¿Dónde queda la identidad nacional?

Hay que revisar la idea de que sólo existen "occidente" y "Japón"

¿Dónde queda la identidad nacional?

Mañana se estrena Torrente 5. Lejos de hablar sobre su calidad, quiero remitirme a esa frase sempiterna: “el cine español es una mierda”. No porque Torrente 5 lo vaya a ser, sino porque nuestro cine tiene sus idiosincrasias igual que, si lees este texto desde el otro lado del charco, lo tiene el cine de tu país. Somos gamberros, bruscos, tontos, hablamos del día a día, de las situaciones a la vuelta de la esquina y el Bob Esponja de la Puerta de Sol. El cine español toma lo cotidiano y desde ahí denuncia o se burla igual que el francés prefiere ser más amable o juguetón. El cine japonés es más contenido, el británico tiende a la iconoclastia o el reflejo amargo… Cada país tiene su propio sabor en la gran pantalla igual que lo tiene en su música o sus cómics.

 

Pero ¿y los videojuegos?

 

Ayer por Twitter vi a Alejandro Pascual, antes jefe de esta sagrada casa, hablar sobre cómo empezaba a sentir “un cierto orgullo europeo con la calidad de los estudios últimamente”, proponiendo que se matizara el mercado más allá de “occidente” y “Japón”. Porque ni siquiera es “oriente”. Es Japón. Él hablaba sobre juegos como Divinity: Original Sin, Legend of Grimrock o Risen, que estaban creando una escena de rol europeo. Ante esto comencé a pensar en otras posibles escenas y acabé concluyendo que nos vendría bien traducir este europeísmo, este nacionalismo, al resto de géneros.

 

Naciona1

 

¿Y por qué este interés en el divisionismo, en separar corrientes? Más que divisionismo diría yo que, parafraseando al sabio, “en la variedad está el gusto”. Hace unos meses le descubrí a un familiar que Crysis era un juego creado por un estudio polaco y quedó sorprendido ¿En Polonia se hacen juegos así? En Polonia y en todas partes. Mafia 2 fue desarrollado por un equipo de la República Checa. El director de Brothers: A Tale of Two Sons es un sueco nacido en Líbano. De hecho Starbreeze, responsables entre otros de Syndicate, The Darkness o Las Crónicas de Riddick, tienen el estudio en Estocolmo ¿Lo habríais adivinado si no os lo hubiera dicho? Si los miras en términos generales no se diferencian tanto de lo que puedas ver de otros estudios del estilo. Hay identidad como artistas, pero no como artistas de un país.

 

Empujar la idiosincrasia de cada nación para que se plasme en un videojuego puede aportar mucho. Cada gente tiene sus formas de ser, su visión del mundo y eso es algo que da un tono único a cada obra. Unepic es un juego irremediablemente español y sólo basta echarle un vistazo para darse cuenta con sus chistes y sus formas. Es algo que lo enriquece, que le da carisma. Metro 2033 y Metro: Last Light respiran el ambiente de Ucrania y la Europa del Este. En su Gameswipe, Charlie Brooker hablaba sobre una explosión de títulos con mucha identidad británica durante la era de la Spectrum gracias a la posibilidad de que cualquiera pudiese programar. Jaume Esteve tiene un libro titulado La edad de oro del software español. Pero miremos a Deadlight ¿qué hay de español en ese juego? ¿Dónde está el toque de la gente que lo ha creado?

 

El mundo es más grande que sólo dos mercados. Si los estudios abrazasen su identidad nacional y la impregnasen en sus títulos quién sabe con qué nuevas experiencias o visiones nos podríamos encontrar. Sería una forma de descubrimiento, cómo ver los videojuegos con la mentalidad de otra cultura. Tampoco es que quiera una división absoluta y que el próximo juego que hagan en MercurySteam esté protagonizado por un tipo de Vallecas o algo por el estilo, pero hay rasgos de nuestra identidad y de las de todos los países, como se ve en Unepic o Metro, que hacen de esos juegos algo distinto. Incluso cuando nuestro cine intenta imitar a Hollywood tenemos producciones como El Niño dotadas de una identidad cañí innegable. Ya sabemos cómo se salva el mundo, cómo se dispara, cómo se conduce, pero ¿cómo se conduce en Italia? ¿Qué visión tienen de las armas en Francia?

02 de Octubre de 2014 a las 14:00 por Dayo
8
Comentarios
Comentar
    • Mira, Dayo, ya con sólo ver que Ac: Unity, un juego ambientado en la revolución francesa, estará en inglés, me dan ganas de tirar todo a la m...

      De verdad, hace falta más identidad cultural por parte de los desarrolladores. Si un juego es español, es español y punto. Al que no le gusta, que se joda. Le quita muchísimo valor el hecho de que los únicos exponentes sean japón y EEUU.
    • No hay nada mas mexicano que Guacamelee, un juego Canadiense; poco se del videojuego Mexicano, hasta donde tengo uso de razón aquí se hizo Rage of the Dragons, un juego que bebe tanto de KOF que, bueno, creo que Dayo ya hizo ese chiste, en fin, toda la razón, el mundo es mas grande que solo dos mercados, pero tiempo al tiempo, hace no mucho el mercado del videojuego era solo para super-empresas que lanzaban juegos de manera internacional, creo que el indie es la respuesta y tal vez algún día veamos juegos completamente con chistes y folclor local... bueeeno, tenemos el Chavo Kart(...)
En respuesta al comentario anterior:
    • También tenemos el futuro "Heart Forth, Alicia" un videojuego independiente que ha estado en desarrollo 7 años y que por fin saldrá a la venta… aunque francamente, se ve bastante conservador y no arriesgado. Lamentablemente la pedantería mexicana no despega : /
    • Y Chili con Carnage? y Grimm Fandango??? jejeje existen otros y muchos juegos en donde se nota la influencia de nuestro territorio como en general con los titulos de Rockstar.
    • Tiene gracia que preguntes por la conducción en Italia, pues el aclamado Assetto Corsa, 85 en http://www.metacritic.com/game/pc/assetto-corsa es de producción italiana.

      Si bien en el cine España se caracteriza por la pillería, el hijoputismo, el drama social-familiar y comedias románticas facilonas, en videojuegos no hay una tendencia marcada. Quizás porque no tenemos un gurú como Almodovar que acapare la atención y marque la tendencia. No hay un gurú que guie a Tequila Works, MercurySteam, Ubisoft Barcelona y Sant Cugat, Grin (cuando existia), Beautifun Games, Virtual Toys y otro centenar que no alcanzo a recordar o conocer.
      También hay que reconocer que la Marca España de lo cañi, del toro de Osborne y de la sevillana encima del televisor y el tapete es algo que un menor de 40 años intentará sacudirse de encima como sea, por lo que es normal que busquen otra identidad, algo más global y que se identifique con cualquier persona del mundo, sin caer en localismos.

      Localismos que sí abrazan sin pudor en Japón. "Es que son muy suyos", y es que es así. Los videojuegos japoneses marcan mucho su forma de expresarse y su temática busca gustar en Japón y si funciona fuera, eso que se llevan. Claro, ellos son uno de los mercados dominantes y son a ellos a quien los de fuera van a buscar material, no tiene que intentar agradar a todo el mundo. Y si no le gusta, aquí hay 10 producciones más, siga buscando.
    • Ya tenemos demasiada identidad nacional en todos los aspectos de la vida, no hace falta que los juegos la tengan, las identidades nacionales apenas aportan nada, tan solo son escudos tras los que muchos esconden sus carencias.
      Los videojuegos aun tienen mucho en lo que evolucionar como para que se pierda el tiempo en la identidad nacional.
En respuesta al comentario anterior:
    • efectivamente imitar a medios como el cine es perder el tiempo... por poner un ejemplo contundente: ¿acaso hyrule está en nueva york?

      jajajjaja me dejaste con un excelente mensaje.
    • claro, las identidades nacionales no aportan nada, no, salvo la yanqui, ésa sí que la apoyas verdad, lacayo de Obama??
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....