El problema de la victoria indie

No tenemos en cuenta los fracasos

El problema de la victoria indie

A pesar de lo cerrada que es esta nuestra querida industria, acabamos sabiendo cosas. Sabemos que The Old Republic fue un chasco inmenso, sabemos que Medal of Honor está muerto y sabemos que tras Prototype 2 la situación cayó en picado para Radical Entertainment. Sabemos cuánto han vendido PS4 y Xbox One y las cifras de ventas de unos cuantos AAA tanto exitosos como fallidos.

 

¿Pero y los indies?

 

Soy de los que creen que la prensa educa y configura la mentalidad de quienes la leen, y bajo esa perspectiva creo que no estamos haciendo un trabajo suficiente en este terreno específico (hay otros, pero no para comentar ahora). Ese fangoso terreno son los fracasos del juego indie.

 

Hace poco Fictiorama Studios logró financiar con éxito su proyecto Dead Synchronicity: Tomorrow Comes Today en Kickstarter, y les felicito con ello. Sin embargo, poco antes los de Yanim Studio vieron su proyecto Red Godess fracasar con casi 11 000 dólares de diferencia. No sé si se hará eco de esta segunda noticia.

 

Es fácil decir que un indie ha salido bien. Como los títulos son tan humildes, con unas pocas ventas ya se consideran un éxito. Sobran las historias de los indies que triunfan y dan ejemplo a la industria. Yo mismo he escrito abogando a su favor, y mantengo firmemente mi punto de que los indies en estos momentos son la escena más interesante que tenemos.

 

Pero eso no significa que todo sea perfecto.

 

Sin título 2 34

 

Edmund McMillen, creador de Super Meat Boy, decía en un excelente artículo de The New Yorker que no paraba de ver gente acercarse y decirle que su historia le había inspirado y se habían convertido en desarrolladores independientes. Por una parte es un placer saber que hay tanta gente dispuesta a intentarlo, a llevar sus propias historias por sus propios medios. Por otra, no sé si son conscientes de a qué se enfrentan.

 

Los indies los tenemos demasiado planteados desde el éxito, y yo me considero culpable de formar parte de esta visión. Son historias de victoria, de revolución, de éxito contra todo pronóstico, y es algo necesario porque son tipos a quien nadie conoce y necesitan apoyo. Pero mirando atrás tengo la sensación de que hemos ocultado a la gente el lado oscuro de esta historia que parece de hadas.

 

Recuerdo en su momento leer una noticia sobre cómo Phillippe Morin, de Red Barrels (Outlast) había dicho que la gente no debería ver a los indies como algo romántico y lanzarse sin pensar: hay mucho riesgo. En todas partes hay riesgo, pero cuando eres un don nadie haciendo un juego en un mercado donde todo el mundo quiere ser el próximo gran éxito entonces la baraja está en tu contra, y no estoy tan seguro de que lo estemos reflejando. Hay muchos cadáveres pavimentando el camino de los Braid, de los Gone Home.

 

Creo que debemos tenerlos más en cuenta.

14 de Abril de 2014 a las 02:21 por Dayo
7
Comentarios
Comentar
    • Yo siempre fui consciente que por cada juego independiente que triunfa muchos otro murieron en el intento, la verdad no creo que se necesite una tesis para entender eso y me gustaría creer que los que se embarcan en la odisea de hacer un juego por su cuenta estén al tanto de esto.

      Por otro lado el romanticismo viene de que ahora es muchísimo mas fácil publicar y comercializar tu juego indie de lo que era hace poco años y que con el tiempo tendrán mas facilidades y se abren cada vez mas puertas, lo cual me parece excelente.

      Por cierto dayo también estoy de acuerdo en que aun falta mucha pedagogía y psicología para que me hagan creer que algunos indies soporíferos que la prensa y tu defienden a capa y espada son la ultima coca cola del desierto y una revolución en una industria "estancada".
    • para que haya progresos tiene que haber cientos de fracasos

      ciertamente mientras veo bien que entren mas gente al mercado indie independiente si fracasan o no el hecho de intentarlo contribuye a la industria
    • Pasando por alto la osadía de erigirte como educador y configurador de mi mente, diré que denuncias un hecho en tu artículo que luego no cumples. Es decir, que hay que hablar sobre el fracaso de los indies pero no me hablas de ningún fracaso. A lo mejor es porque se trata de una tarea inabarcable pues, como dice El Señor Rodilla, indie es todo juego elaborado por particulares sin apoyo de una empresa o financiación. Con este criterio, el número de indies fracasados tiende a infinito.¿sólo hablamos de los indies en steam? Vale, pero entonces a lo mejor los fracasos no lo son tanto y por eso es algo de lo que no se hace mucho eco. En fin, que me intriga saber cómo lo va a plantear.
    • Es un mundo muy competitivo y con una oferta brutal. Dentro del propio índie hay muchos niveles de tamaño y popularidad, donde se aglutinan miles de proyectos. Destacar es dificil y son pocos los que se ganan el favor de la prensa. No son pocos los que se dejan la piel en una carrera de popularidad y por ejemplo estrenan su juego en bundles o regalan su juego para ver el sueño de encontrar su juego en steam cumplido o regalado en psn+. Seguramente se pierdan grandes proyectos por culpa de la indolencia del publico que solo hace caso a la publicidad pero no deja de ser algo que esta en el ADN del consumidor de cualquier producto, Cierto es también que hay mucha morralla y hace poco escuchaba a totalbiscuit hablar sobre la calidad de algunos juegos publicados en steam. Creo que es un tema que se deberia tratar en mundo gamers.
    • ¿Y qué cara les han quedado a muchos desarrolladores al ver (o intuir) las cifras de una soberana mierda como Goat Simulator mientras se dejan las pestañas intentando crear un juego decente o que ha vendido poco?
    • Creo que al sector indie, más que como temática, hay que considerarlo como una parte cada vez más importante de la industria, por lo que no veo nada mal que se le dediquen los articulos que hagan falta.

      Respecto al articulo, aunque tienes toda la razón del mundo, creo que estas pasando por alto dos cosas, la primera, es que aunque la mayoría de indies fracasan, es porque son mediocres, ya que un indie es cualquier juego desarrollado por gente sin apoyo de una empresa, lo que abre la puerta a que cualquiera haga una mierda y lo intente vender como indie.

      Y en segundo lugar, que si tus juegos son realmente buenos, al final consigues tener éxito, puede que no a la primera, pero al final lo consigues, y creo que el mejor ejemplo es McMillen, que tardo bastante en llegar al meat boy y al reconocimiento.
    • Buenas.

      De manera individual, todos y cada uno de los artículos que en los últimos dias habéis escrito sobre Indies tienen un gran valor: transmiten verdades que no siempre son evidentes, y cabe decir que están bien desarrollados.

      No obstante, y esto es una apreciación personal, creo que quizás han sido demasiados artículos alrededor de la temática, corriendo el peligro de gastarlo un poco, y como además gran parte de los artículos han girado un poco en torno al "no es oro todo lo que reluce", corriendo el peligro de que el lector eventual vea cierta posición desfavorecedora hacia el indie.

Mostrar más comentarios
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....