El egoísmo de Joel en The Last of Us

Y su guerra contra el mundo

El egoísmo de Joel en The Last of Us

El arco de Joel es un ciclo que no quiere cerrarse. Durante toda la historia, es un personaje roto que va reconstruyendo sus pedazos poquito a poco, y con muy pocas ganas de ponerse a ello. Joel pierde a su hija en el prólogo y durante los 20 años posteriores ha hecho poco más que deambular entre trapicheos, peleas y malas compañías. Lo ha perdido todo, no tiene nada que perder.

 

Y así seguiría siendo si no fuese por la mala fortuna de tener que encargarse de Ellie, después de que su fallecida compañera de armas se lo pidiera como última voluntad. Con ella se dejaba llevar pero ahora debe volver a ejercer el rol de mentor, ser la autoridad, presenciar la inocencia propia de un adolescente e, inevitablemente, sentir aflorar viejos recuerdos que creía enterrados bajo llave. Sabe, sabemos, que cuanto más continúe por esa senda más difícil será salir de ella. Y es que para ser feliz en su mundo toca ser un poco egoísta.

 

 

TLOU


Cuando finalmente damos con los Luciérnagas, Marlene comenta que el cordyceps de Ellie se ha extendido hasta el cerebro. Extraerlo ofrece la oportunidad de crear una vacuna, un futuro sin chasqueadores y con infectados que se curan, pero en dicha intervención no es viable la supervivencia de la, ya, hija de Joel. Nuestro protagonista se ve expuesto ante una situación de la que ya conocemos la respuesta. Del mismo modo que la causa de Marlene es mayor que la vida de la chica que vio crecer, la de Joel es más importante que la posibilidad de ver un mundo sin esporas.

 

Para él sin Ellie no hay mundo, no hay ocasión alguna de que considere recaer en un infierno que conoce demasiado bien. Lo perdió todo, abnegó volver a ser feliz, casi se vio obligado a salir del cascarón y ahora es incapaz de despedirse. No solo acaba con quienes ven a Ellie como un experimento sino que además la engaña, le dice que hay más gente como ella y que han dejado de buscar una cura. Por no perderla posiblemente la esté perdiendo, porque al jurar que todo lo contado es cierto ella responde con un simple ‘vale’ con muchas lecturas posibles. Apuesto a que ella sabe que miente, que ha tomado una decisión que no le corresponde y que hará lo que haga falta para seguir a su lado. Y eso no la convence. 

 

TLOU


Joel se ve enfrentado a tener que revivir el pasado y es egoísta. Se resigna a que el mundo sea el mundo tal como es, no quiere cambiarlo y asume que un futuro con Ellie también es un reguero de sangre tras cada paso. Pero existe un después, para él. A la vez, ella sospecha de lo ocurrido y se abre una posible brecha que puede traer consecuencias. Quizás sea Ellie la que termine apartándose de él, porque por muy buen protector que sea no la está tratando como una igual. Mira tanto por ella como para sí, y si algo nos ha enseñado Naughty Dog en su historia es que los defectos de cada uno se sacan a relucir. Pasan factura. 

 

Este artículo forma parte de una serie centrada en las pequeñas historias de The Last of Us, también puedes leer:

La redención de Tess
La soledad de Bill
La desgracia de Sam y Henry.

07 de Junio de 2018 a las 17:00 por Julián Plaza
5
Comentarios
Comentar
    • El final no me gustó, no le veía sentido a la decisión de Joel; lo cual aguó un poco la experiencia. El juego es soberbio, de lo mejor de los videojuegos, pero el final perjudicó la sensación que queda al final, no es satisfactorio.
    • En una sociedad supuestamente cada vez más laica llevamos aún encima el peso de considerar al egoismo como pecado capital. Así nos lo han vendido durante siglos y así nos han hecho creer que debe seguir, algo con lo que no estoy, para nada, de acuerdo. El egoismo es innato y natural en los seres humanos como tambien lo es la ira o la envidia, solo que debemos aprender a dominarlos, a vivir con ellos sean cuales sean las circunstancias que nos han tocado vivir, y es ahí donde perdono a Joel. Vivimos en un pais donde no han pasado ni cien años de una guerra civil y una larga posguerra, hablar con cualquiera que lo haya vivido nos dará una pequeña idea de todo lo que puede llegar a aflorar en un ser humano cuando se trata solamente de sobrevivir. Dicho esto, si lo trasladamos a una sociedad asolada por unas esporas que convierten a cualquiera en un depredador, con un ejército que dispara primero y pregunta después y con bandas de delinquentes en cada esquina, solo se puede sobrevivir siendo egoista, profundamente egoista. Eso no quita que puedas mostrar piedad, amor o cualquier cosa que te haga sentir humano, pero lo que hace Joel no es, ni de lejos, lo peor de una sociedad devastada como la que vemos en The last of us. Lo de Joel es puro derecho a ser, o más bien intentar ser, un poco feliz en medio de tanta mierda.
En respuesta al comentario anterior:
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Uncharted 2 Among Thieves Uncharted 2 Among Thieves
En Uncharted 2 Among Thieves Nathan Drake vuelve con una nueva aventura de acción firmada por Naughty Dog. Esta vez las pistas de Marco Polo nos llev...
Uncharted Drake's Fortune Uncharted Drake's Fortune
Nathan Drake es un aventurero y ladrón de tesoros, descendiente del pirata Francis Drake, en esta aventura de acción en tercera persona. En Uncharte...
Uncharted 3 La traición de Drake Uncharted 3 La traición de Drake
La trilogía Uncharted se cierra con la entrega más cinematográfica y espectacular de todas. Lleva a Nathan Drake por los subte...
Ficha
PS3

Género: Acción/Aventura

Lanzamiento: 14/06/2013

Desarrollador: Naughty Dog

Distribuidor: Sony Interactive Entertainment (SIE)

Pegi: +18

Comunidad: Foro

Ir a ficha completa