1. Mundogamers
  2. Avances

Avance Monster Hunter Generations Ultimate ,SWITCH

El mejor Monster Hunter clásico en la mejor portátil
Lunes 20 de Agosto de 2018 por Adrián Suárez Mouriño

Monster Hunter Generations Ultimate significa la llegada de la serie a una consola portátil que tiene lo que más le hacía falta: dos sticks competentes. Esto es lo que los que descubrimos la saga en PSP llevamos siglos pidiendo y que por fin se materializa. Sí, podemos jugar a Monster Hunter Generations en Nintendo 3DS, pero el control que ofrece Nintendo Switch mejora tanto la experiencia que casi hace que sea otra.

 

Porque el mejor lugar para jugar a Monster Hunter, y sé que esta es una opinión absolutamente propia y no una verdad absoluta, es una consola portátil. El juego de Nintendo 3DS estaba bien pero por culpa del control acentuaba un problema generalizado de esta franquicia: el manejo de la cámara. Que hubiera tan poca resolución tampoco ayudaba. Todo eso se ha solucionado aquí. Disfrutar de Monster Hunter Generations Ultimate es un placer tanto para la vista como para las manos.

 

El porteado de Generations de 3DS a Switch nos deja con la mejor versión de este juegazo

 

¿Y qué ofrece Monster Hunter Generatios Ultimate, por qué merece la pena jugarlo estando en consola y PC Monster Hunter World? Muy buenas preguntas. Este Generations se llama así porque reúne escenarios y enemigos de toda la serie, es decir, a sus generaciones pasadas. El juego articula nuestro viaje como miembros de una escuela de guerreros. Nuestra tarea es aprender a ser buenos cazadores y viajar allí donde nos necesiten para patear culos de monstruos.

 

Monster Hunter Generations Ultimate tiene mucho de refrito. Para empezar, este entrega toma como punto de partida demasiado de los títulos originales y, para rematar, no deja de ser un port remozado del juego de Nintendo 3DS. Pero que eso no os asuste porque sabe ser un viaje maravilloso por los mejores hitos de lo que ya hemos vivido, reformulándolos con lo aprendido en MH4. De lo que captura de los primeros que salieron para PS2 y PSP, yo me quedo con los escenarios, criaturas y armaduras que provienen de un Monster Hunter que no catamos en occidente: Monster Hunter 3, el de ambientación samurái. No os imagináis lo bien que se ven sus zonas de caza en Nintendo Switch.

 

Disfrutar del remozado técnico es tan gratificante como del estupendo control de jugarlo en modo portátil

 

Porque lo bueno de ser un port de Nintendo 3DS es que le pide poco al hardware de esta consola para funcionar. Eso le ha servido a los desarrolladores para limpiarlo todo, definir cada políono, añadir partículas y conseguir un juego fluido, atractivo y mejor que el original. El estilo artístico de Monster Hunter Generations, así como  lo bien que se mueve todo, logra que creas que estás ante un juego de Switch y no de un port. A esto ayuda que Generations fuera ya una gozada visual en 3DS.

 

Esto es lo que nos da esta edición Ultimate: un control estupendo y un excelente trabajo técnico, bien acabado, limpio y que, salvo por algún insignificante tironcito de algún frame tonto, hace que jugar sea maravilloso. Vamos ahora con la siguiente pregunta: ¿por qué comprar este título si tengo Monster Hunter World? Pues, dicho llanamente, porque esta es la experiencia verdadera de Monster Hunter, con un par de acertadísimos añadidos que no están en World.

 

La progresión en Generations es muy acertada gracias a los estilos de combate y las habilidades

 

En el título de sobremesa, aunque es un juego que adoro, la gestión de recursos deja bastante que desear. Los lafarillos nos hacen la mitad del trabajo, las armas no se desgastan tanto y es mucho más fácil salir airoso de una batalla. En Monster Hunter Generations Ultimate, sin embargo, perderás combates en el último segundo por no ir bien equipado, por no haber escogido acertadamente a tu felyne o porque llevas equipada un arma incorrecta.

 

Esta no es una cuestión de decir que uno es un juego casual y el otro es hardcore, eso es una chorrada, pero lo cierto es que este es más exigente que World. Aquí recuperamos la sensación de que las armas y las armaduras pesan, de que el ritmo de juego y los saltos no son tan ágiles y de que consumir un ítem exige mostrarte muy vulnerable al enemigo. Sinceramente, yo echaba de menos todo esto. Es decir, si os gustó World y tenéis Switch, animaos a descubrir este juego, pues es el siguiente paso lógico.

 

Monster Hunter Generations Ultimate es largo, difícil y fascinante

 

Además, Monster Hunter Generations Ultimate tiene algo que no tiene World y que yo eché de menos: los estilos, las habilidades asociadas a ellos y la elección de la mejor arma en función de tu build. Aquí podremos elegir entre varios estilos de lucha que nos darán acceso a skills determinadas y que concretarán qué tipo de guerrero somos y cómo hemos de actuar ante cada monstruo. A medida que progresamos en la misión no solo conseguiremos partes de armas, también nuevos movimientos para ir definiendo más y más a nuestro cazador.

 

Es decir, Monster Hunter Generations Ultimate es una entrega conservadora y heredera de las clásicas. Recoge mucho de ellas, monstruos que ya conocemos y zonas que ya hemos recorrido. Sin embargo, jugarlo es un placer gracias a que la progresión está muy bien lograda y los estilos y artes le dan una vuelta absoluta a la tortilla. Nintendo Switch es la consola perfecta para este título porque 3DS se le quedaba corta. Esto nos deja con la mejor entrega de Monster Hunter clásica en la mejor consola portátil en la que podría existir, ¿qué más se puede pedir?


<< Anterior Siguiente >>