Avance Tales of Xillia 2 PS3

El Final Fantasy VIII de la saga Tales.

Avance Tales of Xillia 2

Aunque siempre ha tenido muchos adeptos en todo el mundo, la saga Tales of siempre ha tenido ciertos problemillas (como prácticamente todos los JRPG) que ha alejado sus títulos de ser grandes exponentes del género. Unas veces eran personajes insoportables, otras veces historias cogidas con calzador, otras se pasaban en exceso a las modas y los clásicos clichés japoneses y los sentimentalismos a flor de piel forzados hacían el resto. Pero ahora ya no son niños con poderes que salvan el mundo y resuelven guerras. Ahora Tales se toma en serio, y si Tales of Xillia era un buen primer paso para esta madurez de la saga, Tales of Xillia 2 la lleva a un punto inexplorado muy atractivo.

 

Tales of Xillia 2 ya ha comprendido que un JRPG no se puede tener unas primeras horas aburridas, llenas de tutoriales incomprensibles en las que los personajes comienzan en un nivel absurdo y carente de habilidades y espectáculo y en las que, para colmo, todo el nuevo mundo que tienes ante tí es extraño, ajeno, y necesita que eches mano de la enciclopedia del menú de opciones del juego para empezar a comprenderlo. Tales of Xillia 2 empieza fuerte, y sus primeras horas dejan con ganas de más.

 

El sistema de combate se mantiene y se potencian los enlaces entre aliados al atacar y defender.

 

Puede que el juego luego no vaya a mantener el ritmo, os lo diremos de cara al análisis, pero empezar combatiendo y comprendiendo lo que haces, empezar con misterios interesantes, empezar con buenas secuencias y empezar con unos diálogos que no te tratan como a un pre-adolescente, es empezar con muy buen pie. Tales of Xillia 2 tiene nuestra atención y no sólo para uno, sino para los muchos misterios que se plantean interesante y apetece ver bien desarrollados en una trama más rebuscada para lo que son las convenciones del género.

 

Tales of Xillia 2 comienza un año después de los hechos del primer Tales of Xillia, y aunque tardamos poco en cruzarnos con Jude y en ver que hay referencias a aquella historia en un mundo compartido, la tónica es completamente distinta al ponernos en el pellejo de Ludger Kresnik, parece que estamos en un mundo que corresponde más con lo contemporáneo y que se aprovecha bien de su situación para crear conflictos, situaciones y diálogos que no tendrían lugar entre tanto JRPG de corte medieval.

 

Las decisiones del protagonista no cambian el mundo entero, pero pueden suponer algún ligero cambio.

 

Y ese acercamiento a la actualidad también lo hace más oscuro, y le añade una temática siempre atractiva como son los déjà vu y las dimensiones paralelas para causar esa sensación de confusión que hace que el jugador, agradecido, no se imagine de antemano todo lo que puede pasar porque ya lo ha visto en otra decena de historias del mismo corte. Tales of Xillia 2 es diferente, y se agradece.

 

Por supuesto, no nos libramos (por poco) de los niños con poderes que saltan al campo de batalla aunque al menos esta vez la coprotagonista de la historia, Elle Marta, no es controlable aunque tenga mucho peso para la historia y sea la portadora de varios de los misterios que nos enganchan en las primeras horas de juego.

 

No, no nos libramos de lo kawaii ni de broma, pero al menos no hay niños haciendo 9999 de daño a puñetazos.

 

Algo curioso de Tales of Xillia 2 es el sistema de decisiones. Determinados momentos hacen que el jugador tenga que escoger entre dos opciones para una mayor implicación en la historia, y en ciertos momentos clave hay que hacerlo contrarreloj. Por lo que llevo visto, no es ni mucho menos un sistema de karma á la BioWare ni las decisiones cambian tanto, aunque no sólo tratan sobre hacer algo o no o responder de buena o mala forma, sino de si salvar a una persona u otra. De momento parecen decisiones que llevan al mismo punto con un rodeo diferente, aunque más adelante habrá decisiones que cambien el orden de la historia, o jefes a los que enfrentarse.

 

¡Exploración de ciudades! ¡Varias! ¡Y grandes! ¡Y mazmorras laberínticas! Es triste que haya que celebrar algo así.

 

La verdad, Tales of Xillia 2 es un alivio para quienes aún tengan la espina clavada de no encontrar buenos JRPG con sabor realmente clásico en esta generación. Tales apenas ha cambiado a lo largo de los años y cada vez funciona mejor, y dan ganas de ponérselo como ejemplo a una Square Enix que cada vez hace menos por preservar el espíritu clásico de Final Fantasy. De hecho, Tales of Xillia 2 sería como el Final Fantasy VIII de la saga Tales. No es el más conocido, no es el que supuso la gran revolución, pero se le recuerda por su buen aspecto y diseño, por su sistema de combate clásico y a la vez con una ligera vuelta de tuerca de cara al grindeo, pero más allá de toda comparación, Tales of Xillia 2 parece ir a ser la entrega de la saga que se tome más en serio a sí misma, y eso es algo a tener muy en cuenta. En un mes os lo contaremos todo.

0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Tales of Symphonia Chronicles Tales of Symphonia Chronicles
Tales of rescata una de sus entregas más populares, original de GameCube, junto a su continuación de Wii, en un sólo Blu-Ray y...
Tales of Xillia Tales of Xillia
Tales of Xillia es la entrega de temática más adulta que se ha visto en la saga de RPG de Namco Bandai, y esto se ha visto recompensa...
Tales of Graces F Tales of Graces F
Tales of Graces F es la versión mejorada para PlayStation 3 de Tales of Graces para Wii. La historia nos sitúa con unos jóvenes Asbel y Hubert, los...
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
7.5
/ 10
Valoración media de usuarios
6 votos

Género: RPG

Distribuidor: Bandai Namco Games

Pegi: +12

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Tales of Xillia 2, Bandai Namco Games
Go Vacation

Go Vacation

Lanzamiento: Ya a la venta

Switch

Comunidad
Participa en el foro de Tales of Xillia 2 y comparte tu opinión con nuestra comunidad. También puedes consultar ayudas o trucos y guías.
Ir al foro del juego