¿Cómo analizar los análisis de Final Fantasy XV? PC

Los límites del análisis marketiniano

¿Cómo analizar los análisis de Final Fantasy XV?

Final Fantasy XV Windows Edition es una nueva, la mejor, oportunidad de hacerse con la perfecta imperfección de Square Enix. Al menos por ahora. Tanto esta como la Royal Edition tienen todo lo lanzado para el juego: la aventura original, los capítulos protagonizados por los amigos del héroe, su modo multijugador… Lo divertido es que, muchos de vosotros, estaréis todavía planteándoos si merece o no la pena comprar este juego. Habréis leído análisis que valoran de manera absolutamente positiva a este juego, y otros que lo ponen a caer de un burro. Y digo que es divertido porque ambos análisis tienen razón.

 

Final Fantasy XV es una perfecta imperfección, como digo. Su mensaje es poderoso, único y mágico. Construye un relato que se te clava en el pecho, uno en el que solo importa la amistad entre cuatro amigos y que, como tal, funciona muy bien. El coche en el que viajan, el Regalia, no es solo una cosa con motor que los transporta de un lugar a otro, es un espacio de narración en el que charlan y conversan. Lo mismo que ofrece este Regalia lo veremos en otros juegos con ganas de contar historias, en God of War sin ir más lejos.

 

 

Final Fantasy XV también cuenta con un buen villano y un mejor trasfondo, el combate funciona bien, con tres batallas memorables, y la exploración durante su mundo de juego en el endgame ofrece algunas sorpresas muy interesantes. Técnicamente, el videojuego es maravilloso. Si os gusta el trabajo de Nomura, como a un servidor, también encontraréis fascinante su apartado artístico.

 

Pero Final Fantasy XV también está lleno de desastres. La narración es abrupta, el combate peca de simplista salvo en batallas puntuales, el mundo de juego podría dar más de sí y tiene extrañas decisiones mecánicas como que el botón de salto y el de acción sea el mismo. Sus misiones secundarias se repiten y a muchos les aburrirá un desarrollo de la aventura, con climax mal solucionados y batallas contra enemigos gigantes que no se resuelven bien.

 

Todo lo que he escrito en estos párrafos es cierto, entonces, ¿el juego es la maravilla que muchos afirmamos que es o es un mojón como una catedral de grande? Eso es lo que muchos se preguntan, pero, en realidad, la cuestión no es esa, sino ¿por qué se ha producido esta controversia en primer lugar? Pues por el límite del análisis marketiniano y la necesidad que tenemos de análisis textuales o interpretativos.

 

 

Existe un libro escrito por Clara Fernández-Vara llamado ‘Introduction to Game Analysis’, una lectura que tendría que ser obligada para cualquiera que se dedique a este medio. En él, Clara hace una distinción entre un análisis que obedece a los rigores del marketing y otro que se construye a través de una interpretación del que analiza. El primero de los dos es esa crítica que separa y valora gráficos, sonido, jugabilidad, etc, y le pone una nota a cada apartado, intentando ser lo más objetivo posible y juzgando al juego como si se tratara de un producto. Por lo tanto, este tipo de análisis suelen responder a la pregunta: ¿es Final Fantasy XV un buen producto?

 

El otro tipo de análisis es el análisis textual, es decir, no interpretarlo como un producto, sino como un texto, como si estuvieras analizando una obra literaria. No estoy diciendo, ni yo ni Clara Fernández-Vara, que haya que emplear el análisis literario para valorar un videojuego, pero sí que se haga algo que se hace al abordar una novela: buscarle el sentido a ese texto, interpretarlo y hablar de él desde ahí. Es decir: ¿qué persigue Final Fantasy XV, cuál es su mensaje, cuál es su propósito, cómo llega el juego a él? Y lo más importante, pues no olvidemos que un videojuego es un constante diálogo entre la obra y el jugador, ¿cómo lo interpreta el que lo analiza?

 

El problema que tenemos al realizar análisis, yo, el primero, es que no tenemos claro si realizamos análisis textuales (sobre la obra) o marketinianos (sobre el producto). Al final, realizamos una mezcla entre ambos en la que se habla, en parte, de si cumple con las expectativas del mercado. Tratamos también su mensaje, de nuevo en parte, y finalizamos con una nota, que es, también en parte, interpretación de la obra como texto y resumen de su propósito como producto. Es decir, en todo análisis que se publica a día de hoy, y que no tiene claro si quiere ser una cosa o la otra, existirá siempre un equilibrio desequilibrado hacia el análisis como producto o como texto, uno que casi siempre es inconsciente.

 


 

Si me has acompañado hasta este punto del artículo, me imagino que te estarás debatiendo entre si prefieres un tipo de análisis u otro, incluso afirmando que una es absolutamente mejor que la otra opción. Como decía, todo videojuego es una charla entre lo que se reproduce en una pantalla y tú siendo jugador, por lo tanto, necesitarás una revisión de la obra u otra en función del tipo de jugador que seas. No hay ninguno mejor, solo que cada uno cumple con su función, con un tipo de jugador. Esto nos lleva a pensar otra cosa: cada redactor, en su iluminadora inconsciencia, por su experiencia, deseos e investigación personal y profesional del medio, hará que su análisis tienda más a una de las dos caras de la moneda, aunque no se dé cuenta de que lo está haciendo, y es ahí cuando empiezan los bailes en las notas finales, la controversia y la disparidad de opiniones.

 

Es decir, no existe una metodología de análisis clara en las revistas de videojuegos, foros de opinión o redes sociales, lo que lleva a que alguien que nunca haya jugado a Final Fantasy XV no tenga nunca claro del todo si es bueno o malo per se leyendo solo un par de análisis. Esto lleva a muchos a insultar a los analistas que hacemos nuestro trabajo lo mejor que podemos en redes sociales, a hablar de maletines (que ojalá existieran) y de mil tonterías más, cuando, en realidad, la cuestión reside en este equilibrio analítico que estoy planteando. ¿El que está valorando el juego lo ha hecho basándose en su mensaje o en el título como objeto, en una mezcla de ambas cuestiones o predominando una más que la otra? Ese es el quid de la cuestión. También que tengas claro qué eres tú como jugador, ¿qué buscas en un videojuego? Eso también es importante para seleccionar lo que lees.

 

Con esto en mente, y si reviso mis propios textos, soy absolutamente consciente de que en mis trabajos siempre habrá más de análisis textual que marketiniano. Me atrevo a decir que un 70%-30%, lo que me ha inclinado a decir que Final Fantasy XV es maravilloso, como también lo afirmo de Metal Gear Solid V.

 

 

Otro juego que se entiende mejor a través de un análisis textual y no marketiniano

 

Todo este artículo está dirigido a ti, que no sabes a qué análisis de qué publicación hacer caso sobre Final Fantasy XV. Mi consejo es que hagas el esfuerzo de conocer a cada redactor por separado, su trabajo, su manera de opinar, de pensar y de interpretar el videojuego. Mis análisis en esta casa no son los mejores, solo son mis interpretaciones y que tienen que ser apoyadas por las de otros compañeros que escriben en sus casas. Tienes que encontrar a aquel cuya visión del videojuego, de Final Fantasy XV o de cualquier otro case con la tuya, disfrutando, a la vez, de los textos de otros que ofrecen una opinión totalmente opuesta, porque eso enriquecerá el análisis global del título que te quieres comprar. Hay que entender todas las interpretaciones como lo que son.

 

En lo personal, adoro la aparición de videojuegos como Metal Gear Solid V o Final Fantasy XV, pues ponen de manifiesto los límites de los análisis que solo obedecen al marketing. Estos dos juegos son de fácil lapidación si los tratamos como ruedas, como productos con el único objetivo de hacer funcionar algo de manera mecánica y perfecta. Pero si nos sumergimos en su mensaje, en lo que pretenden, en lo que buscan y en lo que ofrecen, el análisis resultante será muy distinto, mucho más interesante y el único capaz de hacer avanzar este medio a dónde todos lo queremos llevar.

1
Comentarios
Comentar
    • Mis análisis son todos textuales entonces :) Yo también adoro MGSV y FFXV, pese a sus grandes fallos y sus imperfecciones. Pero lo que han logrado transmitirme está por encima de todo. Además me he divertido mucho con cada uno de ellos y me han dejado marcado una vez finalizados; o más que marcado, vacío.
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Theatrhythm Final Fantasy Theatrhythm Final Fantasy
Primer videojuego de Final Fantasy para Nintendo 3DS, de corte rítmico con una jugabilidad que se divide entre secciones de campo, mazmorra y batalla...
Final Fantasy Dimensions Final Fantasy Dimensions
Una versión para smartphone del clásico Final Fantasy, mejorada con gráficos renovados y una banda sonora remasterizada que po...
Final Fantasy XIII Final Fantasy XIII
En Final Fantasy XIII el sistema de combate BTC ha evolucionado y permite a los jugadores poder ejecutar varias órdenes en un solo turno en tiempo re...