Crash Bandicoot: de Naughty Dog a Vicarious Visions PS4

Historia de un marsupial

Crash Bandicoot: de Naughty Dog a Vicarious Visions

El próximo día 30 de julio se cumplirá un mes desde que Crash Bandicoot regresó a nuestras vidas gracias al trabajo de Vicarious Visions con N. Sane Trilogy. Pero el camino hasta el presente no ha sido precisamente uno lleno de pétalos de rosas, y nuestro querido marsupial ha pasado por momentos muy duros. Si queréis saber cómo empezó todo, cómo ha estado nuestro Crash estos años y cómo ha resurgido gracias a esta remasterización, acompañadme en este breve pero intenso viaje.

 

La saga de videojuegos comenzó con Crash Bandicoot, un primer título que salía en 1996. Con Naughty Dog en el desarrollo, se iniciaba una serie de títulos del género de platafomras (en su mayoría) que a día de hoy todos recordamos con cariño. Este primer juego marcaba también la localización clave de todo: las Islas Wumpa, donde ocurre la mayor parte de la “trama”.

 

Cuando conocemos a Crash, también conocemos al mayor villano de la franquicia, Neo Cortex, un doctor que modifica genéticamente a los animales, buscando formar un ejército. Por supuesto, la modificación de Crash no sale del todo bien. El rayo evolutivo de su archienemigo no consigue afectarle, pero cuando Crash huye del laboratorio, se encuentra con algo preocupante: su novia, Tawna, sigue aún secuestrada por el malvado científico. Su misión, cómo no, es rescatarla.

 

De esta forma, nos encontramos con un primer juego que posee una premisa sencilla, pero que gracias a su estética, el diseño de sus personajes y lo graciosas que pueden llegar a resultar las muertes de Crash, Naughty Dog consiguió iniciar algo muy grande.

 

816036714 Crash Bandicoot 2   Cortex Strikes Back [U] 5 

Crash Bandicoot 2: Cortex Strikes Back

Los desarrolladores firmaron un contrato para un total de tres juegos, por lo que estaba claro que Crash volvería. ¡Y de qué forma! Cortex Strikes Back llegó a Europa en diciembre de 1997, sólo un año más tarde que el primer juego. En este título, nos tocaba reunir los Cristales Esclavos, situados en 25 partes de la tierra. Lo que en un primer momento parece una orden del propio Cortex (que ya no tiene ningún aliado en la Tierra y necesita la ayuda de su propio enemigo), acaba convirtiéndose en una misión para salvar el planeta y destruir de una vez las armas de ese doctor cabezón. 

 

Al reunir todos los cristales, Crash los aleja de Cortex, quien intenta huir por el espacio. El juego termina con la destrucción del Cortex Vortex, el arma secreta de este señor, y la paz y la tranquilidad vuelven a reinar en el mundo. En este segundo título conocemos además a la que a partir de ahora será nuestra inseparable compañera: Coco Bandicoot, la hermana pequeña de Crash, mucho más inteligente que él. De Tawna aquí ya no sabemos nada. 

 

Cortex Strikes Back guarda perfectamente la esencia del primer juego, si bien el título que inicia la saga es el más complicado de todos. Este segundo juego supone un mayor desafío por la gran variedad de escenarios, pero no se puede decir que esté a la misma altura. Estaba claro que Naughty Dog se dio cuenta de que debía adaptarse a todo tipo de jugadores, y no sólo a los más habilidosos. Algo que se recogió mejor en el tercer título.

 

8161273521592d101b245d0 

Warped y Team Racing: Adiós a Naughty Dog

Los que le dieron vida a Crash dijeron adiós con estos dos títulos, pero lo hicieron por todo lo alto. Crash Bandicoot: Warped, que nos llegó en diciembre de 1998, es sin lugar a dudas el más variado de la saga. Teletransportándonos por todo el mundo, debíamos hacernos con diferentes joyas para evitar un nuevo desastre por parte de N. Cortex y sus esbirros. En esta ocasión, Coco se convertía en un personaje jugable, aunque no al 100%: la hermana de Crash sólo hacía acto de presencia en fases en las que podía montarse sobre algún adorable bichillo, para no tener que caminar demasiado.

 

En esta ocasión, y esto es algo que habréis notado todos aquellos que hayáis comprado N. Sane Trilogy, el nivel de dificultad desciende bastante. Crash pasa a ser un juego para todo tipo de público, centrándose más en una experiencia divertida y no tanto en el desafío que supone cada fase. Esto no significa que no tenga emoción: sigue siendo muy entretenido, simplemente es algo más fácil.

 

Prácticamente a la vez que Warped, Naughty Dog estaba desarrollando también Crash Team Racing, el que para mí sigue siendo el juego de carreras más divertido. Ni Mario Kart ni leches: Crash Bandicoot sí que sabía. Se lanzó el 21 de octubre de 1999 y fue el final de Naughty Dog a cargo de la franquicia. ¿Fue una buena forma de despedirse?

 

816236717 Crash Bash [U] 6 

La etapa Eurocom y Traveler's Tales

Antes de llegar hasta Vicarious Visions, Crash pasó por otras manos. Primero, lo hizo por las de Eurocom, gracias a la cual nació Crash Bash a finales del año 2000. Este título abandonaba el género de plataformas pasando a ser un Party Games repleto de minijuegos, pero con la esencia base de Crash: canalla y divertido. Con él, nos olvidamos por completo de la historia de Naughty Dog para, simplemente, jugar a eliminar a los contrarios o a ganar más puntos que ellos. ¿Entretenido? Sí, bastante, aunque, desde luego, se aleja por completo de la saga.

 

Eurocom empezó haciendo juegos para NES (Magician, James Bond Jr.) y hasta se atrevió con Mortal Kombat 3 en 1996 y Mortal Kombat 4 en el 98. Pero estaba claro que Crash no era lo suyo. Por no hablar de Spyro: A Hero's Tail, el primer juego de la serie para Xbox.

 

Después de Bash, llegó Crash Bandicoot 4: La venganza de Cortex, desarrollado por Traveler's Tales. Salió en 2001 en PlayStation 2 y acabó también por hacer una paradita en GameCube y Xbox. Éste es el primero de la serie principal que no está en manos de Naughty Dog... y se nota. Aunque conserva el sistema de juego clásico, deja algo que desear. Aquí, al menos, Coco gana mayor protagonismo. Y también vemos la primera aparición de otro miembro de la familia: Crunch Bandicoot, el hermano ultra musculado.

 

La idea vuelve a ser la misma: cristales que reunir, fases que superar, jefes a los que derrotar. Traveler's Tales buscaba repetir la fórmula del éxito, y el juego se vendió bien (tres millones de copias en PS2), y hasta me atrevería a decir que quizás merecía estar en la recopilación de Vicarious Visions. No está a la altura de los tres primeros, pero lo intentó, y merece cierto reconocimiento.

 

8163maxresdefault 

Y llegamos a Vicarious Visions

Si habéis seguido la historia de Crash, sabréis perfectamente que N. Sane Trilogy no es lo primero que Vicarious Visions hace relacionado con este marsupial. En 2002, para Game Boy Advance, la compañía sacaba Crash Bandicoot XS (Crash Bandicoot: The Huge Adventure en América). El videojuego volvía también al género de plataformas, siendo el primero en salir para una consola portátil.

 

La historia empieza con N. Cortex construyendo un “minimizador planetario” para reducir la Tierra de tamaño. Aku Aku se encarga de explicar a Crash lo que pasa y Coco es la que se da cuenta de quién está detrás de todo. ¿Cómo le paramos en esta ocasión? Pues como siempre, reuniendo cristales. Pero el juego tiene su parte de originalidad: la mayoría de las fases se juegan con un movimiento horizontal, como los bonus de la saga principal.

 

A XS le sigue Crash Bandicoot 2: N-Tranced, también para la portátil de Nintendo. Lanzado en 2003, es una secuela directa del primer título de Vicarious Visions. Crash se ve sin Coco y Crunch, le toca arreglárselas solito para salvar a todo el mundo. Y lo consigue, aunque lo que no se salva demasiado es el juego en sí.

También en 2003 damos la bienvenida a Crash Nitro Kart, que como su propio nombre indica, sigue los pasos de Team Racing: un juego de carreras que salió para PlayStation 2, Game Cube, Game Boy Advance y, sí, también para Xbox. Buscando ser una secuela directa, tiene hasta historia detrás: el emperador Velo XXVII desafía al os terrícolas a una carrera de karts, donde al vencedor se le declarará el más rápido de la galaxia. Divertido y con distintos modos, no estaba tan mal.

 

Crash Bandicoot Fusion fue el cuarto juego desarrollado por Vicarious Visions. En él nos encontramos con un Crossover maravilloso, aunque podría haber ido mejor: Spyro y Crash tienen que unir fuerzas, así como Neo Cortex y Ripto han hecho. No es un gran título ni tiene nada destacado, pero la idea era buena. 

 

De mano en mano, y algo maltratado

Me gustaría decir que con Vicarious Visions todo termina, que después de Fusion, aprendieron la lección y pasaron directamente a la N. Sane Trilogy. Pero no fue así. De Vicarious Visions, la franquicia volvió a estar en manos de Traveler's Tales, con un resultado bastante diferente. Crash Twinsanity, de 2004, recuperaba la historia de la saga principal, siendo entonces el quinto. Nos situaba tres años más tarde de los acontecimientos ocurridos en La venganza de Cortex y, por supuesto, se inicia con el nuevo intento de éste de liarla parda.

 

En esta ocasión, Cortex tendrá que aliarse con Crash, ya que un par de nuevos genios del mal buscan venganza. Venganza contra Cortex y la humanidad en general ,claro. Los escenarios se volvían algo más amplios, pero los gráficos eran quizás demasiado sencillos. El humor del juego recuerda a los primeros títulos y mantiene el mismo modo de jugabilidad, el mismo objetivo, con la novedad de que nos tocará sincronizarnos a la perfección con ambos personajes: Cortex y Crash tendrán que colaborar.

 

En 2005 aparece un nuevo juego de carreras, Crash Tag Team Racing, desarrollado por Radical Entertainment. Buscaba volver a la esencia del primero del género, con distintos modos de un jugador y multijugador, además de diferentes niveles. Pero, sí, lo habéis adivinado, no consigue acertar del todo.

 

Un año más tarde aparece Crash Boom Bang! para Nintendo DS, desarrollado por Dimps. Es el único de la franquicia que ha sido llevado a cabo por una empresa japonesa, siendo también el primero en salir antes en Japón que en Estados Unidos. También es el último que se ha lanzado en el País del Sol Naciente. Volviendo a la estrategia de los minijuegos, recupera la idea de Crash Bash, pero con una ejecución algo más mediocre. Eso sí, el título resulta bastante difícil.

 

Tras este, Radical lo vuelve a intentar con Crash: Lucha de Titanes, cuya versión de DS y Game Boy Advance fue desarrollada por Amaze Entertaintment. No se publicó en Japón, y tampoco es que se perdieran demasiado. Coco es secuestrada por Cortex (Este señor nunca aprende) y ahora a Crash le toca salvarla, volviendo, eso sí, al género de plataformas.

 

Por último, en 2008, nos llega Crash: Guerra al Coco-Maníaco (Crash: Mind Over Mutant), también de Radical Entertaintment (y de TOSE en la versión de DS). Continuación directa de Lucha de Titanes, vuelve a presentarnos a Cortex haciendo de las suyas. Con nuevos personajes, busca seguir la estela del anterior, lo cual no quiere decir nada bueno.

 

816401 xxl 

Bien está lo que bien acaba

Crash ha sido maltratado y explotado durante años en manos de compañías y empresas que no deberían haberlo tocado. Todos quisieron repetir el éxito de Naughty Dog, ignorando que no podían estar a la altura. Sí, algunos se aproximaron, pero no llegaron a la cima. Por suerte, Vicarious Visions volvió a intentarlo de la mejor manera posible: N. Sane Trilogy es lo mejor que podría pasarle a Crash Bandicoot.

 

Con esta remasterización, casi que podemos olvidar todo lo que ha salido después de Warped (salvo el cuarto juego principal, que tampoco estaba tan mal). Con esto, podemos ignorar que Crash lo ha pasado verdaderamente mal. Podemos perdonar a todos los que se han pasado al personaje como si fuera una patata caliente, a la que han dado forma con prisas y de mala manera. El resurgir de los Bandicoot gracias a Activision y Vicarious Visions es algo que nos hace perdonar lo que sea.

1
Comentarios
Comentar
    • He defendido toda mi vida que CTR era mejor y más divertido que MK, y la gente se me echaba encima.
      Me satisface muchísimo escucharte a ti y a otros cientos de personas que se hacen oir en los foros que últimamente me acompañan en mi idea: CTR es el mejor juego de Karts que ha salido jamás. Eso es así. El más mágico y con control más preciso. El que tiene las pistas más divertidas y con más secretos y caminos alternativos ocultos. Es una pasada.
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Yooka-Laylee Yooka-Laylee
Yooka-Laylee es un título creado vía financiación kickstarter por ex-componente...
CATS Crash Arena Turbo Stars CATS Crash Arena Turbo Stars
Informate de todas las novedades de CATS Crash Arena Turbo Stars para ios, videos, imagenes y mucho mas.
Knack Knack
Informate de todas las novedades de Knack para ps4, videos, imagenes y mucho mas.