El proyecto Gamestar(t) necesita nuestra ayuda

Educación y videojuegos

El proyecto Gamestar(t) necesita nuestra ayuda

Todos sabemos que la relación entre las instituciones gubernamentales y los videojuegos, salvo extrañísimas excepciones, nunca han llegado a tenderse la mano en España. Sin embargo, cuando un proyecto demuestra tener visos de dejar de lado el concepto plenamente lúdico del medio para adentrarse en factores educativos o de gamificación son susceptibles de llamar la atención de las altas esferas del país. En este sentido, Gamestar(t) consiguió un granito de arena de toda la montaña presupuestaria que tiende a dirigirse a proyectos inexplicables a fondo perdido... viéndose a día de hoy, como cabría esperar a tenor de cómo van las cosas, privado de cualquier ayuda que pudiera garantizar su noble labor de cara al futuro.

 

Pero... ¿qué es Gamestar(t)? El colectivo Arsgames desarrolla en colaboración con Intermediae Matadero-Madrid este proyecto de educación y videojuegos desde el año 2010. Como dicen sus propios responsables, en Gamestar(t) el arte se diluye con lo tecnológico, y el juego se convierte en el motor del aprendizaje. Un ejemplo lo tenemos en el curso 2012/13, donde las personas integrantes aprenden a relacionarse de un modo diferente e intuitivo con la tecnología, más allá de convertirse en usuarios pasivos para utilizarlas como auténticas creadoras de conocimiento a través de proyectos tanto personales como colectivos. Así, los niños eligen ellos mismos lo que quieren aprender, los medios con los que van a contar para aleccionarse y la manera de gestionar sus propios proyectos.

 

Gamestart map

Mapeado de un nivel de Lego Indiana Jones, dibujado por uno de los pequeños alumnos de Gamestar(t)

 

Como no podría ser de otra forma, los ya clásicos recortes con los que convivimos los españoles día sí y día también han terminado afectado al proyecto Gamestar(t), hasta el punto de que se verán obligados a cesar su labor si no consiguen en breve un mínimo de 9700 euros. La asociación Arsgames siempre se ha visto apoyada para estos menesteres por Intermediae.es, que a su vez son absolutamente dependientes del Área de las Artes del Ayuntamiento de Madrid. Arsgames ya se enfrentó a algunas complicaciones cuando, en la pasada convocatoria de Ayudas a la Creación 2011, los pagos se realizaron a días vista de que se venciera la fecha de finalización del proyecto. En ese caso fueron uno de los dos únicos galardonados que tuvieron que hacer un gran esfuerzo económico por adelantado, siendo como es, una organización sin ánimo de lucro.

 

Aún así, los positivos resultados en los chavales participantes en Gamestar(t) hacían que, lejos de ser un obstáculo más, se redoblaran los esfuerzos de cara a seguir adelante. Y es que el proyecto aúna las ventajas de la educación tecnológicamente mediada con la innovación pedagógica basada en los modelos de pedagogías libres, un espacio de aprendizaje autogestionado con palpables beneficios. Si bien los videojuegos tienen un papel central en la actividad, también se integran otros elementos que conviven con el ocio electrónico como una forma más de creación artístico-tecnológica: cómic, cine, pintura, música, escultura, programación informática...

 

 

Es obvio que todo esto no vale un ápice para los que designan y quitan aportaciones económicas en la piel de toro. Claro está que no se trata de algo ajeno al resto de movimientos relacionados con la educación y la cultura en este país, donde los recortes y las cancelaciones presupuestarias están a la orden del día. Pero duele especialmente contemplar cómo un proyecto especialmente productivo de cara a lo educativo (y con los videojuegos de por medio, por secundario que suene) termine siendo una mota de polvo más a la que ignorar en el cada vez más desastroso estancamiento político que tenemos, esté quien esté por allí arriba. Y todo esto mientras se destinan cantidades de dinero absurdas a cosas que no tienen ni pies ni cabeza, a proyectos en los que pesa más el amigo del político que el bien que realice a la ciudadanía, ya sea lúdico, educativo o provechoso en cualquier otro sentido.

 

Lejos de querer hablar de la maltrecha situación política de España, me gustaría que tomásemos conciencia de que un poquito de ayuda por nuestra parte puede hacer mucho más de lo que destruya la firma de un político. A través de GOTEO, Gamestar(t) ha organizado una campaña de financiación en masa, con el firme objetivo de salvar el proyecto. No solo es cuestión de dinero; también se pueden aportar otro tipo de materiales y demás cositas que nos cuentan ellos mismo en el vídeo que abajo os adjunto. Por poco que les apoyemos, estaremos haciendo mucho por un movimiento a todas luces positivo tanto para la educación como para el mismísimo mundo del videojuego.

 

29 de Enero de 2013 a las 08:00 por José Manuel Fernández "Spidey"
0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....