Avance Going Medieval PC

Sobrevive a la época.

Avance Going Medieval

Es 1346, la Peste Negra ha dejado tras de sí más de 100 millones de cadáveres y una época de incertidumbre que nubla las perspectivas de futuro para los habitantes de Eurasia. Excepto para 3 valientes que, impávidos ante la devastación causada por la pandemia, deciden formar un nuevo poblado en el que vivir en paz. Going Medieval es la historia de estas personas, pero dicho relato lo forja la mano del jugador.

 

Foxy Voxel, la empresa desarrolladora de tal propuesta, nos pone al mando de un simulador de colonia situado en el contexto hostil del medievo que surge tras la enfermedad más devastadora que se conoce. Fundaremos una aldea y resistiremos ante todos los envites posibles para que se mantenga en pie, primero con los 3 intrépidos personajes iniciales y, más tarde, con una gran comunidad organizada. El título todavía está sin terminar, tal y como se indica en ciertos aspectos del juego que aún permanecen vacíos de contenido, y aunque está disponible a través de la beta abierta, aún le falta recorrido por delante. No obstante, a pesar de su oquedad, se pueden entrever algunos elementos interesantes que están por llegar.

 

 

Se dice que una ciudad no se alza de la noche a la mañana, pero Going Medieval demuestra lo contrario. Empezamos esta aventura personalizando la heráldica, el escudo que transmitirá la imagen y valores del nuevo asentamiento, a través de muchas posibilidades en colores y formas. Se nos suelta en plena naturaleza y, entonces, empieza el verdadero reto: sobrevivir. Porque la dificultad de crear una colonia radica en su misma manutención en diferentes ámbitos: alimentario, temporal, estructural y organizativo.

 

Para llegar a la perfección, o al menos evitar que nuestro poblado desaparezca de los anales del tiempo, habrá que conocer los puntos fuertes y débiles de cada uno de sus habitantes. Empezamos con tres personajes, los fundadores de la ciudad, que escogeremos según se nos presenten con perfiles aleatorios. A estos primeros intrépidos se les sumaran muchos otros a medida que encuentren la aldea y decidan quedarse a vivir por una u otra razón, siempre y cuando no decidamos rechazarles. Porque un fugitivo que desee resguardarse en la tranquilidad pacífica de nuestro territorio quizás traiga consigo problemas futuros.

 

 

Y es que cada personaje tiene un pasado distinto. Antiguos soldados orgullosos, honorables caballeros, cocineros y hasta humildes herreros cuyas experiencias les han definido su personalidad. Por ello, los atributos y características de cada habitante serán únicos, pues variarán según las actividades que dominan, su rama social y religiosa y diferentes beneficios o perjuicios que afectarán en su día a día.

 

De modo que habrá que conocer las aptitudes de cada lugareño para adaptarlo a la vida en la nueva ciudad, así como desarrollar la misma con tal de mantenerse alzada ante todo lo que se nos vendrá encima. Porque, por desgracia, no viviremos tan cómodamente como queremos, ya que nuestros habitantes tendrán que enfrentarse a distintos problemas, tales como el paso del tiempo, que envejece y cambia las estaciones y estrategias, y las guerras por territorios.

 

 

Porque las batallas son un pilar fundamental en una época tan extraña donde la ambición por ganar más terrenos es inacabable. Por lo tanto, deberemos equipar a los personajes con armas y armaduras para resistir los intentos de invasión y las sectas religiosas que intenten radicalizar el poblado. Todo lo que sea necesario para evitar la caída de nuestra ciudad, fundada con tanto esfuerzo.

 

Por el momento no hay más contenido, pero tengo claro que Going Medieval puede convertirse en un título en el que invertir muchas horas. Su propuesta es realmente atractiva y se sitúa en un contexto con muchas posibilidades por delante. Su lanzamiento está previsto para este mismo año, y quizás lleve más tiempo pulir y actualizar para introducir nuevos aspectos. Pero, sin duda, la gestión por la defensa de un poblado será una idea que cautivará a muchos jugadores.

Es 1346, la Peste Negra ha dejado tras de sí más de 100 millones de cadáveres y una época de incertidumbre que nubla las perspectivas de futuro para los habitantes de Eurasia. Excepto para 3 valientes que, impávidos ante la devastación causada por la pandemia, deciden formar un nuevo poblado en el que vivir en paz. Going Medieval es la historia de estas personas, pero dicho relato lo forja la mano del jugador.

Foxy Voxel (enlace), la empresa desarrolladora de tal propuesta, nos pone al mando de un simulador de colonia situado en el contexto hostil del medievo que surge tras la enfermedad más devastadora que se conoce. Fundaremos una aldea y resistiremos ante todos los envites posibles para que se mantenga en pie, primero con los 3 intrépidos personajes iniciales y, más tarde, con una gran comunidad organizada. El título todavía está sin terminar, tal y como se indica en ciertos aspectos del juego que aún permanecen vacíos de contenido, y aunque está disponible a través de la beta abierta (enlace), aún le falta recorrido por delante. No obstante, a pesar de su oquedad, se pueden entrever algunos elementos interesantes que están por llegar.

[imagen]

Se dice que una ciudad no se alza de la noche a la mañana, pero Going Medieval demuestra lo contrario. Empezamos esta aventura personalizando la heráldica, el escudo que transmitirá la imagen y valores del nuevo asentamiento, a través de muchas posibilidades en colores y formas. Se nos suelta en plena naturaleza y, entonces, empieza el verdadero reto: sobrevivir. Porque la dificultad de crear una colonia radica en su misma manutención en diferentes ámbitos: alimentario, temporal, estructural y organizativo.

Para llegar a la perfección, o al menos evitar que nuestro poblado desaparezca de los anales del tiempo, habrá que conocer los puntos fuertes y débiles de cada uno de sus habitantes. Empezamos con tres personajes, los fundadores de la ciudad, que escogeremos según se nos presenten con perfiles aleatorios. A estos primeros intrépidos se les sumaran muchos otros a medida que encuentren la aldea y decidan quedarse a vivir por una u otra razón, siempre y cuando no decidamos rechazarles. Porque un fugitivo que desee resguardarse en la tranquilidad pacífica de nuestro territorio quizás traiga consigo problemas futuros.

[imagen]

Y es que cada personaje tiene un pasado distinto. Antiguos soldados orgullosos, honorables caballeros, cocineros y hasta humildes herreros cuyas experiencias les han definido su personalidad. Por ello, los atributos y características de cada habitante serán únicos, pues variarán según las actividades que dominan, su rama social y religiosa y diferentes beneficios o perjuicios que afectarán en su día a día.

De modo que habrá que conocer las aptitudes de cada lugareño para adaptarlo a la vida en la nueva ciudad, así como desarrollar la misma con tal de mantenerse alzada ante todo lo que se nos vendrá encima. Porque, por desgracia, no viviremos tan cómodamente como queremos, ya que nuestros habitantes tendrán que enfrentarse a distintos problemas, tales como el paso del tiempo, que envejece y cambia las estaciones y estrategias, y las guerras por territorios.

[imagen]

Porque las batallas son un pilar fundamental en una época tan extraña donde la ambición por ganar más terrenos es inacabable. Por lo tanto, deberemos equipar a los personajes con armas y armaduras para resistir los intentos de invasión y las sectas religiosas que intenten radicalizar el poblado. Todo lo que sea necesario para evitar la caída de nuestra ciudad, fundada con tanto esfuerzo.

Por el momento no hay más contenido, pero tengo claro que Going Medieval puede convertirse en un título en el que invertir muchas horas. Su propuesta es realmente atractiva y se sitúa en un contexto con muchas posibilidades por delante. Su lanzamiento está previsto para este mismo año, y quizás lleve más tiempo pulir y actualizar para introducir nuevos aspectos. Pero, sin duda, la gestión por la defensa de un poblado será una idea que cautivará a muchos jugadores.

Es 1346, la Peste Negra ha dejado tras de sí más de 100 millones de cadáveres y una época de incertidumbre que nubla las perspectivas de futuro para los habitantes de Eurasia. Excepto para 3 valientes que, impávidos ante la devastación causada por la pandemia, deciden formar un nuevo poblado en el que vivir en paz. Going Medieval es la historia de estas personas, pero dicho relato lo forja la mano del jugador.
Foxy Voxel (enlace), la empresa desarrolladora de tal propuesta, nos pone al mando de un simulador de colonia situado en el contexto hostil del medievo que surge tras la enfermedad más devastadora que se conoce. Fundaremos una aldea y resistiremos ante todos los envites posibles para que se mantenga en pie, primero con los 3 intrépidos personajes iniciales y, más tarde, con una gran comunidad organizada. El título todavía está sin terminar, tal y como se indica en ciertos aspectos del juego que aún permanecen vacíos de contenido, y aunque está disponible a través de la beta abierta (enlace), aún le falta recorrido por delante. No obstante, a pesar de su oquedad, se pueden entrever algunos elementos interesantes que están por llegar.
[imagen]
Se dice que una ciudad no se alza de la noche a la mañana, pero Going Medieval demuestra lo contrario. Empezamos esta aventura personalizando la heráldica, el escudo que transmitirá la imagen y valores del nuevo asentamiento, a través de muchas posibilidades en colores y formas. Se nos suelta en plena naturaleza y, entonces, empieza el verdadero reto: sobrevivir. Porque la dificultad de crear una colonia radica en su misma manutención en diferentes ámbitos: alimentario, temporal, estructural y organizativo.
Para llegar a la perfección, o al menos evitar que nuestro poblado desaparezca de los anales del tiempo, habrá que conocer los puntos fuertes y débiles de cada uno de sus habitantes. Empezamos con tres personajes, los fundadores de la ciudad, que escogeremos según se nos presenten con perfiles aleatorios. A estos primeros intrépidos se les sumaran muchos otros a medida que encuentren la aldea y decidan quedarse a vivir por una u otra razón, siempre y cuando no decidamos rechazarles. Porque un fugitivo que desee resguardarse en la tranquilidad pacífica de nuestro territorio quizás traiga consigo problemas futuros.
[imagen]
Y es que cada personaje tiene un pasado distinto. Antiguos soldados orgullosos, honorables caballeros, cocineros y hasta humildes herreros cuyas experiencias les han definido su personalidad. Por ello, los atributos y características de cada habitante serán únicos, pues variarán según las actividades que dominan, su rama social y religiosa y diferentes beneficios o perjuicios que afectarán en su día a día.
De modo que habrá que conocer las aptitudes de cada lugareño para adaptarlo a la vida en la nueva ciudad, así como desarrollar la misma con tal de mantenerse alzada ante todo lo que se nos vendrá encima. Porque, por desgracia, no viviremos tan cómodamente como queremos, ya que nuestros habitantes tendrán que enfrentarse a distintos problemas, tales como el paso del tiempo, que envejece y cambia las estaciones y estrategias, y las guerras por territorios.
[imagen]
Porque las batallas son un pilar fundamental en una época tan extraña donde la ambición por ganar más terrenos es inacabable. Por lo tanto, deberemos equipar a los personajes con armas y armaduras para resistir los intentos de invasión y las sectas religiosas que intenten radicalizar el poblado. Todo lo que sea necesario para evitar la caída de nuestra ciudad, fundada con tanto esfuerzo.
Por el momento no hay más contenido, pero tengo claro que Going Medieval puede convertirse en un título en el que invertir muchas horas. Su propuesta es realmente atractiva y se sitúa en un contexto con muchas posibilidades por delante. Su lanzamiento está previsto para este mismo año, y quizás lleve más tiempo pulir y actualizar para introducir nuevos aspectos. Pero, sin duda, la gestión por la defensa de un poblado será una idea que cautivará a muchos jugadores.
1
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
0
/ 10
Valoración media de usuarios
1 votos

Género:

Distribuidor:

Pegi:

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Going Medieval,
Struggling

Struggling

Lanzamiento: Ya a la venta

PC Switch

Rocket Arena

Rocket Arena

Lanzamiento: Ya a la venta

PS4 XOne PC

Resolutiion

Resolutiion

Lanzamiento: Ya a la venta

Switch PC