Call of Duty: Black Ops Cold War, la curiosidad, pensamientos e impresiones dejadas por su Alfa

La primera entrega tras cambios internos

Call of Duty: Black Ops Cold War, la curiosidad, pensamientos e impresiones dejadas por su Alfa

Nos hemos acostumbrado (desde hace varios años) a contar con el lanzamiento de un nuevo Call of Duty como algo normal, casi religioso y obligado. El mercado de los videojuegos parece variar, muchas compañías deciden cambiar sus planes pero siguen existiendo algunos cimientos difíciles de mover, como es el caso. Pero esta nueva entrega lo hace bajo un ámbito algo más singular que de costumbre y que despierta mi interés: es el primer juego de la saga tras un gran cambio interno de estudios de desarrollo. Call of Duty: Black Ops Cold War tendría que haber sido desarrollado por Sledgehammer Games en su clásica rotación en trío (un juego de Treyarch, otro de Infinity Ward y uno de Sledgehammer, en ciclos de tres años) pero se decidió dar el peso del trabajo a Treyarch, papás de Black Ops, junto a Raven Software, que han trabajado sobre todo en las remasterizaciones y remakes que la saga ha lanzado en estos últimos tiempos. 

 

No sabemos muy bien qué ocurrió para que se tomara esta decisión, aunque las malas lenguas hablan de que el trabajo de Sledgehammer estaba siendo un auténtico desastre (no sería el primero, todo sea dicho), pero líos internos aparte, lo cierto es que Call of Duty: Black Ops Cold War se nos viene encima y su llegada se producirá el próximo 13 de noviembre de 2020, siendo además el primer juego de la saga en aparecer en las consolas de nueva generación. Un par de meses antes hemos podido disfrutar de su Alfa (al menos así es como lo llaman ellos) y probar su modo multijugador, otro proceso clásico que los seguidores de la franquicia asumimos como algo cotidiano. ¿Qué tal han ido estas primeras partidas? 

 

 

Siento que estoy perdiéndome demasiado en desvaríos antes de hablar de mi experiencia durante este fin de semana, pero vais permitirme otro desvío más antes de entrar al turrón. Call of Duty: Black Ops Cold War toma una ambientación histórica muy interesante, particular y que tengo muchas ganas de ver en su modo Campaña. La Guerra Fría durante principios de los años ochenta, una confrontación que puede dar mucho de sí y que nos aleja de los grandes conflictos armados en exóticos países para adentrarnos en la pura psicología de la guerra, con las grandes potencias mundiales utilizando la información como arma. Ese es, sin duda, el punto de mira que tiene todo mi interés en esta nueva entrega. 

 

Porque el modo multijugador no puede ser más evidente y menos revolucionario: Call of Duty: Black Ops Cold War vuelve a situarnos en enfrentamientos 6 contra 6 (o 12 contra 12) donde la habilidad lo es todo. Tendremos que saber posicionarnos, entender cómo funcionan las reapariciones para predecir desde qué lugar aparecerán los enemigos y machacarnos para ser mejores. Es un ambiente muy arcade que todos los amantes de la saga abrazarán al instante, aunque me encanta que volvamos a oler ese rico plato cocinado por Treyarch, que me sigue pareciendo el mejor estudio a la hora de crear mapas competitivos para la saga. 

 

Para ser sincero, por mucho que me guste Treyarch, los mapas vistos en esta Alfa me han dejado un poco frío (¿será cosa de la guerra?) aunque me siguen pareciendo mucho más disfrutables que los vistos en el último Call of Duty Modern Warfare, más repletos de escondites, alturas y espacios pensados para molestar. Aquí tenemos la pura esencia de los mapas clásicos que podrán gustar más o menos pero que funcionan muy bien con su fórmula adictiva de control. Se tienen que pulir algunas animaciones y echo mucho de menos a los Especialistas que llevan acompañando a la subsaga Black Ops desde su tercera entrega, y no quiero perder la esperanza en que sus habilidades únicas estarán presentes

 

Call of Duty Black Ops Cold War

 

Lo que me ha gustado menos son esos enfrentamientos y mapas más grandes pensados para enfrentamientos de 12 contra 12, con más puntos de Dominio, con vehículos y con una parafernalia espectacular. Para mí Call of Duty siempre ha sido lo contrario: caos, mapas pequeños, pura habilidad en cortas distancias y lluvias de balas en zonas centrales. Pero entiendo que esto es muy personal y que los jugadores que precisamente prefieran lo contrario (hola, Battlefield) van a sentirse muy cómodos. 

 

Call of Duty: Black Ops Cold War pinta bien como Call of Duty a nivel multijugador, se nota el trabajo de estos dos estudios y siempre es atractivo ver cómo será su trabajo en ese modo Campaña, que me atrae como la luz a las moscas. En este cambio interno de desarrollos no vamos a ver ningún cambio de paradigma aunque me alegro de que podamos disfrutar de un juego de Treyarch y no del desastre que probablemente estaba preparando Sledgehammer (para mí el estudio más flojo de ese ya antiguo trío). Para lo demás: el modo multijugador seguirá gustando a los amantes de la saga y Warzone seguirá presente, así que nada nuevo en el horizonte a pesar de los cambios internos.

21 de Septiembre de 2020 a las 09:30 por Álex Pareja
0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Call of Duty Mobile Call of Duty Mobile
Informate de todas las novedades de Call of Duty Mobile para ios, videos, imagenes y mucho mas.
Call of Duty Modern Warfare Call of Duty Modern Warfare
Call of Duty Modern Warfare es la nueva entrega anual de Call of Duty en el año 2019. Regresando a los orígenes pero renovando pr&aac...
Call of Duty Black Ops IIII Call of Duty Black Ops IIII
Informate de todas las novedades de Call of Duty Black Ops IIII para ps4, videos, imagenes y mucho mas.
Ficha
SeriesX PS5 PS4 XOne PC

Género: Acción en primera persona (FPS)

Lanzamiento: 13/11/2020

Desarrollador: Treyarch

Distribuidor: Activision

Pegi: Por determinar

Comunidad: Foro

Ir a ficha completa