Dragon Quest XI y los JPRG con buen ritmo en los que el tiempo vuela

Micro-historias bien

Dragon Quest XI y los JPRG con buen ritmo en los que el tiempo vuela

Uno de los motivos por los que pasé de jugar a tantos JPRG como pudiera a escoger con mucha más cabeza, pasándome como máximo dos en todo un año, eran los tiempos. La duración. Hablamos de un género que requiere un contador de horas importante, de una colección de juegos que por su propia naturaleza tiene altibajos, yendo de los momentos más anodinos a algunos clímax que se quedan contigo, pero en cualquier caso a una montaña rusa que tarda en terminar. Con eso en mente, me asustaba meterme en Dragon Quest XI, pero qué equivocado estaba. 

 

Vaya por delante que soy un novato en la franquicia, que si os pasáis por mis estanterías veréis figuritas de la otra gran serie JRPG nipona, Final Fantasy, mientras lo único diseñado por Toriyama es, como imaginaréis, de Dragon Ball. Lo poco que sabía de Dragon Quest venía de los Builders, juegos en los que se apuesta por una historia simple pero muy cuidada, de aquellas con giros y momentos que ves venir pero que no por ello son peores. La gratitud de lo conocido, lo familiar, como si fueses a leer un cuento clásico reinterpretado por enésima vez. Visto así, cómo no animarse a dar el salto por muy JRPG clásico por turnos que esto fuese. 

 

Dragon Quest XI Ecos de un pasado perdido

 

Lo que no me esperaba, sin embargo, era una historia tan preocupada por los ritmos, tan inquieta sin caer en agobios o en meterte prisas. DQXI se estructura por micro-historias siempre relacionadas con la trama principal, hasta el punto en el que parece que estés atendiendo a distintos capítulos de un anime semanal, al más puro estilo One Piece. Hay un objetivo, pero para llegar a él hay que ir parando en los sitios, conocer a sus gentes e ir deshaciendo entuertos. 

 

Tras quince horas no puedo mencionar un solo lugar en el que no haya merecido la pena pararse, ya sea porque vuelvo de él con un equipo mayor o porque he conocido a personajes carismáticos. Porque esa es otra: el trabajo de diseño y caracterización que hay detrás de secundarios que seguramente no volveré a ver es abrumador. Tienen carisma y son graciosos pese a su modesta importancia; son, en definitiva, memorables. Pero como la memoria es traicionera y esto es un juego de 70 horas o más, Dragon Quest tiene a bien recordarte por dónde va la historia con un breve resumen justo al cargar partida, como en The Witcher 3. Sabe acompañarte y también recogerte si te descolgaste en algún punto. 

 

Dragon Quest XI Switch

 

Si os echa para atrás el número de horas, os recomiendo no prestarle mucha atención. Dragon Quest XI se consume a sorbitos que son pequeños capítulos, graciosos, ágiles y autoconclusivos, de una historia mucho mayor. Es fácil entrar, jugar una hora y apagar llevándote una pequeña historia contigo, y un "continuará" lo suficientemente atractivo como para querer volver. Pocos juegos del género pueden decir eso, pero también pocos pueden protagonizar leyendas urbanas que hablan de paralizar Japón. 

03 de Septiembre de 2019 a las 15:46 por Julián Plaza
0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Dragon Quest Heroes II Dragon Quest Heroes II
Llega la secuela de Dragon Quest Heroes llega para volver a introducirnos en su esencia Action RPG en el que nos enfrentaremos a un sinfín de enemigo...
Dragon Quest VII: Fragmentos de un Mundo Olvidado Dragon Quest VII: Fragmentos de un Mundo Olvidado
Dragon Quest VII: Fragmentos de un Mundo Olvidado es la versión portátil a modo de remake del Dragon Quest 7 original de PlayStation que nunca lleg...
Dragon Quest Builders Dragon Quest Builders
Dragon Quest regresa una vez más a las plataformas de Sony, pero esta vez con algunas diferencias con respecto a sus antecesores. En esta ocasión en...
Ficha
PS4 Switch 3DS PC

Género: Rol/Acción

Lanzamiento: 04/09/2018

Desarrollador: Square Enix

Distribuidor: Square Enix

Pegi: +12

Comunidad: Foro

Ir a ficha completa