mundogamers
    • Avance
    • Far Cry 3
  • Una saga que evoluciona

    mezclando acción con paranoia

¿Qué tiene esta tercera entrega de Far Cry que, con todo lo visto hasta ahora, parecemos desdoblarnos en expectativas? Por un lado vimos unos trailers que nos transmitían una sensación psicotrópica y exótica que nada tenía que ver con lo que era la franquicia hasta ahora. Y por otra tenemos esa acción que pudimos probar en Colonia. Donde la primera entrega nos sorprendió con sus calidades y detalles, la segunda amplió horizontes pero sin aportar demasiada novedad, esta última, parece ofrecernos algo nuevo, salirse de lo habitual y darle un carácter fuerte y consistente.

 

Algunos de nosotros seguimos alucinados por los videos mostrados donde una mujer de belleza y misterio desbordantes nos encantaba con un baile sexual, mientras sufríamos los efectos de algún tipo de droga. O en ese gameplay en que, en mitad de un tiroteo, venían a nosotros alucinaciones que hacían ver como un enemigo nos hablaba desde el televisor. Pero como comentamos en el último podcast, referente a la Gamescom, en la redacción nos preocupa que eso sea lo mejor del título. Ver veremos.

 

Una historia en la que las alucinaciones nos transportan lejos de lo convencional

 

La sensación que nos aborda, tras haber probado el juego, es de gran mejora con respecto a sus predecesores. Para empezar, como bien vino a apuntar el compañero Alejandro Pascual, esa sensación de la segunda parte de que todo África nos odiaba y quería matarnos, desaparece, quedando delimitado el ámbito amigo-enemigo. Por un lado esta la facción terrorista de la isla que, arma en mano, mantienen a los habitantes dominados. En otro orden están estos isleños, pacíficos (aunque con sus particularidades) que nos guiarán durante nuestras misiones y nos brindarán su ayuda para aprender a sobrevivir en ese entorno.

 

De esta forma nos vemos ante un mundo abierto y lleno de posibilidades (aumentadas con respecto a Far Cry 2). Cuando recorramos los diferentes territorios de la isla, comprenderemos que las misiones nos guían hacia la reconquista y liberación de la isla, aparte de a nuestros amigos. Poco a poco iremos conquistando torres de comunicación y bases enemigas, las cuales, nos ampliarán el catálogo de misiones a realizar. Así mismo tenemos la posibilidad, como en otros sandbox, de realizar pequeños minirretos, como carreras de coches, motos acuáticas, tiro al blanco con cuchillos y otros muchos. Distracciones aparte, la variedad de vehículos no pasa desapercibida. Las motos acuáticas, los distintos tipos de coches y, ¡joder, cómo mola el ala delta!. Esa fue una de las experiencias que más me llamó la atención en la conferencia.

 

Cuando nos pusimos a los mandos de Far Cry 3 y nos dejábamos guiar por esos territorios inhóspitos, nos recreábamos en cuánto podíamos hacer y percibir. Todos esos retos empezaron con una conversación con un sujeto que nos retaba a un duelo de lanzamiento de cuchillos. Al salir del poblado y adentrarnos en la selva, toparnos con los enemigos era cuestión de tiempo así que, cuando fuimos descubiertos, corrimos a los matorrales y nos agachamos. Jugar con ese factor sorpresa, deslizarnos entre arbustos mientras nos buscan sin localizarnos para aparecer tras ellos y rajarles la garganta en silencio, uno a uno, os da una idea de la diferencia entre abrirnos paso a tiro limpio y ese toque de sigilo en que nos podemos ver envueltos.

 

Atacar por sorpresa nos dará la ventaja que necesitamos para recuperar la libertad

 

Y ese toque de infiltración es lo que caracterizó la presentación. Fui invitado a adentrarme en la base enemiga lanzándome en ala delta desde un acantilado. Un par de intentos me costó acostumbrarme al aparato pero, en ese momento en que aterrizas grácilmente en el umbral del fuerte, te paras a calcular las rutas de los guardias y consigues colarte hasta la cocina, matar al vigía y acercarte a cada uno de los otros soldados por la espalda y matarlos en silencio, te hace sacar pecho y poner tu cara más “subidita”. Tras esto ves que un Jeep entra en el lugar y comprendes de qué trata todo, has hecho un bien común y ahora debes seguir.

 

De esta forma vemos cuantiosas diferencias entre las primeras dos entregas y esta última, más completa en cuanto a misiones y posibilidades y apartada del hábito de disparar por disparar a todo cuanto se mueva. Dándole una personalidad más destacada por su historia y forma de movernos por la isla. Lo único que sigue rondándome la cabeza es, los vídeos mostrados y la experiencia jugada en la Gamescom, ¿Dónde se entremezclan lo visto en los videos y la acción vivida formando un todo y dándose sentido el uno al otro?

    • Acerca de Alvaro Ondina
    • ¿Qué queréis que os cuente sobre mi? Además de redactor en Mundogamers, soy informático, lo que me hace un poco más raro. Siempre hambriento de una buena historia y sediento de sensaciones (y, por supuesto, de cerveza). Ya sabéis que siempre dispuesto a dar todo lo que pueda. Si os puedo ayudar en algo me tenéis en twitter o por email. Un abrazo con lengua.

  • Alvaro Ondina
0
Comentarios
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema

En busca de la libertad comunicativa

¿Por qué nos lees? ¿Qué haces aquí? ¿Te lo has preguntado alguna vez? Creo que el espectro comunicativo s...