Killer, percusor de la saga Castlevania.
      Ahora mismo no recuerdo otra, pero si me viene a la mente vuelvo y la cuelgo.
    • Yo me pasé 'Dead Space' solo con la cortadora de plasma, pero en la máxima dificultad. No estuvo mal. Peores fueron los desafíos de Vanquish.

En respuesta al comentario anterior:
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ninja Gaiden 3 Razor's Edge Ninja Gaiden 3 Razor's Edge
Ninja Gaiden 3 vuelve en su versión definitiva, olvidándose del juego suave que fue su versión original para traer una experie...
Ninja Gaiden Sigma Plus Ninja Gaiden Sigma Plus
Ninja Gaiden Sigma Plus combina la acción de Ninja Gaiden con las nuevas características de la consola PS Vita, entre las que se incluye la pantalla...
Dead or Alive 5 Plus Dead or Alive 5 Plus
Dead or Alive 5 se hace portátil en esta versión ampliada del original de Xbox 360 y PlayStation 3, con nuevas posibilidades pioneras...
Ficha
PSVita

Género: Hack'n'slash

Lanzamiento: 01/03/2013

Desarrollador: Team Ninja

Distribuidor: Koei Tecmo

Pegi: +18

Comunidad: Foro

Noticias relacionadas

Aluvión de novedades para Vita en Europa

Empiezan a llegar nombres y fechas

Ir a ficha completa