10 cócteles para combatir el frío inspirados en videojuegos PS4

Wolfenstein II, Horizon, Zelda, Mario, Skyrim y más

10 cócteles para combatir el frío inspirados en videojuegos

Sentaos cómodos, pongamos algo de música. Que las notas resuenen en los enmoquetados del suelo y las paredes tapizadas de un tiempo ya pasado. Bienvenidos a Mundogamers Café, hoy tenemos para vosotros diez recetas de cócteles inspirados en videojuegos para combatir el frío de invierno que empieza a despertar. Dejad los abrigos en la entrada, nos ocuparemos de cepillarlos y que estén calentitos cuando llegue el momento de la despedida. Y recordad, este es un artículo para mentes adultas, bebed con moderación, no mezcléis, y ni se os ocurra conducir después de probar una de estas criaturitas.

Va en serio.

 

 

Descanso del Americano (Wolfenstein II: The New Colossus)

Blaskowicz se merece todo un clásico, un old fashioned Kentucky de la talla del inmortal julepe de menta, la bebida de sureños y duelistas, aunque eso sí, a nuestro estilo y dándole el toque Mundogamers con un par de cambios para aumentar su sabor. Hay mil formas de hacer el julepe de menta, pero desde aquí os recomendamos la más potente y refrescante. ¿Espera, he dicho refrescante? Pues sí, ya sé que habíamos prometido bebidas para combatir el frío, pero creedme, nada como un julepe de menta a este estilo después de un buen tazón de chocolate caliente viendo nevar por la ventana para que el mundo cobre sentido. 

 

Importante: Usad bourbon de Kentucky, nada de Jack Daniels que eso es un Tennessee whiskey y lo usaremos más adelante. Si hay dinero, Maker's Mark o Eva Williams. Si vais cortitos, Four Roses o Jim Bean. Importante también el jarabe de arce, que aquí es añadido de cosecha propia pero podéis sustituirlo por un almíbar casero simple, aunque a día de hoy se puede encontrar jarabe de arce hasta en el mercadona en la zona de dietas. Finalmente, con hierbabuena da también muy buen resultado, aunque es más veraniego a mi gusto. Dicho esto, let's go!

 

-En un vaso alto de cristal grueso echamos nueve hojas de menta, las cubrimos con una medida -30 ml.- de sirope de arce -o jarabe simple- y con la mano del mortero aplastamos las hojas con suavidad para no romperlas. 

-Una vez mezclada la menta con el sirope, echamos hielo picado, 2 medidas de bourbon -60 ml.- y mezclamos -no agitamos- hasta que el hielo se empape de la mezcla. 

-Finalmente rellenamos con hielo picado hasta arriba y echamos una nueva medida de bourbon -30 ml. aunque yo le pongo dos: 60 ml.- decoramos con hojas de menta y servimos con dos pajitas. Tradicionalmente se suelen echar las tres medidas juntas y mezclarlo todo, pero haciéndolo de esta forma conseguimos que el primer trago sea dulce, mentolado y refrescante, dejando para los últimos sorbos el golpe potente del bourbon sin mezclar. 

 

 

Link In Forest (The Legend of Zelda: Breath of the Wild)

Ahora sí, vamos con un cóctel calentito, más que un cóctel, la modificación propia de una delicia que descubrí hace justo un año en tierras de Geralt en Krakow: el Glühwein. Una receta a la que tardé mucho en darle el toque perfecto tras muchos experimentos con añadidos. Un vino caliente y especiado a nuestra manera con el toque inconfundible que le da a esta receta  típica de los países fríos de Europa algo tan propio y maravilloso como nuestro orujo de hierbas. Una poción que sin duda haría entrar en calor a Link en sus aventuras por los nevados montes de Hyrule.

 

La preparación es tan compleja como la de la queimada, aunque podéis ahorraros el conxuro. Eso sí, ya que estáis, haced mucho y así sólo tenéis que guardarlo en una botella y calentar cuando tengáis ganas de un vino caliente. Dicho esto, usad un vino que se adapte a vuestros gustos pero no gastéis demasiado, que lo vamos a modificar y no merece la pena dejarse un pastón. Dicho esto... ¡Tío! ¿Eso que llevas ahí es un escarabajo robusto o es que te alegras de verme?

 

-En una cazuela echamos 2 hojas de laurel -una si es fresco, 4 si está muy seco-, 6 clavos -de especia, no seais brutos-, la piel de un limón -o medio limón sin pelar-, la piel de una naranja -o media naranja sin pelar-, 2 vainas de cardamomo -o en polvo si no tenéis- un pellizco de nuez moscada, 2 palos de canela y 2 estrellas de anís. Añadidle unos 120 grs. de azúcar moreno y, si queréis darle el toque especial, una vaina de vainilla abierta. 

-Calentamos a fuego medio-bajo hasta que empezamos a notar que las especias se tuestan y el azúcar empieza a soltar el almíbar, entonces echamos un chorrito generoso de cazalla, licor de marrasquino u orujo, lo que tengáis a mano, y removemos bien para evitar que el azúcar se haga caramelo y se pegue al fondo. 

-Cogemos una botella de tinto buena pero sin locuras -a mí me encanta el Pata Negra manchego- y lo vamos vertiendo con el fuego medio y mezclando bien, hasta que todo se junte de forma compacta. Bajamos el fuego y le añadimos un par de cucharadas de miel de azahar, y dejamos que cueza unos 25 minutos meneando de vez en cuando y bajando al mínimo si burbujea. 

-Finalmente filtramos bien y reservamos en un jarrillo, porrón o botella. Al servirlo, echad primero un dedo de orujo de hierbas sacado del congelador bien frío y luego verter el vino bien caliente sobre el dorso de una cuchara para mantener ambos líquidos sin mezclar. Sólo por el olor que coge la casa al preparar esta receta merece la pena hacerla un par de veces en invierno. 

 

 

When Skyrim Men Cryies (The Elder Scrolls: Skyrim)

Oh, los nórdicos, raza de bellos hombres y hermosas mujeres, aguerridos todos ellos, valientes y duros como el diamante sobre la fría nieve. Quién diría que, a la hora de la verdad, se conforman con ese aguamiel aguadillo que siguen vendiendo aún en tierras celtas. Vamos a corregir eso, y lo vamos a hacer creando nuestro propio bombón de licor en forma de chupito exquisito de inspiración nórdica con un corazón forjado por el frío fuego de los dragones de Skyrim. Os pido perdón por no incluir imagen, pero no me ha dado tiempo de hacer este cóctel para la foto. Fíaos de mí, es canelita fina.

 

Necesitaremos vasos de chupito de chocolate, que podéis encontrarlos en Lidl, Aldi y creo que también Mercadona. Si podéis haceros con una botella de Marrasquino, el famoso licor croata que usamos en España para los bombones de guindas, genial, si no, volvemos a tirar de orujo y así aprovechamos la compra para otros cócteles. Para la receta podéis usar sólo Jack Daniels si el orujo os resulta muy agresivo, pero la idea es conseguir algo parecido al esfumino de manzanas de Lancre, no me seais cobardes. Dicho esto, ¡Alabado sea Talon! 

 

-Colocamos los vasos de chupito de chocolate en el congelador para que se enfríen y no se derritan durante la manipulación posterior.

-En una cazuela colocamos 3 cucharadas grandes de compota de manzana -o manzanas cortadas en daditos-, las cubrimos con azúcar moreno, echamos un par de clavos, canela y regamos con un chorro generoso de Marrasquino -u orujo-. Calentamos a fuego bajo mezclando bien hasta que las manzanas absorban todo el aje del licor y el azúcar. 

-Reservamos y dejamos enfriar a temperatura ambiente. Quitamos los restos de clavos y canela. 

-Colocamos los vasos de chupito de chocolate congelados en una bandeja, vertemos en su interior una cucharadita de la mezcla de manzanas y rellenamos, bien con orujo, bien con Jack Daniels, bien con ambos. No uséis marrasquino para rellenar que es demasiado potente y mata el sabor de la manzana. Otra opción es hacer una mayor cantidad de manzanas y luego exprimirlas para sacar el jugo y usarlo en los chupitos si os incomodan los 'tropezones'. Yo lo hago así para mí, pero a mi esposa le gusta más con la manzana. Eso cada uno.  

 

 

Amadis de Gaula (Maldita Castilla)

Nada más español que el magnífico juego del amigo Locomalito que rinde homenaje al videojuego de los 80-90, y nada más español tampoco que un carajillo siguiendo la receta tradicional de Castellón. Eso sí, para darle el punto personal vamos a cambiar el brandy por un orujo, que hace frío, y vamos a darle nuestro toque con un deje de mokka que siempre aporta personalidad. Bienhallado, posadero, hete aquí nuestra comanda: 

 

-En un vaso de café de toda la vida echamos una medida de 1/4 de orujo, tres o cuatro granos de café, una corteza de limón y azúcar moreno, generoso, dos azucarillos o dos cucharaditas.

-Prendemos fuego y calentamos mientras se van fusionando los sabores y el orujo adquiere un tono acaramelado. Apagamos con cuidado tapándolo con un platillo y reservamos. 

-Hacemos un café fuerte, lo más negro que podamos, y lo vertemos. Si lo queréis en pisos, podéis verterlo con ayuda de una cucharilla lo vertemos lentamente sobre el dorso de la cucharilla para que caiga en la mezcla de licor caliente intentando que no se mezclen, pero personalmente lo prefiero mezclado.

-Finalmente, le damos el toque de mokka con una pastilla de chocolate negro, aunque también podéis usar una mezcla que haremos aparte usando una cucharada de cacao puro y un poco de agua para que quede espeso.   

 

 

La Paria, La Elegida (Horizon: Zero Dawn) 

Aloy es especial, única, uno de los mejores personajes de videojuego que nos ha traido este 2017, y como tal merece un cóctel especial, único, que descubrí hace años en un destartalado pub irlandés en Amsterdam. Se trata del Irish Bomb Car -sí, el nombre tiene tela- y es una revisión del Submarino, un cóctel que mezcla un chupito de tequila que colocamos en el fondo de una jarra de cerveza y se rellena con cerveza rubia. El Irish Bomb Car es... mejor. Le vamos a dar nuestro toque, por supuesto, Aloy no merece menos. Al tomarlo imaginadla en medio de las nieves, en la fiesta previa a su gran prueba, tratando de desconectar un rato. 

 

Caben dos versiones: una con esencia de vainilla y otra con cointreau, que tiene ese toque a naranja que a mí, personalmente, me fascina. No obstante también cabe usar un Amaretto y la potencia de sus ricos toques a almendras amargas, sin cianuro, afortunadamente. Lo que no puede faltar es el Bailey's junto a una de mis bebidas favoritas, el whisky escocés, un buen Johnnie Walker Black Label si podéis. Para completar, algo tan jodidamente irlandés como la cerveza Guinness. Si preferís ser 100% irlandeses usad un whiskey Jameson. Y bueno... este cóctel es bastante perjudicial, advertidos estáis. Vamos a batir un récord con Aloy: 

 

-En un vaso de pinta echamos una pinta de Guinness bien servida y decoramos la espuma con unas gotas de esencia de vainilla o un chorro generoso de cointreau o Amaretto. 

-En un vaso de chupito echamos el whiskey -o el whisky si hemos pillado Johnnie- en 2/3, y rellenamos con bailey's o crema de whiskey. 

-Damos un par de tragos a la cerveza para coger coraje -y vaciar un poco el vaso- echamos el vaso de chupito en el interior de la bebida y nos preparamos para cantar Whiskey in the Jar o Buck O Nine... con permiso de Aloy. Podéis decorar la espuma con una guinda en almíbar para disfrazar sus efectos mortales

 

 

El Final de la Escalera (The Evil Within 2)

Sebastián Castellanos y su épica odisea merece un delirium tremens, una bebida propia como pocas, y otro de mis favoritos que no faltan nunca en mi mueble bar. ¿Queréis calor? ¿Queréis algo a juego con The Evil Within? Seguro que las hadas verdes de la absenta nos traen algo que nos sea útil. Para este cóctel he aprovechado la inspiración de la locura del juego y la esencia de La Escalera de Jacob para crear un cóctel de cuatro golpes que haga honor a ambas obras maestras.

 

El tono mentolado a medias anisado de la absenta con un café expreso bien negro, una cama de dulzor en forma de leche condensada y el sacrosanto tequila aúnan en un sólo cóctel al policía, la locura, la amargura de la búsqueda de su hija y el final de la pesadilla. Terminamos de escuchar las notas de Claire de Lune y nos ponemos al lío:  

 

-En una taza de café de cristal colocamos una cama de leche condensada, cubrimos con una medida -30 ml.- de tequila y quemamos con un soplete de cocina unos segundos. 

-Apagamos con un platillo y vertemos dos medidas de café negro y amargo con cuidado sobre el dorso de una cuchara intentando que no se mezcle. Se van a mezclar los tonos, pero lo importante es que el café no lo echemos a lo bruto para no levantar el tequila. 

-Finalmente vertemos la absenta -un chorro, una medida o media, según lo valiente que os sintáis- y volvemos a prenderle fuego, sirviéndolo con la llama. Acordaos de apagarlo antes de beber, aunque si os quemáis basta con que os bebáis el café de un trago y olvidaréis todos vuestros dolores. 

 

 

Kamurocho (Yakuza Zero)

Uno de mis juegos del año merece un cóctel a la altura, y dado que no tengo shôchû a mano y el sake es demasiado clásico, vamos a aprovechar ese toque de peli de detectives que viste Kiryu para darle un cóctel amargo y potente con un claro regusto neoyorquino. Partimos de un clásico, el Manhattan, para darle una revisión que se adapte más al joven ex-Yakuza y su búsqueda por las calles de Kamurocho, baka mitai.

 

-Esta es una receta de coctelera sin demasiadas complicaciones. En una coctelera vertemos hielo, tres medidas -90ml.- de Jack Daniels, una medida de vermouth rosso, una medida de bitter rosso -como el bitter kas, vaya-, y, sorpresa, un chorro generoso de zumo de limón. 

-Agitamos y servimos colando el hielo en una copa de vermouth que decoramos con una cereza confitada -secad antes el almíbar para que no lo suelte en la copa- para demostrar que incluso cuando la vida se nos hace amarga, hay algo dulce al final. 

 

 

Dos almas en una Taza (Cuphead)

Cuphead pide café, copa y puro, y eso vamos a ofreceros en este cóctel que toma de partida el Ruso Negro y abandona el vodka y el Kahlua centrándonos en algo mucho más cercano como el coñac y el orujo de café. Otro cóctel sencillo de café que modificamos para dar como resultado una auténtica delicia. Si El Final de la Escalera es un reto a la cordura, Dos Almas en una Taza es disfrute puro. Coged la taza que empezamos:

 

-En una taza grande de desayuno colocamos tres medidas de orujo de café y una medida de coñac -90 y 30 ml.- y quemamos con el mechero hasta que huela como si la felicidad hubiese entrado por la puerta y te pidiese matrimonio, o como una peli protagonizada por Mary Astor y Humphrey Bogart.

-Llenamos hasta arriba de nata en espray o crema de leche, decoramos con granos de café o fideos de chocolate si queremos darle un toque de mokka, y añadimos un puñado de marshmellows pequeños para darle el toque de dibujo animado del juego.   

 

 

Cappy vuelve aquí (Super Mario Odyssey)

Oh, Mario, Mario, Mario, que te quedas de Rodríguez estas navidades y necesitas algo para compartir con Cappy, Toad y compañía. Para ti nada mejor que un Cappy Vuelve Aquí, una mimosa de fresa casera y con mucho cariño con el toque dulce de las chuches navideñas y ese rojo tan intenso que eres tú, Mario, y la gran N que es tu casa. Vamos al lío, Woo-hoo!

 

-Necesitamos medio kilo de fresas, dos naranjas, una varita de vainilla, azúcar, agua y una buena botella de cava o champagne, que no os digo que compréis Moët & Chandon, pero tampoco lo hagáis con Dubois.

-En una cazuela ponemos el azúcar -tres cucharadas grandes-, las fresas, la vainilla rascada y el zumo de las dos naranjas, y cocemos todo a fuego lento hasta que suelte los jugos aplastando con una cuchara. Si vemos que se empieza a a hacer mermelada podemos añadir agua o pasar por la licuadora la mezcla.

-Filtramos el líquido resultante si no hemos optado por la licuadora, y llenamos el fondo de una copa de cava en 1/4. Si hemos usado la licuadora hay que remover para mezclar bien, si no, las propias burbujas del cava hacen el trabajo. 

-Rellenamos el resto de la copa con el cava bien frío y colocamos un regaliz rojo en la misma para darle un toque divertido y 'mariobrosesco'.

 

 

Daishô (NiOh)

Tras mucho pensar que NiOh y William necesitan el cóctel perfecto a sus niveles de gore y vísceras y que este artículo necesitaba algo con lo que combatir la resaca y levantarnos como nuevos después de los excesos navideños y de coctelería, se me iluminó la bombilla. Nada mejor que matar dos pájaros de un tiro con el Daishô, una versión propia del Bloody Mary que solía prepararme personalmente cuando volvía de fiesta en el último local y que es mano de santo para devolver las cosas a su sitio y 'volver a ser persona'. Y sí, salía de marcha con una pastilla de doble caldo starlux en la chaqueta. Así soy yo. 

 

-En un vaso alto echamos media pastilla de doble caldo starlux -lo suyo es usar caldo de buey, pero a ver de dónde lo sacas a unas prisas- echamos un chorro de zumo de tomate y vamos mezclando tranquilamente y con paciencia hasta crear una pasta. seguimos echando poco a poco el zumo de tomate hasta un tercio del vaso y mezclando hasta que quede compacto.

-Una vez mezclado y bien mezclado, añadimos entre 1 y dos medidas de vodka -30 o 60ml.- según vayamos de cocidos, que tampoco es cuestión. Removemos y añadimos dos gotas de tabasco, pimienta y un chorro muy generoso -mejor dos- de zumo de limón o de lima. 

-Seguimos removiendo y terminamos de llenar el vaso con zumo de tomate. Hecho esto, pedimos otro vaso con hielo y vertemos dentro el resultado. Un reconstituyente como pocos. 

-Tradicionalmente se puede usar un apio para remover, y, si podéis, le viene de lujo el toque picante del jinseng rayado e incluso un toque de wasabi, daikon o rabanito picante.

 

Y hasta aquí el grimorio de cócteles del tito Rafa. Tres mil palabras y subiendo para que disfrutéis de varias experiencias relacionadas con el videojuego, eso sí, siempre que seais mayores de edad y no cojais el coche luego . Recordad una vez más: bebed con responsabilidad, y gracias a estas recetas, con personalidad.

 

¡Nos leemos!

13
Comentarios
Comentar
    • No suelo escribir comentarios, sin embargo soy un fiel lector de la página.

      Espero que no cambiéis nunca, sois de lo mejor que hay en el panorama de los videojuegos.

      Por cierto Rafa, últimamente estás on fire.
En respuesta al comentario anterior:
    • ¡Vaya articulazo para hoy que empieza el fin de semana!

      Creo que probaré varios salvo el último, que con el caldo y tal me da repelús solo de pensarlo.

      Y si en estas fiestas nos animamos varios ya pondré alguna foto etiquetándoos en Twitter :D
En respuesta al comentario anterior:
    • Articulazo. He venido a pasar el finde a casa de mi madre y he traído la 3ds. Así que estoy con la cerveza del Dia (Animal Crossing) que te echas una todos los días y vas más bien que mal.
En respuesta al comentario anterior:
En respuesta al comentario anterior:
    • Menuda parrafada! Me he quedado en la tercera receta por falta de tiempo, esta tarde continuaré la lectura. Justo ayer empecé la temporada de whisky on the game, algo reservado solo para cuando aprietan las temperaturas por debajo del cero. Bien cenado, sofà, la chimenea quemando los restos del último tronco del día y un buen whisky escocés calentando mi garganta. Surcando lenta y pacificamente la galaxia a bordo de mi nave de transporte de mercancias en un Elite Dangerous que cada vez me atrapa más y más, tomando un sorbo de whisky tras cada aterrizaje en algun lugar perdido y solitario. Que tontorron me estoy poniendo.
En respuesta al comentario anterior:
    • Eres un señor, tío. Por cierto, para criaturas de gustos exquisitos, el Link in Forest con un toque de Scotch en vez de orujo de hierbas pilla un saborcito a Macallan Amber muy curiosote
    • Qué bárbaro xD Cada una merece un video en MundoGamers TV con la receta en vivo xD

      La experiencia al revés sería coger los cócteles tradicionales y asignarles un videojuego: Un Gintonic sería el primer Watch Dogs, presentado desde la sofisticación pero resulta ser solamente dos brebajes básicos mezclados con una explosión recargada de elementos extra que has de apartar para llegar a lo importante y que quizás no necesitabas.

      ¿Qué juego sería un Ballantines con Red Bull?
En respuesta al comentario anterior:
    • xD Es uno de los nombres que pensaba para el Ballantines con Red Bull, el espíritu adolescente, agresivo, que todo lo puede y lo intenta. Lo que no me cuadra con Sunset Overdrive es la patada estomacal y arrepentimiento del día siguiente xD
Mostrar más comentarios
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Doom Doom
La esperada cuarta entrega de la saga de terror espacial de id Software. Sin fecha de lanzamiento confirmada....
Doom 3 BFG Edition Doom 3 BFG Edition
Doom 3 BFG Edition es la reedición DH con nuevo contenido del tercer episodio de la conocida serie shooter Doom de id Software. ...
Doom XBLA Doom XBLA
Doom XBLA es una adaptación del mítico juego original de id Software, con un nuevo modo multijugador para cuatro jugadores usando Xbox Live. Tendrem...