La historia de Final Fantasy VII antes de la llegada de Cloud a Midgar PS4

El lore de FF7 narrado cronológicamente

La historia de Final Fantasy VII antes de la llegada de Cloud a Midgar

La historia de Final Fantasy VII y su lore está desarrollado a continuación. Recordad que expandiremos esta información y ahondaremos tanto en su trama como en su mundo, personajes y diseño de juego en el MGPODCAST+ dedicado a Final Fantasy VII que grabaremos esta semana. Disfrutar de él es el premio que desde Mundogamers regalamos a nuestros queridos patronos que nos apoyan y hacen que Mundogamers siga viva. Gracias a todos. Si quieres hacerte patrono para oírlo, hazlo a través de nuestro Patreon.

 

rejugar final fantasy vii pierde valor sin contar con su localoca traduccion 1

 

El inicio de todo

 

Originalmente, hace 2000 años antes de la llegada de Cloud a Midgar en tren, el planeta era un hervidero de vida salvaje y natural. Por sus entrañas corría un flujo constante de energía verde y brillante que lo alimentaba, que se nutría de las criaturas vivas y muertas, y con ese alimento criaba a las nuevas. Si el planeta sufría un tifón o un terremoto, este torrente se concentraba allí para sanarlo.

 

Por aquel entonces todavía no existían los humanos tal y como los conocemos a día de hoy, sino que el planeta estaba ocupado por sus precursores. Se los conocía como los Cetra. Su función era ser los pastores de esa corriente vital. La guiaban y la dirigían a las tierras en las que más falta hacía. Cuando un Cetra moría, su espíritu se incorporaba a este torrente sagrado y renacía más tarde como un arbusto o un animal. Se aseguraban de que el ciclo de la vida y de la muerte no se frenara. Con el tiempo, se autoproclamaron los guardianes del planeta con el beneplácito de este. Gracias a ellos, el mundo vivía en paz. Los Cetra sabían que su mundo era un ser vivo más que había que cuidar, ellos eran sus hijos y el planeta su madre, la que les había dado la vida.

 

Un día, de repente, un objeto volador no identificado cruzó los cielos. Desde el espacio, impactó con una fuerza tremenda en este mundo como si de un meteorito se tratase y le causó una herida terrible. Del cráter que provocó emergió una criatura. Tenía una curiosa habilidad: podía dividirse y adoptar la apariencia de otros. Astutamente, se transformó en los difuntos de los Cetra, lo que le permitió acercarse a los que aún seguían vivos.

 

Utilizando ese ardid, cuando estuvo próximo a ellos se dividió aún más, a nivel celular. Sus partículas penetraron en el cuerpo de los precursores de los humanos, infectándolos y haciendo mutar su cuerpo hasta verse transformados en monstruos.

 

Solo unos pocos Cetra supervivientes consiguieron sobrevivir a este apocalipsis que ellos mismos bautizaron como ‘la calamidad llegada de los cielos’. Se reunieron y usaron su poder para sellar a esta entidad en el mismo lugar en el que había aparecido: el cráter del norte.

 

Pero ya era tarde, su querido planeta había sufrido una gran herida que había enturbiado el flujo de energía vital. Las tierras estaban pobladas de monstruos y ellos estaban agotados, asustados y diezmados. Por ello, dejaron de recorrer el planeta, dejaron de guiar a la corriente vital. Se agruparon en asentamientos para protegerse y formaron las primeras ciudades. Poco a poco, fueron perdiendo su capacidad de hablar con el corazón del mundo y se transformaron en humanos. Solo unos pocos mantuvieron para sí este don, como la dulce y eterna Ifalna.

 

final fantasy vii remake renovara el sistema de combate 1

 

La llegada de Shinra al mundo

 

Los años pasaron. Los Cetra se convirtieron en una leyenda, muchos se referían a ellos como Los Ancianos, pues eran sus precursores. La herida en la corriente vital del planeta descontroló el flujo. Ahora este se condensaba en zonas concretas del mundo, no para sanarlo, sino para cristalizarse en forma de materias, una suerte de magia. Cuando un humano la usaba veía como su salud y fuerza mermaba, pero a cambio podía desatar los poderes de la naturaleza a voluntad.

 

Un grupo de hombres que había amasado una pequeña fortuna comenzó a hacerse con esta materia y a investigarla. Aprendieron mucho sobre la antigua corriente vital. Siguiendo su rastro, llegaron al cráter del norte y allí se encontraron con la criatura alienígena encerrada. Esta expedición, encabezada por el profesor Gast Faremis, le puso nombre al ser: Jénova y consideró, erróneamente, que era una de los míticos Cetra. A Gast lo acompañaron el científico Hojo y Lucrecia, protegidos por Vincent, un poderoso guardaespaldas.

 

Estos hombres fundaron una compañía dedicada a drenar y a usar la energía del planeta para sus propios beneficios: Shinra. Llamaron a esta energía Mako. Movidos por la codicia, investigaron a los Cetra. Descubriendo que habían sido los pastores de este poder. Se hicieron eco de una antigua leyenda que hablaba de un lugar llamado La Tierra Prometida, donde se suponía que Los Ancianos tenían la mayor reserva de Mako nunca vista.

 

Pero para llegar hasta ella necesitaban a alguien con las habilidades de un Cetra. Teniendo a Jénova decidieron iniciar el proyecto Jénova. El plan era dar a luz con sus células a un ser vivo con las mismas habilidades de un Anciano; pero Jénova no lo era, era un poder alienígena tan terrible como el más infeccioso de los virus.

 

square enix debe matizar el titulo de un final fantasy vii remake que es episodico 1

 

El Proyecto Jénova y el nacimiento de Sephiroth

 

30 años antes de la llegada de Cloud a Midgar, el profesor Gast, Hojo y Lucrecia comenzaron las investigaciones en Iciclos. Gast no tardó demasiado tiempo en darse cuenta de que Jénova, en realidad, no era un Cetra, sino un monstruo. Este descubrimiento fue propiciado por un encuentro inesperado: el de Ifalna. Los dos se enamoraron y tuvieron una hija: Aerith. Gast sabía que tanto Ifalna como ella eran descendientes de los Cetra. Informó a Shinra de su error, de que Jénova era maligna, pero no le creyeron. Por ello, y para proteger a su familia, decidió desertar.

 

Hojo, sin embargo, estaba muy interesado en investigar con las células de Jénova. Puede que no fuera un Cetra, pero sí un ente poderoso con el que hacer experimentos. Estaba emocionado, y no solo por Jénova, también por la propia naturaleza de Mako, por la existencia de los Ancianos, de la materia y de los efectos que todo ello tendría para la creación de una nueva raza de hombres todopoderosos. En estos años, Hojo descubrió que con esa misma energía Mako el planeta había sido capaz de dar a luz a los ARMA, a criaturas para que le sirvieran de protección, ¿podría él también crear hombres con esos poderes? Entre ellas se encontraba un extraño ente de forma demoníaca llamado Chaos.

 

Vincent, guardaespaldas de Lucrecia, comenzó a albergar sentimientos hacia ella. Pero el oscuro pasado de la científica se interpuso entre ambos. Ella había tenido algo que ver con la muerte de su padre. Su breve idilio los llevó a un desengaño y esto empujó a Lucrecia a los brazos de Hojo. El investigador se enfrentó a Vincent y usó su cuerpo para sus investigaciones. Creyéndolo muerto, metió su cadáver en un ataúd y lo escondió en lo más profundo de la Mansión de Shinra, en Nibelheim, pues había fracasado al intentar crear con él a su primer supersoldado. Lucrecia, sin que nadie lo supiera, le inyectó a Vincent a Chaos para que fuera capaz de resucitar y no morir definitivamente.

 

Con el tiempo, Lucrecia se quedó embarazada de Hojo. No desanimados por lo ocurrido con Vincent, ambos decidieron inyectar células de Jénova al bebé para lograr al heredero de los Cetra que guiaría a Shinra a La Tierra Prometida. El bebé se llamó Sephiroth. Fue entonces cuando Hojo comprobó que no era un Cetra y que por lo tanto tampoco lo era Jénova. Pero ese niño tenía un poder descomunal, lo que probaba que con Jénova y con Mako podría crear un ejército invencible al que bautizaría como SOLDADO.

 

Hojo no le reveló la verdad a Sephiroth. Él nunca supo que él y Lucrecia eran sus verdaderos padres.

 

 

La muerte de Ifalna y la llegada de Aerith a Midgar

 

Pero eso le dejaba con un problema a resolver: conseguir a un Cetra. Por ello, buscó y encontró a Gast en Iciclos, lo mató y secuestró a Ifalna y a Aerith. Ambas fueron trasladadas a la base central de Shinra: a Midgar. La empresa había construido una ciudad perfecta para sus fines. Toda se alimentaba de Mako y dependía de ella, por lo que Shinra se había convertido en su ama y señora.

 

Pero Shinra no solo extraía Mako aquí, se había apurado a construir otros tantos reactores por todo el mundo. El planeta estaba siendo desangrado por ellos, lentamente.

 

Presas ambas en el laboratorio de Hojo, Ifalna le entregó a Aerith la materia Sagrado. Le explicó cómo activarla y dónde. Este era el último poder que le quedaba a los Cetra para proteger el mundo del desastre que se avecinaba.

 

Ifalna sufrió los experimentos de Hojo y tenía claro que no quería que su hija pasara por lo mismo. Consiguió huir del laboratorio con ella pero terminó gravemente herida. Murió, pero Aerith consiguió sobrevivir ocultándose en Midgar.

 

 

 

La guerra contra Wutai

 

Unos cuantos antes de la llegada de Cloud a Midgar en tren, Shinra seguía expandiéndose por el mundo implantando sus reactores por todas partes. Las tropas de asalto de SOLDADO  invadieron Wutai para poner uno ahí. Entre ellos se encontraba un joven pero prometedor Sephiroth ayudado por el SOLDADO de segunda clase Zack. Sephiroth se convirtió en un héroe en esta contienda y se convirtió en una inspiración para todos los niños de aquella época. Todos querían alistarse en SOLDADO y ser como él, también un pequeño muchacho rubio llamado Cloud.

 

Cloud era un niño más de Nibelheim que, como todos los demás, estaba loco por Tifa, la chica más popular. Tifa, un día, tuvo un accidente en las montañas cercanas. Cloud intentó rescatarla pero fue incapaz, castigándose por ser tan débil. El padre de Tifa  le culpó a él. Esto fue el último empujoncito que necesitaba para marcharse y alistarse en las tropas de Shinra.

 

Hojo estaba entusiasmado con esta avalancha de nuevos reclutas, pues por fin podría tener conejillos de indias de sobra para inocularlos con Mako y células de Jénova. Sin embargo, Sephiroth no se sentía para nada un héroe. Sabía que había algo en él distinto a los demás.

 

No todos estaban contentos con los reactores de Shinra, más bien al contrario como había demostrado la guerra contra Wutai. La explotación de los recursos naturales de forma tan descontrolada dejó a muchas familias sin trabajo y sin hogar. El poder que llegó a tener Shinra era tal que les permitía hacer y deshacer a su antojo. Barret Wallace, en un primer momento, creyó que sería bueno que Shinra pusiera un reactor en su Corel natal, pero finalmente descubrió que eso sería un error. Perdió a su mujer, a los suyos y a su mejor amigo, a Dyne. Se hizo cargo de su hija Marlene y juró que acabaría con Shinra y su tiranía montando el grupo de acción eco-terrorista AVALANCHA.

 

Zack pasó estos años en Midgar realizando misiones. En una de ellas conoció a Aerith. Entre ambos se trabó una profunda amistad que algunos podrían confundir con un noviazgo.

 

el remake de final fantasy vii tiene que devorar y alimentarse de crisis core 1

 

El regreso a Nibelheim de Cloud

 

Años más tarde, Cloud regresó a Nibelheim como guerrero raso de Shinra. Acompañaba a Zack, que había ascendido a primera clase, y a Sephiroth, que era toda una leyenda. Su misión era revisar los fallos que se habían manifestado en el reactor instalado en sus montañas. Necesitaban un guía y Tifa se prestó para la ocasión.

 

En el reactor, Sephiroth descubrió por qué se sentía especial. Allí había monstruos que habían sido creados a partir de seres humanos; ¿pero cómo? Pues mediante células de Jénova por la mano de Hojo. Se encontró entonces con la mismísima cabeza de Jénova y comprendió la verdad: que ella era su madre. Tuvo una epifanía, creyéndose él mismo un Cetra, viajaría con ella a La Tierra Prometida y renacería usando la corriente vital como un Dios. Enloquecido, arrasó con Nibelheim y casi mató a Tifa. Zack se enfrentó a él para pararle los pies pero quedó malherido. En un descuido, Cloud pudo usar la espada de Zack para clavársela y arrojarlo al lago de Mako en las entrañas del reactor. El cuerpo físico de Sephiroth viajó por el torrente vital hasta el cráter del norte hasta quedar allí cristalizado en materia. Pero aunque todos lo dieron por muerto, su alma se fundió con la de Jénova.

 

Ahora ambos eran lo mismo, ahora Sephiroth podía emplear su poder y convertirse en varios seres con su mismo aspecto que se expandirían como un virus por el mundo. De esa forma, podría hacer que todos aquellos monstruos y experimentos que Hojo había inoculado con las células de Jénova volvieran a él. De esa forma, Jénova volvería a ser un ente pleno, recuperaría el poder que le arrebataron los Cetra y se transformaría en una deidad junto con su hijo. Los dos querían lo mismo porque los dos eran lo mismo. Claro que, para lograrlo, necesitaba activar y concentrar en un mismo punto a la corriente vital. Por ello invocaría con la materia negra un meteorito que hiciera una herida aun mayor a La Tierra. El torrente de pura vida se arremolinaría en torno al cráter provocado para sanarlo, como intentó hacer con la primera llegada de Jénova, momento que él usaría para fundirse con él.

 

 

La creación de un nuevo Sephiroth

 

Zack y Cloud consiguieron escapar pero sabían demasiado. Los ejércitos de Shinra se abalanzaron sobre ellos y mataron a Zack, que se sacrificó para proteger a su amigo. Hojo apareció para recuperar el cuerpo de Cloud. Como hizo con Vincent, también experimentó con él inyectándole Mako. Con Sephiroth desaparecido, necesitaba crear a un nuevo Sephiroth por lo que experimentó con muchos seres humanos. A los que más se acercaban a parecerse a él les asignaba un número. Cloud fue un absoluto fracaso, tanto que ni número le dio. Sin embargo, sus poderes crecieron tanto que fue ascendido a SOLDADO de primera clase.

 

Sus recuerdos se distorsionaron con el Mako. En su cabeza él había sido alguien muy especial para Tifa en su infancia y también había sido compañero de Sephiroth desde el principio. Se olvidó por completo de Zack y usurpó su identidad. El Mako le hizo creer todo esto hiriendo profundamente su espíritu.

 

final fantasy vii remake demuestra que square enix sabe venderlo como nadie 1

 

El comienzo de Final Fantasy VII

 

La desaparición de Sephiroth y un dominio casi absoluto del mundo por parte de Shinra provocó el desánimo de muchos miembros de SOLDADO, que abandonaron sin guerras ya que librar. Cloud acabó como guerrero de fortuna aceptando el trabajo de un grupo de terroristas decidida a acabar con Shinra. Por su parte, Hojo seguía experimentando sin saber que todos sus clones fallidos de Sephiroth acabarían abandonándole para unirse de nuevo a Jénova. El planeta estaba a punto de rebelarse liberando a sus temibles Arma, y Sephiroth volvería a manifestarse ayudado por la calamidad que un día llegó de los cielos. Por fortuna, una joven florista contaba con un poder capaz de salvar el mundo.

 

Y un tren llega a la estación.

3
Comentarios
Comentar
En respuesta al comentario anterior:
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Final Fantasy VII G-Bike Final Fantasy VII G-Bike
Final Fantasy VII G-Bike, nos pone en un juego que mezcla la alta velocidad con una acción emocionante. Nos encontraremos en medio de una pe...
Final Fantasy Type-0 HD Final Fantasy Type-0 HD
El que una vez formó parte del tridente Fabula Nova Crystallis como Final Fantasy Agito XIII terminó por convertirse en Final Fantasy...
Theatrhythm Final Fantasy Curtain Call Theatrhythm Final Fantasy Curtain Call
Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call es mucho más que una versión extendida del primer Theatrhythm. Esta vez no sólo incluy...