1. Mundogamers
  2. Analisis

Analisis Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos - Río 2016 ,WIIU

Olimpiadas poco inspiradas.
Miercoles 22 de Junio de 2016 por Adrián Suárez Mouriño

Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Rio 2016 en su versión de WiiU llega con nuevas pruebas pero sin ofrecer muchas novedades con respecto a sus entregas anteriores. Sin un modo online, sin aprovechar el gamepad, y con algunas pruebas olímpicas, como la hípica o el rugby, con un ritmo muy lento, queda claro que la serie de Mario & Sonic necesita ya una renovación urgente.

 

Pero no todo es malo. Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Rio 2016 sabe centrar la navegación por sus pruebas por una divertida plaza central: una playa, idónea para la ocasión, y cuenta con algunos retos que sí son divertidos. Nos ha gustado el tiro con arco, el tenis de mesa y el boxeo, y el fútbol no está mal, pero resulta un tanto deprimente querer realizar una mezcla entre Super Mario Strikers y el sistema de puntos de Mario Hoops 3-on-3 pero sin que la mezcla encaje del todo bien.

 

Es una pena no poder contar con un modo online que nos deje jugar con gente de todo el mundo que tenga el juego, porque la IA de la máquina, como de costumbre, no es nada del otro mundo y las pruebas se suceden con facilidad. Es por ello tan de agradecer la inclusión de personajes especiales que nos retan, subiendo la dificultad del juego y haciendo que perdamos, para que nos tomemos el juego en serio.

 

En Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Rio 2016 se mezclan pruebas muy sosas con otras mejor conseguidas, como el tiro con arco

 

Es entonces cuando cobra importancia la obtención de ropas y trajes que mejoran las estadísticas de nuestro Mii. Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Rio 2016 nos lleva por una aventura que tiene como tema central las Olimpiadas de Rio 2016 y la sana rivalidad entre Sonic y Mario. Ambas, aunque cuentan con una ligera trama, no dejan de ser excusas para repasar una y otra vez todas las pruebas olímpicas que se dan cita en Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Rio 2016.

 

Estas no son muchas. Destacan las que podemos jugar en modo desafío. El fútbol, como dijimos, se acerca a Super Mario Strikers en su presentación y ritmo, pero le falta todo el metajuego de este. El rugby es un adecuado acercamiento a un deporte no demasiado popular en nuestro país; el problema es que cuenta con un ritmo de juego demasiado lento para su bien. El Voley Playa tiene poca profundidad jugable, pudiendo jugar usando tan solo un par de botones y con pocas opciones de fintas. En el resto de las pruebas señalamos un divertido modo de BMX, que consiste en saber saltar en el momento adecuado, marcar el ritmo cuando toca y sumar puntos, es similar a la hípica y es con el que más os picaréis si jugáis acompañados, la mejor manera de disfrutar de este título, porque jugar solo acaba aburriendo.

 

Con un modo online, el juego habría ganado mucho. Solo podremos compartir clasificaciones online y ciertos mensajes

 

La otra prueba que destacamos es la de tenis de mesa, una que nunca defrauda y que siempre consigue darnos buenos ratos al jugarla en modo versus. El boxeo es también una prueba entretenida porque sí consigue aportar interés en controlar cómo esquivar en el momento correcto y cuándo bloquear, también cuándo colar el ataque especial. Y aquí vemos lo malo de este título: cuenta con pruebas que entrañan cierta profundidad jugable con otras que son totalmente planas. Si en lugar de haber construido un modo de historia que se hace tan repetitivo, le hubieran metido más rock and roll a cada evento en particular y un modo online decente, tendríamos entre manos un videojuego muy disfrutable.

 

Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Rio 2016 incorpora mucho material a desbloquear. Sí, tendremos que repetir las mismas pruebas una cantidad ingente de veces para lograrlos todos, pero podremos obtener premios, trucos, banderas y muchos sellos. A medida que ganamos retos en las Olimpiadas se nos entregarán monedas de Mario y anillos de Sonic que canjear por los tan deseados coleccionables. Por poner un símil, es como farmear en un juego de rol.

 

En lo técnico, Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Rio 2016 cumple, con algunas texturas interesantes, unos escenarios y personajes detallados. Los estadios olímpicos son chulos y las pruebas se enriquecen con efectos de luz que le dan gracia al conjunto.

 

Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Rio 2016 intenta reforzar una inexplicable falta de modalidad de juego online con mucho contenido para ser disfrutado por un solo jugador o en cooperativo en forma de coleccionables, no de abundancia de pruebas o eventos, sino de cosas a recolectar. Pero precisamente lo que necesita es lo primero: jugar online, no esto último. Si tienes un amigo al lado te lo pasarás bien, pero ninguna prueba invita a ser dominada hasta sus últimas consecuencias porque rápidamente te quedarás sin un rival digno contra el que competir. Combina alguna prueba divertida con la que te acabarás picando con otras tantas menos inspiradas y que, como hemos dicho al principio de este análisis, reclaman una importante renovación para la marca Mario & Sonic.

6
/ 10

<< Anterior Siguiente >>