Abandonar el videojuego

Y no coger jamás un mando

Abandonar el videojuego

A todos los que escribimos aquí nos encanta esto del videojuego pero, admítelo, ¿nunca te has planteado mandarlo todo al garete? ¿Cerrar el chiringuito, deshacerte de tu colección de juegos y máquinas y dedicar tu ocio, que sé yo, a la petanca?

 

Aunque puede parecer que no la haya, hay vida más allá del dashboard de la consola de turno. Os puedo contar mi caso, que es un buen ejemplo de cómo se puede vivir al margen de novedades, logros y esa obsesión por estar a la última y pasarse todos los grandes bombazos del año.

 

Hace no mucho, hablando con el antiguo jefazo de ERBE, Paco Pastor, este me contó que entre los 15 y los 30 años se produce un bajón espectacular en el consumo de videojuegos entre hombres. La causa, en pocas palabras, se debía a la mala vida: "A los quince años comienzas a salir y cambias tus prioridades por el ocio y las chicas. A los treinta, cuando ya te has estabilizado, vuelves a jugar".

 

Jóvenes de botellón dejando de lado el videojuego

Que levante la mano el que no haya cambiado esta estampa por unas partidas al FIFA

 

Debo admitir que mi caso tuvo algo que ver con la explicación de Pastor (y con varios viajes al extranjero entre estudios y aventuras personales) y con la dificultad que supone para un mayor de edad hacerse con una consola de 400 pavos. Entre la ausencia de ingresos regulares, las nuevas prioridades y la falta de subvenciones paternas —a ver quién era el guapo que engañaba a sus padres a que se gastaran semejante dineral— me vi abocado a una separación del videojuego que, todo sea dicho, no fue excesivamente dolorosa.

 

Viví tranquilamente de 2001 a 2005 alejado del medio salvo alguna honrosa excepción jugada gracias a mi PC (principalmente GTA 3) hasta que a mediados de la década me pico de nuevo el gusanillo. Lo recuerdo poderosamente por dos motivos, la batalla portátil entre Sony y Nintendo y el anuncio de Wii y la nueva generación, que me llamó la atención por su nueva aproximación al medio.

 

Si bien mis dotes de adivino no sirvieron para nada (daba por hecho que PSP lo petaría y que Wii marcaría el futuro del videojuego) si me volvieron a atraer hacía el videojuego: por primera vez la industria se salía del sota-caballo-rey en el que había vivido instalada durante tantos años. Es más, las visitas a las webs de información y a las tiendas de ocio estaban plagadas de descubrimientos de títulos que ni siquiera sabía que existían. ¿Qué diablos sería aquel Oblivion del que tanto se hablaba?

 

A partir de ese hiato, los hechos se han sucedido demasiado rápido. Me hice con una PSP, me desencanté hasta descubrir la DSi, pasé del asombro de Wii al matrimonio furtivo con mi Xbox 360 y las aventuras con mi PS3 y en la actualidad no faltan una 3DS o una Vita en mis desplazamientos. He vuelto a la casilla de salida.

 

Pero hubo un hecho que aprendí de aquel parón y que, de vez en cuando, me repito a mi mismo como un mantra aunque luego no sea muy capaz de ponerlo en práctica: pocos, realmente pocos, son los juegos de una generación que merecen la pena. Miremos la monstruosa producción de la anterior generación y pensemos en cuantos juegos podríamos jugar hoy y que nos dejarían con la boca abierta. Afortunada, o desafortunadamente, he tenido que ponerme al día con los juegos esenciales de la anterior generación y la conclusión, de todas, todas, es inevitable: alejarte del videojuego te enseña a vivirlo de manera más relajada.

03 de Agosto de 2012 a las 12:00 por Jaume Esteve Gutiérrez
4
Comentarios
Comentar
    • Yo siempre he estado en este mundillo. LLevo desde la megadrive y tengo 22 castañas.
      Los videojuegos no ocupan todo mi ocio, pero necesito estar jugando a algo.

      Yo soy una persona que le doi muchas vueltas a todo, por poco importante que sea.
      Una pelicula o un disco me pueden abstraer de la realidad el tiempo que estan en reproducción (y esto que consumo muchisima música), pero un buen juego consigue sustituir gran parte de mis rayadas superfluas, por cuestiones de dentro del juego como "que es lo que tendria que hacer para conseguir una mejor armadura" o "que sera lo proximo que pasara si elijo esta cosa o la otra"...
    • Bueno, respecto a tu historia y tus reflexiones, yo llego a otra conclusión, el hecho de que abandonemos o no los videojuegos (o cualquier otro hobby) siempre desemboca en el tema económico.
      Si no hubieran problemas económicos de por medio no lo dejaríamos, pero si los hay, siempre priorizamos y ahí entra ya la lógica de de ese jefazo de ERBE.
    • mmm jaja la verdad es que nunca he pensado en dejar los videojuegos para siempre, es más, yo he pensado en tenerlos toda la vida.

    • Me gusto mucho tu reflexión pues en parte traduce lo que yo he vivido, soy de Colombia y todos los días ingreso a Mundogamers en busca de información y novedades sobre los videojuegos asi como de análisis de juegos pasados a modo de actualizarme por el simple hecho que desde el 2008 tuve que alejarme del mundo de los videojuegos por asuntos de carrera y trabajo, recien este año volvi a este mundo que tantas horas de sueño me ha quitado pero que siempre te deja un sabor dulce en la boca al terminar un juego que todos llamamos epico o se lleva las mejores puntuaciones; retomando tu apunto sobre "juegos que valen la pena" no puedo estar mas deacuerdo, en Colombia se vive mucho la pirateria (psp, ps2, xbox360..) tanto asi que cuando compre mi ps3 venia programado y adquiri mas de 20 titulos que me debore rapidamente, sin embargo luego de esto llegue a la reflexion de que mas no es mejor y opte por actualizar mi ps3 y dejarlo en su mejor estado "ORIGINAL" luego de esto viene el debate del costo de los juegos que en mi pais titulos como Batman Arkham City o Skyrim por dar un precedente tienen un costo promedio de entre 60 y 70 dolares cuando el salario mínimo es de unos 327 dolares lo que deja a muchos por fuera de la posibilidad de adquirir originales viendo como única alternativa la piratería (juegos xbox 360 a 3 dolares), en mi caso agradezco el hecho de actualizar mi consola pues me hizo mas conciente a la hora de comprar juegos buscando siempre la mejor alternativa antes comprar para no decepcionarme ni con la compra ni con las horas invertidas en ellos.

      Jugare menos... SI!, Disfrutare solo de títulos que valgan la pena y tendré mas tiempo para otras cosas... Definitivamente.
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....