El dedo en la llaga: hay que apretar más

La diferencia entre AAA e indies es algo más que un favoritismo

El dedo en la llaga: hay que apretar más

Este artículo es una respuesta a El dedo en la llaga ¿estamos siendo justos con el mercado?

 

Al leer uno de los comentarios hacia su análisis de Super Smash Bros. Brawl Yahtzee respondió ante las acusaciones de ser demasiado duro y sibarita: “Sí, señalo cada elemento malo en un juego, pero una vez más, soy un crítico. Sería raro si no lo hiciera”. En el breve tiempo que he pasado en el mundo de la crítica de videojuegos he visto unas cuantas opiniones que me han definido como exigente, agresivo o, por supuesto, resabido y pedante. A lo que vengo es a señalar los dos primeros adjetivos, porque personalmente mi religión me pide ser exigente y agresivo.

 

Ayer mi estimado compañero Rafa del Río escribió una interesante pieza en la que reflexionaba sobre los estándares de público y crítica hacia los videojuegos y señalaba que quizá estábamos siendo demasiado pedantes, permisivos con los indies y agresivos con los AAA. No he tenido el placer de conocer a Rafa, pero a través de la conexión humana que pueda proporcionar un teclado e Internet he visto que es una persona amable, razonable y en general un tipo de los que da gusto conocer.

 

Pero no coincido con lo que dice.

 

Aquí voy a hablar exclusivamente como crítico y hacia los críticos. Dicho esto, creo que no somos lo suficientemente duros. Cualquier persona que me conozca sabrá que soy un condenado exigente que no sabe disfrutar de la vida y que sólo sonríe porque si no alguien acabará descubriendo que, en efecto, soy un robot: analizo prácticamente todas las producciones artísticas que veo y si alguien me pregunta mi conclusión las más de las veces seré negativo. No veo esto como pesimismo sino como una forma de entrenamiento ya que opino que la crítica ha de ser implacable.

 

Un buen crítico sirve a muchas funciones: descubre nuevas obras, enseña sobre el medio que analiza y ejerce de medidor. Esta última parte es a la que se le da más importancia en la prensa de videojuegos, de modo que tiraré por ahí: las obras que un crítico valora como buenas, en teoría, merecen nuestro dinero, tiempo y atención.

 

Ahora ¿qué ocurre si un crítico le dice que sí a todo?

 

Sin título 2 22

 

Los estándares son importantes y tiene que haber una forma de separar lo bueno de lo malo: la gente no pierde la confianza en la prensa cuando le ponen un 10 a Call of Duty porque lo estén disfrutando. Yo hice pedazos a Beyond: Dos Almas y me gusta saber que hay gente disfrutándolo. La gente pierde la confianza porque lo que está haciendo es bajar sus estándares. Si el último Call of Duty tiene la misma nota que, digamos, Spec Ops: The Line entonces estamos perdiendo el tiempo. Como dicen en Extra Credits ¿cómo diferenciar así un juego bien ejecutado de un título más trascendente?

 

Hay muchos matices a la afirmación de Rafa. Continuando con las citas, Adrian Chmielarz dice que “un mal AAA es malo de todas las formas evidentes, mientras que un mal indie aún puede ser inspirador”, y eso lo resume todo. También he jugado a Contrast y no es ninguna obra maestra. Tiene una trama desaprovechada, un diseño anticuado, una jugabilidad plana, es técnicamente limitado, repetitivo y poco orgánico tanto a nivel mecánico como argumental. No recomendaría a nadie que pagase mucho por él. Pero aún así tiene más valor que Call of Duty: Ghosts porque se atreve a ir más allá con sus temas y sus mecánicas, aunque lo haga a medias. Nunca da en el centro de la diana, pero su forma de actuar llama la atención e invita a hacerse preguntas como: “¿por qué no hacer un videojuego que profundice en la ruptura matrimonial?” o “¿por qué no aprovechar la maleabilidad de los videojuegos, similar a la animación, para construir mundos que se adapten a la psique del personaje y hablen de él sin necesidad de diálogos?”

 

Pero sí, como producto Ghosts es sólido. Es lo que dije de Call of Duty: Black Ops II, que funciona como entretenimiento palomitero, y ese es un matiz importante. Piensa en todas esas películas que has ido a ver sólo para que enciendan un proyector delante de tus narices. Hace poco fui a ver Al encuentro de Mr. Banks y lo pasé bien mientras duró, pero tengo muy claro que me olvidaré de esa película y que no aportará nada a mi vida o al medio. Esa es una distinción muy importante que no se realiza con los videojuegos: un 9 es lo mismo para Rayman Legends que para Papers, Please, y aunque ambos son dos juegos excelentes el primero es una secuela más bien continuista a un plataformas y el segundo es una reflexión social.

 

Y hay indies que no me gustan. No me gusta Linger in Shadows. No me gusta Bientôt l’été. No me gusta Starseed Pilgrim. No me gustan un montón de indies que no he comprado porque, bueno, no me gusta gastar el dinero en lo que sé que no me gustará. Pero tienen más valor que Prototype 2, Medal of Honor: Warfighter o Defiance. Mi compañera Gracia me definió en Twitter como “el azote de los AAA”, título que creo que se me antoja excesivo porque ni soy tan grande como para poder azotar a nadie ni me considero tan exigente como para que realmente pueda causar temor. Es cierto que si miras muchos de mis videoanálisis soy muy agresivo con los AAA (con GTA V incluso me río de la idea de que me parezca excelente), pero si lo hago es como una respuesta a esa misma visión laxa de la que hablo: en mi análisis de The Last of Us ocupo más de la mitad del vídeo en criticar varios aspectos de su trama y narrativa, pero aún así es uno de mis juegos favoritos de 2013. La intención subyacente de muchos de mis vídeos es romper la concepción de que estos títulos son lo mejor que se ha inventado desde los bocadillos de chocolate: estoy harto de ver GOTY tras GOTY llegar y luego ser superado sin que haya mucho sentido de trascendencia. Veo a la prensa mirar con demasiada permisividad, dejando pasar elementos sobre los que creo que habría que llamar la atención. El resultado es que todos tienen nueves y dieces, y así es difícil extraer valor de nada.

 

No creo que haya que dividir, como Rafa propone, entre indies y AAA a la hora de analizar. Son todo obras de arte y se miden todas bajo el mismo rasero. Pero si unas pertenecen a una escena en movimiento y otras a una escena estancada y continuista, entonces tendremos motivos para ser más favorables con unas que con otras.

26 de Febrero de 2014 a las 19:34 por Dayo
28
Comentarios
Comentar
    • @BigBoss779 pienso precisamente como tú, pero mantengo mi postura con respecto al "arte" yo también e tenido una gama de emociones con los videojuegos, pero no creo que el ser reconocidos por un montón de gente que no se atreve a jugar videojuegos, sea necesario para nuestro medio.
      Necesario es que existan "los independientes" y la "industria tradicional" y mas necesario es nuestro cambio de paradigma con el cual nos acabemos de apartar de las artes y crear entre todos los millones que somos alrededor del mundo, nuestros propios cánones.
      La industria del entretenimiento compagina mucho al cine con los videojuegos para explicar a los que no saben cosas que no entienden, ok, entonces no debería chirriarme tanta comparación con el cine, voy de acuerdo contigo.

      un apunte: Mighty No.9 es un indie o un AAA o que es?
      tenemos como ustedes dicen que diferenciar a los juegos independientes de los industriales, como a los baratos de los caros y a los malos de los buenos, pero está todo revuelto y por ahí existe un dicho muy bien dicho:
      "si sirve, no lo arregles"
      Saludos!!!
    • @Shiki Comparamos a los videojuegos con el cine constantemente porque es el medio que más se nos acerca y parece por múltiples razones. Cierto que el Teatro también en alguna medida. Pero el cine al ser reproducido en una máquina, lo relacionamos más con los videojuegos, es por eso que poco a poco lo estamos comparando, aparte de que también apenas y estamos definiéndonos como industria y medio. Es natural que ahorita mismo tratemos de encontrar las diferencias con algo que ya ha estado establecido muchos más años, pero se que en cuanto los videojuegos tomen una identidad propia sin cinemáticas y otros elementos del cine, dejaremos de comparárnos con el séptimo arte… por cierto.

      Algo como el arte es totalmente subjetivo. Pero subjetivo al 100%. Hay millones de definiciones para lo que es el arte y qué no es arte. Y yo por mi parte, sí considero a los videojuegos como un arte porque me causan placer estético, me hacen sentir muchas emociones ya sean, miedo, felicidad, tristeza, risa, compasión, cariño, entre muchas otras más. Y sí, he llorado con un videojuego, y no lo digo con el sentido de que "Oh, si lloras con algo ese algo ya es digno de experimentarse". No, lo digo para demostrar que los videojuegos han avanzado muchísimo desde aquel Pong en 1972, y si nos ponemos, de una vez nos podemos ir hasta el Tennis for Two en 1958. En mi opinión, sí, son un arte, pero que apenas está en desarrollo.

      Poco a poco hay más y más obras que justifican mi opinión, obras como Journey, ICO, FEZ, Braid o Gone Home (y la verdad es que me limito a solamente hablar sobre ellas, hay muchos más) en mi opinión son arte, al menos para mí. Ya hemos tomado un gran paso con que muchos jugadores consideren a los videojuegos como un arte, ahora el siguiente paso es que sea mundialmente reconocido como ello, y eso tomará tiempo. Al fin y al cabo apenas y han pasado 42 años desde la Magnavox Oddysey y el Atari Pong.
    • ¿Por que viven empecinados a comparar los videojuegos con el cine? eso es muy triste, el cine tiene una evolución increíble y muchisimos años a cuestas, es más el cine está tan evolucionado que existen películas para analizarles hasta los filtros con que fueron grabadas hasta aquellas para masturbarte.
      Las personas que están viendo una película sólo necesitan, VER LA PELÍCULA, no se requiere nada más.

      En los videojuegos tenemos al JUEGO y al JUGADOR que más bien es una evolución de las herramientas conocidas como juguetes. Entiéndase que por decir juguetes no me refiero a que sean sólo para niños, tampoco estoy diciendo que el cine esté completamente apartado a los videojuegos, pero en serio, vean al espectador promedio y al jugador promedio, realmente hacen cosas muy distintas. En los videojuegos manejamos una serie de tecnologías que muchas personas alejadas de nuestro medio NO SE IMAGINAN, otros tantos TIENEN MIEDO (no es broma) de jugar videojuegos por lo complicado que les pueda parecer, me remito al jugador promedio (que sin el, los videojuegos no se pueden jugar solos) el cual hoy en día se le exige una serie de habilidades básicas para poder interactuar con el videojuego que quiera y guste, mientras que otros medios no son tan exigentes con sus usuarios.

      Los videojuegos tampoco son arte, en serio que no! Nos falta mucho camino para sentar las bases de lo que realmente son los videojuegos y el arte como tal es obtuso para todo lo que puede ofrecer un videojuego por más modesto u ostentoso que sea. Entonces tenemos que dejar de compararnos con otros medios, crear nuestras propias clasificaciones, que nos guste o no, ya están tomando forma. Ya tenemos muchísimos géneros y sub-géneros en nuestro argot, así como algunos géneros nuevos están apareciendo y otros géneros viejos poco a poco están desapareciendo (momentáneamente, puesto que el futuro nos puede sorprender). Me limitaré a comparar a los videojuegos con otro medio de entretenimiento que en sus tiempos fue igual de complejo y causó revuelo: LA OPERA, en donde se conjuntaban por primera vez la actuación, los guiones, el vestuario, los escenarios, los instrumentos musicales, los cantantes, los bailarines, las luces, el público y todo aquello que tenga que ver con ese "arte" que se podría considerar "multi-medios"

      en serio los invito a considerar a los videojuegos algo mas grande que el arte que nos han heredado nuestros ancestros y alejarnos de ello, que este medio apenas está creciendo y ya somos una fuente de dividendos increíblemente importante en la economía mundial. Aquí es precisamente donde está el lado negro:
      los videojuegos tradicionales los mueve la industria de los videojuegos, que afortunadamente aún no es un monopolio cerrado como los automoviles y la gasolina y es nuevamente gracias a nosotros mismos que tenemos siempre la opción de jugar juegos creados por grandes compañías, como juegos independientes y juegos que están en medio de la gran batalla de los independientes vs los AAA. Se que sueno como todo un tercermundista globalifobico, pero en realidad no me importó jugar la saga entera de MASS EFFECT que llegó a PS3 gracias a EA, como tampoco me eh comprado una OUYA para jugar indies y ni pienso hacerlo debido a que es un producto mal hecho.

      Señores seamos conscientes que no es lo mismo un AAA como The Last of Us y su DLC al Flappy Bird de turno... como tampoco lo es un Gears of Wars Judgement vs The Stanley Parable.
      Yo juego muchos juegos pero no juego diario ni juego todo el día cuando juego debido a mis labores, pero es muy grato ver cuando alguien me brinda una opinión pensada de algún videojuego, puesto que me guío por mis gustos, géneros y tiempo.
      Así como otros se guían por sus propios y muy personales intereses y capacidades, por ello existen reseñadores y paginas como la suya, así como existe meristation, atomix, gamespot, destructoid, gamasutra, allgamesbeta y la que quieran y gusten. Aquí e visto calificaciones muy ciegas a juegos como The last of Us y luego meterle notasas a GTA-V y seguir tan campantes, o NO QUERER que exista algún reboot de algún juego nada más por que los adolescentes actuales también lo van a jugar...
      Pero también están ustedes! Victor, Alvaro, Dayo, Mou y ahora Rafa. Los invito a que sigan su camino en este medio y se pongan a la altura de paginas como destructoid en donde gracias a dios ya no está jim sterling jeje.

      ok... ahí está mi dedo en la llaga, yo se que no soy perfecto y que puedo equivocarme pero créanme que concuerdo con todos y cada uno de ustedes en muchos aspectos, pero como ser consciente y con opinión propia, eh querido aportar un poquito.
    • Lo de que "la crítica ha de ser implacable" no sé muy bien de dónde lo has sacado (posiblemente después de muchos años leyendo a los franchutes estirados de la Cahiers, ajaja).

      Yo no creo que la crítica deba deliberadamente (y digo deliberadamente) de pretender enseñar nada a nadie (esto de por sí me parece muy petulante -tanto como leer la frase del amigo ese que debe vivir en una atalaya sobre la que observa a la diminuta prole: Chmierlarz-). Yo creo que el crítico es alguien al que se le presupone que domina un tema en cuestión, bien, y uno se acerca a éste esperando una opinión formada que le pueda enriquecer u orientar, bien también, pero no creo que la figura de éste deba de intentar instruir a nadie de antemano, sino limitarse a transmitir sus conocimientos y su experiencia propia de manera constructiva e incluso comprensiva para con la obra analizada (después ya que sea el lector el que juzgue cuán util le ha sido dicha crítica). La agresividad en las críticas (entiéndase agresividad como aquella que de rigurosa y analítica pasa a sangrienta y distantemente indiferente) no creo que valga de nada.

      Ir con la intención de buscar errores en una obra, sólo porque uno crea que es así como debe de asumir el rol de crítico, es algo espantoso.

      Y dicho esto (que por cierto no he dicho una mierda, ya que entre otras cosas, de videojuegos, ando muy justito) me voy.

      PD: Ahh, y lo de que el séctor habéis acabado por restar valor a las puntuaciones y análisis de los juegos, por andar regalando notas y elogios gratuitos a juegos que meses después vosotros mismos tacháis de mediocres (lo cuál me suele joder bastante), es cierto. Sois bastante hipócritas, en ese sentido. Pero ese es otro tema que nada tiene que ver con el cómo debería de comportarse un crítico ante una obra.


    • Yo creo que no se le puede exigir lo mismo a un juego de 10-15 euros que a otro que cueste 60-70 euros. Más allá de eso es cierto que muchas veces se ensalzan las virtudes de los juegos indies de manera exagerada (hola Trine), aunque esto tb ocurre con juegos de los llamados AAA. Así que recuerde me vienen a la cabeza las sagas Uncharted o Fable que están consideradas de lo mejorcito del catálogo de PS3 y Xbox360 respectivamente pero lo cierto es que jugablemente dejan mucho que desear.

      Personalmente si me pongo a repasar los títulos que más he disfrutado de esta generación que ya termina no me puedo olvidar de juegos como Braid, Fez, Limbo, Super Meet Boy o Journey. Por otro lado tb he jugado ha varios juegos AAA que están entre mis favoritos como pueden ser Demons/Dark Souls, Dishonored, Mario Galaxy o Bioshock.

      Si nos ponemos a buscar creo que juegos sobrevalorados podemos encontrar tanto indies como grandes producciones, hay de todo en la viña del señor.

      Saludos.
    • En realidad cada uno hace lo que debe hacer y barre para el sitio que le corresponde. Un juego AAA tiene detrás millones de dolares de financiación y cientos de personas y familias que "comen" de sus ventas: tienen que ser continuistas porque no pueden arriesgar mucho.

      Un "indie" lo desarrollan unas pocas personas con una financiación baja o cero que trabajan a distancia usando herramientas colaborativas como GIT, Mantis o Skype. Si ellos no cobran durante el desarrollo el coste de la producción del título es casi nulo.

      No te vas a ver a una gran empresa gastar millones de euros en una versión impresionante de "The Stanley Parable" porque no pueden, como no te vas a ver a un grupo Indie desarrollar un Call Of Duty porque tampoco pueden levantar millones de lineas de código, hacer animaciones con Montion Capture o crear miles de objetos con resoluciones poligonales de cientos de miles de polígonos.

      Es un proyecto que no se plantean, tardarían décadas en tener algo.

      Desde el punto de vista del crítico este puede elegir ser consciente de esta realidad, como propone Rafa del Río y ocurre en el cine, por ejemplo, donde hay festivales solo para cine independiente y circuitos específicos para ellos. O puedes no ser consciente de esta realidad y meterlos a todos en la misma cesta.. de ser así, a nivel artístico Dayo si por ejemplo soy un crítico que descompone un juego por la suma de sus partes verás que los AAA son MUY SUPERIORES a muchos Indies a nivel artístico, las bandas sonoras de Final Fantasy, las increíbles arquitecturas de Skyrim y el perfecto acabado en todos los aspectos de Gran Turismo (que a nivel artístico se le puede considerar la búsqueda de la perfección). Los Indies no pueden competir en esa liga. Si cambias el prisma, cambias el resultado, la parcialidad es lo que tiene :)

      Yo entiendo que es muy difícil ser imparcial porque tendrías que ignorar muchas realidades, como las versiones anteriores, el coste de producción, el resto de todo lo demás y centrar en el título que estas analizando como la única realidad del videojuego. No creo que una persona se pueda abstraer tanto.

      Yo creo que hay que saber de donde viene el peregrino para darle una habitación una cruz o con una media luna. Ni son los AAA son tan malo, ni los Indies tan buenos y viceversa. En todo caso, es cierto que a veces se alinean los planetas y salen "Starships Troopers" del videojuego, como Metal Gear (un salto descomunal), Half Life, Halo2 (yo nunca había visto un juego donde manejaras al antagonista y al protagonista), etc... ESTOS son los juegos que merecen una mención porque lo tienen todo.

      Quien sabe, quizás algún día se generalice, como pasó con Bungie, y la industria decida financiar pequeños estudios para sacar ideas y experimentar primero en los Indies, sería una buena forma de unir los dos mundos.
    • @Dayo pero que le digas a una persona que no ha jugado a los dos anteriores que Batman Arkham Origins es terriblemente continuista en mecánicas, chismes y mapeado (que lo es) respecto a los dos anteriores, no le ayudas en nada. No le interesa. Sin embargo, si le dices que su relación argumental con los anteriores es inexistente al ser una precuela y que se puede jugar sin haber tocado jamás Asylum y City, ahí le transmites el mensaje que ha venido a buscar. Y que además, va a encontrar un grandísimo juego con una forma fantástica de jugar (pero que verá repetida si juega al resto de la saga)

      El problema, venía a decir, que una nota para un juego de saga no es justo. A mi modo de ver, un juego de saga debería tener dos notas: Una de carácter individual, como juego en sí, y otra como juego perteneciente a su saga.

      Sobre que Catherine es un juego AAA... A ver, no nos pasemos. Si llega a B, gracias.
    • @TeddySven no podría estar más de acuerdo, tal y como dice Dayo en su video-recapitulización de 2013,los videojuegos están en su adolescencia y ahorita mismo nos estamos tratando de definir como un medio. Pero debemos de ser más exigentes ya sea con indies o AAA si queremos ver avanzar al medio. Concuerdo contigo perfectamente.
    • Que difícil es revisar, analizar y proponer una opinión de un videojuego hoy en dia, tan dificil resumir la experiencia personal ante obras que consumen hasta 70 horas de tu vida, que tambalean entre la definicion y la consideracion de arte...

      No creo que ser tan cabron a la hora e juzgar una obra sea algo tan malo, queremos que el medio avance, nos reimos de nosotros mismos, de nuestros juegos, de como se parecen entre ellos, de como hemos visto la misma escena una y otra vez, de como hay errores y horrores a hoy en dia que seguimos viendo y jugando, somos cabrones, incomprendidos, y hasta parece que no nos divertimos con todo esto, que nos divierte ser inconformes.

      Nos estamos formando, definiendo, no sabemos por que deberia haber una nota numerica en un review, y la criticamos cuando no estamos deacuerdo y alabamos o nos da igual cuando estamos deacuerdo.

      Queremos secuelas, pero queremos algo nuevo, queremos avanzar, pero nos duele caminar, queremos grandes obras, pero nos da miedo arriesgar.

      Si, yo tambien soy mas permisivo con los indies, a fin de cuentas, un indie, y todo lo que eso conlleva.
    • Coincido contigo japadie. Da gusto leer una prensa de diferentes opiniones e interesantes opiniones.
      Precisamente tenia un poco abandonada la prensa de vídeo juegos porque me parecía que solo copiaban. Ademas de hacer campañas de publicidad bestiales a los juegos de "pasta".
    • @Rafa pero entonces cuando es una secuela que nadie quiere lo comparamos con sus precuelas, pero cuando es una secuela que todos querían, ¿no lo comparamos con nada? De acuerdo, creo que tenemos que encontrar una nueva manera de analizar videojuegos y es un tema que hay que investigar a fondo.
    • Nada que añadir a esa concepción de arte, @Dayo, lo has clavado, eso te lo reconozco, pero volvemos al principio: Bajo esa definición caben tanto los indies como los AAA.
      Y ya te digo, acepto que se englobe una entrega dentro de la saga, pero cuando el usuario quiere más de lo mismo sólo que más bonito, una mala nota porque no ha evolucionado es inaplicable a la realidad, lo que requiere algo más de profundidad en los por qués que no siempre se lleva a cabo.

      @japadie me has "emocionao". Toda la razón del mundo: Así da gusto.
    • @Dayo todo lo que escribiste en tu artículo lo resumes perfecto en el último parrafo. ese mismo nivel aplicalo a las críticas y seras mejor de lo que de por si te considero.
      escribieron muchisimo y aun estoy leeyendo, espero dar mi argumento en cuanto los leea a todos y de nuevo reitero que hay ganas de escuchar a @Rafa y por supuesto que a su "Yang" @Dayo
    • Señores, hoy se ha hecho historia. De la prensa digital y de internet, en general y de la prensa del videojuego, en particular.

      "Unos comentarios a un artículo en el que participan redactores y lectores y se forma un debate interesante y SANO"

      Esto es lo que pasa cuando se escriben artículos de opinión interesantes en una revista y no se limita uno a repetir las noticias de la prensa anglosajona como un papagallo
    • @Rafa del Rio y @DanGimeno, creo que tiene mucho sentido valorar un título respecto a sus otras entregas si las ha tenido. Si están haciendo algo basado en una premisa ya existente y vas a tener que pagar como la anterior vez, es lógico pedir que no te den exactamente la misma experiencia que antes ¿no? Si no ¿para qué comprar ese título? ¿Para qué esforzarse con nada?

      Y @Rafa del Río, cuando me refiero a los videojuegos como "arte", no estoy hablando en términos de ponerse el monóculo, coger una copa de buen champán y debatir con pompa y gracia al son de una composición de Bach. Al llamarlos "arte" digo que son algo más que un producto: son una creación expresiva, son imaginación, son historias, experiencias. Eso merece una valoración que vaya más allá de lo funcional.
    • Buen punto, @DanGimeno, ¿Es justo valorar un título en su contexto de saga o deberían ser vistos como elementos independientes? En el segundo caso, Bioshock 2 habría visto una valoraciones muy diferentes a las que sufrió. Reconozco que yo soy muy pesado hablando de la historia de los títulos cada vez que hablo de un juego (joder, ayer viajé a los recreativos de los ochenta para hablar de Yaiba), pero quizá deberíamos individualizar las obras y no ser tan pejigueras, aunque entonces los aficionados a la precuela podrían darse un golpe de morros si la nueva entrega tiene poco o nada que ver con sus ancestros.

      En cuanto a toda esa historia del arte... No sé, "arte" es sólo una palabra, un término. No debería elevar la categoría de un producto como tampoco debería alterar nuestras percepciones. Al fin y al cabo, según la nomenclatura actual, la foto de doscientos tíos en pelotas al pie del Empire States se considera arte, la autopsia de un cadáver se considera arte, y el esqueleto de una vaca rodeado de moscas en una jaula de metacrilato... se considera arte.
      Tal vez deberíamos hablar de arte que nos gusta y arte que no. Arte conmovedor y emotivo y arte que nos la sopla. En ese caso la cosa quedaría muy resumida: Thanatos, Ico, Shadow of the Colossus, Flower no lo tengo tan claro... No hay mucho arte que me conmueva en el mundo de los videojuegos actual, la verdad.
    • @CrazY6D Pero ponlo en este contexto: Todos los videojuegos parten de la base que son obras de arte. Ahora, dependiendo de la calidad del videojuego y lo que ofrece en sí la experiencia, determinamos si en realidad sí es arte puro o si lo degradamos a "producto de entretenimiento".
    • Yo creo se generaliza demasiado. Un critico es una persona con su criterio único y completamente personal. De hecho creo que se debería dar más importancia al autor de la critica que al medio que la difunde en el mundillo de los videojuegos, por no hablar de temas de notas, que eso ya es ridículo. Y cambiando de tema:

      "Son todo obras de arte y se miden todas bajo el mismo rasero."

      Para mi no todo son obras de arte, ni mucho menos.
      Gran parte sí, pero por poner un ejemplo, Call of Duty es un producto de entretenimiento, sin más. Es un producto creado por empresarios en base a un estudio de mercado, no hay ninguna inquietud creativa en un juego así. Es eso malo? En absoluto, puede ser un producto muy entretenido que te proporcione horas de diversión. Pero para mi no se pueden analizar por igual ni con el mismo baremo.

      Estamos en un medio tan poblado y tan variado que generalizar me parece demencial. Utilizamos la palabra "arte" muy a la ligera en un medio en el que conviven cosas como Fifa y Journey en el mismo saco, no jodamos.
    • Uno de los grandes errores de la crítica es penalizar un juego por la influencia que recibe de su predecesor. Rayman Legends puede ser maravillosamente continuísta, pero eso a alguien que se informa y no ha jugado a Origins se la traerá muy floja la comparación, pero la opinión lo penaliza. ¿Hay que valorar a un juego por si mismo o por ser sucesor de un juego anterior? ¿Un juego es un cuadro o es parte de un tríptico?

      También hablamos del continuísmo como algo malo. Cuando Sonic intentó no ser continuísta (Sonic 3D o Spinball ya solo en Mega Drive) se hundió en el fango y una clavo más a su enorme ataud. Por el otro lado, cada Mario, adalid del más de lo mismo, es una obra de arte eterna.
      Y no nos engañemos, Paper Please es un juego de agudeza visual y memoria envuelto en papel soviético (y sus problemas historicos) del que cuesta desengancharse, pero debido a la cantidad de variables que hay que tener en cuenta cada día, cuesta volver a continuar una partida a medias.
    • @DanGimeno, no me he explicado bien. Todos los juegos se valoran igual, pero a partir de ahí generalmente se ve que los AAA generalmente tirarán por un sitio y los indie por otros. Hay AAA más atrevidos, como Catherine, e indies que tiran más a lo seguro como Ace of Spades, pero por lo general suele ser al revés.
      Y no pretendo reducir al absurdo a Rayman Legends. Como digo, es un juego excelente a la hora de entretener: está muy bien diseñado, es un deleite para los ojos y parece estar hecho con corazón. Pero continúa mucho de lo establecido por Origins y no habla al nivel de Papers,Please, y de ahí la comparación. Estamos hablando de arte, y no es bueno que se quede quieta y se conforme con su posición.

      @Rafa del Río, la frase de Chmielarz no la pongo porque la diga precisamente él, sino porque coincido con lo que dice y creo que se puede aplicar a muchos de los títulos indie y AAA que he visto y jugado. Si por ejemplo citase a Miyamoto con su "un juego retrasado acaba siendo bueno, pero un mal juego es malo para siempre" sería por ese mismo motivo. No me gusta la falacia de aludir a la autoridad: lo importante es la frase.
    • Hablar de medir con el mismo rasero para acto seguido catalogar unos en "escena en movimiento" y otro en "escena estancada y continuista" me parece un tanto incoherente puesto que desprendes unos prejuicios de un tipo de juegos frente a otro, aunque ya lo hace al simplificar al absurdo Rayman Legends y enaltecer al divertido y entretenido Papers, Please.
    • No es nada fácil tener una opinión totalmente fundada en la temática que trata Dayo, sobre todo porque es muy difícil marcar la línea que separa una valoración justa de una valoración parcial. Ni me parece justo valorar de más a un indie por ser indie y alejarse de las apuestas tradicionales (no necesariamente una apuesta "original" ha de ser mejor, más jugable, etc.), ni me parece justo no tener en cuenta los valores de producción que muchos AAA ponen ante nuestros ojos.

      Yo no soy crítico de videojuegos, pero lo que sí sé es que si un juego me hace disfrutar por cualquiera que sea la razón, en ese disfrute no influye que sea un AAA o un indie. Para mi un buen juego es un buen juego, haya visto su propuesta mil veces, o sea algo novedoso.

    • Justo como comentaba con Rafa ayer, no importa si es indie o AAA, todo debe ser analizado por igual, al fin y al cabo todos son videojuegos. Pero a los índies se les premia más por ser un poco más atrevidos. Vamos, hasta hace poco me paso con un AAA, con DmC, me gusto que haya tratado de hacer una crítica a los medios de comunicación, y aunque no lo hace muy bien y se apoya mucho en las cinemáticas y la jugabilidad no tiene nada que ver con la película, me gusta que haya tratado de hacer un comentario social reflectivo... y no es indie.
    • Me encanta y coincido con mucho de lo que dices, y sin embargo, no en todo.
      La semana que viene volveré a tocar el tema desde otro punto de vista, así que intentaré no spoilearme y dejar de lado aquello de lo que voy a hablar. Aún así, hay un par de puntos que sí que puedo tratar.

      El primero, en lo que sí que estoy de acuerdo es en la permisividad de ciertos sectores de la crítica y en esas notas que hacen pensar que a lo mejor hay conversaciones de fondo entre medio y distribuidora. Esto no debería ser de recibo, pero está claro que a estas alturas el lector / usuario es bastante listo y sabe detectar estas situaciones a la legua.

      El segundo, en lo que no estoy de acuerdo, es esa cita de Chmielarz: “un mal AAA es malo de todas las formas evidentes, mientras que un mal indie aún puede ser inspirador”. Me perdonarás -al final va a ser verdad que soy un hipster-, pero el hecho de colocar el nombre de un pseudo-gurú junto a una frase construida a golpe de piqueta no la construye en dogma de fe. Si, como bien apuntas, debemos valorar por igual una superproducción que un título indie, no podemos permitirnos construir nuestras críticas sobre pilares subjetivos y deiscriminadores como éste intento de verdad absoluta que se queda en cita para reportaje y poco más.

      Y es que, siendo fieles a tu filosofía de apuntar todo lo negativo, nada, y nada significa NADA, debería salvarse de esta criba. Contrast sería no más que un clon de Paper Mario con estética de Amelie y sobredosis de Coraline, un título mediocre cuya corta duración no merece el desembolso económico que supone. Outlast, una repetición de las viejas mecánicas de Call of Ctulhu sólo que mucho más limitada técnicamente y con un motor bastante pobre. From Dust es la revisión de Evax del clásico Prince of Persia (y cuando digo clásico me refiero al de Jordan Mechner)... Y así podríamos seguir hasta el infinito.
      El problema que le veo a ésta sobrevaloración del indie, que pareces defender con esa cita de Adrian, es que viene llevada de la mano de un partidismo brutal que no creo que ayude ni al usuario, ni a la industria, ni a la prensa.
      En resumen: Seamos cabrones, quise decir... honestos, pero vamos a serlo con todo. O mejor, seamos más exactos en las valoraciones y hablemos de términos como "vida útil", "originalidad" (aunque con lo de Contrast me has matado) "narrativa visual", e incluso, si me apuras, que os veo muy obsesionados con el tema últimamente, "calidad artística" (una forma moderna del viejo apartado "gráficos" de la Micro ;)

      Básicamente, como bien dice @japadie, estamos otorgándonos el uno al otro el extremo contrario a lo que pretendemos defender, de ésta forma, la única acción correcta viene a ser, como siempre, el término medio.

      Un placer leerte, Dayo
    • Fantástico artículo!
      Precisamente por la razón que expones en tus últimos párrafos es por lo que me encanta tanto debatir y leer opiniones (entre otras cosas más evidentes).

      Además, como comentaste en uno de tus vídeos, existe un gran problema en cuanto a la publicidad y el periodismo en el medio, está bien que de vez en cuando se equilibren las cosas o se saquen los puntos negativos de cada obra, cosa muy rara de ver actualmente y que, personalmente, valoro más que los positivos pues estos suelen ser demasiado evidentes y palpables.
    • "mi religión me pide ser exigente y agresivo". Me pregunto cual es tu religión...

      Me encuentro en una posición muy incómoda, porque quiero atacar ferozmente tu artículo, pero en el fondo entiendo tu argumento y, hasta cierto punto, lo comparto.

      Creo que habéis caído en la discusión de: "¿Las becas estudiantiles deben otorgarse valorando la excelencia y tratando a todos por igual en un utópico mundo justo y equitativo o, por otro lado, hay que dar las becas que premian la mediocridad y la ineptitud del premio al esfuerzo?". Yo, por si no es evidente, apoyo lo primero. Creo que Rafa también y que tú haces bien en ver aquella frescura que el indie aporta, pero la frescura y la novedad no lo es todo. Su ejecución, por el contrario, sí que lo es. Extrapolándolo a los videojuegos, entendiendo que si un juego AAA es bueno, joder!!, pues es bueno. Ya sea continuísta, una cuarta parte de una conocida y manida saga o lo que sea. El problema de los indies es que provocan, en numerosas ocasiones, un efecto gafapasta en los críticos (que éstos transmiten a los lectores)que los sobrevalora injustamente.

      Creo que lo ideal sería una postura intermedia y creo que, si la industria (y sus críticos, que es de lo que va la cosa)fueran más maduros, sabrían mirar ambos estilos bajo el mismo prisma. Es decir, ni los AAA son la pera limonera ni los indies son unas cutreces pixeladas sobrevaloradas. El que es bueno, es bueno y punto. No importa si eres grande o pequeño. Precisamente, la revolución está en que ahora los pequeños estudios pueden publicar en medios masivos sus juegos, con la correspondiente cobertura (publicidad gratuita) mediática. Pues ya está!! Si estás en el juego, son las mismas reglas para todos. Ni pelotear a los indies ni machacar a los AAA. Si sois críticos, sedlo. Sed objetivos y criticad usando vuestro conocimiento y experiencia. Vuestro trabajo es saber valorar (y entender) el arte en cualquier soporte y expresión, ya sea una pequeña obra de orfebrería o un mastodóntico monumento. El arte es arte y si fueras tan exigente como repetidamente dices que eres, tú más que nadie debe juzgar a todos con las mismas leyes y en el mismo tribunal.

      Que sí, que los indies arriesgan, pero si no llegas al 7, pues no vamos a darle un empujón hasta el 8. Y si el FIFA es lo mismo de siempre pero el juego va como un tiro, pues tío, dale la nota que se merece y no se la bajes porque es la quincuajésima entrega. Justicia, objetividad y crítica profesional.

      Pero yo qué voy a saber, los críticos sois vosotros.
Mostrar más comentarios
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....