Avance Dreadnought PC

La táctica competitiva espacial.

Avance Dreadnought

Por regla general, en los últimos años, estamos acostumbrados a entender los enfrentamientos espaciales entre naves como escenas totalmente frenéticas, alucinantes, con maniobras espectaculares y donde la pericia del piloto lo es todo. Podríamos, incluso, trasladar esas mismas emociones a casi cualquier juego bélico, que antepone la habilidad y el frenetismo a la táctica que podría llegar a imperar en una batalla real de ese estilo.


De momento, no existen las batallas de naves espaciales en el mundo real (o al menos que nosotros sepamos), pero de existir serían bastante parecidas a lo que vemos en Dreadnought, esta nueva propuesta multijugador que trata de acercar a los jugadores hacia un tipo de juego mucho más lento del que estamos acostumbrados, en el que cada movimiento cuenta y en el que sentirnos los auténticos reyes del espacio va a requerir mucho tiempo de práctica.

 

 

El juego se encuentra ahora mismo en una fase de beta cerrada y se deja notar en todos los sentidos, ya que ni es técnicamente espectacular ni algunas de sus características funcionan del todo bien, unido a lo que tardamos en encontrar partida online. Obviamente, todos estos aspectos los dejamos de lado al tratarse de unas pruebas con pocos jugadores y cuyos resultados se están utilizando para conseguir mejorar el título final.

 

Dreadnought no es una obra destinada a todo de público, de hecho, simplemente con los pocos jugadores que encontramos en la beta cerrada y en la multitud de hilos y discusiones que encontramos en diversos foros de internet sobre el juego, nos damos cuenta de que es un título destinado a aquellos jugadores que saben que van a poder estar mucho tiempo intentando sacar lo mejor de ellos mismos y de las posibilidades de un título que, dentro de su sencillez, destaca por su complejidad. Como apunte curioso y anécdota personal, he de confesar que en las partidas que he realizado hasta ahora destacaban los jugadores que se tomaban muy en serio los enfrentamientos en los chats, así que supongo que eso será una constante cuando el título salga finalmente al mercado.

 


Los enfrentamientos son lentos, pero tampoco quiero que imaginéis que vamos a vivir batallas de muchas horas en las que hay que esperar media hora hasta que un cañón se prepare, se hagan cálculos para determinar la posición del disparo y finalmente se realice, porque el juego no es así. El control es directo, pudiendo mover nuestras naves en cualquier dirección en tiempo real, permitiendo apuntar con el ratón y utilizar diferentes habilidades que no tardan demasiado tiempo en recargarse. Sin embargo, requiere de una planificación y de cierta compenetración con los compañeros del resto del equipo para ser totalmente útiles.


Aunque hay varios modos de juego, casi todos se caracterizan por enfrentar a dos bandos, donde cada uno de los jugadores elige una nave diferente. Obviamente, las tripulaciones que podemos encontrar son muy diferentes y cumplen diversas funciones similares a las de otros juegos competitivos. Estará la gran nave que aguanta muchos disparos, con un poder de ataque muy alto pero que es muy lenta y torpe a la hora de realizar movimientos rápidos, por lo que se hace díficil ser del todo letal ante otros tipos de naves; también encontraremos naves mucho más pequeñas, ágiles y perfectas para movernos por los mapas de forma rápida, pero que son muy débiles y no ofrecen un poder de ataque demasiado elevado; otras cuya utilidad principal será la de reparar a las naves de los otros miembros del grupo… Por lo tanto, como os he comentado, la compenetración es importante.

 


Hay muchas habilidades diferentes y podemos ir mejorando nuestras naves con nuevas armas o funciones, por lo que será un gustazo ir avanzando en las partidas mientras conseguimos crear un hangar de naves a nuestro gusto, que pueda ir adaptándose a diferentes circunstancias. Puede abrumar un poco a los jugadores menos habituados a este tipo de género, pero creo que la obra es lo  suficientemente clara como para que todos puedan ir aprendiendo poco a poco (el tutorial incluido, por ejemplo, es bastante efectivo).


Quizás no sea del todo espectacular a nivel audiovisual, ni sea lo mejor que hemos visto en el género, unido a unos menús que podrían estar mejor implementados y un poco lo mismo con el HUD de las partidas, que cuesta un poco comprender hasta llegado cierto punto. Pero supongo que todos estos elementos se están teniendo en cuenta ahora mismo y, evidentemente, irán evolucionando para conseguir un mejor nivel en el futuro.

 


Todavía queda mucho trabajo por delante en Dreadnought y mentiría si os digo que es un gran exponente del género y que las impresiones son del todo maravillosas, pero también lo haría si os digo que no he disfrutado y se valora enormemente poder encontrar un título de estas características, que demuestra estar realizado con mucha pasión y cuidado en cada uno de sus elementos. Y ojo, porque auguro a muchos futuros conquistadores del espacio que van a pasar horas y horas perfeccionando sus técnicas de combate con estas naves…

Por regla general, en los últimos años, estamos acostumbrados a entender los enfrentamientos espaciales entre naves como escenas totalmente frenéticas, alucinantes, con maniobras espectaculares y donde la pericia del piloto lo es todo. Podríamos, incluso, trasladar esas mismas emociones a casi cualquier juego bélico, que antepone la habilidad y el frenetismo a la táctica que podría llegar a imperar en una batalla real de ese estilo.

 

De momento, no existen las batallas de naves espaciales en el mundo real (o al menos que nosotros sepamos), pero de existir serían bastante parecidas a lo que vemos en Dreadnought, esta nueva propuesta multijugador que trata de acercar a los jugadores hacia un tipo de juego mucho más lento del que estamos acostumbrados, en el que cada movimiento cuenta y en el que sentirnos los auténticos reyes del espacio va a requerir mucho tiempo de práctica.

 

El juego se encuentra ahora mismo en una fase de beta cerrada y se deja notar en todos los sentidos, ya que ni es técnicamente espectacular ni algunas de sus características funcionan del todo bien, unido a lo que tardamos en encontrar partida online. Obviamente, todos estos aspectos los dejamos de lado al tratarse de unas pruebas con pocos jugadores y cuyos resultados se están utilizando para conseguir mejorar el título final.

 

Dreadnought no es una obra destinada a todo de público, de hecho, simplemente con los pocos jugadores que encontramos en la beta cerrada y en la multitud de hilos y discusiones que encontramos en diversos foros de internet sobre el juego, nos damos cuenta de que es un título destinado a aquellos jugadores que saben que van a poder estar mucho tiempo intentando sacar lo mejor de ellos mismos y de las posibilidades de un título que, dentro de su sencillez, destaca por su complejidad. Como apunte curioso y anécdota personal, he de confesar que en las partidas que he realizado hasta ahora destacaban los jugadores que se tomaban muy en serio los enfrentamientos en los chats, así que supongo que eso será una constante cuando el título salga finalmente al mercado.

 

Los enfrentamientos son lentos, pero tampoco quiero que imaginéis que vamos a vivir batallas de muchas horas en las que hay que esperar media hora hasta que un cañón se prepare, se hagan cálculos para determinar la posición del disparo y finalmente se realice, porque el juego no es así. El control es directo, pudiendo mover nuestras naves en cualquier dirección en tiempo real, permitiendo apuntar con el ratón y utilizar diferentes habilidades que no tardan demasiado tiempo en recargarse. Sin embargo, requiere de una planificación y de cierta compenetración con los compañeros del resto del equipo para ser totalmente útiles.

 

Aunque hay varios modos de juego, casi todos se caracterizan por enfrentar a dos bandos, donde cada uno de los jugadores elige una nave diferente. Obviamente, las tripulaciones que podemos encontrar son muy diferentes y cumplen diversas funciones similares a las de otros juegos competitivos. Estará la gran nave que aguanta muchos disparos, con un poder de ataque muy alto pero que es muy lenta y torpe a la hora de realizar movimientos rápidos, por lo que se hace díficil ser del todo letal ante otros tipos de naves; también encontraremos naves mucho más pequeñas, ágiles y perfectas para movernos por los mapas de forma rápida, pero que son muy débiles y no ofrecen un poder de ataque demasiado elevado; otras cuya utilidad principal será la de reparar a las naves de los otros miembros del grupo… Por lo tanto, como os he comentado, la compenetración es importante.

 

Hay muchas habilidades diferentes y podemos ir mejorando nuestras naves con nuevas armas o funciones, por lo que será un gustazo ir avanzando en las partidas mientras conseguimos crear un hangar de naves a nuestro gusto, que pueda ir adaptándose a diferentes circunstancias. Puede abrumar un poco a los jugadores menos habituados a este tipo de género, pero creo que la obra es lo suficientemente clara como para que todos puedan ir aprendiendo poco a poco (el tutorial incluido, por ejemplo, es bastante efectivo).

Quizás no sea del todo espectacular a nivel audiovisual, ni sea lo mejor que hemos visto en el género, unido a unos menús que podrían estar mejor implementados y un poco lo mismo con el HUD de las partidas, que cuesta un poco comprender hasta llegado cierto punto. Pero supongo que todos estos elementos se están teniendo en cuenta ahora mismo y, evidentemente, irán evolucionando para conseguir un mejor nivel en el futuro.

 

Todavía queda mucho trabajo por delante en Dreadnought y mentiría si os digo que es un gran exponente del género y que las impresiones son del todo maravillosas, pero también lo haría si os digo que no he disfrutado y se valora enormemente poder encontrar un título de estas características, que demuestra estar realizado con mucha pasión y cuidado en cada uno de sus elementos. Y ojo, porque auguro a muchos futuros conquistadores del espacio que van a pasar horas y horas perfeccionando sus técnicas de combate con estas naves…

27 de Mayo de 2016 a las 18:00 por Álex Pareja
0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
World of Tanks Generals World of Tanks Generals
Un nuevo juego de acción y estrategia de Wargaming que nos permitirá dominar el campo de batalla con numerosas unidades de artiller&i...
World of Tanks World of Tanks
World of Tanks es uno de los juegos líder en el modelo de negocio Free-to-Play que permite enzarzarse de forma completamente gratuita en int...
World of Warplanes World of Warplanes
De los creadores del aclamado simulador Free-to-Play World of Tanks llega este nuevo juego individual que pasa de los combates en tierra y se dedic...
Información
¿Tu nota? 5
0
/ 10
Valoración media de usuarios
0 votos

Género: Simulación espacial

Distribuidor: Yager

Pegi: +12

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Dreadnought, Yager

Spec Ops The Line

Lanzamiento: Ya a la venta

PS3 X360 PC

Comunidad
Participa en el foro de Dreadnought y comparte tu opinión con nuestra comunidad. También puedes consultar ayudas o trucos y guías.
Ir al foro del juego
Sigue a Mundogamers en