Análisis Dillon's Rolling Western para 3DS

videojuegos
Dillon's Rolling Western
Escrito por Víctor Junquera, el 28/02/2012.

Análisis de Dillon's Rolling Western

3DSWare se ha convertido en el campo de pruebas perfecto para Nintendo, que no conformándose con traernos puzles, aventurillas ligeras o algún título de segunda digno del mercado móvil, nos ofrece innovación de la que hace falta, con buenos títulos para aquellos sin el prejuicio de la potencia gráfica, y mejor aún, a buen precio. Dillon's Rolling Western es un ejemplo de esto.

A primera vista no sabemos muy bien de qué va esta nueva historia de animales vaqueros. La primera toma de contacto no deja muy claro si se trata de una aventura, de un sandbox o de qué, pero poco tardaremos en darnos cuenta de que, en realidad, es una mezcla de Tower Defense y beat'em up de control tácil con un cierto toque de Sonic. ¿Extraño, no?

Controlamos a Dillon, un armadillo cowboy que se encarga de resolver los entuertos de este peculiar lejano Oeste, manteniendo a salvo haciendas y poblados de peligrosos forajidos rocosos que sólo quieren comerse el ganado y destrozarlo todo. Hay gente en peligro, gente con peculiares dejes dignos de Western, y si hay peligro, allá irá Dillon rodando para salvar el día. Los varios días, mejor dicho, en que transcurrirá la acción en cada zona, ya que los monstruos sólo irán a comerse a los Manjus de noche, en una de las tres etapas en las que se divide cada día.

Desde el amanecer hasta el atardecer, rodaremos a toda velocidad por el mapeado recolectando materiales y objetos. Conseguir Yerbas Manju hace que tengamos más miembros del rebaño, lo que se traduciría en una mayor barra de vida para la villa que pretendemos defender, y entrar en minas y explorar nos beneficiará con materiales para vender o para construir. Y será importante tener cierta solvencia y construir torres, ya que cuando atardezca...

El cielo se tiñe de rojo y de las profundidades de la tierra salen monstruos pétreos que se dispersan por el mapa y avanzan con el objetivo de comerse al ganado, y ahí estamos para evitarlo. Podemos frenar su avance con las torres de artillería, pero la palabra final la tendremos nosotros, y es que habrá que acercarse a ellos para enzarzarse en combate, todo en tiempo real mientras que el resto sigue avanzando. En combate, entramos en un cuadrilátero en el que tenemos que acabar con varios monstruos rodando, golpeando, arañando, excavando y ese tipo de cosas que hacen los armadillos, que aquí se traducen en combos y movimientos de ataque que hay que ir dominando para los niveles más avanzados. Mientras, las torres de vigilancia nos permiten ver el avance de estos monstruos por el mapa y que no se nos escape ninguno.

Al final de la batalla, caída la noche, podemos ir a relajarnos al Saloon, donde podemos recuperar la vida de Dillon pagando por un buen trago, comprar equipamiento y habilidades a un extraño mercader, entrenar, o activar misiones secundarias para el día siguiente. Más misiones completas, más dinero. Más dinero, más posibilidades, y por ende, una mejor defensa de la ciudad.

Toda esta originalidad, tanto en planteamiento como en controles y mecánicas se ve empañada sólo por la ausencia de un reloj que te ayude a administrar mejor el tiempo o de un cambio progresivo en el color del cielo. En vez de eso, nuestro ayudante nos da dos avisos desde que empezamos a rodar de buena mañana hasta que se pone el Sol, pero aún así, siempre parece que se nos escapa algo. Pero aún a pesar de un reloj, Dillon's Rolling Western es un título que perfectamente podía haber sido lanzado en formato físico, ya que tanto por calidad como por solidez y duración cumple unos estándares nada habituales en títulos descargables, que sorprende ver por sólo 10 euros.

NOTA FINAL: 7,5
Ficha técnica

Salida: 22-02-12
Género: Tower Defense/Acción
Desarrolladora: Vanpool
Distribuidora: Nintendo
Plataformas: 3DS
Edad (PEGI): +7
Precio: 10€ (sólo digital)