Adiós, celebrities japonesas del videojuego

Os echo de menos

Adiós, celebrities japonesas del videojuego

Durante años, los fans de los videojuegos hemos mirado a Japón con admiración y envidia. Era la industria más potente, la que mejores juegos producía y la que tenía las mejores compañías: Nintendo, Sony, Sega, Konami, Capcom, etc. Las cosas han cambiado mucho desde el lanzamiento de PS3 y Xbox 360, generación en la que Japón ha pasado a un gran segundo plano en casi todos lo frentes y sus juegos ni son tan brillantes ni tan abundantes como hace 15 años.

 

Esto, sin duda, ha afectado a un grupo de personas que voy a llamar con algo de sorna "las celebrities" japoneses del videojuego, un género en extinción compuesto por igual de genios como por tipos pasados de rosca, o ambas cosas a la vez. Durante los últimos años hemos visto una fuga de talentos, cuando no una total aniquilación de los mismos, en torno a los grandes nombres que antes daban entidad a los juegos de ciertas compañías.

 

102550hideo kojima gamelab 2011 e1410715539590

The only Big Boss is here

 

Es posible que Hideo Kojima haya sido la última de las víctimas de esta caza de brujas, que no es caza sino síntoma de las fluctuaciones de la industria y de los parámetros de desarrollo de videojuegos; pero todo esto, a mi parecer, empezó con Clover Studios y el mítico Shinji Mikami. Mikami nos ha regalado hace poco The Evil Within, un juego que a mi no me cautivó pero que sé que ha gustado a muchos por recordarles a los antiguos Resident Evil.

 

Sin embargo, Mikami hace tiempo que abandonó dicha saga y que funcionaba en Capcom como un hombre para todo hasta que acabó en Clover, una parte de Capcom de la que la compañía se deshizo y de la que nació el que, quizá a día de hoy, es el estudio japonés que más 'japonés' ha sido en occidente: Platinum Games. Y pocos años después, abandonó también Platinum Games para formar Tango Gameworks tras alguna colaboración esporádica (como el genial Shadow of the Damned).

 

102551shinji

Mikami, otro que sabe posar to bien

 

Mikami, quizá, fue de los primeros o, al menos, de los más sonados, pero posteriormente hemos despedido a muchos otros genios japoneses:

 

- Fumito Ueda, cuyo estado dentro de Team Ico es rarísimo;

- Tomonobu Itagaki, el padre de la saga Dead or Alive o Ninja Gaiden y un descerebrado de aúpa;

- Koji Igarashi, principal figura tras los Castlevania 2D modernos y víctima de Konami, que lo dejó en segundísimo plano tras los juegazos que sacó en Nintendo DS;

- Keiji Inafune, otro exiliado de la mejor época de Capcom y padre de Mega Man o Dead Rising; 

 

Ahora, hemos visto cómo Konami ha apartado a Kojima de la saga Metal Gear, de muy malas maneras y sin hacer anuncios públicos concretos, lo que nos lleva a pensar lo peor de lo peor; pero viendo los antecedentes de otras empresas, incluida Konami, no nos extraña tanto. 

 

102552miyazaki

Miyazaki, pensando en cómo matarte

 

Siguen quedan figuras representativas, como Hidetaka Miyazaki, padre de la saga Souls; Yoshinori Ono, el productor estrella de Capcom y responsable de Street Fighter; Hideki Kamiya, figura indiscutible dentro de Platinum Games y creador de Bayonetta, pero también director de Resident Evil 2; o el siempre mítico e inmortal Shigeru Miyamoto, que jamás dejará de ser el principal rostro de la industria del videojuego japonés.

 

Sin embargo, el feeling ya no es el mismo: hemos perdido a tantos creadores que se nota. Los juegos japoneses ya no son iguales porque faltan estas mentes que lideran proyectos de un modo concreto. Pueden hacerlo con mayor o menor acierto, que ellos también tienen culpa de sus propios malas, por supuesto; pero que se ha perdido una forma de hacer juegos es un maldito hecho.

 

¿A dónde vengo yo a parar con tantos nombres? A ninguna parte, es un simple homenaje, quizá, a quienes ya han pasado por la trituradora de grandes rostros que es la industria del videojuego. Debe ser muy complejo y difícil estar dando la cara en un medio donde hay tanta toxicidad. No hablo de los que insultan por Twitter a Cliff Bleszinski por tener un ferraria, sino dentro también de las empresas. ¿Cuantísima presión habrá tenido Kojima para hacer Metal Gear Solid V si no le apetecía? ¿Y para dividirlo en una demo de pago y un juego completo?

 

102553miyamoto07

Padre nuestro, que estás en los cielos, santíficado sea tu nombre...

 

No me extrañaría que muchas de las personas que cito estén más tranquilas y contentas en un segundo plano que siendo "el padre de Mega Man", "el director de Team Ico" o "el genio tras la saga Metal Gear Solid". Y aunque algunos tengan un ego o un comportamiento que dé para hacer toda clase de comentarios (tenéis que seguir a Kamiya por Twitter), me da que aquí la culpable es siempre la empresa. Mirad si no los antecedentes, vaya.

 

Al menos, casi todos ellos parecen salir adelante, siendo celebrities de una compañía o una industria o no. Igarashi tiene en mente un Igavania y pronto lo va a anunciar; Inafune tiene Mighty No. 9 a punto de caramelo; Mikami ya ha lanzado The Evil Within y varios DLCs; y Kojima, pues yo qué sé: estaría genial verle haciendo un juego nuevo que no fuera un Metal Gear Solid, la verdad

05 de Mayo de 2015 a las 17:20 por Bruno Louviers
4
Comentarios
Comentar
    • Te han faltado algunos nombres importantes como Sakaguchi, que ahora anda haciendo juegos para móviles en vez de hacer juegos tochos.
    • Yo creo que confundo mi viejunismo avinagrado con este cambio en la industria, pero es que cada vez el mercado del videojuego actual me gusta menos (no los juegos sino en lo que se ha convertido la industria), y no puedo evitar pensar que puede ser provocado por la pérdida de importancia de las compañías japonesas, que han dado paso a otras nuevas que hacen muchos videojuegos muy buenos, pero que han perdido, al menos un poco, ese encanto que los hacía únicos, y que por suerte, todavía hoy me ofrece WiiU.

      Pero como digo, más que por ese "espíritu japonés" puede ser que sea porque me voy haciendo mayor...
    • Yo no veo nada negativo en que ciertas mentes creativas abandonen las compañias en las que trabajan, eso les daría mayor libertad creativa para producir juegos además de que en la empresas se inyectaría nueva y fresca sangre=nuevas ideas.

      Que Japón ya no se encuentre relevante en el sector de los videojuegos es triste(seamos sinceros todo lo que sube en algún momento debe descender, eso es un hecho) pero todo esto forma parte del ciclo de los cambios, a occidente en algún momento pasara por esta misma situación mientras Japon/Asia asciende y vice-versa de forma indefinida y nosotros los consumidores como pequeños niños mimados lloraremos por una estupides que deberíamos aceptar ,como adultos, es parte del ciclo de la vida y el cambio.
En respuesta al comentario anterior:
    • Yo el problema que veo es que hayan terminado abandonando esas compañías porque han perdido una libertad que tenían. En occidente se hacen muchos juegos muy buenos pero raramente tienen ese algo especial que tienen/tenían los japoneses, incluídos los Arkham, Mass Effect...

      Y lo de libertad creativa puede que no sea tal. Inafune haciendo Mega Manes sin parar, Igarashi preparando un Castlevania... no sé, me hace pensar en problemas de dinero y poder, no de creatividad.
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....