De adopciones y odios personales: La posición del crítico

¿Somos algo más que gamers?

De adopciones y odios personales: La posición del crítico

Como decía ayer, llevamos unos días en lo que la prensa parece estar en entredicho. Mi compañero Dayo lo ilustró con mejor prosa que yo al hablar de la situación de la señorita Quinn y Tonichan incidió en ese punto paternalista que hace que muchos redactores, por el motivo que sea, se tiren a defender tal o cual producto mediocre en pro de vaya usted a saber qué causa perdida.  

 

La postura del crítico...

...Es cada vez más puñetera. Y no, no lo digo porque esté encorvado con una pierna para arriba y la otra para Cuenca, que esto es un medio serio y no una peli romántica 'de sudar'. Lo digo porque, afortunadamente, el público es -sois... ¿somos?- cada vez más exigentes, y eso hace que a la hora de hablar de un videojuego tengamos que examinar nuestras palabras con lupa antes de darle luz verde a un texto. 

 

Los juegos son caros, eso no se le escapa a nadie. Siguen costando lo mismo que costaban hace varios años, sí, pero la situación económica no es, ni de lejos, la misma que hace unos años. El que antes ganaba cuatro grandes en la obra se puede dar con un canto en los dientes si ahora rasca quinientos 'lerus' al mes. Los encargos de diseño y publicidad están por los suelos, las ayudas han desaparecido y los sueldos oficiales han bajado tanto que la última vez que vi una nómina de empleo público fue en la fase final de Dante's Inferno

 

Por otro lado, el público -o la parte de éste que no se ríe con las pamplinas de ElRubius, al menos-, se ha vuelto mucho más exigente. A la incapacidad de comprar tantos juegos como antes se une la popularización de los "medios especializados" que ofrecen, a grandes rasgos, la misma información. Lo que para muchos se ha convertido en una guerra por conseguir publicidades extiende el terreno de batallas al no perder lectores y ser capaces de conectar con ellos para que vuelvan. Muchos afilan el lápiz de forma metafórica para darle al público lo que quiere, o lo que cree que quiere, y se mueven por las corrientes de la opinión pública como medusas cuasi inertes para adaptarse a lo que sus lectores quieren, aunque no lo necesiten. Una soberana estupidez.

 

cod

 

No se puede gustar a todos

Ayer me olvidé de decir algo importante, una verdad que me fue susurrada por un gurú de los viejos tiempos: "es imposible gustarle a todo el mundo". Es imposible llegar con un estudio sesudo al fan de un youtuber de esos que hacen de cada experiencia un iCarly, al igual que no se puede llegar a mi amigo Dayo con un Call of Duty con luces de neon y mariposas. Tratar de adaptarte a cada tipo de público es traicionar tus ideas. Al final, lo que pasa, es que acabas perdiendo tu alma, u olvidando el rostro de tu padre, lo que venga primero. 

 

Hay que afilar ese lápiz metafórico, sí, pero no para darle al público lo que quiere, ni siquiera lo que necesita. Hay que afilar el lápiz para seguir siendo fieles a nosotros mismos, para continuar escribiendo porque es lo que nos gusta, porque creemos -falazmente, seguro- que tenemos algo que aportar y porque es la forma de formar parte de un algo que nos apasiona y es una parte importante en nuestras vidas. Y es que, al fin y al cabo, los críticos, los redactores, los analistas, los editores... No somos más que simples gamers con ínfulas. O al menos lo somos aquellos que no vemos esto como un simple negocio y, por ende, merece la pena leernos, aunque sólo sea un poquito y a veces. 

 

Y entonces... ¿Qué hacemos?

¿Debemos ser más acidos, tal y como nos indica Tonichan? ¿Debemos preocuparnos más por la integridad del producto, su forma y su intencionalidad tal y como los múltiples conocimientos de Dayo le permiten? ¿Nos grabamos jugando a Fez mientras nos tiramos pedos, o mejor fusilamos notas de prensa, cobramos por imagen y retorcemos la verdad en los titulares para conseguir más lectores de buenrro como hace... eh... supuestamente... eh... cierta... eh... presunta competencia?

 

Pues allá cada uno con sus gustos y su conciencia, supongo. Y es que sí, el amigo Tonichan tenía razón en que hay que ser más acidos, en que hay que tener más criterio y dejar de apadrinar productos de serie pésima por el mero apadrinar, por dinero o por pasiones personales. El analista debe velar por los intereses económicos del lector, pero cuidado, la responsabilidad no es toda del crítico. También el lector ha de tener criterio para comprender que quizá cuando hablo de Risen 3 me estoy dejando llevar por la pasión y que las frases 'es feo y complicado', 'las chicas son difíciles de mirar' y 'poco trabajado, cualquier excusa es buena para explorar' están escritas por algo. El lector ha de tener conciencia suficiente para comprender que una crítica sangrienta no es por ende un ataque a su persona, y sobre todo y ante todo, ha de comprender que una página plagada de publicidad de un título seguramente sea benévola con dicho juego en sus análisis. Y no, da igual lo que te digan, no es necesario tirarse pedos mientras se juega a Fez

 

Esa situación de superioridad.

Es indudable, lo mires como lo mires, que el crítico vive siempre en situación de superioridad. Lo mejor es que, a la hora de la verdad, las redes sociales nos han convertido a todos en críticos: El redactor critica el juego, el lector critica el análisis, otros lectores critican las críticas a la crítica, discutimos, y al final hacemos las paces y nos metemos todos en twiter a llamar gilipollas a Phil Fish, a ver si llora. Es ley de vida, aunque sea vida digital, y sin embargo, hay un monólogo en Ratatouille, estoy seguro de que mi compañero Dayo sufrió la misma experiencia que yo con el mismo, que nos hace pensar, y mucho, las cosas. El señor Anton Ego conoce al nuevo chef de Gusteau's y escribe lo siguiente:

 

ego2

 

'En muchos sentidos el trabajo de un crítico es fácil. Arriesgamos poco porque gozamos de una posición que está por encima de los que exponen su trabajo y a sí mismos a nuestro criterio. Nos regodeamos en las críticas negativas, que son divertidas de escribir y de leer, pero el hecho más amargo que debemos afrontar los críticos es que, a la hora de la verdad, cualquier producto mediocre tiene, probablemente, más sentido que la crítica en la que lo tachamos de basura. Pero hay veces en las que un crítico realmente se arriesga en 'pro' del descubrimiento y la defensa de algo nuevo. El mundo es hostil para los nuevos talentos y las nuevas creaciones; lo nuevo, necesita amigos'.

 

Supongo que eso explica esa nueva pasión por el indie y ese ataque reiterativo a lo de siempre, pero no seré yo quien se atreva a añadir ni un ápice más a la reflexión de Brad Bird en boca del señor Ego con voz de Peter O'Toole.

 

¡Nos leemos!

27 de Agosto de 2014 a las 11:00 por Rafa del Río
14
Comentarios
Comentar
    • No se diga más!
      nunca deberíamos confundir el trabajo de los otros con el mero nombre de un producto.
      A mi me gusta conservar siempre mi estilo, es muy mio y a quién le guste que lo leea, y a quién no, pues para eso somos miles. Claro que debemos desempeñar distintos roles com escritor, como jugador, como desarrollador y el que se tenga a la mano siempre respetando el esfuerzo detrás del trabajo u opinión de otros, pero manteniendo nuestra postura, eso sí siempre humildes y dispuestos a aprender cosas nuevas o saber discernir al objetar los errores ajenos.

      Que gusto leerte cabron! (nota en mi país suena muy fraternal esa frace)
      ánimo que por eso los leemos!
En respuesta al comentario anterior:
    • Jajaja Gracias, Shiki, y por supuesto que no hay ofensa con el saludo. En mi tierra el colmo de la elegancia es pedirle a alguien un pitillo haciendo alusión al atributo: "quillo, polla, ¿tiene un piti?", es un rollo cultural ;)
    • Ego, el crítico gastronómico de Ratatouille, es la peor lacra de la profesión: un tipo con conocimientos, con autoridad en la materia, alguien, en definitiva, con un nombre para ser escuchado. Sin embargo también es alguien que hace tiempo que dejó de querer con pasión lo que un día amó, un hipócrita con pretensiones, y es lo que más me molesta, alguien que emplea su intelecto como coartada para diseccionar despiadada y fríamente, cual cirujano, la obra mientras exige una quimérica perfección que lo sacie.

      ¿Qué era Ego al fin y al cabo (según Bird, claro)?, pues un pobre infeliz que, y al igual que Foster Kane (mentado en un artículo no hace mucho), sólo añoraba los tiempos felices (representados aquí por el plato que le hacía su madre cuando era niño: la ratatouille).

      Esa reflexión final de Ego que has puesto está muy bien; ésta se produce cuando vuelve a ser "uno más", pero, ese "lo nuevo necesita amigos", espero que no sea tomado por los que sistmáticamente defienden lo indie, porque sí, para justificarse en sus defensas hacia lo innovador. No: los que sistmáticamente defienden lo indie y atacan lo comercial, o aquello de gran presupesto, lo hacen desde una pose intelectual detestable, oséase: el antiguo Ego (una cosa, creo yo, es lo establecido, o impuesto, de forma clasista, lo cuál se denuncia en esta reflexión final, y otra muy diferente lo convencional. Lo convencional no es ni mejor ni peor que lo innovador, y estaríamos muy equivocados al creer que lo convencial representa atraso y lo innovador avance -ahí está, después de tantos años, y por poner un mero ejemplo, uno de los mejores directores de la historia del cine, mi preferido, dicho sea de paso, John Ford: un norteamericano "convencional", y no un europeo rupturista-).

      Pero vamos, que no estoy discutiendo nada, sólo reflexiono en voz alta después de leer tus tres últimas líneas.

      Un placer grande volver a leerte, Rafa, de verás.

En respuesta al comentario anterior:
    • Me quedo con tu reflexión, la verdad en una crítica no se debe ni defender, ni menospreciar a la obra. saludos!
    • Gran reflexión, Atticus, y como verás no he podido evitar recalcar al final esa misma defensa a ultranza del indie de la que hablas. Me gusta ese análisis de Antón Ego, incluso me hace pensar en cosas que no son tal y como yo las daba por sentadas. Gracias por el comentario.
    • Y es que ahora hay "pseudocriticos" en todas partes, porque le dan un altavoz ya se creen importantes, esos no los respeto.

      Solo respeto a los críticos que saben hablar, que ven cosas mas halla. y que al final de su texto, me hagan reflexionar de forma positiva.

      Pero las calificaciones que les den a un juego al final, no las tomo en cuenta.

      A propósito Rafa... fuera del tema que nos reúne hoy, quería comentarte sobre la revelación de la cantidad de planetas que tendrá "No man´s Sky".

      Creo que unos miseros "18.446.744.073.709.551.616 mundos distintos" ¿No?...
En respuesta al comentario anterior:
    • Y sólo 500.000 millones de años de partida pasando un segundo en cada planeta. Una miseria... Con juegos tan cortos uno no sabe si gastarse el dinero o dedicarse a otra cosa ;)
      Mañana, mañana a las diez más de todo lo que dijo Sean Murray en el blog de Playstation
    • XDDD Cuidado, @UnTipoCualquiera, o me volveré aún más insufrible. Pero sep, básicamente es la pluralidad de opiniones y la libertad editorial de este medio lo que hace que esté tan a gusto en Mundogamers, y coincido plenamente con tu análisis de la situación.

      @Latzium, te comprendo y tu argumento es más que lógico, y sin embargo... rebatible, pero no te digo más porque me has dado tema para el viernes.

      xxzurisadaixx Muy de acuerdo, especialmente en lo de si de verdad hacen falta los críticos. En eso creo que le doy totalmente la razón a Dayo en que los críticos hacen falta para ponerle las pilas junto al público a las compañías (aunque hayamos tenido debates en cuanto a la forma de hacerlo). De todas formas lo mío es más tocar las narices que la crítica en sí.

      @DanGimeno No aprietes, tío, no aprietes, que al final la liamos XD

      @electric_dreams ¿Voy a tener que sacar los modales del armario? argh, todo sea por usted. Totalmente de acuerdo, ya lo mencioné una vez en uno de los debates, que a veces el analizador o crítico ve el producto por encima por la facilidad con la que lo adquiere. Por ese mismo motivo, el boss puede dar fe de ello, no he recibido ni un sólo juego de la redacción de Mundogamers para analizarlo ni, ya puestos, he analizado ningún análisis fuera de mis secciones de Retro y Smart.
      Me encantaría decir que es para estar más cerca del público y por hacer el gasto para ver como incide en mi opinión, pero ná: El motivo es mucho más egoísta, rastrero y vil. Básicamente paso de tener que jugar sin ganas a truñacos infumables para escribir sobre ellos. Me dedicaba a eso antes y casi pierdo mi afición a los juegos por su culpa.
      Así que, obviamente, estoy completamente de acuerdo con su punto de vista: El análisis debería contemplar la relación calidad-precio. Es por ello que estoy muy contento de los sesenta pavos que este año he gastado en Thief, inFAMOUS Second Son y WatchDogs; de los cuarenta que he gastado en Risen 3 y estoy a la espera de que el Killzone de PS4 baje aún más para comprarlo (de Knack ni hablamos) Me alegro de haber alquilado Murdered Soul, porque creo que hasta que no alcance los 15 euros no estará a su precio, y me alegro aún más de que me prestaran esa cosa llamada Spider-Man 2, porque es uno de esos a los que no jugaría ni aunque lo regalaran con el Marca y si hubiera gastado un sólo chavo en él, seguramente me habría visto en la obligación de matar a escupitajos y pellizcos en la ingle a Bobby Kotick (especialmente después de poner a parir Web of Shadows).
En respuesta al comentario anterior:
    • “El analista debe velar por los intereses económicos del lector”. Ahí la tiene usted, oh Marqués del Río, Conde de la Marisma, Duque de la Laguna y alegría de mis pupilas :)
      Todo es cuestión, como bien dice en su texto, de ponerse en la piel de su lector y pensar que lo que usted disfruta (o padece) de gratis, a su audiencia le va a costar de 60 caretos para arriba. Porque, aunque se agradezca que lo redacten bonito (y usted lo borda, oiga), servidor prefiere que le digan en Román Paladino cual sería la postura a adoptar en el caso de que usted tuviese que PAGAR para poder jugar al juego que está analizando:
      ¿Hubiese pagado los 60 pavos sin dudarlo? ¿No más de 35? ¿Esperaría a pillarlo por 9,95 en el canastillo del Game dentro de unos meses? Si se lo regalasen con una bolsa de magdalenas en el Carrefour de Liérganes ¿trataría de introducírselo a la cajera por la zona de evacuación sin vaselina ni nada para provocar el mayor daño colateral posible?... A la hora de analizar productos, y a pesar de que haya otros factores que puedan influir (y los cuales respeto absolutamente), la relación calidad-precio no debe ser desdeñada. Más bien todo lo contrario.
    • A mi eso de los titulares retorcidos y publicados continuamente (unas 8 veces por día) en twitter en busca del clic facil, me recuerdan a cierta página presunta competencia, que pertenece a uno de esos grandes medios de comunicación miembro de AEDE y que en sus márgenes laterales, entre top tetas aparecen las bondades del Real Madrid por culpa del periodico del mismo grupo.
      A ver si nos estamos pensando en la misma publicación...
    • coincido totalmente,cierto es que para gustos hicieron colores,y me pregunto yo (no me vayan a matar) si...¿de verdad funcionan los criticos? es decir a un critico le puede gustar un juego que en realidad sea una soberana mierda,y digo yo ¿no es mejor que todos re-descubramos la experiencia de probar sin saber?

      haber esta claro que por otro lado si una GRAN GRAN cantidad esta en contra de este juego es por alguna razon no muy escondida pero...sin duda es algo para reflexionar.
    • Yo creo que todo depende de el tipo de consumidor que seas. Los críticos suelen ser personas "serias" que no van solo a disfrutar o mirar el lado positivo de una obra, van a analizarla y a quedarse con todos los detalles, sean buenos o malos para luego exponerlos en un artículo o simplemente por tener una crítica propia.

      Luego están los compradores que solo intentan entretenerse o pasarlo bien con la obra que adquieren, sin darle gran relevancia a lo negativo y centrándose en las virtudes que les ofrece el contenido.

      El querer "monopolizar" el punto de vista de cada usuario es algo inviable y estúpido, pues cada uno tiene su propia manera de sacar partido a un producto y es por eso que no le doy gran importancia a los análisis porque siguen siendo opiniones subjetivas o en el mayor de los casos publicidad metida en un texto excrito,por no hablar de que tanta saturación de información al final hace que cojas una obra sabiendo tanta imformación que hace perderte el factor sorpresa y todo te sonará a previsible en vez de pillarte desprevenido.

      Para un crítico, el contenido de El Rubios o del "mange" será objetivamente una mierda pinchada en un palo, pero para otras millones de personas será un contenido divertido y que merecen su tiempo. ¿Eso les convierte en seres inferiores? ¿En personas irrelevantes para la sociedad y que mejor tenerlos lejos? Yo por lo menos no lo creo así, lo que opino es que cada persona busca llenar sus gustos u vicios con contenidos personalizados para ellos mismos, sin importar en exceso si es considerado bueno o caca, ya que para el quizá un vídeo haciendo cosas "curiosas" en un parque lleno de niños, pueda ser más entretenido o visible que un film de mafiosos italianos buscando montarse un imperio en territorio Americano, y aunque objetivamente pueda parecer estúpido, yo lo respeto.
    • Me gusta cuando redactáis unos artículos que parecen estar estrechamente relacionados y luego apareces tú, Rafa, dando un golpe en la mesa, como si estuvieras diciendo "please, bitch, I'm the boss here". xD . En serio, es en estos momentos cuando entiendo por qué estás redactando en esta página y no en cualquiera de los supuestos "grandes portales" que nada aportan.

      Porque si algo me gusta de Mundogamers es que os esforzáis en lo que hacéis. No sois una página conocida, pero vuestro trabajo os ha conseguido un número de lectores fieles. En las grandes revistas no es así: ahí tienes sensacionalismo, peleas entre lectores derivadas del favoritismo... Y claro, cuando aparece Uncharted 3 le dan casi un 10.

      What the fuck?

      Se supone que el trabajo de un crítico es eso: ser crítico con lo que juzga. Ello no implica destrozar una obra porque sí. Hay que ser justo, reconocerle virtudes y defectos. Y bueno, también es relativo, porque yo creo profundamente en que los análisis son subjetivos, por mucho que intentes evitarlo, y así me gusta enfocarlos. Vaya, que una subjetividad crítica es lo que hace falta, también en los consumidores.

      Es muy frustante entrar en una noticia sobre Call of Duty o Assassin's Creed y comprobar que la mayoría de comentarios son las mismas críticas absurdas de siempre. Quiero establecer un debate serio, por favor, no tener discusiones por gilipolleces. Por eso estoy aquí (stop felaciones ;O). Y vale, Activision nos ha tomado el pelo muchas veces, ¿podemos ahora tener una conversación normal y argumentada?

      El problema que muchos adolecen es que critican porque sí. Una crítica es absurda cuando no se argumenta, así de simple, y esto afecta a gran parte del medio, comunidad y periodistas. Por ejemplo, cualquier análisis de la trama de Bioshock Infinite procedente de un gran portal de Internet puede resumirse en "la trama es muy buena porque la narración es de calidad y muy interesante, los personajes son sobresalientes como la historia, bla bla bla".

      Es como si no dijera nada, no es un análisis, es una opinión. No digo que expriman la trama al completo, hablando a fondo sobre cada reflexión que la obra de Levine hace (aunque sería un puntazo), pero al menos arguméntalo, dame razones para creerte.

      Dayo tiene razón en que estamos en la adolescencia. La gente aún tiene que aprender mucho, pero esto no es el colegio: nadie nos obliga a hacerlo, y eso me preocupa, porque si la gente no lo hace seguiremos arrastrando los mismos problemas de siempre, añadiendo otros más al carro por el camino.
Mostrar más comentarios
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....