Atari vende su vergüenza a precio de saldo

Legado roto

Atari vende su vergüenza a precio de saldo

Hace unos días llegó el nuevo CEO de Atari haciendo la de Nolan Bushnell, ya sabéis, ‘aquí no ha pasado nada, fiesta y marihuana’. Suena maravilloso, pero la realidad es que el papelón de Atari invita a todo menos a colocarse. Frederic Chesnais comentaba orgulloso lo que supone ser la marca Atari, lo que en teoría pretenden hacer, sus deseos de volver al hardware de alguna forma y otra serie de elementos que, en fin, sonaba a Atari en todos los malos sentidos que puedas aplicar a la presente frase. Comentaba, claro, que su intención pasaba por elementos novedosos para reflotar sus grandes franquicias. Comenzaron con un endless run de Haunted House, y el turno ha sido para Asteorids, Centipede y Break Out. No es lo que imaginas.

 

Break Out ahora consiste en lanzar la bola a murallas de bacón y huevos fritos; Centipede está protagonizado por un bote de sirope que convierte a todo lo que dispara en huevos fritos; Asteroids es bote de kétchup disparando a tortitas y otros productos de desayuno americano digno de tragaldabas. ¿Qué ha pasado? Atari ha firmado un acuerdo con Andy’s, una cadena de restaurantes americanos para convertir sus clásicos históricos en anuncios de comida basura. Con la firma y el consentimiento de Atari, claro, que se mete el dinero en el bolsillo calentito y no parece preocuparle mucho más. Normal. Pensaréis que exagero, pero para muchos Centipede, Asteroids y Break Out no irá de insectos, asteroides y ladrillos; irá de bacón, huevos fritos, kétchup, sirope y tortitas. Si a las empresas de videojuegos parece traerles al pairo lo que pase con su legado, ¿en qué posición quedamos los jugadores? Hay una despreocupación por la historia de nuestro medio preocupante, valga la redundancia, y que os aseguro que acabaremos pagando si no comenzamos a tratar el legado con el respeto y el cuidado que merece.

 

 

En Estados Unidos hay una cantidad incontable de películas de cine mudo perdidas por culpa de los materiales usados para su conservación y por decisiones de almacenaje en el estudio, ¿os habéis parado a pensar la cantidad de videojuegos perdidos que hay actualmente? Pensad, por ejemplo, en Spectrum, Amstrad o Commodore, ¿cuántos juegos en cinta y disquete se han perdido para siempre? ¿Cuántos juegos no volverán a ser jugados jamás por nadie? Sorprende que empresas grandes como Sega pierdan sus propios juegos, y que hoy resulte prácticamente encontrar los Panzer Dragoon en las oficinas de Sega. No es algo exclusivamente retro: ¿Recordáis lo que sucedió con Silent Hill 3 en su versión HD? Es culpa de no almacenar como es debido el trabajo de los desarrolladores, luego pasa lo que pasa. Lo que nos está sucediendo ahora no es importante comparado con lo que podría suponer dentro de unos años, cuando nos dé por estudiar la historia de nuestro medio y nos encontremos con huecos y asteriscos.

 

Es obvio que a lo que es Atari hoy le importa muy poco lo que fue Atari ayer, y que van a vender sus restos al mejor postor de cualquier manera y precio, pero sería una buena decisión que los involucrados en un hobby y medio que amamos tanto nos comencemos a tomar en serio un problema que ahora es invisible, pero que será muy grande en unas pocas (muy pocas) décadas.

02 de Julio de 2014 a las 20:00 por Toni Piedrabuena
0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....