Avance Quake Champions PC

¡Probamos la beta!

Avance Quake Champions

¿Qué es lo que echamos de menos de Quake III: Arena? Los amantes de pegar tiros en primera persona podemos cambiar de ritmo, adaptarnos a diversos niveles de realismo y disfrutar de todo por igual. No obstante, hay sensaciones increíbles que cuesta encontrar en según qué ramificaciones del género. Con todo lo que nos gusta Battlefield 1, Battlegrounds o incluso el mismo Doom, la satisfacción de hacer papilla a un contrincante con el cañón de riel mientras los dos saltamos por los aires desde la otra punta de una sala es infinita. Lo único que puede mejorar el momento es una voz grave y rota que nos felicita: «¡Impresionante!».

 

Eso es también lo que buscábamos en Quake Champions. La verdad es que entramos en la beta cautelosos y descreídos, acostumbrados a otras formas de disparar, pero hemos logrado encontrar la victoria una y otra vez, y también mucha muerte, pero mucho aprendizaje. Los reflejos se trabajan, y Quake es uno de los mejores entrenadores que hay. Está siendo desarrollado por id Software y Saber Interactive, y aunque las decisiones de diseño se lleven la saga a un campo caricaturesco y desenfadado, en lo que respecta a las mecánicas y el control, por ahora el juego parece seguir al pie de la letra la receta de la saga: disparar, correr, disparar, saltar, disparar y repetir.

 

 

Champions es una actualización del clásico de 1999 por tres vías principales: un motor gráfico moderno (una versión del id Tech 6 elaborada por Saber Interactive), personajes con habilidades que varían el estilo de juego y la conversión del juego al modelo free to play. La beta se compone de tres mapas y tres modos de juego: A muerte, A muerte por equipos y Duelo. La verdad es que después de años de Unreal y de haber vivido con bastante apatía el multijugador de Doom teníamos nuestras reservas sobre el juego, pero después de las dos primeras partidas empezamos a encontrarnos como en casa. De hecho, ahora que los servidores de la beta vuelven a estar dormiditos, empezamos a echarlo en falta como una droga rápida.

 

Es una experiencia de juego muy equilibrada. Cada una de las armas está ahí por algo, con sus ventajas y sus riesgos. Las ametralladoras o el arma de rayos están ahí para escarbar poco a poco en la salud del enemigo, pero hace falta seguir los movimientos del enemigo para ser efectivos. La escopeta es fuerte, pero hace falta estar cerca para hacer todo el daño en el menor número de disparos posibles, igual que el cañón de riel, cuya cadencia de tiro es muy lenta. Nos ha llamado la atención la pistola de clavos, cuyos proyectiles son físicos y, aunque se disparan en grandes cantidades, tardan en llegar. Es lo que deberíamos esperar de un Quake multijugador, claro, pero lo importante es que Champions lo hace bien.

 

 

Los tres mapas, por su parte, están bien diseñados. Blood Covenant concentra la mayor parte de los encuentros en tres estancias: una amplia, una que aloja el Quad Damage y una con columnas que sirven de plataformas en la parte superior. Ruins of Sarneth combina pasillos subterráneos laberínticos con otros espacios más abiertos ideales para gatillos del cañón de riel. Burial Chamber, por su parte, nos mete en un escenario de inspiración infernal que localiza la mayoría de los enfrentamientos en una enorme sala con una pasarela inclinada sobre la que aparece el Quad Damage. Este mapa es ideal para encuentros entre equipos. La única pega de estos mapas es que están completamente al servicio de la experiencia de juego, pero no tanto del deleite visual. De la misma forma que el último Unreal Tournament destaca por cómo abusa de Unreal Engine 4 para recrear escenarios estéticamente atractivos, los mapas de Champions no llegan a ser memorables.

 

Después de ver que el juego lleva su nombre con dignidad y respeto, la siguiente parada es hablar sobre lo que dice después del título: Champions. El elenco de personajes va más allá de una colección de carcasas para que los enemigos puedan ver blancos variados a los que disparar. Cada personaje cuenta con atributos distintos en cuanto a salud, armadura y velocidad. Hay personajes lentos con mucha armadura y salud, otros más equilibrados, otros más rápidos… Ya os sabéis la cantinela. Por otra parte, cada uno también puede hacer uso de habilidades activas y beneficiarse de las pasivas. En este punto es donde hay que cambiar el chip. Este Quake brilla por su selección de personajes. Saber a quién elegir, ser consciente de sus debilidades y fortalezas y recordar sus habilidades. Es la diferencia entre estar en lo más bajo de la clasificación y pelearse por el primer puesto con otros genocidas improvisados.

 

 

Parémonos un segundo en dos ejemplos para que entendáis la variedad de habilidades pasivas y activas. El primer personaje al que podemos acceder, Ranger, cuenta con una habilidad pasiva llamada Son of a gun, que le otorga una reducción al daño del 25%. Gracias a ella puede abusar del clásico salto con cohete. Su habilidad activa, Dire Orb, le permite lanzar una bola de energía que le permite teletransportarse, pero también hacer daño a cualquier enemigo que se cruce en su camino. Slash, que fue el primer personaje que desbloqueamos, cuenta con un movimiento que le permite deslizarse por el suelo al aterrizar después de un salto si pulsamos el botón de agacharse. Plasma Trail, que es su habilidad activa, nos permite correr más rápido mientras dejamos una estela que inflige daño a los enemigos que pasen por ella. Después de unos segundos, explota infligiendo aún más daño. Muchos son los enemigos que hemos matado desde la tumba con esta habilidad. Y así, cada personaje tiene sus particularidades que se adaptan a cada situación o estilo de combate. Aunque se hayan basado ligeramente en los equilibrios de personajes de Team Fortress 2 u Overwatch, en este caso las diferencias no son tan relevantes, porque al fin y al cabo la experiencia central está en la movilidad sin parangón y el equilibrio de armas.

 

Cuando todo esto se combina, Quake Champions funciona a las mil maravillas; especialmente en los modos A muerte. Nuestro cerebro va a mil, no solo por el control, sino también por la toma de decisiones, el asumir nuestros fallos y el no pararnos demasiado disfrutando de las victorias. Aunque nos guste, particularmente cuando ganamos, el modo Duelo diluye mucho la experiencia caótica y dinámica de los otros modos. En este caso nos enfrentamos solo a un oponente, seleccionando a tres personajes y luchando en rondas para ver quién es el mejor de tres partidas. Por otra parte, y por tratarse de una beta, hemos encontrado algunos fallos en la creación de partidas, como el que colocara a tres personas en un equipo y cuatro en otro, pero lo cierto es que por lo general el juego plantea el sistema de forma que podamos hacer otras cosas mientras se crea la partida. No es lo más ideal para un juego que debe ser rápido, pero, una vez más, se trata de una beta y aún quedan muchas cosas por definir y pulir.

 

 

Donde más se nos emborrona la imagen es al respecto del modelo gratuito y cómo influirá en las partidas reales cuando el juego salga. Este modelo implica que los personajes empiezan bloqueados, y no podemos usarlos hasta que los alquilemos durante 24 horas usando los puntos que podemos ganar jugando, o los compremos usando los puntos que se obtienen empleando dinero real. De primeras nos parece mala idea porque de esta forma los jugadores nuevos podrán llegar a aburrirse durante las primeras horas de juego por solo ver partidas entre rangers, que es el personaje menos carismático. Sería más interesante ver un Champions que enseña cómo se juega con cada uno de los personajes y luego nos permite quedarnos con uno o dos.

 

De cualquier manera, Quake Champions ya nos ha cautivado. Nos ha presentado un equilibrio excelente entre tradición e innovación, por lo que ya imaginamos que atraerá a puristas y novatos a partes iguales. Mientras Bethesda sepa medir hasta qué punto quiere abusar del modelo free to play, podríamos encontrarnos ante una buena experiencia estable y de largo recorrido; quizá no tan carismática como Overwatch o Titanfall 2, pero desde luego con un caché que nadie puede negarle.

0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Star Wars Revolución Star Wars Revolución
Star Wars: Revolución es el primer juego para dispositivos móviles de La guerra de las galaxias situado entre El retorno del Jedi y El despertar de ...
Star Wars The Old Republic Star Wars The Old Republic
Han pasado 300 años desde los acontecimientos que tuvieron lugar en KOTOR 2 y Bioware nos devuelve al universo Star Wars para adentrarnos en...
Star Wars: Galactic Defense Star Wars: Galactic Defense
Disney saca partido a su compra de Lucas Arts y vuelve a ofrecer un título para dispositivos móviles basado en la franquicia estelar....
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
0
/ 10
Valoración media de usuarios
1 votos

Género: Acción en primera persona (FPS)

Distribuidor: Bethesda

Pegi: +18

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Quake Champions, id Software
RAGE 2

RAGE 2

Lanzamiento: Ya a la venta

PS4 XOne PC

Doom

Doom

Lanzamiento: Ya a la venta

PC PS4 XOne Switch