¿Deberían cobrar los youtubers por hablar de un juego?

La ética de cubrir a cambio de un pago

¿Deberían cobrar los youtubers por hablar de un juego?

Hace cosa de un año analicé Nihilumbra. IGN España me había propuesto poner mis análisis de títulos indies en su página y me dijeron que los de BeautiFun se ofrecían a darme una copia de su juego para mi siguiente análisis sin ningún compromiso. De hecho acabé comprándolo en lugar de aceptar la copia para analizarlo sin deberles nada. Es lo más parecido a una actividad promocional que he hecho nunca como youtuber y estoy a punto de cumplir los dos años en esta plataforma. Quizá nadie me haya contactado porque tengo muy mal humor y un ojo demasiado crítico. Puede que sea porque no aúno los cientos de miles de subscriptores que mueven masas y aumentan las ventas de forma exponencial. Probablemente sea eso. Pero de vez en cuando miro al cielo y me pregunto: si me lo ofrecieran analizar o hablar de un título y además me pagasen por ello ¿lo haría?

 

Claro que sí ¿qué os habéis creído? No se vive del aire.

 

Tonterías y fantasías estúpidas aparte, esto de los youtubers cobrando por parte de los estudios lleva comentándose últimamente en ciertos círculos de la prensa. Quizá el medio más insistente sea Gamasutra, que tiene una plétora de artículos muy recomendables sobre el rol y la ética de los youtubers en el contexto de los videojuegos. Ya he hablado unas cuantas veces sobre lo que no sabría si denominar “competencia”, “colegas”, “compatriotas” o simplemente “esos de ahí”, pero ahora que Yogscast ha dado un paso más y se ofrece a cubrir ciertos títulos en series de let’s play a cambio de quedarse con una parte de los ingresos de ventas durante un mes, me gustaría hablar un poco al respecto.

 

El susodicho canal es uno de los más importantes a nivel internacional en lo que se refiere a vídeos de gameplay y uno de los pioneros de la forma, mientras que la iniciativa en cuestión se ha denominado “YogDiscovery”. En un principio el canal empezará cubriendo el título Space Engineers, pero en el futuro están abiertos a otras sugerencias. Ellos dejan muy claro que el hecho de recibir parte de los ingresos del juego no alterará su percepción del mismo y lo tratarán como harían con cualquier otra obra, pero en cualquier caso ¿es justo que estén cobrando por ello?

 

SI

Toca cruzar los dedos

 

Los youtubers son máquinas de promoción. Incluso aquellos más críticos y honestos lo son de alguna forma. Definen qué se lleva, qué se juega, qué llama la atención. Los youtubers más grandes, aquellos que mueven millones de subscriptores, causan una onda expansiva que se traduce en otros youtubers copiando sus tendencias y jugando a sus títulos para así llamar más la atención y crecer en popularidad. Un solo vídeo de un youtuber famoso recibe más visitas que muchas páginas especializadas en todo un mes. Además de esto los youtubers tienen algo de lo que las páginas carecen: fans. No estoy diciendo que la gente vague de un lado a otro sin criterio; cada uno tiene sus medios favoritos a los que acudir para ver qué pasa con el mundo. Pero los youtubers son personas que las más de las veces se muestran en toda su imperfección ante sus espectadores. Hablan con ellos, tratan con ellos. Generan una suerte de aura que causa que la gente no sólo se suscriba a ellos sino que les siga. Ahí tenéis a los infames niños rata, que no son sino una rama más radical de los fans.

 

Un medio puede decir que un título es bueno y le dará credibilidad, pero suena más frío que un youtuber gritando con pasión y mostrando lo claramente divertido que es ese mismo videojuego. Su patrocinio tiene más potencial. El patrocinio es algo habitual: los jugadores de fútbol aparecen en anuncios de camisetas, los actores se perfuman delante de las cámaras y un largo etcétera. Sin embargo hay una brusca diferencia que los separa de YouTube: cuando ves a Beckham en un anuncio de perfumes al ritmo de Power, queda muy claro que le han pagado para ofrecer sus seductores abdominales al servicio de la marca. Si Joaquín Reyes está haciendo animaciones para Mixta, pues será porque le han contratado para ello. Pero ElRubius subió un vídeo a su canal en el que molestaba a los dependientes de un Domino’s Pizza y, a menos que hicieras click en el link que había tras “detrás de las cámaras” en el fondo de la descripción, no sabrías que ese vídeo está, en efecto, patrocinado. Del mismo modo, TotalBiscuit subió vídeos de Guns of Icarus Online como parte de una campaña, pero la única forma de saberlo sería buscando dentro de la descripción.

 

Con los medios es más fácil de ver: simplemente fijaos en los anuncios que rodean las páginas. Generalmente son un indicativo de quién está soltando dinero y dan pie para sacar conclusiones y paranoias varias. Pero esto no es algo habitual con los youtubers. Aquí es cuando entra la Comisión Federal de Comercio (FTC), un organismo estadounidense encargado de regular las comunicaciones. Según la FTC, siempre que se pague a alguien para que hable de un producto, esto se debe dejar claro de forma “inevitable para el espectador”, lo cual viene a significar que en algún punto del vídeo se tiene que decir abiertamente algo sobre las líneas de “oye, me están untando para que haga este vídeo”. Quizá no con esas palabras, pero es un ejemplo.

 

Ahora ¿es justo que les paguen incluso si aclaran que les están pagando? Según qué, según cómo. YogDiscovery, aunque a primera vista pueda parecer una iniciativa noble, tiene su lado sombrío ¿Y si un estudio ofrece su juego, es un fracaso comercial y además tiene que dar la mitad de sus escasos ingresos al canal por susodicha campaña? En el mejor de los casos los ingresos compensan con mucho ese corte, pero no siempre se tiene el siguiente hit entre manos. A veces se tiene un juego de nicho que carece de vías de promoción ¿sería correcto que los youtubers exigieran siempre un pago incluso si el juego estuviera hecho por gente que no puede permitirse apenas poner comida sobre sus mesas? Cada situación es única, pero mirando a grandes rasgos puede verse como una forma potencial de convertirlo todo en un concurso de popularidad aún más exagerado, de la búsqueda desesperada no de ese juego que pueda ser interesante, sino aquél que pueda darme dinero a corto plazo.

 

GWBW

Nos íbamos a divertir con este

 

Pero por otra parte, los youtubers tienen que comer.

 

Conocí una vez a un youtuber que tenía, entre dos canales con un total de 400.000 subscriptores aproximados, un sueldo mensual de entre 500 y 600 euros. Sobra decir que alcanzar semejante cifra es muy difícil, pero él seguía adelante gracias a las campañas promocionales. PewDiePie cobrará 4 millones al año, pero no todos tenemos casi 30 millones de subscriptores. Creo que ya lo he dicho en otra ocasión, pero con casi 13.000 subscriptores mi sueldo de youtuber es de apenas 20 libras al mes.

 

En cualquier caso, se está siendo deshonesto con tu público si no aclaras que te están pagando por hacer un vídeo. Esto no se debe a que lo diga la FTC, que es un organismo que sólo opera en los EE. UU., sino al simple hecho de que ya que tienes algo que se puede definir como fans, que te siguen por tu carisma y te toman como modelo, lo menos que puedes hacer es decirles la verdad. Aunque te estén pagando para hablar con total libertad, es un dato notable que la gente merece saber ¿por qué has escogido ese tema? ¿Por qué hablas tanto de ese juego? TotalBiscuit ha declarado que, de ahora en adelante, explicitará en sus vídeos cuándo le están pagando para hacer promoción de determinado título y esa me parece la vía correcta. Deja que tu público tenga todos los datos y, desde ahí, que saquen sus propias conclusiones.

 

¿Pero entonces los youtubers deberían cobrar o exigir un pago para hablar de un videojuego? Aunque es comprensible por su rol como promotores y puede dar excelentes resultados, en ningún caso esta debería ser la base. Limitar la cobertura de un juego a quién puede pagar más es una forma fría y desalmada de ver los videojuegos. Se tiene que sacar dinero de alguna parte, pero el momento en que tomas un trabajo como es ponerte delante de una cámara para dar tu opinión sobre algo o simplemente disfrutarlo y lo conviertes en una rutina para ver cuánto dinero puedes ganar, entonces pierde todo el sentido. Es un insulto a la propia plataforma, no porque YouTube sea un hobby sino porque, al igual que un artista o un periodista, nunca se debe caer en el pecado de ver este trabajo como meramente una vía de ingresos. Ahí es donde se traza la línea.

17 de Julio de 2014 a las 16:29 por Dayo
8
Comentarios
Comentar
    • Si lo haces tu Dayo, no pasa nada. Siempre que seas honesto.
      Lo digo porque tu canal tiene más poder de venta que uno 10 veces más grande(y creciendo). Yo ya he hecho dos adquisiciones basándome en tu opinión(y una estaba patrocinada por IGN).
      Sin embargo el poder de venta se calcula así:

      Poder de venta = Número de seguidores * Confianza

      Aún si entrases en modo rentista a tope si de verdad eres egoísta lo que debes hacer es ocupar el nicho de mercado de los análisis pagados pero honestos.
    • El hecho de que un youtuber cobre por hablar de un juego de alguna manera sí que se está desvirtuando ese aura de independencia y de medio "alternativo" y virgen portador de la verdad(aunque algunos youtubers tengan más seguidores que muchos medios tradicionales) Pero obviamente del aire no se vive y si te ofrecen pasta por hacer lo que te gusta, pues es muy difícil que no la cojas. Es totalmente comprensible.

      De todas formas, no creo ningún youtuber cometa la maniobra suicida de solo hablar bien de los juegos de empresas que le paguen, o hablar mal de los que no lo hagan. Gracias a la gran cantidad de youtubers (y de medios en general) que hay hoy en día, la información abunda, y a ese tío se le acabaría viendo el plumero, tarde o temprano perdería toda su credibilidad e influencia, lo que acabaría significando su muerte youtubariana.

      Yo humildemente creo que lo que deben hacer es seguir como hasta ahora y hacer anuncios pero que se identifiquen claramente. O hacer publicidad tipo la que sale antes de que empiece el vídeo en youtube. Creo que como empiecen a hacer vídeos de opinión "untados", a más de uno se le va a fastidiar el business...
    • Los youtubers ya cobran de las empresas cuando reciben juegos gratis y les invitan a eventos o presentaciones. Igual que la prensa.

      Más allá de eso, es absurdo que pidan dinero a los desarrolladores, a menos que pongan un link a la tienda online en la descripción del video y ellos se lleven un porcentaje del dinero generado por dichas ventas.

      De la misma forma, si se hace eso también sería justo y tendría el mismo sentido que el youtuber diese una parte del dinero que gana por publicidad a la gente que ha hecho el juego mostrado en el gameplay.

      De todas formas, la gran mayoría de youtubers tienen una audiencia tan pequeña que a las compañías no debe salirles a cuenta ni pasarles copias gratis de sus juegos.

      Aunque bueno, en cualquiera de estos todos casos lo que hace el youtuber es un publireportaje.

      Creo que lo mejor sería que el youtuber no recibiese ni los juegos gratis de la empresa, que se los comprase él, que no tuviese que pagar a la empresa por sacarse unos duros a costa de esos juegos y santas pascuas. Que se busquen un curro normal y youtube sea un hobby.

      De esa forma al menos el video del youtuber sería honesto. Otro video más de alguien con déficit de atención haciendo el friki para que alguien le haga caso, como parece ser el caso de bastantes (por no hablar de los trolls, a los que obviamente las empresas no se acercan ni pagados).
En respuesta al comentario anterior:
    • Pero pongamonos malosos: Imaginate un youtuber tipo PewDiePie, ElRubius u otro cientomiles suscriptores le sale de las narices pedirle a Deep Silver pasta si quieren una buena promo de Metro Last Night, al poco de salir. Entonces, Deep Silver, que no es una GRAN-GRAN empresa, dice que no, que no se lo puede permitir.
      Pero el Youtuber malvado y con cientos de miles de suscriptores decide ir a la tienda, dejarse una nimiedad de lo que ganan con su canal y comprarse el juego. Y realizar un video a mala leche. Y por mucho que diga algun desarrollador, un youtuber de este tipo puede influenciar en mucho más que 10 ventas.
      La extorsión está hecha y es dificil de demostrar en tanto que el youtuber se ampara en la libertad de expresión y podría acusar a la editora de intento de censura.

      Y todo esto es una suposición con la que quiero reflejar el poder que algunos youtubers tienen sobre, de momento, la media industria. Y que sí, que si se lo proponen, pueden cobrar si quieren.
    • ¡Dayo sube un puto vídeo de una vez!.¡Queremos Haruhi!.

      Vale ahora en serio.Hoy en día, diría que Youtube (o vídeos en general) es el medio del cual se puede extraer más información de un videojuego, a pesar del duro copyright.Quizá será porque le doy muchas vueltas a las cosas, pero me parece increíble que con solo buscar un juego me aparezcan críticas, gameplays, vídeos con bugs etc.Es algo fantástico que la comunidad de consumidores pueda recibir tantísima información (dejando a un lado si esto a la larga se puede malograr).

      Ahora bien, si los Youtubers, comienzan a cobrar, es muy probable que por ejemplo, al hacer la crítica de "x" juego, se levante un poco la mano porque se esta recibiendo sueldo de "X" compañía.Esto es algo normal.Nadie vive del aire.Es comprensible que se quieran ganar unas perras.

      Esa línea que mencionas al final depende de las prioridades de cada uno, las cuales no creo que sea adecuado juzgar.A lo mejor, por poner un ejemplo totalmente ficticio, Angry Joe prefiere dar una cobertura imparcial mientras que JonTron decide limitar su criterio y ganarse así unos doblones.Sin ningun problema.Considero que en estos casos, la decisión de TotalBiscuit e la más honesta de cara a sus seguidores.Prácticamente avisará de que en el vídeo en particular su criterio de cara al medio va a estar condicionado porque recibe ingresos.

      El problema va a estar en la actitud que tomen principalmente los que ponen la pasta.Hace mucho se hablaba sobre el soborno de maletines para comprar las notas de los análisis en determinadas páginas.El problema no es ese.El problema es que si hablas mal de un producto de la compañía, ésta va a dejar de darte acceso a los juegos, a conferencias, a entrevistas etc.Si esto pasa en la prensa profesional, en un nivel "amateur" (entre comillas) como es YouTube es inevitable.La ventaja esta en que por cada uno de esos titanes con tropecientos suscriptores, hay 30 mucho más pequeños que van a dar su opinión sincera sin tapujos.El problema es que no tienen mucho alcance.
    • En la tele están obligados a poner cuando es un momento patrocinado. Según la regla de tres en YouTube se deberia hacer.
    • Claro que puedes cobrar dinero, otra cosa es que alguien que quiera saber tu opinión sobre el juego del que hablas se la pueda tomar más o menos en serio. ¿Me puedo fiar de la opinión de ElRubius sobre WatchDogs después que Ubisoft le pagara su viaje y estancia al E3 2013? En absoluto. Vale que es un canal de análisis y opinión, pero si lo fuera, tendría menos credibilidad.

      Y es que hablamos de credibilidad en el fondo del asunto: por mucho que avises que te pagan y declares abiertamente que no te han metido un corsé, siempre quedará la duda "Sí, ya... sin presión, claro...". Si le pones a caer de un burro, quizás una vez pase, pero no más. Dejarás de recibir trabajo por parte de la empresa del juego que has puesto a parir. Si te ablandas, los usuarios no te creerán y perderán el interés en tus recomendaciones.

      Por otro lado, lo que dices del arma de doble filo... Bueno, según lo lista que sea la parte contratante: Puedes cagarla ofreciéndole al youtuber x% comno dices y quedar con cara de gilipollas a la primera bofetada en ventas, o puede establecer tramos de porcentajes según ventas hasta un máximo, asegurándose no quedar en bragas.
Mostrar más comentarios
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....