1. Mundogamers
  2. Analisis

Analisis South Park La Vara de la Verdad ,PS3

La evolución no evolutiva. 
Jueves 21 de Mayo de 2015 por Álex Pareja

South Park: La Vara de la Verdad es un videojuego magnífico, pero también es un superlativo producto de los personajes de Trey Parker y Matt Stone. Jamás se ha realizado un producto basado en una ficción animada de la calidad del aquí presente, así de simple. Han existido grandes producciones con telón de fondo animado pero ninguno que se mimetice tanto con el mundo en el que se basa. Todo desde el segundo cero de juego es South Park. La puesta en escena con la entrada de tu personaje como un nuevo chico del pueblo ficticio más famoso de Colorado sirve de telón de fondo para que el fan campe por sus casas y coincida con los más celebres habitantes de tan peculiar paraje.

 

La imagen que lo justifica todo: bienvenido al grupo, niño nuevo 

 

Será difícil capturar lo visto en ese primer paseo con Butters por sus calles en otro juego de similares características. Todos los clichés, homenajes y elementos que caracterizan a la serie están ahí, y nadie en su programación se ha preocupado de ser amable con el jugador que no haya visto la serie: si los nombres de Kenny, Cartman, Kyle o Stan no te dicen nada, no deberías invertir ni un segundo en continuar leyendo; menos aún en gastar sesenta euros por él, no estás invitado a la fiesta. La mayor virtud del título de Obsidian es que no es un videojuego hecho en el mundo de South Park; es South Park hecho videojuego, y que una serie con capítulos de 20 minutos sea capaz de aguantar el tirón narrativo durante varias horas sin arrugarse es un mérito del que pocos han gozado. Hablando claro: ni Futurama, ni Padre de Familia o los incombustibles Simpsons han logrado, jamás, tener algo así.

 

La similitud entre el show televisivo y el videojuego es total. No son simples recreaciones poligonales de los personajes como vimos en otros títulos pasados de la franquicia: son una simulación bidimensional que, en ocasiones, no diferirá en nada de lo que se ve cada semana en la televisión. Como adelantaba en líneas superiores, ningún personaje se ha perdido la fiesta en PlayStation 3, 360 y PC, y prácticamente todos los secundarios que han tenido algún momento de gloria en la serie acaban apareciendo, aunque sea testimonialmente. No se perderá la cita alguna estrella invitada, algún expolítico casposo ni uno de los insultos más sutiles que se han visto jamás en un videojuego a toda una nación. Esconde sorpresas durante toda la aventura, no dejarás de ver cosas nuevas hasta el último minuto de juego.

 

Choque de kames. Como en el Super Butoden 2, pero por el culo

 

Obsidian ha capturado en un RPG por turnos todos los clichés del género, y ha logrado, conscientemente, hacernos pasar por los caminos y mecánicas estúpidas de otras series y nombres de éxito burlándose de ello. El software tenía suficiente entereza narrativa como para despistar el propio espacio lúdico, pero que los americanos no se hayan acomodado en la comedia y hayan puesto toda la carne en el asador para hacer, además, un gran videojuego, dice mucho y bueno del trabajo ejecutado por sus autores. Más allá de la campaña hay una serie de misiones extra excelentemente caracterizadas con el estilo de Stone y Parker, en los que podrás conocer los parajes y personalidades más importantes de South Park.

 

Uno, sin embargo, sigue sin comprender la censura sufrida. No íbamos a hacer nada que no hubiésemos visto en la serie anteriormente, y viniendo marcado para un público adulto que sabe de sobra a qué se enfrenta, no existe ni un motivo para justificar el tijeretazo. En los infames momentos del recorte, una nota de texto aparece, escrita por los propios padres de la serie, informando del suceso que nos perdemos y que, en algunos casos, ni siquiera llegaremos a jugar, algo que agrava más si cabe el extraño capítulo sufrido en nuestro mercado. La imagen para ilustrar esas palabras de los autores es una bandera de Europa con un David abochornado ante el acontecimiento. Apropiado.

 

Alianzas, traiciones, amor, travestismos, cacas parlantes, consoladores, inserciones anales de todo tipo y Jesús. Mucho Jesús

 

Ha costado que llegase a nuestras manos tras todo el affaire jurídico con THQ y la propia Ubisoft, algunos llegamos a temer incluso por su integridad y lanzamiento, pero a pesar de todos los temores, el resultado final ha terminado valiendo la pena. Y de qué forma. Estoy ante una de las conclusiones más fáciles a las que me he enfrentado en una reseña de un juego: ¿Te gustan los vídeojuegos? ¿Te gusta South Park? Si la respuesta ha sido dos veces afirmativa no sé a qué esperas a hincarle el diente a La Vara de la Verdad. Una de las más gratificantes sorpresas del comienzo de 2014 y otro gran juego para la generación dorada de Xbox 360 y PlayStation 3. En PC, por cierto, sin censura. Qué cabritos.

 

La versión europea garantiza una entrega libre de sondas anales y abortos. Versión homologada por Gallardón y su séquito

 

(Versión analizada: Xbox 360)

9

/ 10


<< Anterior Siguiente >>