MGRetro | Omikron: The Nomad Soul RETRO

MGRretro 12

MGRetro | Omikron: The Nomad Soul

En 1999, la casi recién fundada compañía Quantic Dream lanzaba su primera obra bajo el título de Omikron: The Nomad Soul. Un juego para Sega Dreamcast cuya ambición desmedida mezclaba una impresionante ciudad futurista separada en varios distritos, una historia impecable y un buen popurrí de modos de juego que incluían el shooter cutrón, el combate estilo Virtua Fighter y, por supuesto, la aventura y la exploración.

 

Eres nuestra última esperanza. 

Omikron: The Nomad Soul tenía uno de los inicios más interesantes que he tenido la suerte de disfrutar en un videojuego: Al encender la consola, Kay'l 669 -Cage y su humor del pueblo llano-, un agente de policía de un planeta remoto nos hablaba directamente advirtiéndonos de que no estábamos ante un juego, sino ante una experiencia extra corporal mediante la cual íbamos a salvar el universo. Tras informarnos de que los demonios estaban tratando de apoderarse de su mundo se ofrecía a que poseyéramos su cuerpo para salvarlo. Y así empezaba el juego. 

 

 

La partida empezaba, un demonio nos atacaba y despertábamos al rato en un callejón sin saber dónde nos encontrábamos ni cual era nuestra misión. Salíamos así al mundo real y una espectacular intro nos presentaba la futurista ciudad de Omikron en el mundo Phaenon. Interpretando el rol de Kay'l debíamos investigar entre sus pertenencias personales (colocadas habilmente en un brazalete que posteriormente Bethesda bautizaría como Pip Boy) para dar con su dirección y su coche. 

 

 

Impresionante es poco

Omikron: The Nomad Soul fue uno de esos juegos que, como Beyond Good and Evil o Shenmue pasaron un poco desapercibidos a pesar de ser de lo mejorcito que salió para su generación. La exploración de entornos que parecían sacados de Blade Runner se unía a una ambientación brillante, una música imprecionante, con el sr. Bowie y su New Angels of Promise al frente de un reparto que incluía temas propios en manos de un grupo de la resistencia llamado Los Despiertos

 

Es complicado hablar de todo lo que incluía Omikron: The Nomad Soul sin destrozar la experiencia de enfrentarse a él sin saber lo que te esperaba al siguiente minuto. El movimiento era convencional, nada que ver con las posteriores idas de pelota del señor Cage, y como decía mezclaba un buen puñado de géneros en los que debíamos ir evolucionando y subiendo de nivel para poder encadenar combos, hacer más daño, apuntar más rápido o lo que fuera necesario. 

 

 

Sin embargo, lo que más destacaba era la exploración y la investigación: El apartamento de Kay'l, la comisaría, los diversos apartamentos desperdigados por la ciudad, las tiendas, la biblioteca... A muchos les recordará al último Deus Ex más de lo legalmente aceptable, pero ni siquiera eso importa, porque siempre es agradable voler a enfrentarse a un viejo amigo, aunque sea en manos de otros... Y no olvidemos que, en su momento, Omikron fue distribuido por, lo habéis adivinado, Eidos Interactive

 

Amor-Odio

Dave Cage es un personaje, eso está claro, y a lo largo de su carrera se ha buscado amigos, enemigos y némesis a puñados. Puedes estar de acuerdo con su forma de hacer las cosas o no, eso sí que es cuestión de gustos. Sin embargo, dejando su ego a un lado, Omikron: The Nomad Soul fue -es- toda una epifanía de otra forma de hacer juegos a finales de los noventa. 

 

No ha envejecido bien, eso es cierto, y los gráficos son toscos; los movimientos, compicados; el shooter deja con hambre y el sistema de juego es confuso. Y no me hagáis hablar del sistema de combate... Si no aprovechas el simulador para subir pronto de nivel, lo lamentarás y mucho. Sin embargo tiene un encanto que me resulta difícil encontrar en otros juegos. Fue el padre, reconocido o no de un buen puñados de triples As sobresalientes que han marcado la historia, le dio una excusa a Quantic Dream para seguir adelante con Farenheit (o Índigo Prophecy), y fue el venerable abuelito de los más actuales Heavy Rain o Beyond: Two Souls.

 

Un primer paso en una carrera que, al margen de lo que te parezca la señorita Page, se ha hecho con legiones de fans. Hay ganas de ver lo próxmo que harán estos gabachos, y sinceramente, mataría por un reboot o un remaster de este título. Si tenéis un rato y la posibilidad, abrid vuestra mente y dadle una oportunidad a este Omikron: The Nomad Soul. Lo merece.

 

¡Nos leemos! 

1
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....