Análisis de Monster Hunter World Iceborne PC

Una expansión masiva

Análisis de Monster Hunter World Iceborne

Masivo es un adjetivo que le viene genial a Monster Hunter World: Iceborne, que parece un nuevo juego al completo más que un añadido a un título de por sí enorme. No puedo más que recomendaros su adquisición en caso de que seais jugadores asiduos del título y también si jugastéis en su momento a World y lo dejasteis apartado, ya que me parece una excusa perfecta para retomarlo y aprovechar todos sus nuevos añadidos. 

 

Iceborne no sólo añade nuevos escenarios, una nueva base y multitud de monstruos que cazar, sino que mejora la experiencia al completo de Monster Hunter World. Desde el apartado visual (mucho más cuidado), pasando por pequeños añadidos en los menús y en cada uno de los rincones de cada característica jugable, es la herramienta que mejora y potencia la experiencia al completo. Llevo cerca de cien horas únicamente disfrutando de esta expansión y todavía me quedan misiones por completar, enemigos que derrotar, armas y armaduras que craftear, contratos complicadísimos que tratar de solventar en compañía, nuevas características que probar en las armas, combinaciones con otros jugadores... es bárbara la cantidad y calidad de contenidos incluidos. 

 

 

Monster Hunter World: Iceborne es como un volver a empezar, aunque partamos del punto que dejamos en el juego base. Habrá que volver a jugar con la mentalidad de jugador inicial, crafteando nuevas armaduras (puesto que las de rango alto que portábamos antes serán prácticamente inútiles frente a los nuevos monstruos del nuevo Rango Maestro) y teniendo en cuenta otros muchos factores a la hora de iniciar las expediciones. Ahora los adornos tienen una importancia mayúscula, al ser casi obligatorio tener equipada alguna de las nuevas armaduras por su alto nivel de defensa. Tendremos que volver a combinar armas, efectos, armaduras y objetos para derrotar a los nuevos monstruos, de diseños y combates espectaculares, que supondrán un absoluto reto hasta para los más duchos en el juego base. 

 

Es una expansión difícil, desde luego, y mi experiencia (jugando solo la mayor parte del tiempo al no tener abiertos los servidores al público) ha estado llena de momentos de farmeo y de repetición de fases al atragantarse muchas nuevas criaturas que despliegan un poder inconmensurable. Aquí hay horas y horas de contenidos, para rabiar, y os recomiendo que los degustéis felizmente poco a poco. ¿Un monstruo acaba con vosotros y pensáis que una nueva armadura, adorno o mejora os vendrá bien? Cambiad vuestros planes y tratad de conseguir ese nuevo objetivo antes de ofuscarse con un mismo enemigo. Y así pasaréis horas y horas, mientras la historia (que cumple, aunque sigue sin ser el punto fuerte del juego) avanza y nos sigue sorprendiendo algo que nunca parece llegar: su final. Siempre hay nuevos monstruos que derrotar, nuevas pistas que conseguir y mucho por hacer. 

 

Monster Hunter World Iceborne Análisis

 

El hielo es protagonista en Monster Hunter World: Iceborne, con muchas nuevas criaturas de este elemento y, sobre todo, con un nuevo gran escenario nevado y precioso, que además incorpora novedades visuales y jugables muy jugosas y espectaculares. Andar por la nieve alta es una gozada, al igual que combatir en ella, o temer que tu monstruoso enemigo reviente tu cabeza de la misma forma que está destrozando el hielo bajo sus pies. Pero eso no será todo, ya que se incluirán nuevas criaturas en zonas ya conocidas y la propia historia principal nos hará ir de un sitio para otro. A pesar de que el juego en su núcleo se basa en la repetición, siempre trata de buscar la variedad y no estaremos demasiado tiempo seguido combatiendo en un mismo escenario o contra enemigos del mismo corte. Todo parece estar pensado y estudiado al milímetro.

 

También se han añadido pequeñas mecánicas jugables que parecen simples sobre el papel, pero que cambian por completo los combates. El nuevo gancho, que permite engancharse a una parte de un monstruo para subirse inmediatamente encima de él, cambia por completo los combates. Al igual que los pequeños nuevos movimientos de cada tipo de arma, añadiendo nuevos combos, posibilidades y combinaciones... es increíble lo que un pequeño añadido bien pensado puede hacer. Mención especial también a la posibilidad de montar en una criatura que nos lleva de forma automática hasta la posición del monstruo que buscamos, para todos aquellos que prefieren ahorrarse esos rutinarios paseos. 

 

Iceborne análisis

 

Monster Hunter World: Iceborne es una expansión masiva, como decía al principio, pero también espectacular. Si este juego se merecía un añadido este se encuentra a la altura y supera las expectativas, sin duda. Es ideal para que los jugadores habituales tengan cientos de horas de nuevos contenidos y también para que los nuevos se unan o regresen. Es difícil, con un reto muy bien pensado precisamente para que todos los jugadores, sea cual sea su nivel de implicación con el título, lo puedan disfrutar. Monster Hunter World sigue muy vivo y con expansiones del calibre de Iceborne va a ser muy difícil cazarlo. 

0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Monster Hunter XX Monster Hunter XX
Informate de todas las novedades de Monster Hunter XX para 3ds, videos, imagenes y mucho mas.
Monster Hunter Explore Monster Hunter Explore
Una nueva entrega de Monster Hunter nos adentra a la caza de nuevas criaturas, pero esta vez en una plataforma diferente. Ahora deberemos coger nuestr...
Monster Hunter Generations Monster Hunter Generations
Monster Hunter regresa a nuestras portátiles de Nintendo para proponernos una nueva aventura de caza de monstruos. En esta ocasión en...